Martes 2 de septiembre de 2014
Inicio : Sistemas de Información Municipal : Legislación Básica Local : Veracruz : Ley del Municipio Libre de Veracruz
Recomendar página   Imprime esta página  

 

 

Al margen un sello que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Gobernador del Estado de Veracruz-Llave. Miguel Alemán Velazco, Gobernador del Estado Libre y Soberano de Veracruz-Llave,

a sus habitantes sabed:

 

Que la Honorable Quincuagésima Novena Legislatura del Congreso del Estado se ha

servido dirigirme la siguiente Ley para su promulgación y publicación:

Al margen un sello con el Escudo Nacional que dice: Estados Unidos Mexicanos.-Poder Legislativo.- Estado Libre y Soberano de Veracruz-Llave, en uso de la facultad que le confieren los artículos  33 fracción I y VIII de la Constitución Política local; 47 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo; 103 del Reglamento para el Gobierno Interior del Poder Legislativo; y en nombre del pueblo, expide la siguiente:

 

 LEY NUMERO  9

LEY  DEL MUNICIPIO LIBRE

 

 

 

TÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO I

DE LOS MUNICIPIOS DEL ESTADO

 

ARTÍCULO 1. La presente ley tiene por objeto desarrollar las disposiciones

constitucionales relativas a la organización y funcionamiento del Municipio Libre.

 

ARTÍCULO 2. El Municipio Libre es la base de la división territorial y de la organización política y administrativa del Estado.

 

El Municipio Libre contará con personalidad jurídica y patrimonio propios, será gobernado por un Ayuntamiento y no existirá autoridad intermedia entre éste y el Gobierno del Estado.

 

ARTÍCULO 3. El nombre de los Municipios sólo podrá ser modificado a solicitud de los Ayuntamientos interesados, por el voto de las dos terceras partes de los integrantes del Congreso, previa opinión del Gobernador del Estado, de los Agentes y Subagentes Municipales, así como de los Jefes de Manzana.

 

ARTÍCULO 4. Las cuestiones que surjan entre los municipios por límites territoriales, competencias, o de cualquiera otra especie, siempre que no tengan carácter contencioso, se resolverán por el voto de las dos terceras partes de los integrantes del Congreso, previa opinión del o los Ayuntamientos interesados y del Gobernador del Estado.

Las controversias que surjan entre dos o más municipios del Estado, se resolverán con arreglo a lo dispuesto por la Constitución Local.

 

CAPÍTULO II

DE LA CREACIÓN, SUPRESIÓN Y FUSIÓN

DE MUNICIPIOS

 

ARTÍCULO 5. El Congreso del Estado podrá crear, suprimir o fusionar municipios, así como modificar su extensión, mediante el voto de las dos terceras partes de sus integrantes, escuchando previamente la opinión del Gobernador del Estado y del Ayuntamiento o los Ayuntamientos de los municipios interesados.

 

La opinión se producirá con el voto de las dos terceras partes de los integrantes de los Ayuntamientos, después de escuchar a los Agentes y Subagentes Municipales, así como a los Jefes de Manzana.

 

ARTÍCULO 6. Para crear un nuevo municipio se deberán satisfacer los requisitos

siguientes:

 

I.                     Contar con una población mayor de veinticinco mil habitantes;

 

II.                   Disponer de los recursos económicos suficientes para cubrir las erogaciones que demande la administración municipal y para prestar los servicios públicos municipales;

 

III.                  Que la cabecera municipal cuente con: locales adecuados para la instalación de oficinas públicas, infraestructura urbana y medios de comunicación con las poblaciones circunvecinas; y

 

IV.               Contar con reservas territoriales suficientes para satisfacer las necesidades de la población.

 

 

ARTÍCULO 7.  Cuando no se reúnan los requisitos del anterior se podrá suprimir

un Municipio, en cuyo caso éste pasará a formar parte de uno o más municipios vecinos.

 

ARTÍCULO 8. Cuando dos o más municipios tengan graves dificultades para prestar los servicios públicos municipales, podrán solicitar su fusión a fin de lograr las condiciones necesarias para dicha prestación.

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO III

DEL TERRITORIO DE LOS MUNICIPIOS

 

ARTÍCULO 9. El territorio del Estado se divide en 210 Municipios denominados como

sigue: Acajete, Acatlán, Acayucan, Actopan, Acula, Acultzingo, Agua Dulce, Alpatláhuac,

Alto Lucero, Altotonga, Alvarado, Amatitlán, Amatlán de los Reyes, Angel R. Cabada, La

Antigua, Apazapan, Aquila, Astacinga, Atlahuilco, Atoyac, Atzacan, Atzalan, Ayahualulco,

Banderilla, Benito Juárez, Boca del Río, Calcahualco, Camarón de Tejeda, Camerino Z.

Mendoza, Carlos A. Carrillo, Carrillo Puerto, Castillo de Teayo, Catemaco, Cazones de

Herrera, Cerro Azul, Citlaltépetl, Coacoatzintla, Coahuitlán, Coatepec, Coatzacoalcos,

Coatzintla, Coetzala, Colipa, Comapa, Córdoba, Cosamaloapan, Cosautlán de Carvajal,

Coscomatepec, Cosoleacaque, Cotaxtla, Coxquihui, Coyutla, Cuichapa, Cuitláhuac,

Chacaltianguis, Chalma, Chiconamel, Chiconquiaco, Chicontepec, Chinameca, Chinampa de

Gorostiza, Las Choapas, Chocamán, Chontla, Chumatlán, Emiliano Zapata, Espinal, Filomeno

Mata, Fortín, Gutiérrez Zamora, Hidalgotitlán, El Higo, Huatusco, Huayacocotla, Hueyapan

de Ocampo, Huiloapan de Cuauhtémoc, Ignacio de la Llave, Ilamatlán, Isla, Ixcatepec,

Ixhuacán de los Reyes, Ixhuatlán de Madero, Ixhuatlán del Café, Ixhuatlán del Sureste,

Ixhuatlancillo, Ixmatlahuacan, Ixtaczoquitlán, Jalacingo, Jalcomulco, Jáltipan, Jamapa, Jesús

Carranza, Jilotepec, José Azueta, Juan Rodríguez Clara, Juchique de Ferrer, Landero y Coss,

Lerdo de Tejada, Magdalena, Maltrata, Manlio Fabio Altamirano, Mariano Escobedo,

Martínez de la Torre, Mecatlán, Mecayapan, Medellín, Miahuatlán, Las Minas, Minatitlán,

Misantla, Mixtla de Altamirano, Moloacán, Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, Naolinco,

Naranjal, Naranjos-Amatlán, Nautla, Nogales, Oluta, Omealca, Orizaba, Otatitlán, Oteapan,

Ozuluama, Pajapan, Pánuco, Papantla, Paso de Ovejas, Paso del Macho, La Perla, Perote,

Platón Sánchez, Playa Vicente, Poza Rica de Hidalgo, Pueblo Viejo, Puente Nacional, Rafael

Delgado, Rafael Lucio, Los Reyes, Río Blanco, Saltabarranca, San Andrés Tenejapan, San

Andrés Tuxtla, San Juan Evangelista, Santiago Tuxtla, Sayula de Alemán, Soconusco,

Sochiapa, Soledad Atzompa, Soledad de Doblado, Soteapan, Tamalín, Tamiahua, Tampico

Alto, Tancoco, Tantima, Tantoyuca, Tatahuicapan de Juárez, Tatatila, Tecolutla, Tehuipango,

Temapache, Tempoal, Tenampa, Tenochtitlán, Teocelo, Tepatlaxco, Tepetlán, Tepetzintla,

Tequila, Texcatepec, Texhuacán, Texistepec, Tezonapa, Tierra Blanca, Tihuatlán,

Tlacojalpan, Tlacolulan, Tlacotalpan, Tlacotepec de Mejía, Tlachichilco, Tlalixcoyan,

Tlaltetela, Tlalnelhuayocan, Tlapacoyan, Tlaquilpa, Tlilapan, Tomatlán, Tonayán, Totutla,

Tres Valles, Tuxpan, Tuxtilla, Ursulo Galván, Uxpanapa, Vega de Alatorre, Veracruz, Las.4

Vigas de Ramírez, Villa Aldama, Xalapa, Xico, Xoxocotla, Yanga, Yecuatla, Zacualpan,

Zaragoza, Zentla, Zongolica, Zontecomatlán y Zozocolco de Hidalgo.

 

ARTÍCULO 10. El territorio de los municipios se constituirá por:

 

I. Cabecera, que será el centro de población donde resida el Ayuntamiento;

II. Manzana, que será la superficie de terreno urbano delimitado por vía pública, donde residirá el jefe de manzana;

III. Congregación, que será el área rural o urbana, donde residirá el Agente Municipal; y

IV. Ranchería, que será una porción de la población y del área rural de una Congregación, donde residirá el Subagente Municipal.

 

ARTÍCULO 11. Los centros de población de los municipios, conforme al grado de concentración demográfica que señale el último Censo General de Población y Vivienda de los Estados Unidos Mexicanos, así como por su importancia y servicios públicos, podrán tener las siguientes categorías y denominaciones:

 

I. Ciudad, cuando el centro de población tenga más de treinta mil habitantes y la

infraestructura urbana necesaria para la prestación de sus servicios públicos;

II. Villa, cuando el centro de población tenga al menos diez mil habitantes y la infraestructura urbana necesaria para la prestación de sus servicios públicos;

III. Pueblo, cuando el centro de población tenga al menos cinco mil habitantes y los servicios públicos y educativos indispensables;

IV. Ranchería, cuando el centro de población tenga más de quinientos y menos de dos mil habitantes y edificios para escuela rural; y

V. Caserío, cuando el centro de población tenga menos de quinientos habitantes.

Para los efectos de lo dispuesto en las fracciones II a IV de este artículo, la Congregación será la demarcación territorial que comprenda uno o más centros de población.

 

Los Ayuntamientos promoverán el otorgamiento de los servicios públicos según las características de los centros de población de sus respectivos municipios, a fin de procurar la atención de las necesidades de sus habitantes y la participación de éstos en el desarrollo comunitario.

 

ARTÍCULO 12. El Congreso del Estado o la Diputación Permanente podrán crear o suprimir congregaciones, según el caso, y determinar la extensión, límites, características y centros de población que las integren.

 

Los centros de población que cumplan los requisitos señalados para cada categoría podrán ostentarla oficialmente, mediante la declaración que realice el Ayuntamiento de su Municipio, con la aprobación previa del Congreso o de la Diputación Permanente. En la misma forma se procederá para el cambio de categoría y denominación de los centros de población.

 

 

CAPÍTULO IV

DE LOS HABITANTES DEL MUNICIPIO

 

ARTÍCULO 13. Son habitantes del Municipio los veracruzanos con domicilio establecido en el mismo municipio, así como los vecinos de éste, los que tendrán los derechos y obligaciones siguientes:

I. Derechos:

a) Utilizar los servicios públicos que preste el municipio, de acuerdo con los

requisitos que establezcan esta Ley, los reglamentos municipales respectivos y

demás ordenamientos legales aplicables;

b) Ser atendidos por las autoridades municipales en todo asunto relacionado con su

calidad de habitante;

c) Recibir los beneficios de la obra pública de interés colectivo que realice el Ayuntamiento;

d) Recibir la educación básica y hacer que sus hijos y pupilos menores la reciban en la forma prevista por las leyes de la materia;

e) Proponer ante las autoridades municipales las medidas o acciones que juzguen de  utilidad pública; y

f) Los demás que otorguen la Constitución y las leyes del Estado.

 

II. Obligaciones:

a) Respetar las instituciones y autoridades de los gobiernos federal, estatal y municipal, así como acatar sus leyes y reglamentos;

b) Contribuir para los gastos públicos en la forma que lo dispongan las leyes;

c) Prestar auxilio a las autoridades cuando para ello sean requeridos legalmente;

d) Cumplir, en su caso, con las obligaciones que señala el Código Electoral del Estado;

e) Inscribirse en el padrón y catastro de su municipalidad, manifestando sus propiedades, la industria, profesión o trabajo de que se subsista; y

f) Las demás que establezcan la Constitución y las leyes del Estado.

 

ARTÍCULO 14. Son vecinos del municipio las personas con domicilio establecido dentro de su territorio, con una residencia mínima de un año.

 

ARTÍCULO 15. La vecindad en los municipios se perderá por ausencia declarada

judicialmente o por manifestación expresa de residir fuera del territorio del municipio.

 

La vecindad en un Municipio no se perderá cuando el vecino se traslade a residir a otro lugar, en función del desempeño de un cargo de elección popular, público o comisión de carácter oficial, por voluntad expresa del vecino comunicada a la autoridad municipal o con motivo del cumplimiento del deber de participar en defensa de la patria y de sus instituciones.

 

Los empleados públicos, los militares en servicio activo, los estudiantes, los confinados y los reos sentenciados a pena privativa de libertad, tendrán domicilio y no vecindad en el municipio en que residan sólo por sus destinos o comisiones, por los estudios, o por estar extinguiendo condenas.

 

CAPÍTULO V

DE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL

 

ARTÍCULO 16. Los Ayuntamientos promoverán la participación de los ciudadanos para el desarrollo comunitario en el municipio, conforme a las bases siguientes:

 

I. El Ayuntamiento podrá celebrar consultas populares cuando se requiera tomar decisiones que por su naturaleza afecten el interés público del municipio;

 

II. Los ciudadanos podrán solicitar al Ayuntamiento la realización de consultas populares con fines específicos que atiendan al interés público, siempre que lo soliciten al menos el 0.5% de los ciudadanos del municipio de que se trate, aplicando en lo conducente las disposiciones legales relativas a la Iniciativa Popular y en los términos que señale el reglamento municipal de la materia;

 

III. Los ciudadanos podrán organizarse para colaborar con el Ayuntamiento a través de las siguientes acciones:

a) Participar organizadamente en comités municipales de naturaleza consultiva;

b) Proponer medidas para la preservación y restauración del ambiente;

c) Proponer medidas para mejorar la prestación de los servicios públicos y la realización de obra pública; y

d) Coadyuvar en la ejecución de la obra pública.

 

 

TÍTULO SEGUNDO

DEL GOBIERNO DEL MUNICIPIO

CAPÍTULO I

DEL AYUNTAMIENTO

 

 

ARTÍCULO 17. Cada municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección

popular, libre, directa y secreta, de acuerdo a los principios de mayoría relativa y de representación proporcional, en los términos que señale el Código Electoral del Estado.

 

El Ayuntamiento residirá en la cabecera del municipio y sólo podrá trasladarse a otro lugar dentro del mismo, por decreto del Congreso del Estado, cuando el interés público justifique la medida.

 

ARTÍCULO 18. El Ayuntamiento se integrará por los siguientes Ediles:

I. El Presidente Municipal;

II. El Síndico, y

III. Los Regidores.

 

ARTÍCULO 19. Las congregaciones estarán a cargo de un servidor público denominado Agente Municipal y, dependiendo de su demarcación territorial y de los centros de población que comprenda, contarán con uno o más Subagentes Municipales quienes serán electos conforme a lo dispuesto por esta ley.

 

ARTÍCULO 20. Para ser edil se requiere:

 

I. Ser ciudadano veracruzano en pleno ejercicio de sus derechos, originario del municipio o con residencia efectiva en su territorio no menor de tres años anteriores al día de la elección;

II. No ser ministro de algún culto religioso, a menos que se separe conforme a lo establecido en la Constitución Federal y en la ley de la materia;

III. No ser servidor público en ejercicio de autoridad, en los últimos sesenta días anteriores al día de la elección ordinaria, o a partir del quinto día posterior a la publicación de la convocatoria para la elección extraordinaria; y

IV. No tener antecedentes penales por la comisión de delitos realizados con dolo, exceptuando aquellos en los que se hayan concedido los beneficios de conmutación o suspensión condicional de la sanción.

Para ser Agente o Subagente Municipal se requiere ser ciudadano veracruzano en

pleno ejercicio de sus derechos, originario del municipio y con residencia efectiva en su territorio no menor de un año anterior al día de la elección, así como cumplir con los requisitos previstos en las fracciones II a IV de este artículo.

 

 

 

 

ARTÍCULO 21. El número de Ediles de un Ayuntamiento será de:

 

I. Tres para los municipios de hasta 40 000 habitantes;

II. Cinco, para los municipios de más de 40 000 y hasta 70 000 habitantes;

III. Siete, para los municipios de más de 70 000 y hasta 125 000 habitantes;

IV. Nueve, para los municipios de más de 125 000 y hasta 250 000 habitantes;

V. Trece, para los municipios de más de 250 000 y hasta 400 000 habitantes; y

VI. Hasta quince, para los municipios cuya población exceda de 400 000 habitantes y su capacidad económica lo permita.

El Congreso del Estado podrá modificar, por el voto de las dos terceras partes de sus integrantes, el número de Ediles con base en el Censo General de Población y Vivienda de los Estados Unidos Mexicanos y antes de la elección que corresponda, previa solicitud de los Ayuntamientos, a fin de actualizar su número para efectos de lo dispuesto en las fracciones anteriores.

 

 

ARTÍCULO 22. Los Ediles serán electos de conformidad con lo dispuesto por la Constitución local, esta ley y el Código Electoral del Estado, durarán en su cargo tres años y deberán tomar posesión el día uno de enero inmediato a la elección. Si alguno no se presentare o dejare de desempeñar su cargo sin causa justificada, será sustituido por el suplente o se procederá según lo disponga la Ley.

 

El desempeño de los cargos de Presidente Municipal, Síndico y Regidor, será obligatorio y su remuneración se fijará en el presupuesto de egresos del Municipio, atendiendo a los principios de racionalidad, austeridad y disciplina del gasto público.

 

Los Ediles sólo podrán separarse de su cargo por renuncia o por las causas graves que señalen la Constitución Local, esta ley y demás leyes del Estado, en ambos casos, calificadas por el Congreso del Estado o la Diputación Permanente.

 

 

ARTÍCULO 23. Los Ediles, así como los servidores públicos de la administración pública municipal, no podrán tener otro cargo o empleo de carácter remunerado del Estado, la Federación o de los municipios, salvo previa autorización del Congreso o de la Diputación Permanente. Quedan exceptuados de esta disposición, los empleos del ramo de la enseñanza y las consejerías o representaciones ante órganos colegiados.

 

ARTÍCULO 24. En las faltas temporales o definitivas de los Ediles propietarios serán llamados los respectivos suplentes. Si la falta temporal es igual o menor a sesenta días, el Ayuntamiento podrá tomar el acuerdo correspondiente; pero si excediere de ese plazo, o de temporal se convirtiere en definitiva, el Congreso del Estado o la Diputación Permanente, autorizarán la separación y harán el llamado. Si faltase también el suplente, el Congreso o la Diputación Permanente designarán, de entre los demás Ediles, a quien deba ejercer el cargo para concluir el período constitucional.

ARTÍCULO 25. Las faltas temporales del Presidente Municipal que no excedan de sesenta días serán suplidas por el Síndico; las del Síndico por el Regidor que designe el Ayuntamiento; y las de los Regidores no se suplirán mientras haya el numero suficiente de Ediles que marca la Ley para que los actos de los Ayuntamientos tengan validez, pero cuando no se complete ese número se llamará al suplente respectivo.

 

Tratándose de la falta definitiva del Presidente Municipal, si faltase también el suplente, el Congreso o la Diputación Permanente designarán, de entre los demás Ediles, a quien deba ejercer el cargo para concluir el período constitucional.

 

 

ARTÍCULO 26. Cuando alguno de los Ediles, sin causa justificada calificada por el

Cabildo, falte a sus sesiones por tres veces dentro del plazo de tres meses o deje de desempeñar las atribuciones propias de su cargo, se comunicará esta circunstancia al Congreso del Estado.

 

El Congreso, por acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes, una vez cumplidas las formalidades establecidas en el Título Sexto relativas a la suspensión y revocación del mandato a los miembros de los Ayuntamientos, podrá suspender al Edil de que se trate y llamar al suplente.

 

 

CAPÍTULO II

DEL FUNCIONAMIENTO DEL AYUNTAMIENTO

 

ARTÍCULO 27. El Presidente Municipal deberá rendir protesta públicamente el día 31 de diciembre inmediato posterior a su elección ante los Ediles del nuevo Ayuntamiento y, acto seguido, tomará protesta a los demás Ediles. Cuando por circunstancias imprevistas no se pudiera rendir la protesta conforme a lo antes señalado, el Congreso del Estado o la Diputación Permanente señalarán el nuevo día en que deba verificarse dicho acto y nombrará a un representante para que tome la protesta a los Ediles del nuevo Ayuntamiento.

 

Durante el mes de enero posterior a la elección, el Ayuntamiento deberá:

I. Celebrar, el primero de enero, su primera sesión ordinaria a efecto de designar al Tesorero y al Secretario del Ayuntamiento, así como distribuir entre los Ediles las Comisiones Municipales;

II. Levantar un acta de la instalación y designaciones, y remitirla al Congreso del

Estado;

III. En sesión de Cabildo, por conducto del Presidente Municipal, dar a conocer a la

población los aspectos generales de su plan de trabajo y ordenar su publicación

mediante bando.

 

 

 

ARTÍCULO 28. El Cabildo es la forma de reunión del Ayuntamiento donde se resuelven, de manera colegiada, los asuntos relativos al ejercicio de sus atribuciones de gobierno, políticas y administrativas. Sus sesiones serán ordinarias, extraordinarias o solemnes, según el caso, se efectuarán en el recinto municipal y podrán adoptar la modalidad de públicas o secretas, en los términos que disponga esta ley.

 

Los acuerdos de Cabildo se tomarán por mayoría de votos de los presentes, salvo en aquellos casos en que la Constitución del Estado y esta ley exijan mayoría calificada. En caso de empate, el Presidente Municipal tendrá voto de calidad.

 

ARTÍCULO 29. Los Ayuntamientos celebrarán al menos dos Sesiones Ordinarias cada mes, en los términos que señalen sus reglamentos interiores; asimismo, podrán celebrar las Sesiones Extraordinarias que estimen convenientes, cuando ocurriere algún asunto urgente o lo pidiere alguno de los Ediles.

 

Para que el Ayuntamiento pueda celebrar sus sesiones será necesario que estén presentes la mitad más uno de los Ediles, entre los que deberá estar el Presidente Municipal.

 

ARTÍCULO 30. El resultado de las sesiones se hará constar en actas que contendrán una relación sucinta de los puntos tratados. Estas actas se levantarán en un libro foliado y, una vez aprobadas, las firmarán todos los presentes y el Secretario del Ayuntamiento. Con una copia del acta y los documentos relativos se formará un expediente, con estos un volumen cada semestre y los acuerdos respectivos serán publicados en la Tabla de Avisos.

 

ARTÍCULO 31. Serán solemnes las sesiones en que se instale el Ayuntamiento, se rinda el informe sobre el estado que guarda la administración pública municipal, las que determine esta ley y aquellas que con ese carácter convoque el Ayuntamiento. Dichas sesiones se ceñirán al cumplimiento del asunto para el que hayan sido convocadas.

 

ARTÍCULO 32. Todas las sesiones serán públicas, excepto aquéllas cuya materia deba tratarse en sesión secreta. Al efecto, se considerarán materia de sesión secreta:

I. Los asuntos graves que alteren el orden y la tranquilidad públicos del municipio;

II. Las comunicaciones que, con nota de reservado, que lo ameriten, le dirijan al

Ayuntamiento los Poderes Legislativo, Ejecutivo o Judicial; o

III. Las solicitudes de remoción de servidores públicos municipales que hayan sido

nombrados por el Ayuntamiento.

 

ARTÍCULO 33. Durante el mes de diciembre, el Presidente Municipal deberá rendir a los ciudadanos y al Ayuntamiento un informe sobre el estado que guarda la administración pública municipal. Dicho acto se realizará en Sesión pública y solemne de Cabildo.

 

CAPÍTULO III

DE LAS ATRIBUCIONES DEL AYUNTAMIENTO

 

ARTÍCULO 34. De acuerdo con lo dispuesto por la Constitución Federal y la del Estado, esta ley y demás leyes que expida el Congreso del Estado en materia municipal, los Ayuntamientos aprobarán los bandos de policía y gobierno, los reglamentos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general dentro de sus respectivas jurisdicciones que organicen las funciones y servicios públicos de su competencia y aseguren la participación ciudadana y vecinal, los que obligarán y surtirán sus efectos tres días después de su publicación en la Tabla de Avisos del Palacio Municipal, la que deberá ser comunicada oficialmente al Congreso del Estado. Dicha comunicación oficial también deberá ser publicada en la Tabla de Avisos del municipio de que se trate.

 

Los actos y procedimientos administrativos municipales, medios de impugnación y

órganos competentes para dirimir las controversias entre la administración pública municipal y los particulares, se regularán por las disposiciones legales y reglamentarias aplicables.

 

ARTÍCULO 35. Los Ayuntamientos tendrán las siguientes atribuciones:

 

I. Iniciar, ante el Congreso del Estado, leyes o decretos en lo relativo a sus localidades y sobre los ramos que administre;

II. Recaudar y administrar en forma directa y libre los recursos que integren la

Hacienda Municipal;

III. Recibir las participaciones federales, que serán cubiertas a los municipios con arreglo a las bases, montos y plazos que anualmente determine el Congreso del

Estado;

IV. Elaborar, aprobar, ejecutar y publicar el Plan Municipal de Desarrollo, de conformidad con la ley de la materia y en los términos que la misma establezca;

V. Aprobar los presupuestos de egresos según los ingresos disponibles, y conforme a las leyes que para tal efecto expida el Congreso del Estado;

VI. Revisar y aprobar las cuentas públicas que mensual y anualmente le presente la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal;

VII. Presentar al Congreso del Estado, para su revisión, sus cuentas públicas, de conformidad con las disposiciones legales aplicables;

VIII. Determinar y cobrar las contribuciones que las leyes del Estado establezcan a su favor, las cuales no podrán establecer exenciones ni subsidios a favor de persona o institución alguna. Sólo estarán exentos del pago de contribuciones a que se refiere.12 el párrafo anterior los bienes de dominio público de la Federación, del Estado y de los municipios;

IX. Proponer al Congreso del Estado las cuotas y tarifas aplicables a los impuestos, derechos, contribuciones, productos y aprovechamientos municipales, así como las tablas de valores unitarios de suelo y construcciones que sirvan de base para el cobro de las contribuciones sobre la propiedad inmobiliaria;

X. Distribuir los recursos que le asigne el Congreso del Estado considerando de

manera prioritaria a las comunidades indígenas, con un sentido de equidad, de

acuerdo a la disponibilidad presupuestal y a las necesidades de dichas comunidades, incorporando representantes de éstas a los órganos de planeación y participación ciudadana, en los términos que señalen la Constitución del Estado y esta Ley;

XI. Crear los órganos centralizados y desconcentrados que requiera la administración

pública municipal para la mejor prestación de los servicios de su competencia, de conformidad con las disposiciones presupuestales y reglamentarias municipales

aplicables;

XII. Resolver sobre el nombramiento y, en su caso, remoción o licencia del Tesorero y del Secretario del Ayuntamiento;

XIII. Resolver sobre la licencia, permiso o comisión de los demás servidores públicos municipales, de conformidad con las disposiciones legales y reglamentarias municipales aplicables;

XIV. Expedir los reglamentos de las dependencias y órganos de la administración

pública municipal de naturaleza centralizada, manuales de organización y procedimientos y los de atención y servicios al público, así como ordenar su publicación en los términos de esta ley;

XV. Crear, previa autorización del Congreso del Estado, las entidades paramunicipales necesarias para el correcto desempeño de sus atribuciones;

XVI. Acordar el régimen de seguridad social de los servidores públicos municipales;

XVII. Promover el desarrollo del personal estableciendo los términos y condiciones para crear el servicio civil de carrera;

XVIII. Capacitar a los servidores públicos de los diversos niveles y áreas de la administración pública municipal, a los Agentes y Subagentes Municipales, así como a los Jefes de Manzana, mediante cursos, seminarios y demás actividades tendientes a eficientar el mejor cumplimiento de sus responsabilidades;

XIX. Realizar estudios, programas de investigación, capacitación y orientación en materia de desarrollo municipal, comunitario y de participación social;

XX. Sujetarse, en las relaciones con sus trabajadores, a las leyes que en esta materia expida el Congreso del Estado y a los convenios que se celebren con base en dichas leyes, de conformidad con los presupuestos de egresos que apruebe el Ayuntamiento;

XXI. Establecer sus propios órganos de control interno autónomos, los cuales desarrollarán funciones de control y evaluación, de conformidad con lo dispuesto por las disposiciones legales aplicables;

XXII. Celebrar, previo acuerdo de sus respectivos Cabildos, convenios de coordinación y asociación con otros municipios para la más eficaz prestación de los servicios públicos o el mejor ejercicio de las funciones que les correspondan. En este caso y tratándose de la asociación de municipios del Estado con municipios de otras entidades federativas, deberán contar con la aprobación del Congreso. Asimismo, cuando a juicio del Ayuntamiento respectivo sea necesario, podrán celebrar convenios con el Estado para que éste, de manera directa o a través del organismo correspondiente, se haga cargo en forma temporal de algunos servicios públicos o funciones, o bien se presten o ejerzan coordinadamente por el Estado y el propio municipio;

XXIII. Otorgar concesiones a los particulares, previa autorización del Congreso del

Estado en los términos que señale esta ley, para la prestación de servicios públicos municipales;

XXIV. Celebrar convenios, previa autorización del Congreso del Estado, con personas físicas o morales;

XXV. Tener a su cargo las siguientes funciones y servicios públicos municipales:

a) Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales;

b) Alumbrado público;

c) Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos sólidos municipales;

d) Mercados y centrales de abasto;

e) Panteones;

f) Rastros;

g) Construcción y mantenimiento de calles, parques y jardines y su equipamiento;

h) Seguridad pública, policía preventiva municipal, protección civil y tránsito;

i) Promoción y organización de la sociedad para la planeación del desarrollo urbano, cultural, económico y del equilibrio ecológico;

j) Salud pública municipal; y

k) Las demás que el Congreso del Estado determine según las condiciones territoriales, socioeconómicas y la capacidad administrativa y financiera de los municipios.

XXVI. Acordar la integración de las Comisiones Municipales, de conformidad con la propuesta que al efecto formule el Presidente Municipal;

XXVII. Formular, aprobar y administrar, en términos de las disposiciones legales aplicables, la zonificación y planes de desarrollo urbano municipal;

XXVIII. Participar, en términos de las disposiciones legales aplicables, en la creación y administración de sus reservas territoriales, así como autorizar, controlar y vigilar la utilización del suelo en sus jurisdicciones territoriales, e intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana;

XXIX. Otorgar, en el ámbito de su competencia, licencias para construcciones;

XXX. Desarrollar planes y programas destinados a la preservación, restauración, aprovechamiento racional y mejoramiento de los recursos naturales, de la flora y la

fauna existentes en su territorio, así como para la prevención y combate a la contaminación ambiental, en términos de las disposiciones legales aplicables;

XXXI. Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas, en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia y en la formulación de programas de desarrollo regional;

XXXII. Intervenir en la formulación y aplicación de programas de transporte público de pasajeros cuando afecte su ámbito territorial;

XXXIII. Celebrar convenios para la administración y custodia de las zonas federales;

XXXIV. Expedir en lo conducente, para efectos de lo dispuesto en las fracciones XXVII a

XXXIII de este artículo, de conformidad con los fines señalados en el párrafo tercero del artículo 27 de la Constitución Federal, los reglamentos y disposiciones

administrativas que fueren necesarias;

XXXV. Dictar, previo acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes, disposiciones que afecten al patrimonio inmobiliario municipal. La enajenación, transmisión de la posesión o dominio de bienes inmuebles se podrá otorgar siempre que medie autorización expresa del Congreso del Estado;

XXXVI. Cuando se trate de la contratación de obras o servicios públicos que comprometan al municipio por un plazo mayor al período del Ayuntamiento, o de contratos de obra pública cuyo monto exceda del veinte por ciento de la partida presupuestal respectiva, se requerirá el acuerdo del Cabildo, para someterlo a la aprobación del Congreso del Estado.

XXXVII. Contratar empréstitos, previa autorización del Congreso del Estado;

XXXVIII. Participar en la elección de Agentes y Subagentes Municipales, de conformidad con lo dispuesto por esta ley;

XXXIX. Fraccionar las localidades de su territorio urbano en manzanas y designar a los jefes de las mismas, de conformidad con las reglas que expida el Ayuntamiento;

XL. Convocar, en los términos que establezcan la Constitución del Estado y la ley de la materia, a referendo o plebiscito;

XLI. Tomar la protesta de ley al Secretario del Ayuntamiento y al Tesorero Municipal;

XLII. Procurar, promover y vigilar el cuidado de los bienes y otorgamiento de los servicios públicos necesarios para la seguridad, bienestar e interés general de los habitantes del Municipio;

XLIII. Fomentar la educación y procurar el progreso social;

XLIV. Integrar, de conformidad con lo dispuesto por esta ley y demás disposiciones legales aplicables, la Unidad Municipal de Protección Civil;

XLV. Aprobar el funcionamiento interno de la Unidad Municipal de Protección Civil, con base en la propuesta que ésta le presente;

XLVI. Aprobar el programa municipal de protección civil, con base en los lineamientos que establezca el Sistema Estatal de Protección Civil; y

XLVII. Las demás que expresamente señalen la Constitución Local, esta ley y demás leyes del Estado.

 

 

CAPÍTULO IV

DEL PRESIDENTE MUNICIPAL

 

 

ARTÍCULO 36. Son atribuciones del Presidente Municipal:

I. Convocar a las sesiones del Ayuntamiento;

II. Citar a sesión extraordinaria cuando la urgencia del caso lo reclame o alguno

de los Ediles lo solicite;

III. Presidir las sesiones del Ayuntamiento y dirigir los debates;

IV. Ejecutar los acuerdos del Ayuntamiento;

V. Suspender la ejecución de los acuerdos que estime contrarios a la ley, informando al Ayuntamiento, a más tardar en ocho días, para que éste los confirme, modifique o revoque;

VI. Suscribir, en unión del Síndico, los convenios y contratos necesarios, previa autorización del Ayuntamiento;

VII. Cumplir y hacer cumplir los reglamentos de los diversos ramos municipales;

VIII. Vigilar que diariamente se califiquen las infracciones a los reglamentos, bandos de policía y gobierno, y demás disposiciones administrativas de observancia general, imponiendo en ese acto a los infractores la sanción que les

corresponda;

IX. Dictar los acuerdos de trámite del cabildo;

X. Tener bajo su mando la policía municipal preventiva, en términos del reglamento correspondiente, excepto cuando ésta deba acatar las órdenes que el Gobernador del Estado le transmita en aquellos casos que éste juzgue como de

fuerza mayor o alteración grave del orden público;

XI. Vigilar la exacta recaudación de las contribuciones municipales cuidando que su inversión se efectúe con estricto apego a los criterios de racionalidad y disciplina fiscal, así como a la contabilidad, evaluación, información periódica, auditoría interna y control de gestión que dispongan las leyes de la materia;

XII. Proponer al Ayuntamiento las medidas necesarias para mejorar la prestación de los servicios públicos municipales;

XIII. Autorizar en unión de los Ediles de la Comisión de Hacienda, con la firma del Secretario del Ayuntamiento, las órdenes de pago a la Tesorería Municipal que procedan, de conformidad con las disposiciones legales y presupuestales aplicables;

XIV. Proponer al Ayuntamiento el nombramiento de su Secretario y de su Tesorero;

XV. Proponer al Ayuntamiento la integración de las Comisiones Municipales;

XVI. Vigilar las labores de la Secretaría del Ayuntamiento;

XVII. Nombrar y remover a los demás servidores públicos del Ayuntamiento;

XVIII. Tomar, a nombre del Ayuntamiento, en sesión ordinaria, la protesta de ley al Secretario y al Tesorero Municipal;

XIX. Ordenar al personal del Ayuntamiento la ejecución de los trabajos a su cargo;

XX. Supervisar por sí o a través del Síndico o del Regidor que designe, el funcionamiento de las dependencias del Ayuntamiento;

XXI. Rendir al Ayuntamiento, en el mes de diciembre, un informe anual sobre el estado que guarda la administración pública municipal;

XXII. Promover la educación cívica y la celebración de ceremonias públicas conforme al calendario cívico oficial;

XXIII. Presidir el Consejo Municipal de Protección Civil; y

XXIV. Las demás que expresamente le confieran esta ley y demás leyes del Estado.

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO V

DEL SÍNDICO

 

 

ARTÍCULO 37. Son atribuciones del Síndico:

I. Procurar, defender y promover los intereses del municipio en los litigios en los que fuere parte, delegar poderes, comparecer a las diligencias, interponer recursos, ofrecer pruebas y formular alegatos, otorgar el perdón judicial, formular posiciones y, en su caso, rendir informes, promover y desistirse del juicio de amparo y del juicio de lesividad. En los casos de delegación de poderes, otorgamiento del perdón judicial y desistimiento en los juicios de amparo o de lesividad, se requerirá previa autorización del Ayuntamiento;

II. Representar legalmente al Ayuntamiento;

III. Vigilar las labores de la Tesorería y promover la gestión de los negocios de la

Hacienda Municipal;

IV. Vigilar que con oportunidad se presente la cuenta pública al Congreso del Estado;

V. Realizar los actos que le encomiende el Ayuntamiento;

VI. Fungir como Agente del Ministerio Público en los casos que la ley así lo establezca;

VII. Formar parte de las Comisiones de Gobernación, de Reglamentos y Circulares, y de Hacienda y Patrimonio Municipal, así como firmar las cuentas, órdenes de pago, los cortes de caja de la Tesorería y demás documentación relativa;

VIII. Colaborar en la formulación anual de la ley de ingresos del municipio, en los términos señalados por esta ley y demás disposiciones legales aplicables;

IX. Registrar y, en su caso, reivindicar la propiedad de los bienes inmuebles municipales;

X. Intervenir en la formulación y actualización de los inventarios de bienes muebles e inmuebles del municipio, cuidando que se cumplan los requisitos legales y reglamentarios para su adecuado control y vigilancia;

XI. Asistir y participar, con voz y voto, en las sesiones del Ayuntamiento;

XII. Presidir las comisiones que acuerde el Ayuntamiento;

XIII. Asociarse a las Comisiones cuando se trate de asuntos que afecten a todo el Municipio; y

XIV. Las demás que expresamente le confieran esta ley y demás leyes del Estado.

 

CAPÍTULO VI

DE LOS REGIDORES

 

 

ARTÍCULO 38. Son atribuciones de los Regidores:

I. Asistir puntualmente a las sesiones del Ayuntamiento y de las Comisiones de

que formen parte, y participar en ellas con voz y voto;

II. Informar al Ayuntamiento de los resultados de las Comisiones a que pertenezcan;

III. Proponer al Ayuntamiento los acuerdos que deban dictarse para el mejoramiento de los servicios públicos municipales cuya vigilancia les haya sido encomendada;

IV. Vigilar los ramos de la administración que les encomiende el Ayuntamiento, informando periódicamente de sus gestiones;

V. Concurrir a las ceremonias cívicas y a los demás actos a que fueren convocados por el Presidente Municipal;

VI. En su caso, formar parte de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal,

así como visar las cuentas, órdenes de pago, los cortes de caja de la Tesorería y demás documentación relativa;

VII. Colaborar en la formulación anual de la ley de ingresos del municipio, en los términos señalados por esta ley y demás disposiciones legales aplicables; y

VIII. Las demás que expresamente le confieran esta ley y demás leyes del Estado.

 

 

CAPÍTULO VII

DE LAS COMISIONES MUNICIPALES

 

 

ARTÍCULO 39. Las Comisiones Municipales son órganos que se integran por Ediles con el propósito de contribuir a cuidar y vigilar el correcto funcionamiento del Ayuntamiento, en la prestación de los servicios públicos municipales, así como de las dependencias, pudiendo, en su caso, proponer el nombramiento, suspensión o remoción de sus empleados.

 

ARTÍCULO 40. El Ayuntamiento tendrá las Comisiones Municipales siguientes:

I. Hacienda y Patrimonio Municipal;

II. Educación, Recreación, Cultura, Actos Cívicos y Fomento Deportivo;

III. Policía y Prevención del Delito;

IV. Tránsito y Vialidad;

V. Salud y Asistencia Pública;

VI. Comunicaciones y Obras Públicas;.

VII. Asentamientos Humanos, Fraccionamientos, Licencias y Regularización de la

Tenencia de la Tierra;

VIII. Participación Ciudadana y Vecinal;

IX. Limpia Pública;

X. Fomento Agropecuario;

XI. Comercio, Centrales de Abasto, Mercados y Rastros;

XII. Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado, Tratamiento y Disposición de Aguas

Residuales;

XIII. Ornato, Parques, Jardines y Alumbrado;

XIV. Ecología y Medio Ambiente;

XV. Registro Civil, Panteones y Reclutamiento; y

XVI. Gobernación, Reglamentos y Circulares.

 

 

 

ARTÍCULO 41. Además de las señaladas en el artículo anterior, el Ayuntamiento podrá formar las Comisiones de carácter permanente o transitorias que requiera, conforme a las necesidades del servicio público. Asimismo, para su mejor prestación, podrá reasignar o reagrupar las funciones y servicios públicos señalados en el artículo 35, fracción XXV, debiendo notificarlo al Congreso del Estado.

 

Los asuntos que no estén señalados expresamente para una Comisión, estarán al

cuidado de la de Gobernación, Reglamentos y Circulares.

 

ARTÍCULO 42. Las Comisiones se formarán con el Edil o Ediles que el Cabildo estime conveniente, teniendo en cuenta el número de sus integrantes y la importancia de los ramos encomendados a las mismas.

 

ARTÍCULO 43. Los Ediles no tendrán facultades ejecutivas; pero podrán someter a la consideración del Ayuntamiento los problemas relativos a los ramos que les correspondan, para que éste acuerde las resoluciones pertinentes.

 

ARTÍCULO 44. Para la atención de los servicios públicos, las Comisiones tendrán las atribuciones siguientes:

 

I. Formular y proponer al Ayuntamiento un programa para la atención del

servicio público de que se trate;

II. Supervisar que el servicio público se preste con eficiencia;

III. Proponer al Ayuntamiento, previo estudio y dictamen, acuerdos para la

solución de asuntos de las respectivas ramas de la administración pública

municipal;

IV. Vigilar la exacta aplicación de los recursos económicos destinados a la

prestación del servicio;

V. Promover ante los ciudadanos lo conducente al mejoramiento del servicio;

VI. Informar al Ayuntamiento, en virtud del servicio que supervisa, cuando haya

coincidencia de funciones con el Estado o la Federación;

VII. Proponer con oportunidad, al Ayuntamiento, el presupuesto de gastos

necesarios para la mejor prestación del servicio; y

VIII. Vigilar la aplicación del Reglamento correspondiente, proponiendo al

Ayuntamiento las reformas que estime necesarias.

 

ARTÍCULO 45. La Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal se integrará por el Síndico y un Regidor y tendrá las atribuciones siguientes:

I. Inspeccionar las labores de la Tesorería y dar cuenta al Ayuntamiento de todo aquello que estime pertinente;

II. Vigilar que la recaudación en todos los ramos que forman la Hacienda Municipal se haga con la eficacia debida y con apego a la Ley y que la distribución de los productos sea conforme a las partidas del presupuesto de egresos respectivo;

III. Revisar y firmar los cortes de caja mensuales de la Tesorería Municipal;

IV. Formular los proyectos anuales de ingresos y egresos y presentarlos al Ayuntamiento, en su oportunidad, de conformidad con lo dispuesto por esta ley y demás disposiciones aplicables;

V. Revisar las cuentas que deba rendir la Tesorería y presentarlas al Ayuntamiento con las observaciones que juzgue convenientes;

VI. Vigilar la debida actualización del inventario de los bienes y derechos del

Municipio;

VII. Vigilar que las adquisiciones y transmisión de bienes o derechos municipales se realicen en los términos de esta ley y demás disposiciones aplicables;

VIII. Proponer la práctica de auditorías;

IX. Promover lo conducente al mejoramiento de la Hacienda y el Patrimonio Municipal; y

X. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 46. Son atribuciones de la Comisión de Educación, Recreación, Cultura, Actos Cívicos y Fomento Deportivo;

 

I. Visitar con la mayor frecuencia posible los establecimientos de enseñanza,

cuidando de que respondan a su objeto y que se observen en ellos todas las

disposiciones que consignen las leyes y reglamentos relativos;

II. Cuidar el cumplimiento de la obligación de que los niños en edad escolar

asistan a las escuelas;

III. Promover cuanto estime conveniente para el mejoramiento de la instrucción

pública;

IV. Promover la realización de actividades recreativas y culturales, procurando en

todas ellas la participación popular;

V. Vigilar el estricto cumplimiento del calendario cívico;.20

VI. Promover el deporte municipal procurando la realización de competencias y el

apoyo a quienes se distingan en la práctica del deporte;

VII. Proponer la creación de becas para estudiantes sobresalientes de escasos

recursos, según las posibilidades económicas del Ayuntamiento;

VIII. Promover los valores culturales e históricos del Municipio; y

IX. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 47. Son atribuciones de la Comisión de Policía y Prevención del Delito:

 

I. Denunciar la realización de juegos prohibidos por la Ley y demás disposiciones

aplicables, así como vigilar que los permitidos se instalen en lugares públicos

con la autorización correspondiente;

II. Denunciar la comisión de actos ilícitos y coadyuvar con las autoridades

competentes en su investigación y persecución;

III. Proponer normas reglamentarias para el funcionamiento de centros de

diversión, procurando que no se ofrezcan al público espectáculos que ofendan

la moral y buenas costumbres y que no se produzcan alteraciones del orden

público;

IV. Vigilar que los responsables de la operación de las cárceles las conserven en

estado higiénico y de seguridad;

V. Vigilar que los alimentos que se den a los presos sean sanos y en cantidad

suficiente, poniendo el visto bueno a las papeletas que diariamente expida el

director para el número de raciones que deban administrarse conforme al

número de presos y empleados;

VI. Oír las quejas de los presos y atenderlas en términos de justicia, trato

humanitario, higiene y salud;

VII. Vigilar que no se permita el acceso de los menores de edad a los

establecimientos o espectáculos no aptos para ellos;

VIII. Proponer al Ayuntamiento las medidas para hacer cumplir los reglamentos

relativos que resguarden la paz, la tranquilidad y el orden público;

IX. Promover la capacitación de los elementos de la policía municipal en lo

referente al conocimiento de los derechos humanos y las garantías individuales;

X. Procurar que los elementos de la policía municipal sepan leer y escribir y, en

caso de analfabetismo, promover su asistencia a los cursos de educación básica

para adultos;

XI. Apoyar a las demás Comisiones para el mejor desempeño de sus funciones; y

XII. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 48. Son atribuciones de la Comisión de Tránsito y Vialidad:

 

I. Intervenir en la planeación de los servicios de vigilancia y control del tránsito

de vehículos;

II. Promover acciones de vialidad tendientes a la protección de los peatones;.21

III. Gestionar la instalación de señalamientos, nomenclatura vial, y áreas de

estacionamiento de vehículos;

IV. Diseñar programas para la vigilancia y control vehicular a fin de disminuir la

contaminación del ambiente;

V. Inspeccionar las labores de los servidores públicos de tránsito municipal y dar

cuenta al Ayuntamiento de todo aquello que estime pertinente; y

VI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 49. Son atribuciones de la Comisión de Salud y Asistencia Pública:

 

I. Proponer la creación y fomento de establecimientos de asistencia pública,

conservar y mejorar los existentes y favorecer la beneficencia privada;

II. Promover el establecimiento de centros de integración, adaptación y

tratamiento juvenil;

III. Inspeccionar los hospitales cuidando de que se asista con eficiencia a los

enfermos, que los empleados cumplan con sus deberes, que los alimentos y

medicinas proporcionados a los enfermos sean de buena calidad, en cantidad

suficiente y conforme a las prescripciones del facultativo y disposiciones reglamentarias; asimismo, vigilar que los cobros por la atención hospitalaria sean moderados y proporcionales al servicio otorgado y que los estudios socioeconómicos se realicen de acuerdo a lo establecido por la Secretaría de

Salud y Asistencia del Estado;

 

IV. Opinar sobre las condiciones de salubridad de las construcciones y los giros comerciales;

V. Procurar la creación de asilos y casas hogares;

VI. Cuidar de la buena calidad de los alimentos y bebidas que se expenden denunciando la venta de víveres y substancias en estado de descomposición;

VII. Auxiliar en las campañas de vacunación;

VIII. Colaborar con las autoridades sanitarias en la vigilancia de los establecimientos e industrias insalubres o peligrosas;

IX. Colaborar con las autoridades respectivas para combatir la propagación de las epidemias y plagas;

X. Coadyuvar en todo lo necesario para que en los teatros, templos, escuelas y demás edificios de uso público se observen las disposiciones sanitarias; y

XI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 50. Son atribuciones de la Comisión de Comunicaciones y Obras Públicas:

 

I. Proponer la nomenclatura de las calles, plazas, jardines y paseos públicos, procurando que no se empleen nombres de personas que aún vivan, mandar fijar las placas correspondientes, exigir a los propietarios de fincas urbanas la numeración progresiva de éstas e informar a la autoridad catastral, al Registro Público de la Propiedad y a las oficinas recaudadoras de contribuciones de los cambios acordados en las numeraciones de las casas y denominaciones de las calles;

 

II. Procurar y cuidar la pavimentación, embanquetado, nivelación y apertura de calles y plazas;

III. Promover la conservación de edificios y monumentos municipales;

IV. Inspeccionar la construcción de toda clase de obras materiales propiedad del Municipio, intervenir en la formulación de los presupuestos respectivos y

opinar acerca de los que se presenten;

V. Inspeccionar la construcción de edificios públicos a fin de garantizar su seguridad y alineación respecto de los contiguos;

VI. Proponer proyectos para la construcción de puentes, acueductos, presas y la creación, conservación y mejoramiento de toda clase de vías de comunicación dentro del Municipio;

VII. Auxiliar a las autoridades federales y estatales en la conservación del patrimonio histórico y cultural; y

VIII. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 51. Son atribuciones de la Comisión de Asentamientos Humanos,

Fraccionamientos, Licencias y Regularización de la Tenencia de la Tierra:

 

I. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales aplicables en materia de

asentamientos humanos;

II. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales en materia de fusión,

subdivisión, relotificación y fraccionamiento de terrenos;

III. Vigilar que las licencias del uso del suelo se apeguen a las disposiciones

legales respectivas;

IV. Supervisar el cumplimiento del reglamento de construcciones; y

V. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 52. Son atribuciones de la Comisión de Participación Ciudadana y Vecinal:

 

I. Promover y organizar la participación de los ciudadanos y de los vecinos en las

actividades del Ayuntamiento;

II. Apoyar las acciones de los Comités o Patronatos que constituyan los habitantes

y vecinos para la realización de obras de beneficio colectivo; y

III. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 53. Son atribuciones de la Comisión de Limpia Pública:

 

I. Fomentar los hábitos de limpieza a nivel municipal, así como las medidas que

podrán adoptarse con la participación comunitaria a fin de promover una

conciencia social en la población;.23

II. Vigilar la óptima aplicación de los sistemas de recolección y disposición final

de la basura;

III. Promover y vigilar la adecuada limpieza de las vías urbanas, los parques y las

áreas públicas;

IV. Vigilar la operación de los rellenos sanitarios y plantas de tratamiento de

basura;

V. Coordinarse y apoyar a la Comisión Municipal de Ecología y Medio Ambiente;

y

VI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 54. Son atribuciones de la Comisión de Fomento Agropecuario:

 

I. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales que señalan obligaciones

al Ayuntamiento en materia de tierras, bosques, minas y aguas;

II. Impulsar el desarrollo y mejoramiento de las actividades agropecuarias;

III. Informar a las autoridades agrarias, cuando éstas lo requieran, de las parcelas

ejidales que sean dadas en arrendamiento y de las que permanezcan

abandonadas o sin cultivo;

IV. Informar al Presidente del Comité Directivo del Distrito de Temporal o su

equivalente para que se proporcionen cursos intensivos que permitan a

ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios, utilizar positivamente los

avances de la tecnología;

V. Fomentar, solicitar y proporcionar, a través del auxilio de las dependencias o

entidades federales, estatales y municipales, asesoría agropecuaria a ejidatarios,

comuneros y pequeños propietarios;

VI. Fomentar en el Municipio, atendiendo a la actividad que predomine, la

producción agrícola, ganadera, forestal, frutícola, apícola y pesquera para

procurar el uso de los recursos naturales en la forma más productiva y

razonable;

VII. Coadyuvar en el establecimiento y organización rural para proporcionar cursos

intensivos que permitan a ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios

utilizar positivamente los avances de la tecnología;

VIII. Denunciar la tala ilegal de árboles;

IX. Emitir, con la aprobación del Presidente Municipal, opinión fundada ante la

autoridad competente respecto al derribo o desrame de árboles en lugares

públicos, urbanos o rurales; y

X. Recabar de la autoridad competente, previa solicitud fundada y aprobada en

sesión de Cabildo, autorización para el derribo o desrame de árboles en lugares

públicos, urbanos y rurales que sean necesarios para obras públicas del

Ayuntamiento o para la seguridad de las personas; y

XI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 55. Son atribuciones de la Comisión de Comercio, Centrales de Abasto, Mercados y Rastros:

 

I. Proponer al Ayuntamiento las medidas que estime necesarias para evitar la

carestía de los articulos de primera necesidad y las franquicias tendientes a

lograr ese objeto, así como las medidas correctivas necesarias;

II. Cuidar del buen funcionamiento de los mercados y plazas, procurando la mejor

y más cómoda colocación de los vendedores;

III. Vigilar que el manejo de alimentos y bebidas se haga en los lugares y formas

adecuadas y que las centrales de abastos y mercados reúnan las condiciones

higiénicas necesarias;

IV. Vigilar que no se cometan fraudes en el peso, medida y precio de las

mercancías; y

V. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 56. Son atribuciones de la Comisión de Agua Potable, Drenaje,

Alcantarillado, Tratamiento y disposición de Aguas Residuales:

 

I. Procurar y vigilar la administración y servicio de la distribución del agua

potable;

II. Cuidar de la conservación y limpieza de las fuentes y lavaderos públicos;

III. Promover el establecimiento de sistemas de recolección de aguas residuales y,

en su caso, el tratamiento de dichas aguas para su posible reutilización;

IV. Vigilar y autorizar, previa aprobación de las dependencias de carácter federal y

estatal competentes en la materia, la desecación de pantanos, ciénagas,

manglares, esteros y lagunas y proponer las medidas necesarias para dar

corriente a las aguas estancadas e insalubres; y

V. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 57. Son atribuciones de la Comisión de Ornato, Parques, Jardines y

Alumbrado:

I. Velar por la conservación y mejora del alumbrado público;

II. Procurar y vigilar la adecuada contratación del alumbrado público;

III. Promover acciones entre los vecinos para el mejoramiento y conservación de

los parques y jardines;

IV. Opinar sobre los proyectos de obras de mejoramiento y conservación del

patrimonio urbano;

V. Inspeccionar la conservación y mejoramiento de las calles y parajes públicos y

privados; y

VI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 58. Son atribuciones de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente:

 

I. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales que establezcan

obligaciones al Ayuntamiento en materia ecológica y ambiental;

II. Coordinarse y apoyar a las autoridades competentes en las actividades para

preservar, conservar y restaurar el equilibrio ecológico y protección al

ambiente;

III. Promover las medidas necesarias para el uso racional de los recursos

naturales;

IV. Recomendar acciones para el desarrollo sustentable del municipio;

V. Colaborar con la Comisión de Limpia Pública en la vigilancia de la

operación de los rellenos sanitarios, sistemas de recolección, tratamiento y

disposición final de basura; y

VI. Proponer medidas tendientes a la debida protección de la flora y fauna

existente en el municipio; y

VII. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 59. Son atribuciones de la Comisión del Registro Civil, Panteones y

Reclutamiento:

 

I. Vigilar el estricto cumplimiento de las disposiciones legales en materia de

Registro Civil;

II. Promover ante las instancias responsables la realización de acciones tendientes

a la regularización de las actas del Registro Civil;

III. Vigilar que en los cementerios se cumpla con las disposiciones sanitarias;

IV. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones aplicables al reclutamiento de los

jóvenes en edad para el servicio militar; y

V. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 60. Son atribuciones de la Comisión de Gobernación, Reglamentos y

Circulares:

 

I. Vigilar el debido trámite de la documentación oficial del Ayuntamiento;

II. Proponer la expedición de los reglamentos, circulares y disposiciones

administrativas de observancia general;

III. Proponer al Ayuntamiento las reformas que resulten necesarias para la

actualización de los reglamentos y circulares;

IV. Divulgar el contenido de los reglamentos y circulares, así como sus reformas;

V. Dar a conocer los bandos solemnes; y

VI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

CAPÍTULO VIII

DE LOS AGENTES Y SUBAGENTES MUNICIPALES.

 

ARTÍCULO 61. Los Agentes y Subagentes Municipales son servidores públicos que funcionarán en sus respectivas demarcaciones como auxiliares de los Ayuntamientos.

 

ARTÍCULO 62. Los Agentes y Subagentes Municipales cuidarán la observancia de las leyes y reglamentos aplicables en el lugar de su residencia, y tomarán las medidas que se requieran para mantener la tranquilidad y seguridad de los habitantes de las congregaciones y rancherías, según el caso. Al efecto, estarán obligados a:

 

I. Dar aviso inmediato al Ayuntamiento de cualquier alteración en el orden

público y de las medidas que hayan tomado para corregirlas;

II. Formular y remitir al Ayuntamiento, en el primer mes del año, el padrón de los

habitantes de su demarcación, facilitando toda la información y datos

estadísticos que les sean solicitados;

III. Expedir gratuitamente las constancias requeridas por el Encargado del Registro

Civil y cualquier otra autoridad en ejercicio de sus funciones;

IV. Promover que en sus respectivas demarcaciones se establezcan los servicios

públicos que requiera la comunidad;

V. Vigilar el cumplimiento del precepto de la enseñanza obligatoria;

VI. Dar parte a las autoridades de la aparición de cualquier calamidad pública para

que se tomen las medidas convenientes;

VII. Actuar por delegación en el ejercicio de las funciones, comisiones o encargos

que el Ayuntamiento le encomiende;

VIII. Fungir como Auxiliar del Ministerio Público;

IX. Tomar las medidas conducentes para el desempeño de sus funciones;

X. Solicitar al Ayuntamiento los medios que estimen necesarios para el

desempeño de sus funciones; y

XI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

CAPÍTULO IX

DE LOS JEFES DE MANZANA Y ORGANISMOS AUXILIARES

 

ARTÍCULO 63. Los Jefes de Manzana son auxiliares del Ayuntamiento encargados de procurar que se cumplan los bandos de policía y gobierno, así como los reglamentos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general en el municipio al que pertenezcan. Los Jefes de Manzana serán designados por el Ayuntamiento a propuesta del Presidente Municipal.

 

 

 

 

ARTÍCULO 64. Para ser Jefe de Manzana se requiere tener su domicilio en ella, un modo honesto de vivir, saber leer y escribir y no tener antecedentes penales.

 

 

ARTÍCULO 65. Los Jefes de Manzana tendrán las atribuciones siguientes:

 

I. Ejecutar las resoluciones y acuerdos que le instruya el Ayuntamiento, dentro de

la circunscripción territorial correspondiente a su nombramiento;

II. Informar al Presidente Municipal de todos los asuntos relacionados con su

cargo;

III. Promover la vigilancia del orden público;

IV. Promover el establecimiento de servicios públicos;

V. Actuar como conciliador en los conflictos que se le presenten;

VI. Auxiliar a las autoridades federales, estatales o municipales, en el desempeño

de sus atribuciones;

VII. Colaborar en las campañas de alfabetización emprendidas por las autoridades;

VIII. Expedir, gratuitamente, constancias de residencia y buena conducta para su

certificación por el Secretario del Ayuntamiento; y

IX. Procurar todo aquello que tienda al bienestar de la comunidad.

 

ARTÍCULO 66. Son organismos auxiliares de los Ayuntamientos los Comités y

Patronatos que constituyan sus habitantes para la realización de obras de beneficio colectivo.

 

TÍTULO TERCERO

DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA MUNICIPAL

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

 

ARTÍCULO 67. Las dependencias, entidades, órganos y servidores públicos de los Ayuntamientos sujetarán sus actos y procedimientos administrativos a lo dispuesto por esta ley y a los principios y disposiciones del Código de la materia.

Estarán exceptuados de lo dispuesto por el párrafo anterior, los actos y procedimientos administrativos en materia laboral, electoral, de procuración de justicia y los de nombramiento y remoción de los servidores públicos municipales, los que se regirán por las leyes especiales y reglamentos municipales que regulen dichas materias.

 

ARTÍCULO 68. Con base en lo dispuesto en esta ley, el Ayuntamiento podrá aprobar disposiciones reglamentarias para el nombramiento de servidores públicos titulares de las dependencias centralizadas o de órganos desconcentrados, así como de aquellos que desempeñen un empleo, cargo o comisión de confianza de naturaleza directiva en el Ayuntamiento, que realicen funciones relativas a los servicios públicos municipales.

 

Al efecto, dichos servidores públicos deberán contar con experiencia o estudios para desempeñar

el cargo que corresponda.

 

CAPÍTULO II

DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA MUNICIPAL CENTRALIZADA

SECCIÓN PRIMERA

DE LA SECRETARÍA DEL AYUNTAMIENTO

 

ARTÍCULO 69. Cada Ayuntamiento contará con una Secretaría cuyo titular será

nombrado conforme a las disposiciones de esta ley, quien tendrá a su cargo y bajo su inmediata dirección, cuidado y responsabilidad la oficina y archivo del Ayuntamiento, con acuerdo del Presidente Municipal.

La Secretaría del Ayuntamiento se ubicará en el Palacio Municipal, donde se guardará el archivo del Municipio, con la reserva y confidencialidad que establezcan las disposiciones legales y reglamentarias aplicables.

 

ARTÍCULO 70. Son facultades y obligaciones del Secretario del Ayuntamiento:

 

I. Estar presente en las sesiones del Ayuntamiento con derecho a voz y levantar

las actas al terminar cada una de ellas;

II. Dar cuenta diariamente de todos los asuntos al Presidente para acordar el

trámite que deba recaer a los mismos;

III. Informar, cuando así lo solicite el Ayuntamiento, sobre el estado que guardan

los asuntos a su cargo;

IV. Expedir las copias, credenciales y demás certificados que acuerde el

Ayuntamiento, así como llevar el registro de la plantilla de servidores públicos

de éste;

V. Autorizar con su firma y rúbrica, según corresponda, las actas y documentos

emanados del Ayuntamiento;

VI. Proponer el nombramiento de los empleados de su dependencia;

VII. Presentar, en la primera sesión de cada mes, informe que exprese el número y asunto de los expedientes que hayan pasado a Comisión, los despachados en el

mes anterior y el total de los pendientes;

VIII. Observar y hacer cumplir las disposiciones que reglamentan el funcionamiento de la Secretaría, procurando el pronto y eficaz despacho de los negocios;

IX. Compilar las leyes, decretos, reglamentos, Gacetas Oficiales del Gobierno del

Estado, circulares y órdenes relativas a los distintos órganos, dependencias y

entidades de la administración pública municipal, así como tramitar la

publicación de los bandos, reglamentos, circulares y disposiciones de

observancia general que acuerde el Ayuntamiento;

X. Llevar el registro de los ciudadanos en el padrón municipal; y

XI. Las demás que expresamente le señalen esta ley y demás leyes aplicables.

 

 

 

ARTÍCULO 71. El Secretario, en sus faltas temporales, será sustituido por el servidor público que designe el Ayuntamiento.

 

 

SECCIÓN SEGUNDA

DE LA TESORERÍA MUNICIPAL

 

 

ARTÍCULO 72. Cada Ayuntamiento contará con una Tesorería cuyo titular será nombrado conforme a lo dispuesto por esta ley, quien tendrá las facultades y obligaciones siguientes:

 

I. Recaudar, administrar, concentrar, custodiar, vigilar y situar los fondos municipales, así como los conceptos que deba percibir el Ayuntamiento, de conformidad con las disposiciones legales aplicables en materia de ingresos;

II. Dirigir las labores de la Tesorería y hacer que los empleados cumplan con sus deberes;

III. Participar con voz en la formación y discusión de los presupuestos;

IV. Ordenar y practicar visitas domiciliarias así como los demás actos y procedimientos que establezcan las disposiciones fiscales y el Código de Procedimientos Administrativos del Estado, para comprobar el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes, responsables solidarios y demás obligados en materia de impuestos, derechos, contribuciones de mejoras y aprovechamientos de carácter municipal;

V. Determinar y cobrar las contribuciones de carácter municipal, así como sus

accesorios;

VI. Imponer las sanciones por infracción a las disposiciones fiscales y administrativas que rigen las materias de su competencia;

VII. Ejercer la facultad económico-coactiva a través del procedimiento administrativo de ejecución que establece el Código de Procedimientos Administrativos del Estado;

VIII. Informar al Ayuntamiento de los derechos que tenga a su favor el fisco municipal, para que sean ejercitados o deducidos por el Síndico;

IX. Cuidar de que los cobros se hagan con exactitud y oportunidad, siendo responsables de las pérdidas que se originen por falta de ellos en los casos que no haya exigido el pago conforme a la facultad económica coactiva;

X. Caucionar el manejo de los fondos o valores de propiedad municipal;

XI. Pagar las primas relativas a las fianzas suficientes para garantizar el pago de las responsabilidades en que pudiera incurrir en el desempeño de su encargo;

XII. Presentar, el primer día de cada mes, el corte de caja del movimiento de

caudales del mes anterior con la intervención de la Comisión de Hacienda y

Patrimonio Municipal. De este documento remitirán una copia al Congreso del

Estado, así como a los Ediles que lo soliciten y, en su caso, contestar a éstos,

por escrito y en el término de diez días hábiles, las dudas que tuvieren;.30

XIII. Presentar al Ayuntamiento, dentro de los primeros quince días de cada mes, la

cuenta del anterior para su glosa preventiva, debiendo aquél remitirla al

Congreso del Estado dentro de los diez días siguientes;

XIV. Remitir, dentro de los tres primeros meses de cada año, al Congreso del Estado

los padrones de todos los ingresos sujetos a pagos periódicos;

XV. Proporcionar todos los informes que el Ayuntamiento o alguno de los Ediles le

solicite;

XVI. Informar al Ayuntamiento sobre los inconvenientes o dificultades que ofrezca

en la práctica el cobro de impuestos, manifestando su opinión sobre el

particular;

XVII. Proponer el nombramiento o remoción de los servidores públicos y empleados

a sus órdenes;

XVIII. Proponer al Ayuntamiento, para su aprobación, el Reglamento Interior de la

Tesorería;

XIX. En materia de Catastro y de conformidad con los convenios que al efecto se

celebren:

a) Recabar la información necesaria de las autoridades, dependencias y

entidades de carácter federal, estatal o municipal y de los particulares, para

la formación y conservación del banco de datos;

b) Localizar cada predio, mediante su deslinde y medida, incorporando los

elementos jurídicos, sociales, económicos y estadísticos que lo constituyen,

con observancia de los métodos que determine la autoridad catastral

estatal;

c) Contratar los servicios de empresas o particulares especializados en

materia de catastro, los trabajos topográficos, fotogramétricos, valuaciones

y los necesarios para la ejecución del catastro como sistema técnico, bajo

la norma y supervisión que establezca el Gobierno del Estado;

d) Valuar los predios conforme a las tablas de valores unitarios en vigor, que

establezca el Congreso del Estado y conforme a las normas y

procedimientos instaurados por el Estado para este efecto;

e) Elaborar y conservar los registros catastrales en los modelos diseñados y

disposiciones establecidas por el Estado en este concepto, así como el

archivo de los mismos;

f) Actualizar los registros catastrales cuando por cualquier circunstancia

sufran alteración, registrando oportunamente todas las modificaciones que

se produzcan;

g) Informar a la autoridad catastral del Estado, sobre los valores de los

terrenos y las modificaciones que sobre ellos recaigan por tráfico

inmobiliario o sobre la infraestructura y equipamiento urbanos;

h) Expedir certificados de valor catastral y demás constancias de los registros

catastrales de su circunscripción territorial, previo pago de los derechos

correspondientes;

i) Notificar a los interesados, por medio de la cédula catastral, el resultado

de las operaciones catastrales en su jurisdicción;.31

j) Recibir y, en su caso, turnar a la autoridad competente, para su resolución,

los escritos de interposición del recurso administrativo de revocación que,

en materia catastral, presenten los interesados;

k) Turnar periódicamente a la autoridad catastral del Estado toda

modificación a los registros catastrales, conforme a lo establecido en la ley

de la materia;

XX. Abstenerse de hacer pago o firmar orden de pago alguna que no esté autorizado

conforme a lo previsto por esta ley y las disposiciones presupuestales aplicables;

XXI. Negar el pago, fundando por escrito su negativa, cuando el Ayuntamiento ordene

algún gasto que no reúna todos los requisitos que señalen las disposiciones

aplicables, pero si el Ayuntamiento insistiere en dicha orden, la cumplirá

protestando dejar a salvo su responsabilidad;

XXII. Abstenerse de entregar documento original alguno que pertenezca al archivo de la

oficina, salvo acuerdo expreso del Ayuntamiento;

XXIII. Expedir copias certificadas de los documentos que obren en sus archivos; y

XXIV. Las demás que expresamente le otorguen esta ley y demás leyes del Estado.

 

ARTÍCULO 73. El Congreso del Estado o la Diputación Permanente, en su caso, podrán

ordenar acciones de fiscalización e investigación con el objeto de examinar la contabilidad,

verificar las entradas y salidas de los fondos, vigilar, evaluar y auditar los servicios públicos

que presten los Ayuntamientos.

El Congreso del Estado informará a los Ayuntamientos el resultado de las acciones a

que se refiere el párrafo anterior.

 

 

CAPITULO III

DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA PARAMUNICIPAL

 

ARTÍCULO 74. Los Ayuntamientos podrán crear, previa autorización del Congreso del Estado, las entidades paramunicipales necesarias para el correcto desempeño de sus atribuciones. Las entidades paramunicipales gozarán de autonomía de gestión para el debido cumplimiento de su objeto y de los objetivos y metas señalados en sus programas. Al efecto, los órganos de gobierno o equivalentes en las entidades paramunicipales, según sea el caso, expedirán su correspondiente normatividad interior la que deberá establecer las bases específicas de organización, funcionamiento y atribuciones de sus respectivos directores generales o similares, y de las distintas áreas que integren la entidad de que se trate. Dicha normatividad deberá publicarse en los términos que señale esta ley y registrarse ante el Congreso del Estado.

 

 

ARTÍCULO 75. Los Presidentes y miembros de los órganos de gobierno, consejos de administración, comités técnicos, o sus equivalentes, de las entidades paramunicipales, serán designados por el Ayuntamiento. Asimismo, los Directores Generales, o sus similares, de

dichas entidades serán designados por el Presidente Municipal, con autorización del Ayuntamiento o por el órgano de gobierno, consejo de administración, comité técnico o sus equivalentes cuando así lo señale expresamente el acuerdo de su creación.

 

ARTÍCULO 76. Para ser Director General, o su similar, de entidad paramunicipal, se deberán reunir los requisitos siguientes:

 

I. Ser vecino del municipio de que se trate;

II. Contar con título profesional expedido por autoridad o institución legalmente

facultada para ello;

III. Tener un modo honesto de vivir;

IV. No tener antecedentes penales por la comisión de delitos realizados con dolo;

V. Haber desempeñado cargos cuyo ejercicio requiera conocimientos y

experiencia en materia administrativa, y

VI. No encontrarse en alguno de los impedimentos que para ser miembro del

Órgano de Gobierno señalan las fracciones II, III y IV del ARTÍCULO 81 de esta

ley.

 

ARTÍCULO 77. Las entidades paramunicipales deberán informar al Ayuntamiento, por conducto de la Tesorería Municipal, de los ingresos que perciban y someterán a su consideración los presupuestos respectivos. Dichas entidades, sin perjuicio de lo establecido por su normatividad interior y las leyes aplicables, para su vigilancia, control y evaluación, incorporarán órganos de control interno y contarán con los comisarios públicos que designe el Ayuntamiento.

 

Al efecto, el Ayuntamiento designará miembros en los Órganos de Gobierno, Consejos de Administración, Comités Técnicos, o sus equivalentes, de las entidades paramunicipales.

 

 

SECCIÓN PRIMERA

DE LOS ORGANISMOS DESCENTRALIZADOS

 

ARTÍCULO 78. Son organismos descentralizados las entidades creadas por acuerdo del Ayuntamiento, previa autorización del Congreso, con personalidad jurídica y patrimonio propios, cualquiera que sea la estructura legal que adopten y cuyo objeto sea:

 

I. La prestación de una función o servicio público a cargo del municipio; o

II. La obtención o aplicación de recursos para fines de asistencia o seguridad

social.

ARTÍCULO 79. En los acuerdos que se aprueben para la creación de un organismo descentralizado se establecerán, entre otros elementos:

 

I. Su denominación;

II. El domicilio legal;

III. Su objeto, conforme a lo señalado en el artículo anterior;

IV. Las aportaciones y fuentes de recursos para integrar su patrimonio, así como las que se determinen para su incremento;

V. La manera de integrar el órgano de gobierno y de designar al Director General,

así como a los servidores públicos en las dos jerarquías inferiores a éste;

VI. Las facultades y obligaciones del órgano de gobierno, señalando cuáles de

dichas facultades son indelegables;

VII. Las atribuciones del Director General, quien tendrá la representación legal del

organismo; y

VIII. Sus órganos de vigilancia, así como sus respectivas atribuciones.

Cuando algún organismo descentralizado deje de cumplir sus fines u objeto, o su

funcionamiento no resulte ya conveniente desde el punto de vista económico o del interés  público, se podrá disolver, fusionar, liquidar o extinguir, según sea el caso, siempre que se observen las mismas formalidades establecidas para su creación y se fijen los términos de su disolución, fusión, liquidación o extinción.

 

ARTÍCULO 80. Los organismos descentralizados serán administrados por un Órgano de Gobierno y un Director General.

 

El Órgano de Gobierno estará integrado por no menos de tres ni más de seis miembros propietarios y de sus respectivos suplentes. El cargo de miembro del Órgano de Gobierno será estrictamente personal y no podrá desempeñarse por medio de representantes.

 

ARTÍCULO 81. No pueden ser miembros del Órgano de Gobierno:

I. El Director General del organismo de que se trate, con excepción de aquellos

casos en que así lo determinen expresamente el respectivo acuerdo de creación;

II. Los cónyuges y las personas que tengan parentesco por consanguinidad o

afinidad hasta el cuarto grado o quienes tengan relaciones profesionales,

laborales o de negocios con cualquiera de los miembros del Órgano de

Gobierno o con el Director General;

III. Las personas que tengan litigios pendientes con el organismo de que se trata; y

IV. Las personas sentenciadas por delitos patrimoniales, las inhabilitadas para

ejercer el comercio o para desempeñar un empleo, cargo o comisión en el

servicio público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SECCIÓN SEGUNDA

DE LAS EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN MUNICIPAL

 

 

ARTÍCULO 82. Son empresas de participación municipal las que, además de lo dispuesto por esta ley y demás disposiciones aplicables, satisfagan alguno de los requisitos siguientes:

 

I. Que el Gobierno Municipal, uno o más organismos descentralizados u otras

empresas de participación municipal, considerados conjunta o separadamente,

aporten o sean propietarios del cincuenta y uno por ciento o más del capital

social;

II. Que en la constitución de su capital se hagan figurar acciones de serie especial,

que sólo puedan ser suscritas por el Gobierno Municipal; y

III. Que al Gobierno Municipal corresponda la facultad de nombrar a la mayoría de

los miembros del Consejo de Administración, Junta Directiva u Órgano de

Gobierno, así como designar al Presidente, al Director, al Gerente o que el

Gobierno municipal tenga facultades para vetar los acuerdos de la Asamblea

General de Accionistas del Consejo de Administración o de la Junta Directiva

u Órgano de Gobierno equivalente.

 

ARTÍCULO 83. Las empresas de participación municipal deberán tener por objeto el mismo que señala el artículo 78 de esta ley.

 

ARTÍCULO 84. Cuando alguna empresa de participación municipal no cumpla con el objeto a que se contrae el artículo anterior o ya no resulte conveniente conservarla como entidad paramunicipal desde el punto de vista económico o del interés público, el Presidente Municipal, atendiendo la opinión de la Tesorería Municipal, propondrá al Ayuntamiento la enajenación de la participación municipal o en su caso su disolución o liquidación, en términos de lo dispuesto por esta ley y demás disposiciones aplicables, siempre que se observen las mismas formalidades establecidas para su creación. La enajenación de los títulos representativos del capital de la Administración Pública Municipal, deberá realizarse a través de las operaciones que garanticen las mejores condiciones de venta para el Gobierno Municipal, de acuerdo con las disposiciones aplicables. El Ayuntamiento vigilará el debido cumplimiento de lo anterior.

 

ARTÍCULO 85. El Ayuntamiento, por conducto de la Tesorería Municipal, ejercerá las facultades que impliquen la titularidad de las acciones o partes sociales que integren el capital social de las empresas de participación municipal.

 

ARTÍCULO 86. Los Consejos de Administración, o sus equivalentes, de las empresas de participación municipal, se integrarán conforme a lo dispuesto por esta ley y de conformidad con su normatividad interna, en lo que no se oponga a ésta.

Los integrantes de dichos consejos, o sus equivalentes, que representen la participación del Gobierno Municipal, además de aquellos a que se refiere el artículo 75 de esteordenamiento, serán designados por el Ayuntamiento. Asimismo, éstos deberán constituir en todo tiempo más de la mitad de los miembros del Consejo y serán servidores públicos de la

Administración Pública Municipal o personas de reconocida calidad moral o prestigio, con experiencia respecto de las actividades propias de la empresa de que se trate.

 

ARTÍCULO 87. La fusión o disolución de las empresas de participación municipal se efectuará conforme a lo dispuesto en esta ley y a los lineamientos o disposiciones establecidos en la normatividad interna de la empresa y demás disposiciones aplicables.

 

El Ayuntamiento, de conformidad con lo señalado en el párrafo anterior, intervendrá a fin de señalar la forma y términos en que deba efectuarse la fusión o la disolución, debiendo cuidar en todo tiempo la adecuada protección de los intereses del público, de los accionistas o titulares de las acciones o partes sociales y los derechos laborales de los servidores públicos de la empresa.

 

 

SECCIÓN TERCERA

DE LOS FIDEICOMISOS PÚBLICOS

 

ARTÍCULO 88. Son fideicomisos públicos las entidades creadas por acuerdo del

Ayuntamiento, previa autorización del Congreso del Estado, que se constituyan con recursos de la Administración Pública Municipal y se organicen, de acuerdo a su normatividad interior, con el propósito de auxiliar al Ayuntamiento en la realización de actividades de interés público.

 

Los comités técnicos y los Directores Generales de los fideicomisos públicos se

ajustarán, en cuanto a su organización, funcionamiento y atribuciones, a las disposiciones que el presente capítulo establece para los Órganos de Gobierno y para los Directores Generales en cuanto sea compatible a su naturaleza.

 

ARTÍCULO 89. El Ayuntamiento, a través de la Tesorería Municipal, quien será el

fideicomitente único del Gobierno Municipal, y en unión del Síndico, cuidará que los contratos mediante los cuales se constituyan los fideicomisos públicos contengan:

 

I. Disposiciones que precisen los derechos y acciones que corresponda ejercer al

fiduciario sobre los bienes fideicomitidos;

II. Las instituciones que establezca o que se deriven de derechos de

fideicomisarios;

III. Los derechos que el fideicomitente se reserve y las atribuciones que fije en su

caso al Comité Técnico, el cual deberá existir obligadamente en los

fideicomisos a que se refiere el artículo anterior;.

IV. La facultad expresa del Ayuntamiento de revocarlos, en su caso, sin perjuicio

de los derechos que correspondan a los fideicomisarios, salvo que se trate de

fideicomisos constituidos por mandato de la ley o que la naturaleza de sus fines

no lo permita;

 

V. Las facultades especiales que en su caso se otorguen al Comité Técnico,

indicando cuales asuntos requieren de la aprobación del mismo para el ejercicio

de acciones y derechos que correspondan al fiduciario, entendiéndose que las

facultades del citado cuerpo colegiado constituyen limitaciones para la

institución fiduciaria;

 

VI. Disposiciones para la realización de actos urgentes cuya omisión pueda causar

notorio perjuicio al fideicomiso, cuando no sea posible reunir al Comité

Técnico, previa consulta del Tesorero Municipal al Ayuntamiento y con

autorización de éste;

 

VII. Las estipulaciones que se deriven de la naturaleza específica del fideicomiso de que se trate y que sean necesarias para garantizar los recursos de la

Administración Pública Municipal, de conformidad con lo señalado por esta

ley y demás disposiciones aplicables; y

VIII. La determinación de su estructura administrativa.

 

ARTÍCULO 90. Las instituciones fiduciarias, a través del delegado fiduciario general, dentro de los seis meses siguientes a la constitución o modificación de los fideicomisos deberán someter a la consideración del Ayuntamiento al que pertenezcan, los proyectos de estructura administrativa o las modificaciones que se requieran.

 

ARTÍCULO 91. La institución fiduciaria tendrá las obligaciones siguientes:

 

I. Realizar y celebrar, por instrucción del Comité Técnico, los actos, contratos y convenios de los que resulten derechos y obligaciones para el fideicomiso;

II. Informar al fideicomitente y al Comité Técnico acerca de la ejecución de los acuerdos;

III. Presentar al fideicomitente y al Comité Técnico la información contable

requerida para precisar la situación financiera del fideicomiso; y

IV. Cumplir con los demás requerimientos que se fijen de común acuerdo con el

fideicomitente y el Comité Técnico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TÍTULO CUARTO

DE LAS FUNCIONES Y SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES, CONCESIONES,

CONTRIBUCIÓN PARA OBRAS PÚBLICAS Y CONVENIOS

CAPITULO I

DE LAS FUNCIONES Y SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES.

 

 

ARTÍCULO 92. Los Ayuntamientos administrarán el funcionamiento, conservación

aprovechamiento y prestación de los servicios públicos señalados en el artículo 35, fracción  XXV, de esta ley, de conformidad con sus condiciones territoriales, socioeconómicas, administrativas y financieras.

 

ARTÍCULO 93. La prestación de los servicios es de interés público, serán generales, continuos, regulares y uniformes. Cuando falte alguna de estas características por deficiente prestación, en caso de que estén concesionados, los Ayuntamientos estarán facultados para requisar en forma inmediata los bienes destinados a la prestación de dichos servicios, en tanto se expiden las reglas que, con base en esta ley, dicte el Congreso del Estado o la Diputación Permanente, conforme a las cuales se extinga la concesión de que se trate.

 

ARTÍCULO 94. Las cuotas y tarifas que se deban cobrar por derechos en la prestación de los servicios públicos municipales serán aprobadas por el Congreso del Estado o la Diputación Permanente, en su caso. Esta disposición se aplicará aun cuando el servicio esté concesionado.

 

ARTÍCULO 95. Cuando se trate del cobro de cuotas o tarifas por concepto de agua potable y alcantarillado a pensionistas y jubilados, o en su caso a la viuda o concubina legalmente reconocida de éstos, se les disminuirá el cincuenta por ciento sobre la cuota o tarifa que les corresponda, disminución que procederá siempre y cuando se cumplan los  siguientes requisitos:

 

I. Que se compruebe de manera fehaciente la calidad de pensionista o jubilado, o

en su caso, el fallecimiento de éstos y la relación matrimonial o concubinaria

legalmente reconocida;

II. Que se encuentren al corriente en sus pagos;

III. Que el pago se realice en forma anual o mensual; y

V. Que se trate de la casa habitación del beneficiario.

Por ningún motivo se extenderá este beneficio a más de un inmueble por persona y, en todo caso, corresponderá al Ayuntamiento, concesionario u organismo prestador del servicio, establecer con claridad los mecanismos o documentos con las que deban satisfacer los requisitos exigidos. Este beneficio se otorgará aún cuando el servicio sea concesionado.

 

 

 

 

CAPÍTULO II

DE LAS CONCESIONES

 

ARTÍCULO 96. El Congreso del Estado o la Diputación Permanente podrá autorizar a los

Ayuntamientos para que concesionen la prestación total o parcial de los servicios públicos municipales que por su naturaleza, características o especialidad lo permitan, sujetándose a las bases siguientes:

 

I.                     La determinación del Ayuntamiento sobre la imposibilidad de prestar por sí mismo el servicio o la conveniencia de concesionarlo o la imposibilidad de que el Estado lo atienda, deberá hacerse del dominio público;

 

II. Que el interesado en obtenerla formule la solicitud respectiva cubriendo los gastos que demanden los estudios correspondientes;

 

III. Determinación del régimen a que deberán estar sometidas las concesiones, limitando el término de las mismas, que no excederá de quince años, así como las causas de extinción y la forma de vigilancia en la prestación del servicio.

 

Se exceptúa de la disposición anterior la concesión del servicio público de panteones, así como cualquier otra que el Congreso del Estado o la Diputación

Permanente, en su caso, considere pertinente bien por el interés social de la concesión o porque su otorgamiento por mayor tiempo beneficie al Ayuntamiento;

 

IV. Fijar las condiciones bajo las cuales se garantice la generalidad, uniformidad,

continuidad y regularidad del servicio;

 

V. Determinación de las condiciones y formas en que el concesionario deberá otorgar las garantías para responder de la prestación del servicio en los términos de la concesión, esta ley y demás disposiciones aplicables;

 

VI. Señalar el procedimiento que deberá tramitarse y los medios de impugnación que podrán interponerse, en aquellos casos en que resulten afectados los derechos de los usuarios del servicio concesionado; y

 

VII. La aprobación del Ayuntamiento, escuchando la opinión de los Agentes y Subagentes Municipales, así como de los Jefes de Manzana.

 

ARTÍCULO 97. La extinción de las concesiones de servicios públicos municipales

procederá cuando:

 

I. Existan quejas razonadas de los usuarios;

II. Se constate que el servicio se presta en una forma distinta a la concesionada;

III. No se cumpla con las obligaciones que se deriven de la concesión;

IV. No se preste el servicio concesionado con generalidad, continuidad, regularidad y uniformidad, a menos que se trate de caso fortuito o de fuerza mayor;

 

V. Se constate que el concesionario no conserva los bienes en buen estado o

cuando sufran deterioro por su negligencia, con perjuicio de la prestación

normal del servicio; y

 

VI. No se acaten las disposiciones aplicables.

 

ARTÍCULO 98. El Ayuntamiento, en los casos señalados en el ARTÍCULO anterior, podrá declarar o decretar en cualquier tiempo la extinción de la concesión. En el caso previsto por la fracción I del mismo ARTÍCULO, también el Congreso del Estado o la Diputación Permanente podrán decretar la extinción..39

La resolución que declare o decrete la extinción de las concesiones se sujetará a lo  dispuesto por esta ley y demás legislación aplicable.

 

ARTÍCULO 99. Las concesiones se extinguen por:

 

I. Conclusión de su vigencia,

II. Falta de realización de la condición o término suspensivo dentro del plazo

señalado para tal efecto; y

III. Rescate, revocación o reversión, según sea el caso, por cuestiones

supervenientes de oportunidad o interés público, en términos de las

disposiciones aplicables.

 

ARTÍCULO 100. A petición formulada por los concesionarios al Ayuntamiento, antes de la conclusión de su vigencia, podrá prorrogarse la concesión, previa autorización del Congreso del Estado o de la Diputación Permanente, por un término no mayor al que fue originalmente otorgada, siempre que subsista la necesidad del servicio; que las instalaciones y equipo hubieren sido renovados para satisfacerla durante el tiempo de la prórroga; que el servicio se  haya prestado en forma eficiente y que el Ayuntamiento esté imposibilitado para prestarlo o lo considere conveniente.

 

ARTÍCULO 101. En caso de extinción de la concesión, los bienes con que se preste el servicio podrán revertirse en favor del Municipio. El Congreso del Estado o la Diputación Permanente, oyendo al interesado y al Ayuntamiento, podrán determinar el pago de la indemnización que proceda cuando, durante la vigencia de la concesión, no hubiera existido amortización de los bienes afectos al servicio, siempre y cuando así lo demuestre el concesionario.

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO III

DE LA CONTRIBUCIÓN DE LOS PARTICULARES

PARA OBRAS PÚBLICAS

 

ARTÍCULO 102. Los propietarios o poseedores de predios, con o sin edificaciones, estarán obligados a contribuir para el costo de las obras públicas municipales que planifiquen o realicen los municipios, en la medida que incrementen el valor e impliquen una mejora específica de esas propiedades o posesiones, siempre que se trate de predios comprendidos en la zona colindante a las obras realizadas, de acuerdo con las reglas siguientes:

 

I. Todo habitante del municipio tiene el derecho y obligación de participar activamente en la planeación del desarrollo municipal y se le concede acción de

proposición en la formulación de los planes respectivos, de conformidad con las disposiciones reglamentarias aplicables;

II. Las obras públicas a que se refiere este artículo deberán estar contenidas en los planes municipales de desarrollo urbano, para que las contribuciones de los

particulares sean obligatorias;

 

III. Estarán obligados al pago de estas contribuciones, los propietarios y poseedores de predios ubicados frente a las vías o áreas públicas en que se ejecuten las obras, o se encuentren dentro de la zona de influencia de las mismas. En los casos de copropiedad, el monto de las contribuciones se prorrateará entre los copropietarios;

 

IV. El proyecto técnico de la obra se acompañará del que corresponda a los costos, que deberá contener:

 

a)     Señalamiento de afectaciones, si las hubiere;

 

b) Definición del área de influencia y beneficio específico;

 

c) Presupuesto de la obra, incluyendo: las indemnizaciones a las que

hubiere lugar; el costo de los estudios y proyectos; el costo de la obra;

los incrementos previsibles e imprevistos de costos; los intereses y

gastos financieros; y, los demás costos requeridos para la realización

del proyecto; y

 

d) Programa de la obra.

 

V. El proyecto se pondrá por quince días hábiles en la tabla de avisos delAyuntamiento, a la vista de los propietarios o poseedores de predios afectadospor la obra comprendidos en el área de influencia, con los datos relativos a la afectación del inmueble, al importe de la indemnización, forma de financiamiento y crédito fiscal correspondiente, haciendo saber a los interesados, en vía de notificación, que tienen derecho a hacer las observaciones que consideren pertinentes;

VI. La notificación a que se refiere la fracción anterior deberá ajustarse a las disposiciones de esta ley y al Código de la materia, la que deberá al menos

contener:

 

a)     Una breve descripción de la obra de urbanización;

 

b) El costo de la obra que va a derramarse entre los propietarios o poseedores de los predios ubicados en el área de influencia; y

 

b)     La contribución que deberá cubrir cada interesado y la fecha en que debe realizar el pago;

 

VII. Aprobado el proyecto por el Ayuntamiento, lo enviará al Congreso del Estado

para su estudio y, en su caso, expedición del Decreto respectivo que contendrá

las tarifas a las que se sujetará el pago de la contribución;

 

VIII. El Decreto del Poder Legislativo será publicado en la Gaceta Oficial del Estado y, una vez que entre en vigor, el Presidente Municipal dictará acuerdo.41

ordenando la ejecución de la obra, para lo cual se procederá a la adquisición de

los inmuebles que resulten afectados por este motivo;

 

IX. Cuando el interesado no transmita en favor del Municipio el o los inmueblesafectados por medio de una operación de compraventa o a través de cualquier otro acto traslativo de dominio, mediante el pago del precio correspondiente, se turnará el expediente al Titular del Ejecutivo, a fin de que se haga la declaratoria específica de utilidad pública, se decrete la expropiación y se ordene la ocupación del o de las áreas necesarias de los inmuebles respectivos, en términos de lo dispuesto por la legislación del Estado;

 

X. Para que los bienes a que se refiere este ARTÍCULO pasen a ser del dominio del municipio respectivo, bastará la celebración de contrato privado ratificado ante Juez municipal o de Primera Instancia. En este caso, el Registro Público de la Propiedad hará las anotaciones marginales y las inscripciones correspondientes;

 

XI. A partir de la fecha de publicación del Decreto expropiatorio, no deberán realizarse por particulares, construcciones o instalaciones en la zona comprendida en el proyecto respectivo, salvo que lo autorice el Ayuntamiento con aprobación del Congreso del Estado o de la Diputación Permanente en su caso. Esas obras no serán tomadas en cuenta para efectos de indemnización;

 

XII. El costo de las obras se dividirá en partes iguales entre el Municipio y los particulares que resulten beneficiados con las obras realizadas, incluyendo intereses sobre saldos insolutos, señalados por las instituciones bancarias en el momento de generarse. La forma de pago se fijará por el Ayuntamiento con autorización del Congreso del Estado o de la Diputación Permanente.

 

 

 

CAPÍTULO IV

DE LOS CONVENIOS, LA COORDINACIÓN Y LA

ASOCIACIÓN MUNICIPAL

 

 

ARTÍCULO 103. Los municipios podrán celebrar convenios, previa autorización del Congreso del Estado o de la Diputación Permanente, la que se otorgará siempre y cuando la coordinación o asociación arrojen un beneficio en la prestación de los servicios a los habitantes de los municipios, exista un acuerdo de cabildo aprobado por las dos terceras partes de sus miembros y se haya escuchado a los Agentes y Subagentes Municipales, así como a los Jefes de Manzana. Esta disposición regirá para los casos siguientes:

 

I.                     Con municipios de otras entidades federativas, para la más eficaz prestación de los servicios públicos o el mejor ejercicio de las funciones que les correspondan;

 

II. Con el Estado, para que éste de manera directa o a través del organismo correspondiente, se haga cargo en forma temporal de algunos servicios públicos o funciones, o bien se presten o ejerzan coordinadamente por el Estado y el propio municipio. El convenio que se celebre deberá establecer los derechos y obligaciones del Estado y del Municipio para la prestación de servicios públicos;

 

II.                   Con el Estado o la Federación, para que se hagan cargo de algunas de las funciones relacionadas con la administración y recaudación de las contribuciones y tasas adicionales que aquellos establezcan en su favor;

 

IV. Con el Estado o la Federación, para asumir la ejecución y operación de obras y

la prestación de servicios públicos que correspondan a aquellos, cuando el

desarrollo económico y social lo hagan necesario;

 

V. Con el Estado o la Federación, para que éstos asuman la ejecución y operación

de obras y la prestación de servicios públicos que corresponda a los

municipios, cuando el desarrollo económico y social lo hagan necesario;

VI. Con personas físicas o morales para la ejecución u operación de obras, o la prestación de servicios públicos municipales, cuando en virtud del convenio y sin afectar la calidad del servicio, se produzcan beneficios para el Municipio en los términos de esta Ley;

 

VII. Con la Federación o el Estado para realizar actividades o ejercer facultades en bienes y zonas de jurisdicción federal o estatal. Para la realización de acciones conjuntas o para delegarles atribuciones en materia de preservación, conservación y restauración del equilibrio ecológico, así como la protección y mejoramiento del ambiente; o

 

VIII. Con el Estado, para que éste asuma actividades o ejerza facultades en la jurisdicción del municipio, ejecutando acciones conjuntas y atribuciones

delegadas en materia catastral, como son la elaboración, mantenimiento y actualización del Catastro, dependiendo de la norma, asesoría y supervisión Estatal.

 

Tratándose de convenios con otros municipios de la entidad, sólo se requerirá el previo acuerdo entre sus respectivos Ayuntamientos, notificándolo al Congreso del Estado o a la Diputación Permanente.

 

 

TÍTULO QUINTO

DE LA HACIENDA MUNICIPAL

CAPÍTULO I

 

ARTÍCULO 104. La Hacienda Municipal se formará por los bienes de dominio público municipal y por los que le pertenezcan, de conformidad con la legislación aplicable; así como por las aportaciones voluntarias, los impuestos, derechos, productos, aprovechamientos, participaciones, contribuciones, tasas adicionales que decrete el Estado sobre la propiedad inmobiliaria, la de su fraccionamiento, división, consolidación, traslación y mejoras, las que tengan por base el cambio de valor de los inmuebles y todos los demás ingresos fiscales que el Congreso del Estado establezca a su favor, en términos de las disposiciones legales aplicables.

 

ARTÍCULO 105. Los Ayuntamientos formularán cada año, en el mes de enero, un

inventario general y avalúo de los bienes municipales de cualquiera naturaleza que sean.

 

Concurrirán a su formulación el Presidente Municipal, la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal y el Tesorero. El inventario y el avalúo se extenderá por triplicado, y quedará un ejemplar en el archivo municipal, uno en la Tesorería y el otro se remitirá al Congreso del Estado.

 

ARTÍCULO 106. En la primera quincena del mes de agosto de cada año, las Comisiones, oyendo a los Agentes y Subagentes Municipales, así como a los Jefes de Manzana, elaborarán un proyecto de Presupuesto de Egresos en lo referente a su ramo, en el que se indiquen las necesidades a satisfacer para el año siguiente y su costo, señalando las prioridades, debiendo presentarlo a la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal.

 

En la segunda quincena del mes de agosto los servidores públicos mencionados en el artículo anterior, con base en los ingresos y egresos que tengan autorizados y los proyectos de las Comisiones, formularán cada año los proyectos presupuestales de ingresos y egresos para el ejercicio correspondiente al año siguiente.

 

 

En la primera quincena del mes de septiembre el Ayuntamiento, en sesión de cabildo, discutirá dichos proyectos.

 

ARTÍCULO 107. En el curso del mes de septiembre de cada año, los Ayuntamientos remitirán por triplicado al Congreso del Estado, el proyecto anual de ley de ingresos y el Presupuesto de Egresos . En caso de que aquél haga observaciones las comunicará al Ayuntamiento a más tardar el día 30 de noviembre.

Cuando el proyecto anual de ley de ingresos sea elaborado por un Ayuntamiento cuyo ejercicio concluya en ese mismo año, las nuevas autoridades podrán enviar sus puntos de vista en los primeros quince días del mes de enero.

Aprobada la ley de ingresos, el Congreso conservará un ejemplar que publicará en la Gaceta Oficial del Estado y remitirá los otros dos al Ayuntamiento para que sea publicado en la tabla de avisos, archivándose un ejemplar.

El presupuesto de egresos que haya sido aprobado por el Cabildo tendrá carácter

definitivo, pero si resultaren modificaciones al proyecto de ley de ingresos, el Ayuntamiento revisará el presupuesto de egresos para ajustar las partidas, de acuerdo con las necesidades a cumplir con prioridad.

 

ARTÍCULO 108. Los Ayuntamientos deberán dar publicidad al presupuesto de egresos, cuando éste haya sido aprobado en forma definitiva.

El presupuesto especificará las partidas de egresos cuyo monto total será igual al de ingresos. En el cálculo de probables ingresos, así como en el de egresos, se observarán las reglas de una prudente economía, fundando las probabilidades en los rendimientos y datos estadísticos de los años anteriores.

 

ARTÍCULO 109. Cuando se proponga la creación de nuevos ingresos, aumentos de los existentes o cualquier otra modificación que afecten a los contribuyentes, los Ayuntamientos fundarán el motivo en la exposición que envíen al Congreso del Estado.

 

ARTÍCULO 110. Las cuentas y responsabilidades de un Ayuntamiento serán revisadas por el siguiente, durante el primer año de su ejercicio, para los efectos legales a que haya lugar.

 

ARTÍCULO 111. Cuando algún Ayuntamiento deje de cubrir las aportaciones que le corresponda pagar a los demás municipios, al Estado, la Federación o entidades paraestatales o paramunicipales, el Congreso del Estado, por acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes o la Diputación Permanente, en su caso, a petición del Ayuntamiento acreedor o del Ejecutivo nombrará un interventor en la Tesorería Municipal, hasta que sean cubiertas las aportaciones. En caso de que, por insolvencia o falta de liquidez, el Ayuntamiento no estuviere en posibilidad de cubrir las aportaciones, el monto deberá registrarse como deuda

pública e inscribirse en el registro correspondiente para que en el presupuesto siguiente quede obligatoriamente incorporado y el Gobierno del Estado lo deduzca de los fondos o aportaciones que le correspondan.

ARTÍCULO 112. Los Ayuntamientos no podrán otorgar exenciones o subsidios de los ingresos fiscales que les participen la Federación o el Estado. La transmisión gratuita de la propiedad, el uso, el usufructo o la posesión de bienes que les pertenezcan a los municipios se podrán otorgar siempre que medie autorización expresa del Congreso o de la Diputación Permanente en su caso, las que cuidarán de que la finalidad sea educativa, deportiva, de beneficencia o asistencia social o para alguna otra causa de beneficio colectivo que lo justifique. Si no se cumple con la finalidad en el plazo que señale el Congreso o la Diputación Permanente o se destine el bien a un fin distinto al señalado en la autorización, se entenderá

revocado el acto gratuito de que se trate y operará sin necesidad de declaración judicial la reversión de la propiedad en favor del Municipio. Asimismo, si se trata de alguna institución de beneficencia o asociación similar, en caso de disolución o liquidación, los bienes revertirán al dominio del Municipio.

 

ARTÍCULO 113. Las adquisiciones, arrendamientos y enajenaciones de todo tipo de bienes, prestación de servicios de cualquier naturaleza y la contratación de obra que realicen, se adjudicarán o llevarán a cabo a través de licitaciones públicas, mediante convocatoria para que libremente se presenten proposiciones solventes en sobre cerrado, que será abierto públicamente a fin de asegurar al Municipio las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad y demás circunstancias pertinentes.

 

Cuando las licitaciones a que hace referencia el párrafo anterior, no sean idóneas para asegurar dichas condiciones, el Congreso o la Diputación Permanente en su caso, establecerán las bases, procedimientos, reglas, requisitos y demás elementos para acreditar la economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad y honradez que aseguren las mejores condiciones para el Municipio.

 

TÍTULO SEXTO

DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS MUNICIPALES

CAPÍTULO I

DE SUS DERECHOS Y OBLIGACIONES

 

ARTÍCULO 114. Para efectos de la presente ley se consideran servidores públicos

municipales a los Ediles, los Agentes y Subagentes Municipales, los Secretarios y los Tesoreros Municipales, los titulares de las dependencias centralizadas, de órganosdesconcentrados y de entidades paramunicipales y, en general, toda persona que desempeñe un empleo, cargo o comisión de confianza en los Ayuntamientos; asimismo a todas aquellas personas que manejen o apliquen recursos económicos municipales.

 

ARTÍCULO 115. Los servidores públicos municipales deberán:

I. Rendir, antes de tomar posesión de su cargo, la protesta de ley bajo la siguiente

fórmula: para tomar la protesta, el Presidente Municipal, o el edil que éste designe,

dirá: “¿Protestáis guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados

Unidos Mexicanos, la Constitución Política de nuestro Estado, las leyes que de una

y otra emanen, y cumplir leal y patrióticamente con los deberes del cargo de ...

que el Ayuntamiento le ha conferido?”. El interrogado contestará: “Sí, protesto”.

Acto seguido, la misma autoridad que toma la protesta dirá: “Si no lo hiciere así,

que el pueblo se lo demande”;

 

II. Al tomar posesión de su cargo y al concluirlo, levantarán inventarios de los bienes que reciban o de los que entreguen, según sea el caso, debiendo registrarlos ante el Síndico y dar cuenta de ello al Ayuntamiento;

 

III.                  Abstenerse de aceptar o desempeñar dos o más cargos de carácter remunerado del Estado, de éste y la Federación, del Estado y el Municipio, o de dos o más municipios, salvo previa autorización del Congreso o la Diputación Permanente.

 

Quedan exceptuados de esta disposición, los Agentes y Subagentes Municipales,

así como los empleos del ramo de la enseñanza, las consejerías o representaciones ante órganos colegiados y los de carácter honorífico en asociaciones científicas, literarias o de beneficencia;

 

IV. Comparecer ante el Ayuntamiento, a convocatoria expresa de éste, por conducto del Presidente Municipal, para dar cuenta del estado que guarda la dependencia o entidad a su cargo; así como cuando se discuta o estudie un negocio concerniente a su respectivo ramo o actividad;

 

V. Responsabilizarse de la posesión, vigilancia y conservación de los bienes municipales que administren, así como de la correcta aplicación de los recursos

que les sean asignados y abstenerse de hacer pago alguno que no éste previsto en el presupuesto autorizado o determinado en las leyes de la materia.

 

VI. Caucionar debidamente el manejo de los fondos y valores que administren;

 

VII. Otorgar, para efectos de la fracción anterior, fianza de compañía legalmente

establecida, suficiente a juicio del Ayuntamiento o Concejo Municipal, para

garantizar el pago de las responsabilidades en que pudieran incurrir en el

desempeño de su encargo.

 

VIII. Sujetar sus actos y procedimientos administrativos a lo previsto por esta ley y el Código de la materia;

IX. Cumplir con la máxima diligencia el servicio que le sea encomendado y abstenerse de cualquier acto u omisión que cause la suspensión o deficiencia de dicho servicio o implique abuso o ejercicio indebido de un empleo, cargo o comisión;

 

X. Formular y ejecutar, en su caso, los planes, programas y presupuestos correspondientes a su competencia, y cumplir las disposiciones legales que determinen el manejo de recursos económicos públicos;

XI. Utilizar los recursos que tengan asignados para el desempeño de su empleo, cargo o comisión exclusivamente para los fines a que están afectos;

 

XII. Guardar estricta reserva respecto de la información confidencial o reservada que tengan bajo su custodia, la que solo deberá utilizarse para los fines a los que se encuentra afecta;

 

XIII. Impedir el uso indebido, sustracción, destrucción, ocultamiento o inutilización de los documentos que tengan bajo su custodia;

 

XIV. Observar buena conducta en su empleo, cargo o comisión, tratando con respeto, diligencia, imparcialidad y rectitud a las personas con las que tenga relación con motivo de su desempeño;

 

XV. Observar en la dirección de sus inferiores jerárquicos las debidas reglas del trato y abstenerse de incurrir en agravio, desviación o abuso de autoridad;

 

XVI. Observar respeto y subordinación legítima con sus superiores jerárquicos

inmediatos o mediatos, cumpliendo las disposiciones que éstos dicten u ordenen en el ejercicio de sus atribuciones;

 

XVII. Comunicar por escrito al titular de la dependencia o entidad en la que presten sus servicios, el incumplimiento de las obligaciones establecidas en este artículo o las dudas fundadas que les suscite la procedencia de las órdenes que reciban;

 

XVIII. Abstenerse de ejercer las funciones de su empleo, cargo o comisión después de haberse separado de él;

XIX. Abstenerse de disponer o autorizar a un subordinado a no asistir sin causa

justificada a sus labores;

XX. Abstenerse de autorizar la selección, contratación, nombramiento o designación de

quien se encuentre inhabilitado por resolución firme de la autoridad competente

para ocupar un empleo, cargo o comisión en el servicio público;

XXI. Excusarse, en términos de las disposiciones legales aplicables, de intervenir en

cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que

tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquellos de los que.47

pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos o por

afinidad hasta el cuarto grado, o para terceros con los que tenga relaciones

profesionales, laborales o de negocios, o para socios, o sociedades de las que el

servidor público o las personas antes referidas formen parte;

XXII. Informar por escrito al jefe inmediato y en su caso al superior jerárquico, sobre la atención, trámite o resolución de los asuntos a que hace referencia la fracción anterior y que sean de su conocimiento; y observar sus instrucciones por escrito sobre su atención, tramitación y resolución, cuando el servidor público no pueda abstenerse de intervenir en ellos;

XXIII. Abstenerse, durante el ejercicio de sus funciones de solicitar, aceptar o recibir por

sí o por interpósita persona, dinero, objetos mediante enajenación a su favor en

precio notoriamente inferior al que el bien de que se trate tenga en el mercado

ordinario, o cualquier donación, empleo, cargo o comisión para sí o para las

personas a que se refiere la fracción XXI, y que procedan de cualquier persona

física o moral cuyas actividades profesionales, comerciales o industriales se

encuentren directamente vinculadas, reguladas o supervisadas por el servidor

público de que se trate en el desempeño de su empleo, cargo o comisión y que

implique intereses en conflicto;

XXIV. Desempeñar su empleo, cargo o comisión sin obtener o pretender obtener

beneficios adicionales a las contraprestaciones que el Municipio le otorga por el

desempeño de su función, sean para él o para las personas a las que se refiere la

fracción XXI;

XXV. Abstenerse de intervenir o participar indebidamente en la selección,

nombramiento, designación, contratación, promoción, suspensión, remoción, cese

o sanción de cualquier servidor público, cuando tenga interés personal, familiar o

de negocios en el caso, o pueda derivar alguna ventaja o beneficios para él o para

las personas a las que se refiere la fracción XXI;

XXVI. Presentar, bajo protesta de decir verdad, la declaración de su situación

patrimonial, en los términos que señale esta ley y demás disposiciones aplicables.

Asimismo, deberán presentar dicha declaración, los demás servidores públicos que

determine el Congreso del Estado, mediante disposiciones generales debidamente

motivadas y fundadas;

XXVII. Atender con diligencia las instrucciones, requerimientos y resoluciones que

reciba del Ayuntamiento o del Presidente Municipal;

XXVIII. Informar al superior jerárquico de todo acto u omisión de los servidores públicos

sujetos a su dirección, que pueda implicar inobservancia de las obligaciones a que

se refieren las fracciones de este artículo, y en los términos de las normas que al efecto se expidan;

XXIX. Salvaguardar la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deben ser observadas en el desempeño de su empleo, cargo o comisión, cuyo

incumplimiento dará lugar al procedimiento y a las sanciones que correspondan,

según la naturaleza de la infracción en que se incurra, sin perjuicio de sus derechos laborales, según disponga la ley de la materia;

XXX. Abstenerse de cualquier acto u omisión que implique incumplimiento de cualquier

disposición jurídica relacionada con el servicio público; y

XXXI. Responsabilizarse por el incumplimiento de las obligaciones que les impongan esta ley y demás leyes del Estado, conforme a los supuestos y consecuencias previstos en la Constitución Política del Estado, en esta ley y en la ley en materia de responsabilidades de los servidores públicos.

Queda prohibido designar a empleados o servidores públicos para desempeñar puestos de confianza, a persona alguna a quien le ligue parentesco consanguíneo o por afinidad en línea recta o colateral hasta el cuarto grado, con Edil o servidor público municipal. Esta prohibición alcanza a los cónyuges y a las personas ligadas a ellos hasta el segundo grado.

Estarán exceptuados de esta prohibición, a quienes hubiesen laborado ininterrumpidamente como empleados de base en el Ayuntamiento los últimos dos años.

 

ARTÍCULO 116. Para efectos de la fracción XXVI del artículo anterior, la declaración de situación patrimonial deberá presentarse en los siguientes plazos:

 

I. Dentro de los noventa días naturales siguientes a la toma de posesión;

II. Dentro de los treinta días naturales siguientes a la conclusión del encargo; y

III. Durante el mes de mayo de cada año deberá presentarse la declaración de

situación patrimonial, acompañada, en su caso, de una copia de la declaración

anual presentada por personas físicas para los efectos de la Ley del Impuesto

Sobre la Renta, salvo que en ese mismo año se hubiese presentado la

declaración a que se refiere la fracción I.

Si transcurrido el plazo a que hace referencia la fracción I no se hubiese presentado la

declaración correspondiente, sin causa justificada, quedará sin efecto el nombramiento

respectivo previa declaración del Congreso del Estado. Lo mismo ocurrirá cuando se omita la

declaración contemplada en la fracción III. Cuando se trate de los Ediles o sus suplentes, en el

caso de que estos sean llamados a asumir el cargo, se requerirá que el Congreso del Estado

agote el procedimiento señalado en esta ley, y en ese caso, se considerarán suspendidos de su

cargo hasta que se dé la resolución definitiva.

ARTÍCULO 117. Cuando los signos exteriores de riqueza sean ostensibles y notoriamente

superiores a los ingresos lícitos que pudiera tener un servidor público, el Congreso o la

Diputación Permanente podrán ordenar, fundando y motivando su resolución, la práctica de

visitas de inspección y auditorías a la dependencia, órgano o entidad bajo su cargo. Cuando

estos actos requieran orden de autoridad judicial, el Congreso o la Diputación Permanente

harán ante ésta la solicitud correspondiente.

Previamente a la inspección o al inicio de la auditoría, se dará cuenta al servidor

público de los hechos que motivan estas actuaciones y se le presentarán las actas en que

aquellos consten para que exponga lo que en derecho le convenga.

ARTÍCULO 118. El servidor público municipal a quien se practique visita de

investigación o auditoría podrá interponer recurso de revocación ante el Congreso del Estado,.49

contra los hechos contenidos en las actas, mediante escrito que deberá presentar dentro de los

cinco días siguientes a la conclusión de aquellas, en la que expresará los motivos y ofrecerá

las pruebas que considere necesario acompañar o rendir dentro de los treinta días siguientes a

su presentación. El servidor público podrá también optar por promover el juicio de nulidad

ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Poder Judicial del Estado, de

conformidad con las leyes aplicables.

Todas las actas que se levanten con motivo de la visita deberán ir firmadas por el

servidor público y los testigos que para tal efecto designe. Si el servidor público o los testigos

se negaren a firmar, el visitador lo hará constar sin que estas circunstancias afecten el valor

probatorio que en su caso, posea el documento.

ARTÍCULO 119. Para los efectos de esta Ley y del Código Penal, se computarán entre los

bienes que adquieran los servidores públicos o con respecto de los cuales se conduzcan como

dueños, los que reciban o de los que dispongan su cónyuge y sus dependientes económicos

directos, siempre que se presuma que provienen del servidor público.

ARTÍCULO 120. Durante el desempeño de su empleo, cargo o comisión, y un año

después los servidores públicos municipales, no podrán solicitar, aceptar o recibir, por sí o por

interpósita persona, dinero o cualquier donación, que se presuma que se hace con motivo de

servicios en el ejercicio de su función pública.

Para los efectos del párrafo anterior, no se considerarán los que reciba el servidor

público en una o más ocasiones, de una misma persona física o moral de las mencionadas en

el párrafo precedente, durante un año cuando el valor acumulado durante ese año no sea

superior a diez veces el salario mínimo diario vigente en la zona económica donde resida el

servidor público, en el momento de su recepción.

En ningún caso se podrán recibir de dichas personas títulos, valores, bienes inmuebles

o cesiones de derechos sobre juicios o controversias en las que se dirima la titularidad de los

derechos de posesión o de propiedad sobre bienes de cualquier clase.

Se castigará como cohecho las conductas de los servidores públicos que violen lo

dispuesto en este ARTÍCULO y serán sancionados en términos de la legislación penal.

ARTÍCULO 121. Cuando los servidores públicos municipales reciban obsequios,

donativos o beneficios en general de los que se mencionan en el ARTÍCULO anterior y cuyo

monto, sea superior al que en él se establece o sean de los prohibidos, deberán entregarlos a la

Tesorería del Ayuntamiento, para que se integren al patrimonio municipal. La Tesorería

notificará al Congreso del Estado de los bienes recibidos y su avalúo comercial.

ARTÍCULO 122. El Congreso del Estado o la Diputación Permanente harán al Ministerio

Público, en su caso, declaratoria de que el servidor público sujeto a la investigación

respectiva, en los términos de la presente Ley, no justificó ante ella la procedencia lícita del.50

incremento sustancial de su patrimonio de los bienes adquiridos o de aquellos sobre los que se

conduzca como dueño, durante el tiempo de su encargo o por motivo del mismo.

ARTÍCULO 123. Se concede acción popular para denunciar ante el Procurador General de

Justicia del Estado, la malversación de fondos municipales o cualquier otro hecho que importe

menoscabo de la Hacienda Municipal.

CAPÍTULO II

DE LA SUSPENSIÓN Y REVOCACIÓN DEL

MANDATO DE LOS MIEMBROS DEL AYUNTAMIENTO

ARTÍCULO 124. El Congreso del Estado, por acuerdo de las dos terceras partes de sus

integrantes, cumpliendo con el procedimiento que se enuncia en esta ley, podrá suspender o

revocar el mandato de alguno o algunos de los Ediles.

ARTÍCULO 125. Son causas graves para que se suspenda o revoque el mandato a los

Ediles:

I. Los actos u omisiones que constituyan perjuicio a los intereses públicos

fundamentales y su correcto despacho, como son:

a) El ataque a las instituciones democráticas;

b) El ataque a la forma de gobierno republicano, representativo y federal;

c) Las violaciones graves y sistemáticas a las garantías individuales o

sociales;

d) El ataque a la libertad de sufragio;

e) La usurpación de atribuciones;

f) Cualquier infracción a la Constitución General de la República, a la

Constitución Política del Estado o a las Leyes que de ellas emanen, cuando

cause perjuicios graves al Estado, al Municipio o a la sociedad, o motive

algún trastorno en el funcionamiento normal de las instituciones;

g) Las omisiones de carácter grave, en los términos del inciso anterior;

h) Las violaciones sistemáticas o graves a los planes, programas y

presupuestos de la Administración Pública Estatal o Municipal y a las leyes

que determinen el manejo de los recursos económicos estatales y de los

municipios;

i) Faltar a las sesiones del Ayuntamiento, sin causa justificada, por tres

veces dentro del plazo de tres meses o dejar de desempeñar las atribuciones

propias de su cargo; o

j) Dejar de presentarse a las sesiones del Ayuntamiento o al desempeño de

sus funciones, cuando habiendo solicitado su separación al cargo, el

Congreso no haya resuelto sobre la procedencia de ésta.

II. La comisión de delitos intencionales durante su encargo; o.51

III. Los actos u omisiones que afecten la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad

y eficiencia que deben observar en el desempeño de sus funciones.

ARTÍCULO 126. Es facultad del Congreso, calificar la gravedad, según el caso, para la

procedencia de la suspensión o la revocación del mandato.

Cuando proceda la revocación del mandato, el Congreso del Estado podrá sancionar

con la inhabilitación para desempeñar funciones, empleos, cargos o comisiones de cualquier

naturaleza en el servicio público. La inhabilitación será de uno a diez años.

ARTÍCULO 127. De los delitos del orden común cometidos por los Presidentes o

Síndicos Municipales, conocerán los Tribunales del mismo orden, previo su desafuero. Los

demás Ediles deberán ser suspendidos por el Congreso del Estado, cuando se haya dictado en

su contra auto de formal prisión y la revocación del mandato procederá si resulta culpable del

delito, por sentencia que cause ejecutoria.

CAPÍTULO III

DE LA SUSPENSIÓN Y DECLARACIÓN DE

DESAPARICIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

ARTÍCULO 128. El Congreso del Estado, por acuerdo de las dos terceras partes de sus

integrantes, cumpliendo con el procedimiento que se enuncia en el presente Título, podrá

suspender o declarar la desaparición de los Ayuntamientos.

ARTÍCULO 129. Son causas graves para que se suspenda un Ayuntamiento:

I. Que incurran en actos u omisiones que constituyan perjuicio a los intereses

públicos fundamentales y a su correcto despacho, en términos de lo establecido

por la fracción I, del ARTÍCULO 125 de esta Ley; o

II. Que por cualquier causa, exista falta de propietarios o suplentes y no hubiere el

quórum que permita celebrar sesiones.

ARTÍCULO 130. Son causas graves para que se declare desaparecido un Ayuntamiento:

I. Que se haya perdido el orden y la paz pública del Municipio;

II. Cuando el Ayuntamiento abandone sus funciones; o

III. La renuncia o separación mayoritaria de los Ediles, declarada procedente por el

Congreso del Estado..52

CAPÍTULO IV

DEL PROCEDIMIENTO PARA LA SUSPENSIÓN Y REVOCACIÓN DEL

MANDATO DE LOS MIEMBROS DEL AYUNTAMIENTO Y SUSPENSIÓN DE

AYUNTAMIENTOS

ARTÍCULO 131. Se concede acción popular para denunciar ante el Congreso del Estado o

la Diputación Permanente, en su caso, las causas a que se refieren los ARTÍCULOs 125 y 129 de

esta Ley. Toda denuncia deberá ser ratificada dentro de las setenta y dos horas siguientes a su

presentación.

ARTÍCULO 132. Si la denuncia se presenta y ratifica cuando esté en receso el Congreso

del Estado, la Diputación Permanente y la Comisión de Gobernación resolverán sobre la

procedencia o improcedencia de aquella. En caso de que proceda, la Diputación Permanente

convocará a sesión extraordinaria del Congreso del Estado, que se llevará a cabo en un plazo

no menor de tres días; en todo caso y durante este término, recabará informes para los efectos

del ARTÍCULO 136 de esta ley.

ARTÍCULO 133. Si la denuncia se presenta y ratifica cuando el Congreso esté en

sesiones, conocerán las Comisiones de Gobernación y de Justicia y Puntos Constitucionales,

para que resuelvan sobre la procedencia o improcedencia de aquella, en la hipótesis prevista

en el ARTÍCULO 131.

ARTÍCULO 134. La Diputación Permanente y la Comisión de Gobernación, para resolver

sobre la procedencia o improcedencia de la denuncia, deberán determinar si la conducta

atribuida corresponde a las enumeradas por los ARTÍCULOs 125 y 129 de esta ley y si él o los

denunciados son servidores públicos municipales, en los términos de la misma.

ARTÍCULO 135. Una vez acreditados los supuestos del ARTÍCULO anterior, la denuncia se

turnará a la Comisión Instructora.

ARTÍCULO 136. La Comisión Instructora practicará todas las diligencias necesarias para

la comprobación de la conducta y el hecho materia de aquella, estableciendo las características

y circunstancias del caso y precisando la intervención que haya tenido el servidor público

denunciado.

La Comisión Instructora informará al denunciado sobre la materia de aquella,

haciéndole saber su derecho a defenderse y que deberá, a su elección, comparecer o informar

por escrito, dentro de los siete días naturales siguientes a la notificación.

ARTÍCULO 137. La Comisión Instructora abrirá un período de prueba de quince días

naturales dentro del cual recibirá las pruebas que ofrezcan el servidor público o su defensor y

las que ésta considere necesarias..53

Si al concluir el plazo señalado no hubiese sido posible recibir las pruebas ofrecidas

oportunamente, o es preciso allegarse otras, la Comisión Instructora podrá ampliarlo, a

petición del denunciado, en la medida que resulte estrictamente necesario.

En todo caso, la Comisión Instructora calificará la pertinencia de las pruebas,

desechando las que a su juicio sean improcedentes.

ARTÍCULO 138. Terminada la instrucción del procedimiento, se pondrá el expediente,

por un plazo de cuarenta y ocho horas, a la vista del servidor público y su defensor, a fin de

que tomen los datos que requieran para formular alegatos, que deberán presentar por escrito

dentro de los tres días naturales siguientes al vencimiento del segundo plazo mencionado, si lo

hubiere.

ARTÍCULO 139. Transcurrido el plazo para la presentación de alegatos, se hayan o no

entregado éstos, la Comisión Instructora formulará sus conclusiones en vista de las

constancias del procedimiento. Para este efecto analizará clara y metódicamente la conducta o

los hechos imputados y hará las consideraciones jurídicas que procedan para justificar, en su

caso, la conclusión o la continuación del proceso.

ARTÍCULO 140. Si de las constancias del procedimiento se desprende la inocencia del

encausado, las conclusiones de la Comisión Instructora continuarán, proponiendo que se

declare que no ha lugar a proceder en su contra por la conducta o el hecho materia de la

denuncia, que dio origen al procedimiento.

Si de las constancias aparece la probable responsabilidad del servidor público, las

conclusiones terminarán proponiendo la aprobación de lo siguiente:

I. Que está debidamente comprobado el hecho materia de la denuncia; y

II. Que existe probable responsabilidad del inculpado;

De igual manera deberán asentarse en las conclusiones las circunstancias que hubieren

concurrido en los hechos.

ARTÍCULO 141. Una vez emitidas las conclusiones a que se refieren los ARTÍCULOs

precedentes, la Comisión Instructora las entregará al Secretario de la Mesa Directiva del

Congreso para que dé cuenta al Presidente del mismo, quien anunciará que el Congreso del

Estado debe reunirse y resolver sobre la imputación, dentro de los tres días naturales

siguientes, lo que hará saber el Secretario, al servidor público denunciado, para que se

presente personalmente asistido de su defensor, a fin de que aleguen lo que convenga a sus

derechos.

ARTÍCULO 142. La Comisión Instructora deberá practicar todas las diligencias y

formular sus conclusiones hasta entregarlas al Secretario, conforme a los ARTÍCULOs anteriores,

dentro del plazo de cuarenta y cinco días naturales, contados desde el día siguiente a la fecha

en que se le haya turnado la denuncia, a no ser que por causa razonable y fundada se encuentre

impedida para hacerlo. En este caso podrá solicitar del Congreso del Estado que se amplíe el.54

plazo por el tiempo indispensable para perfeccionar la instrucción. El nuevo plazo que se

conceda no excederá de quince días.

ARTÍCULO 143. El día señalado, conforme al ARTÍCULO 141 de esta Ley, la Secretaría dará

lectura a las constancias procedimentales o una síntesis que contenga los puntos sustanciales

de éstas; así como las conclusiones de la Comisión Instructora. Acto continuo se concederá la

palabra al servidor público o a su defensor o a ambos si alguno de éstos lo solicitare, para que

alegue lo que convenga a sus intereses.

Retirados el servidor público y su defensor, se procederá a discutir y a votar las

conclusiones propuestas por la Comisión Instructora.

ARTÍCULO 144. Tomada la decisión por el Congreso del Estado, se dictará resolución, la

que se notificará personalmente y se publicarán los puntos resolutivos en la Gaceta Oficial del

Estado.

Para que la resolución condenatoria tenga validez se requerirá el voto aprobatorio de

las dos terceras partes de los integrantes del Congreso del Estado.

ARTÍCULO 145. Toda resolución en la que se declare la suspensión o revocación del

mandato de un miembro del Ayuntamiento, contendrá la orden para que se llame al suplente,

para que se le tome la protesta y asuma el cargo, en los términos de esta Ley.

ARTÍCULO 146. Toda resolución en la que se declare la suspensión de un Ayuntamiento,

además de contener la orden para que se llame a los que lo sustituyan, contendrán las

siguientes prevenciones:

I. La designación de un interventor que reciba todo lo relativo a la administración

municipal, se encargue de mantener el orden y la paz pública y atienda los

servicios públicos urgentes; y

II. El señalamiento de un plazo no mayor de cinco días, para que se presenten los

sustitutos a protestar el cargo y asumir sus funciones.

Si en el plazo indicado en la fracción II de este ARTÍCULO no se presentaren los

sustitutos, el interventor en un plazo no mayor de veinticuatro horas, comunicará esta

circunstancia al Congreso del Estado, para que ésta designe una comisión de tres Diputados,

para que investigue y proponga de entre los habitantes, a los que puedan integrar el Concejo

Municipal. En este caso, el interventor continuará en funciones.

ARTÍCULO 147. Cuando el Congreso del Estado o la Diputación Permanente, al recibir la

denuncia, con base en ésta y otros informes que recabe, tenga conocimiento que exista grave

alteración del orden público, preventivamente y con el voto aprobatorio de las dos terceras

partes de sus integrantes, suspenderá provisionalmente al o los acusados y llamará a los

suplentes, si esto último no fuese posible, designará un Concejo Municipal; en todo caso,

nombrará una Comisión de tres Diputados para que le den posesión a la brevedad posible..55

Dicha resolución se notificará a los acusados y se publicará en la Gaceta Oficial del

Estado.

Dictada la resolución a que se refiere este ARTÍCULO se continuará con el procedimiento

ordenado en el presente Capítulo.

CAPÍTULO V

DEL PROCEDIMIENTO PARA DECLARAR LA DESAPARICIÓN DE UN

AYUNTAMIENTO

ARTÍCULO 148. Cuando el Congreso del Estado al recibir la denuncia, tenga

conocimiento de que se han presentado las causas previstas en el ARTÍCULO 130 de esta ley, de

inmediato la turnará a la Comisión Instructora, para que sin demora notifique al

Ayuntamiento, reciba las pruebas y alegatos que éste ofrezca y emita un dictamen sobre la

procedencia o improcedencia de la declaración de desaparición del Ayuntamiento. Con vista

en el dictamen, el Congreso del Estado resolverá lo procedente.

CAPÍTULO VI

DEL JUICIO DE PROCEDENCIA

ARTÍCULO 149. Para la declaración de procedencia en contra de Presidentes

Municipales, Síndicos o de Presidentes de Concejos Municipales, por la comisión de delitos,

se estará a lo siguiente:

I. Se requerirá denuncia del Ministerio Público u orden de Juez competente, las

que serán acompañadas de copia certificada de averiguación previa

debidamente determinada o de causa radicada;

II. El Congreso del Estado o la Diputación Permanente turnarán el expediente a la

Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales, la que, previa comprobación

del carácter de Presidente Municipal, Síndico o Presidente de Concejo

Municipal, hará la notificación al interesado para que en el plazo de cinco días

hábiles manifieste lo que a su derecho convenga;.56

III. Vencido el plazo anterior la Comisión dictaminará, para el caso de que la

conducta imputada esté tipificada por el Código Penal, que ha lugar a proceder

en contra del munícipe;

IV. De encontrarse el Congreso en receso, la Diputación Permanente convocará de

inmediato a un período de sesiones extraordinarias para que aquél resuelva, en

una sola sesión, si es de aprobarse el dictamen;

V. De aprobarse el dictamen por el voto de las dos terceras partes de la totalidad

de los integrantes del Congreso, el munícipe cesará de inmediato en sus

funciones.

CAPÍTULO VII

DE LA RESPONSABILIDAD ADMINISTRATIVA

ARTÍCULO 150. Cuando el planteamiento a que se refiere la fracción XXVIII del ARTÍCULO

115, que formule el servidor público a su superior jerárquico deba ser comunicado al

Presidente o al Ayuntamiento, el superior procederá a hacerlo sin demora, bajo su estricta

responsabilidad, poniendo el trámite en conocimiento del subalterno interesado. Si el superior

jerárquico omite la comunicación, el subalterno podrá practicarla directamente informando a

su superior acerca de este acto.

ARTÍCULO 151. Son competentes para aplicar las sanciones a que se refiere este

Capítulo:

I. El Ayuntamiento en sesión de Cabildo, cuando se trate de los Ediles, así como

de los Agentes o Subagentes Municipales;

II. El Presidente Municipal o el órgano de control interno, cuando se trate de

cualquier otro servidor público; y

III. El Congreso del Estado, cuando se trate de Ediles y la sanción que proceda sea

de suspensión, separación del cargo o inhabilitación, conforme a lo dispuesto

por esta ley.

ARTÍCULO 152. Los Ayuntamientos deberán dictar reglas de control interno, prevención

y procedimiento para que las instancias del público sean atendidas y resueltas con eficiencia.

ARTÍCULO 153. Las sanciones por falta administrativa consistirán en:

I. Apercibimiento privado o público;

II. Amonestación privada o pública;

III. Suspensión;

IV. Destitución del puesto;.57

V. Sanción económica, cuando se haya causado un daño patrimonial u obtenido

un lucro; o

VI. Inhabilitación temporal para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el

servicio público.

Cuando la inhabilitación se imponga como consecuencia de un acto u omisión que implique

lucro o cause daños y perjuicios, será de seis meses a tres años si el monto de aquellos no

excede de cien veces el salario mínimo mensual vigente en la zona económica donde preste

sus servicios el servidor público municipal, y de tres a diez años si excede de dicho límite.

ARTÍCULO 154. Las sanciones administrativas se impondrán tomando en cuenta los siguientes elementos:

 

I. La gravedad de la responsabilidad en que se incurra con el propósito de

suprimir prácticas que infrinjan las disposiciones de esta Ley o las que se dicten con base en ella;

II. Las circunstancias sociales y culturales del servidor público;

III. El nivel jerárquico, los antecedentes y las condiciones personales del infractor;

IV. Los medios de ejecución y la conducta de los que intervinieren;

V. La antigüedad en el servicio;

VI. Si hubiese reincidencia en el incumplimiento de sus obligaciones; y

VII. El monto del beneficio, daño o perjuicio económicos derivados del

incumplimiento de obligaciones.

 

ARTÍCULO 155. En caso de aplicación de sanciones económicas por beneficios obtenidos y daños o perjuicios causados por incumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo115, se aplicarán dos tantos del lucro obtenido y de los daños o perjuicios causados.

 

ARTÍCULO 156. Para la aplicación de las sanciones a que hace referencia el artículo 153, se observarán las siguientes reglas:

 

I.                     Cuando se trate de Ediles o de Agentes o Subagentes Municipales:

 

a) El apercibimiento, la amonestación y, en su caso, la sanción económica,

serán impuestas por el Ayuntamiento en sesión de Cabildo; y

b) La suspensión, la destitución o la inhabilitación, serán impuestas por el

Congreso del Estado, en términos del presente Título, con la denuncia que

formule el Cabildo.

 

II. Cuando se trate de otros servidores públicos municipales, las sanciones serán

impuestas por el Presidente Municipal o por el órgano de control interno.

 

Para la destitución del empleo, cargo o comisión, previa suspensión, el Síndico lo

demandará de acuerdo con los procedimientos consecuentes con la naturaleza de la relación y en los términos de esta ley y demás leyes del Estado.

La inhabilitación para desempeñar un empleo, cargo o comisión en el servicio público será aplicable por resolución que dictará el órgano que corresponda, en términos de esta ley y demás leyes aplicables.

 

ARTÍCULO 157. El Ayuntamiento o el Presidente Municipal, en los ámbitos de sus

respectivas competencias, podrán abstenerse de sancionar al infractor, por una sola vez, cuando lo estimen pertinente, justificando la causa de la abstención, siempre que se trate de hechos que no revistan gravedad ni constituyan delito, cuando lo ameriten los antecedentes y circunstancias del infractor y el daño causado por éste no exceda de cien veces el salario mínimo diario vigente en la zona económica donde se cometa.

 

ARTÍCULO 158. Las sanciones administrativas aplicables a los servidores públicos municipales se impondrán mediante el procedimiento administrativo que establezca el Código de la materia. En el caso de Ediles o Agentes o Subagentes Municipales se estará a lo dispuesto por esta ley.

 

ARTÍCULO 159. Quienes hayan desempeñado cargos públicos en un Municipio podrán solicitar ante el Presidente Municipal constancias que acrediten la no existencia de registro de inhabilitación, que serán exhibidas para los efectos pertinentes, por las personas que sean requeridas para desempeñar un empleo, cargo o comisión en el servicio público.

 

 

 

ARTÍCULO 160. En contra de los actos o resoluciones administrativas que se dicten, los sujetos sancionados podrán interponer, a su elección, el recurso de revocación o intentar el juicio contencioso, de conformidad con lo dispuesto por el Código de la materia.

 

ARTÍCULO 161. La ejecución de las sanciones administrativas impuestas por resolución firme, se llevará a cabo de inmediato en los términos que la misma disponga. La suspensión, destitución o inhabilitación que se impongan a los servidores públicos de confianza, surtirán efectos al notificarse la resolución y se consideran de orden público.

Tratándose de los servidores públicos de base, la suspensión y la destitución se sujetarán a lo previsto en la Ley correspondiente.

 

Las sanciones económicas que se impongan constituirán créditos fiscales a favor de la Hacienda Municipal, según corresponda, se harán efectivas mediante el procedimiento administrativo de ejecución, tendrán la prelación prevista para dichos créditos y se sujetarán en todo a las disposiciones aplicables a esta materia.

 

ARTÍCULO 162. Si el servidor público presunto responsable admitiere su responsabilidad por el incumplimiento de las obligaciones a que hace referencia la presente Ley, se procederá  de inmediato a dictar resolución, a no ser que quien conoce del procedimiento disponga la recepción de pruebas para acreditar la veracidad de la confesión o el monto de los daños y perjuicios causados. En caso de que se acepte la plena validez probatoria de la confesión, se impondrá al interesado dos tercios de la sanción aplicable, si es de naturaleza económica, pero en lo que respecta a la indemnización, ésta en todo caso deberá ser suficiente para cubrir los daños y perjuicios causados, y siempre deberá restituirse cualquier bien o producto que se hubiese percibido con motivo de la infracción.

 

ARTÍCULO 163. Para el cumplimiento de las atribuciones que les confiere esta Ley, los Ayuntamientos y los Presidentes Municipales podrán emplear los medios de apremio previstos en el Código de Procedimientos Administrativos del Estado.

 

ARTÍCULO 164. Las facultades para ejecutar las sanciones que esta Ley prevé, prescribirán en tres años.

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO VIII

DISPOSICIONES COMUNES A LOS PROCEDIMIENTOS

ENUNCIADOS EN EL PRESENTE TÍTULO

 

 

ARTÍCULO 165. Los Ediles y los servidores públicos municipales que hayan de

intervenir en algún acto de procedimiento, podrán excusarse o ser recusados por algunas de las causas de impedimento que señale el Código de Procedimientos Administrativos para el Estado; los Diputados, para los mismos efectos, lo harán de conformidad con lo señalado por la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado. Únicamente con expresión de causa podrá el inculpado recusar a quienes conozcan de la imputación presentada en su contra, que deban participar en actos de procedimiento.

 

ARTÍCULO 166. Presentada la excusa o la recusación, se calificará dentro de los tres días hábiles siguientes en un incidente que se sustanciará de acuerdo con las siguientes reglas:

 

I. Si se trata de un procedimiento ante el Congreso del Estado se sustanciará ante

la Comisión a cuyos miembros no se hubiese señalado impedimento para

actuar. Si hay excusa o recusación de integrantes de ambas comisiones, se

designará a quien haga la sustitución;

II. Si se trata del Presidente Municipal o de alguno de los Ediles, se sustanciará

ante el Cabildo.

 

ARTÍCULO 167. Las autoridades estarán obligadas a expedir las constancias que les soliciten aquellas a que se refiere este título.

 

ARTÍCULO 168. Todas las comunicaciones oficiales que deban girarse para la práctica de las diligencias a que se refiere este título se entregarán personalmente.

 

TÍTULO SÉPTIMO

DE LOS CONCEJOS MUNICIPALES

CAPÍTULO I

 

ARTÍCULO 169. En caso de declararse desaparecido un Ayuntamiento, si conforme a la Ley no procediere que entrasen en funciones los suplentes, el Congreso del Estado del Estado designará de entre los vecinos a un Concejo Municipal que concluirá el período respectivo.

Los miembros del Concejo Municipal, tendrán las mismas obligaciones y derechos que establece esta ley, para los integrantes de un Ayuntamiento.

 

ARTÍCULO 170. El Congreso del Estado, podrá suspender o remover a los miembros del Concejo Municipal, conforme a lo dispuesto por los artículos 125, 129 y 130 de esta Ley , y designará a quien los sustituya.

 

 

 

TÍTULO OCTAVO

DE LA ELECCIÓN DE AGENTES Y SUBAGENTES MUNICIPALES

CAPÍTULO I

 

ARTÍCULO 171. Los Ayuntamientos, el Congreso del Estado y el Instituto Electoral Veracruzano serán corresponsables en la preparación, desarrollo y vigilancia de la aplicación de los procedimientos de elección de los Agentes y Subagentes municipales.

 

ARTÍCULO 172. Los Agentes y Subagentes Municipales, en sus respectivos centros de población, podrán ser electos mediante los procedimientos de auscultación, consulta ciudadana o voto secreto. Para estos efectos, se entenderá por:

 

I. AUSCULTACION. El procedimiento por el cual los grupos de ciudadanos representativos de una congregación o comunidad, expresen espontáneamente y por escrito, su apoyo a favor de dos ciudadanos del lugar, para que sean designados. Agentes o Subagentes municipales, propietario y suplente, siempre que no haya oposición manifiesta que se considere determinante para cambiar los resultados de la elección.

 

II. CONSULTA CIUDADANA. El procedimiento por el cual se convoca a todos los

ciudadanos vecinos de una congregación o comunidad, para que en forma expresa y pública, elijan a los ciudadanos que deban ser Agentes o Subagentes municipales según el caso y manifiesten su voto, logrando el triunfo los candidatos que obtengan mayoría de votos;

 

III. VOTO SECRETO. El procedimiento por el cual se convoca a los ciudadanos vecinos de una congregación o comunidad a emitir de manera libre, secreta y directa, su sufragio respecto de los candidatos registrados y mediante boletas únicas preparadas con anticipación, logrando el triunfo aquellos que obtengan la mayoría de votos.

 

Los candidatos a ocupar los cargos de Agentes o Subagentes municipales deberán reunir los requisitos previstos en el ARTÍCULO 20 de esta Ley. Los Agentes o Subagentes municipales propietarios no podrán ser electos para el periodo inmediato siguiente, pero quienes hayan tenido el carácter de suplentes, podrán ser electos para el periodo inmediato siguiente como propietarios, siempre que no hayan estado en funciones.

 

La aplicación de estos procedimientos se hará conforme a la convocatoria respectiva, que será emitida por el Ayuntamiento con la aprobación del cabildo y sancionada previamente por el Congreso del Estado.

 

El Presidente Municipal, en sesión de Cabildo, tomará la protesta a los Agentes y

Subagentes Municipales, el primer día del mes de mayo siguiente a la elección de que se trate, levantándose el acta respectiva, misma que será remitida al Congreso del Estado.

 

En caso de renuncia, licencia, faltas temporales o definitivas de los Agentes y Subagentes se estará, en lo conducente, a lo dispuesto por esta ley para el caso de los Ediles.

 

La Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia del Estado, resolverá todos los

casos de impedimentos por los cuales no pudieran desempeñar el cargo la persona o personas electas.

 

ARTÍCULO 173. La convocatoria para la elección de Agentes y Subagentes municipales deberá ser publicada a mas tardar el día 25 del mes de febrero del año de la elección, concluyendo la aplicación de los procedimientos aprobados, a más tardar del segundo domingo del mes de abril del mismo año.

 

ARTÍCULO 174. Los procedimientos de elección de los Agentes y Subagentes

municipales se sujetarán a las siguientes bases:

 

I. Los Ayuntamientos serán corresponsables con el Congreso del Estado y el Instituto Electoral Veracruzano en la preparación desarrollo y vigilancia del procedimiento de elección de los Agentes y Subagentes municipales;

II. El Congreso del Estado sancionará y aprobará los procedimientos de elección de los Agentes y Subagentes municipales señalados en la convocatoria que al efecto expidan los Ayuntamientos;

 

III. La Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia del Estado resolverá sobre

aquellas circunstancias que sean motivo de impugnación respecto al resultado en la aplicación de los procedimientos de elección o por motivo de inelegibilidad de los candidatos, por los que no pudiera desempeñar su cargo algún agente o subagente municipal;

 

IV. Los Ayuntamientos, dentro de un plazo no mayor de veinte días contados a partir de su instalación, deberán celebrar la sesión de cabildo para aprobar los

procedimientos de elección que se aplicarán en la elección de Agentes y Subagentes municipales en cada una de las congregaciones y comunidades que integren su territorio, así como la convocatoria respectiva, la que deberán remitir al Congreso del Estado, dentro de un plazo no mayor a las 48 horas siguientes a la celebración de la sesión de cabildo;

 

V. Aprobada la convocatoria por el Congreso del Estado, se devolverá a los

Ayuntamientos, con las modificaciones que hubiesen procedido, en su caso, para su publicación en términos de lo que previene el artículo anterior;

VI. Dentro de los tres días siguientes a la publicación de la convocatoria, el Ayuntamiento, el Congreso del Estado o la Diputación Permanente y el Instituto Electoral Veracruzano, designarán a los integrantes de la Junta Municipal Electoral

que será el órgano responsable de la aplicación de los procedimientos de elección, dentro de sus respectivos municipios, conforme a lo dispuesto en esta ley y demás

disposiciones relativas. El representante del Ayuntamiento fungirá como Presidente de la Junta; el representante del Congreso del Estado, como Secretario; y el representante del Instituto Electoral Veracruzano como vocal; todos ellos tendrán voz y voto;

VII. Para garantizar la legalidad de los actos, resultados y resoluciones en las diferentes instancias en la aplicación de los procedimientos de elección de los Agentes y Subagentes municipales, se establece como única vía jurisdiccional, el

recurso de apelación que resolverá la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

 

ARTÍCULO 175. A la Junta Municipal Electoral le corresponden las siguientes atribuciones:

 

I. Vigilar la observancia de esta Ley y demás disposiciones aplicables;

II. Intervenir dentro de sus respectivas municipalidades, en la preparación desarrollo y vigilancia del proceso electoral;

III. Cumplir con los acuerdos que tomen el Congreso del Estado o la Diputación

Permanente, el Instituto Electoral Veracruzano y los Ayuntamientos;.63

IV. Publicar en sus respectivas municipalidades la lista que contenga la ubicación e integración de las mesas directivas de casillas;

V. Recibir las solicitudes de registro de candidatos que les sean presentadas por los propios ciudadanos que aspiren a los puestos a elegir;

VI. Designar a los integrantes de las mesas directivas de casillas;

VII. Nombrar a los auxiliares que sean necesarios para el ejercicio de sus funciones;

VIII. Recibir del Instituto Electoral Veracruzano, las boletas, documentación, útiles y material de papelería necesarios para la elección;

IX. Entregar a los presidentes de las mesas directivas de casilla, las boletas, documentación, material de papelería y útiles necesarios para la elección;

X. Realizar el cómputo de la elección de agente o subagente municipal que se efectúen bajo el procedimiento de voto secreto;

XI. Remitir al Ayuntamiento el o los paquetes electorales correspondientes respecto a la elección de los Agentes y Subagentes municipales, acompañando los recursos de impugnación que se hayan hecho valer en la aplicación de cada uno de los

procedimientos; y

XII. Las demás que les sean conferidas por esta Ley y demás disposiciones legales

aplicables.

 

ARTÍCULO 176. Los integrantes de la Junta Electoral Municipal tendrán las siguientes atribuciones y facultades:

 

I.                     El Presidente de la Junta Municipal Electoral:

 

a) Vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales aplicables al proceso de elección;

b) Convocar y presidir las reuniones de la Junta Municipal Electoral;

c) Remitir los informes que le sean solicitados por el Ayuntamiento, el Congreso del Estado y el Instituto Electoral Veracruzano;

d) Presentar a la Junta Municipal Electoral el proyecto de ubicación e integración de las mesas de casillas; y

e) Las demás que le sean conferidas por la Junta y esta Ley.

II. El Secretario:

a) Auxiliar a la Junta y su Presidente en el ejercicio de sus atribuciones;

b) Asistir a todas las reuniones de la Junta Municipal Electoral;

c) Certificar las actuaciones de la propia Junta;

d) Informar sobre el cumplimiento de los acuerdos de la Junta;

e) Recibir las solicitudes de registro de candidatos que sean presentadas por los

propios ciudadanos; y

f) Las demás que le sean conferidas por la Junta y esta Ley.

 

IV.               El Vocal:

 

a) Auxiliar a la Junta y al Presidente en el cumplimiento de sus atribuciones;

b) Asistir a todas las reuniones de la Junta;

c) Coordinar la capacitación a los funcionarios de las mesas directivas de casilla,

cuando el procedimiento a aplicar sea de voto secreto, y a los representantes de la

Junta en los casos de aplicación del procedimiento de Consulta Ciudadana;

d) Representar al Instituto Electoral Veracruzano en el Proceso Electoral; y

e) Las demás que le sean conferidas por la Junta y esta Ley.

 

ARTÍCULO 177. Cuando los procedimientos a aplicarse sean la auscultación o la consulta ciudadana, se deberá observar lo siguiente:

 

I. En el caso de la auscultación y no habiendo oposición determinante, la Junta

Municipal Electoral correspondiente levantará las actas circunstanciadas respectivas, así como el informe sobre la situación que prevalezca en la congregación o comunidad, enviándolo al Ayuntamiento para la calificación respectiva y la expedición de las constancias a quienes hayan resultado electos y, en su caso, a la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia del Estado para que se resuelva en definitiva;

 

 

II. Tratándose de la aplicación de la consulta ciudadana, en la misma convocatoria deberá señalarse fecha, hora y lugar en que habrá de realizarse la reunión de vecinos de la localidad que corresponda, debiéndose nombrar la representación o comisión de la Junta Municipal Electoral, que será la encargada de sancionar el procedimiento. Al término de la consulta ciudadana, se procederá conforme a la fracción anterior.

 

ARTÍCULO 178. Para la aplicación del procedimiento de elección por voto secreto, la Junta Municipal Electoral que corresponda, realizará el desarrollo de la jornada electoral en los plazos que señale la convocatoria respectiva, que en ningún caso podrá ser después del segundo domingo del mes de abril del año de la elección.

 

ARTÍCULO 179. La recepción de la votación, así como el escrutinio y cómputo de la misma, se harán en los términos establecidos en el Código Electoral para el Estado.

 

ARTÍCULO 180. Una vez realizada la elección, la Junta Municipal Electoral procederá a realizar el cómputo de la elección de cada localidad en que se aplicó el procedimiento de voto secreto, en los términos establecidos en el Código Electoral para el Estado, debiendo realizarlo a más tardar al día siguiente de la conclusión de la jornada electoral.

 

Concluido el cómputo integrará el expediente respectivo, acompañando en su caso, los recursos interpuestos, remitiéndolos al Ayuntamiento que corresponda para que declare la validez de la elección y expida las constancias de mayoría, entregándolas a los candidatos que resulten electos y en su caso, remita a la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia para su resolución.

 

ARTÍCULO 181. El Instituto Electoral Veracruzano será responsable de proporcionar a las Juntas Municipales Electorales:

 

I. Listas nominales de electores para la elección;

II. Formatos de la documentación electoral a utilizarse;

III. Las boletas electorales;

IV. Las urnas y mamparas;

V. El material de papelería y tinta indeleble a utilizarse; y

VI. La capacitación electoral a los funcionarios de las Juntas Municipales Electorales y de las mesas directivas de casilla.

 

ARTÍCULO 182. De conformidad con lo previsto por la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado, la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia, será la competente para substanciar y resolver, en forma definitiva los recursos que se presenten en la elección de Agentes y Subagentes municipales.

 

Articulo 183. El medio de impugnación deberá presentarse dentro de los cuatro días siguientes, a partir del momento que concluya la elección que se combate o el cómputo respectivo, término que deberá señalarse en la convocatoria emitida por el Ayuntamiento.

 

Transcurrido este plazo, si se recibiera alguna impugnación, ésta será remitida con el expediente relativo durante las 48 horas siguientes, a la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia.

ARTÍCULO 184. La Junta Municipal Electoral, concluirá sus funciones con la toma de posesión de los Agentes y Subagentes municipales y, se volverá a instalar hasta el siguiente proceso de elección de éstos.

 

ARTÍCULO 185. La elección de Agentes y Subagentes municipales, es un proceso que se realizará en forma independiente a cualquier tipo de organización política.

 

TÍTULO NOVENO

DE LA ENTREGA Y RECEPCIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

MUNICIPAL

CAPITULO I

 

ARTÍCULO 186. El Ayuntamiento saliente hará entrega al Ayuntamiento entrante de los documentos que contengan la situación que guarda la administración pública municipal, el día que se instale la nueva administración.

 

En la entrega y recepción, el Órgano de Fiscalización Superior podrá designar un

representante para que participe como observador.

 

 

ARTÍCULO 187. Los documentos a que se refiere el artículo anterior deberán ser:

 

I. Los libros de actas de las sesiones de cabildo del Ayuntamiento saliente y la

información sobre el lugar donde se encuentran los libros de las

administraciones municipales anteriores;

II. La documentación relativa a la situación financiera y estados contables que

deberán contener los libros de contabilidad y registros auxiliares,

correspondientes al Ayuntamiento saliente;

III. La documentación relativa al estado que guarda la cuenta pública del

Municipio, la que incluirá los oficios de razonabilidad, las observaciones,

requerimientos o apercibimientos emitidos por el Órgano de Fiscalización

Superior o por el Congreso del Estado;

IV. La situación de la deuda pública municipal y la documentación relativa a la

misma;

V. El estado de la obra pública ejecutada y en proceso y la documentación relativa

a la misma;

VI. La situación que guarda la aplicación del gasto público de los recursos

federales y estatales, así como informes y comprobantes de los mismos;

VII. La plantilla y los expedientes del personal al servicio del Municipio,

antigüedad, prestaciones, catálogo de puestos y demás información conducente;

VIII. La documentación relativa a convenios o contratos que el Municipio tenga con

otros municipios, con el Estado, con la Federación o con particulares;

IX. La documentación relativa a los programas municipales y proyectos aprobados

y ejecutados, así como el estado que guarden los que estén en proceso de

ejecución;

X. El registro, inventario, catálogo y resguardo de bienes muebles e inmuebles de

propiedad municipal;

XI. La documentación relativa al estado que guardan los asuntos tratados por las

Comisiones del Ayuntamiento; y

XII. Toda la información que se estime relevante para garantizar la continuidad de

la Administración Pública Municipal.

 

ARTÍCULO 188. El Síndico del Ayuntamiento entrante levantará acta circunstanciada de la entrega y recepción, la cual deberá ser firmada por los que intervinieron y se proporcionará copia certificada a los integrantes del Ayuntamiento saliente que participaron y el representante del Órgano de Fiscalización Superior, en su caso.

 

ARTÍCULO 189. Una vez concluida la entrega y recepción, el Ayuntamiento entrante designará una comisión especial que se encargará de analizar el expediente integrado con la documentación conducente, para formular un dictamen de un plazo de treinta días naturales.

 

El dictamen se someterá dentro de los quince días naturales siguientes al conocimiento y consideración del Ayuntamiento, el cual podrá llamar a los servidores públicos de la administración anterior, para que expresen lo que a su interés convenga, respecto de las observaciones que el dictamen contenga o para solicitar información o documentación complementaria. En todo caso, se concederá un plazo prudente para la respuesta, que no será menor a setenta y dos horas, contadas a partir de la notificación.

 

ARTÍCULO 190. Sometido a su consideración el dictamen, el Ayuntamiento emitirá el acuerdo correspondiente, en vía de opinión.

El Ayuntamiento dentro de los quince días hábiles siguientes, remitirá copia del expediente de entrega y recepción al Congreso del Estado para el efecto de revisión de las cuentas públicas municipales.

 

 

TRANSITORIOS

 

 

PRIMERO. La presente Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en la Gaceta Oficial del Estado.

SEGUNDO. Se abroga la Ley Orgánica del Municipio Libre, promulgada el nueve de febrero de mil novecientos ochenta y cuatro.

 

TERCERO. De conformidad con el artículo séptimo transitorio de la Ley que reformó y derogó diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado, la duración del ejercicio constitucional de los Ayuntamientos electos en el proceso electoral del año dos mil será, por única vez, de cuatro años, iniciando sus funciones el primero de enero del año dos mil uno para concluirlas el treinta y uno de diciembre del año dos mil cuatro.

 

CUARTO. Por única vez, el ejercicio constitucional del cargo de Agentes Municipales será de cuatro años. La elección de los mismos, deberá hacerse en los términos que señala la Ley Orgánica del Municipio Libre, promulgada el nueve de febrero de mil novecientos ochenta y cuatro, iniciando sus funciones el primero de mayo del año dos mil uno, para concluirlas el treinta de abril del año dos mil cinco.

Al efecto, las disposiciones contenidas en el Título Octavo de esta Ley iniciarán su

vigencia a partir del año dos mil cinco.

 

QUINTO. Para los efectos de lo dispuesto en el Título Primero de esta Ley, los municipios del Estado conservarán la extensión, límites y denominaciones que actualmente tienen.

 

SEXTO. Las disposiciones contenidas en el ARTÍCULO 21 de la presente Ley se aplicarán a partir del proceso electoral del año 2004.

 

SÉPTIMO. Los Ayuntamientos ajustarán, a la brevedad posible, los reglamentos relativos a las funciones y servicios públicos municipales, así como los correspondientes a las dependencias y entidades de la administración pública municipal, a las disposiciones contenidas en esta ley.

 

OCTAVO. En tanto se expiden las normas reglamentarias correspondientes, seguirán siendo aplicables, en lo que no se opongan a esta Ley, los Reglamentos en vigor.

Dado en el salón de Sesiones de la H. LIX Legislatura del Congreso del Estado, en la ciudad de Xalapa-Enríquez, Veracruz, a los cinco días del mes de enero del año dos mil uno.

Armando José Raúl Ramos Vicarte, diputado presidente.- Rúbrica. José Luis Salas Torres, diputado secretario.- Rúbrica.

Por tanto, en atención a lo dispuesto por los artículos 35, párrafo segundo, y 49,  fracción II, de la Constitución Política del Estado, y en cumplimiento del oficio número 00003, de los diputados presidente y secretario de la Quincuagésima Novena Legislatura del Honorable Congreso del Estado, mando se publique y se dé cumplimiento. Residencia del Poder Ejecutivo Estatal, a los 5 días del mes de enero del año dos mil uno.

 

 

Atentamente.

Sufragio efectivo. No Reelección.

Licenciado Miguel Alemán Velazco, Gobernador del Estado.- Rúbrica.

Publicada en el alcance a la Gaceta Oficial No. 5 de fecha 5 de enero de 2001

Recomendar página   Imprime esta página  

¿Cómo puedo ...? Ayuda para navegar
Si tienes alguna pregunta o comentarios respecto a este sitio, comunícate con nosotros
al Tel.: +52 (55) 5062.2000 o escríbenos a:
inafed.webmaster@segob.gob.mx
Copyright 2004 por e-Local. Todos los derechos reservados. INAFED -SEGOB