OTROS SITIOS

 
Municipios en el mundo

 
Secretaría de Gobernación

 
Ligas estatales
directorio.gob.mx
  BUSCAR EN EL SITIO
 
Inicio : Medio Ambiente : Funcionario Público : Guías técnicas y manuales : La protección ecológica en los municipios

 
Desde lo local
Profesionalización
Gobierno electrónico
Federalismo
Descentralización
Desarrollo regional y rural
Educación, cultura y deporte
Atractivos culturales y turísticos
Gestión municipal
Seguridad pública
Asistencia social
Salud
Servicios públicos
Democracia y transparencia

PARTICIPA EN NUESTRA ENCUESTA

¿Cómo considera la calidad de la Informacion en la Enciclopedia de los Municipios?
Excelente
Aceptable
Regular
Mala
No sabe
View Results

LA PROTECCIÓN ECOLÓGICA EN LOS MUNICIPIOS

 

Pág.

1.- MARCO JURÍDICO

1.1 Ámbito Federal

1.2 Ámbito Estatal

1.3 Ámbito Municipal

2.- ECOLOGÍA Y EL MEDIO AMBIENTE

2.1 La Ecología

2.2 El Medio Ambiente

2.3 Los Recursos Naturales

2.4 Los Problemas Ambientales

3.- PROGRAMA MUNICIPAL PARA LA PROTECCIÓN ECOLÓGICA Y AL MEDIO AMBIENTE

3.1 Diagnóstico

3.2 Objetivos

3.3 Metas

3.4 Estrategias

3.5 Acción

4.- SISTEMA MUNICIPAL DE GESTIÓN

4.1 Comisión de Protección Ambiental o Comisión de Ecología

4.2 Comité Municipal de Ecología

4.3 La Unidad Operativa de Protección Ambiental

5.- COORDINACIÓN DE ACCIONES

5.1 Los Recursos Municipales, Humanos, Administrativos y Técnicos en el Control de la Contaminación Ambiental y la Protección Ecológica

5.2 El Control de la Contaminación Ambiental y la Protección Ecológica en la Planeación del Desarrollo Urbano

6.- NORMAS TÉCNICAS PARA LA PROTECCIÓN AMBIENTAL

6.1 Normas Ambientales

6.2 Normas de Emisiones

6.3 Aspectos Técnicos

6.4 Opciones Técnicas

7.- FUENTES DE FINANCIAMIENTO

 

LA PROTECCIÓN ECOLÓGICA EN LOS MUNICIPIOS

1. MARCO JURÍDICO

Las atribuciones que facultan al ayuntamiento para la instrumentación de acciones para la protección de la ecología y el medio ambiente, tienen sustento jurídico en las leyes y reglamentos siguientes:

1.1. Ámbito Federal

• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El artículo 115 constitucional le otorga facultades al municipio para:

• Formular, aprobar y administrar la zonificación del territorio.

• Crear y administrar reservas territoriales.

• Controlar y vigilar el uso del suelo.

• Intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra.

• Otorgar permisos y licencias de construcción.

• Crear y administrar reservas ecológicas.

• Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente.

En este ordenamiento se establecen específicamente las acciones que en esta materia corresponden aplicar a los gobiernos federal, estatal y municipal, la cual fue expedida en diciembre de 1996. La política ecológica que plantea la Ley, se basa en una serie de principios entre los que destaca el hecho de considerar a los recursos naturales como patrimonio común de la sociedad y de cuyo equilibrio depende la vida y las posibilidades productivas de la nación a corto y largo plazos.

1.2. Ámbito Estatal

• Constituciones Estatales.

La formulación de la política y de los criterios ecológicos en cada entidad federativa, deberán guardar congruencia con los que en su caso hubiere formulado la Federación.

En ella, se establecen las facultades que tienen los municipios para prevenir y controlar la contaminación de la atmósfera, así como aquellas acciones tendientes a la prevención y control de contaminación de las aguas, especialmente en lo que se refiere al agua para uso o consumo humano en los centros de población, vigilancia de residuos sólidos y descarga de aguas residuales.

• Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente.

Esta ley se basa en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente, y contempla las adecuaciones que el gobierno del estado haya propuesto para su mejor aplicación, referente a aspectos como ejercer las atribuciones que las disposiciones jurídicas federales y estatales otorgan a los municipios en materia de recursos naturales y protección al medio ambiente.

1.3. Ámbito Municipal

•Ley Orgánica Municipal.

Es expedida por el Congreso Local y establece las bases jurídico-administrativas de los municipios.

•Bando Municipal de Policía y Buen Gobierno

Ordenamiento de carácter local en el que se establecen las atribuciones del ayuntamiento para preservar, conservar y restaurar el medio ambiente, expedir reglamentos específicos e incluir acciones sobre medio ambiente.

•Reglamentos  Específicos.

La promulgación de reglamentos municipales en materia ambiental constituye una acción clave para que los objetivos de la política ecológica se concreten en el ámbito municipal.

Los instrumentos jurídicos, leyes y reglamentos, principalmente se han orientado a los siguientes propósitos:

• La protección social de la salud.

• La conservación de un sano equilibrio de los asentamientos humanos, los recursos ecológicos y el medio ambiente.

• El control del uso, aprovechamiento y explotación de los recursos naturales.

• La protección ecológica y el control de la contaminación ambiental.

Los cuadros siguientes ilustran gráficamente lo anteriormente expuesto:   

2.  LA ECOLOGÍA Y EL MEDIO AMBIENTE

2.1. La Ecología

Parte de  la Biología que estudia la relación de los seres vivos con la naturaleza. La Sociología trata a la interacción que prevalece entre los grupos humanos y su ambiente físico y social. El fenómeno ecológico ha sido retomado por  investigadores para analizar las condiciones de la relación hombre-medio ambiente, bajo criterios de medición relativos tanto a la calidad y cantidad de los recursos naturales como al uso, aprovechamiento y explotación que de los mismos se está haciendo.

De esta manera, la Ecología estudia entre otras cosas, la relación del género humano y su entorno, la influencia del conocimiento humano y su desarrollo científico y tecnológico con respecto a la naturaleza, los problemas que se presentan en el medio ambiente por la acción del hombre y las medidas que podrían tomarse para atenuar el daño y deterioro de los sistemas y ciclos naturales.

2.2. Medio Ambiente

Es el compendio de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y en un momento determinado que influye en la vida material y psicológica del hombre.

El medio ambiente en relación con las sociedades humanas, es considerado como el conjunto de espacios naturales y artificiales que entran en relación directa e indirecta con los seres vivos.

La combinación de los diferentes elementos que integran el medio ambiente, requiere de un equilibrio armónico, que les permita a los seres vivos reproducirse y desarrollarse de acuerdo a las leyes naturales. Cuando esto no ocurre, el hombre y las demás especies pueden sufrir daños.

La búsqueda del equilibrio ambiental es ahora responsabilidad de la especie humana, ya que con su acción ha alterado las condiciones del medio ambiente. Estas alteraciones se reflejan principalmente en los ecosistemas naturales.

2.3. Los Recursos Naturales

Los organismos y seres vivos constituyen los llamados recursos ecológicos, que están relacionados entre sí de tal manera que conforman verdaderas cadenas de interdependencia, por lo que su supervivencia está determinada por la calidad y equilibrio del medio ambiente.

Entre los recursos renovables y no renovables con que cuenta la naturaleza se encuentran los siguientes:

• Recursos marinos, pluviales y lacustres:

            Especies animales y vegetales silvestres y cultivadas.

• Recursos forestales:

            Bosques maderables, no maderables y vegetación fibrosa.

• Recursos de cultivo:

            Especies vegetales agrícolas y de ornato.

• Recursos de flora y fauna:

            Especies animales y vegetales silvestres, domesticadas y cultivadas.

2.4. Los Problemas Ambientales

El medio ambiente está sujeto a diversos fenómenos naturales y artificiales, que pueden modificar o alterar su equilibrio, lo cual significa una problemática ambiental.

Dentro de éstos fenómenos destacan aquellos que la propia naturaleza produce en forma impredecible o bien periódicamente, tales como: los sismos, erupciones volcánicas, erosiones, huracanes, ondas de calor y las plagas.

Cabe señalar que estos fenómenos naturales llegan a producir problemas ambientales, que se manifiestan básicamente en un tipo de contaminación de polvos, bacterias y partículas de desechos físicos y orgánicos que dañan la vida. Sin embargo, la contaminación más peligrosa es aquella producida por el hombre.

Con la fundación y desarrollo de los pueblos y ciudades y la expansión de las actividades productivas, la especie humana ha modificado significativamente las condiciones ambientales, provocando alteraciones en el equilibrio ecológico por la acción de los contaminantes.

Los contaminantes son sustancias gaseosas, sólidas y líquidas producidas natural y/o artificialmente y cuyas características pueden ser tóxicas para la vida orgánica. La contaminación ambiental se origina con la presencia de estas sustancias en un espacio determinado, provocando serios problemas.

Los contaminantes en su paso por el medio ambiente se mezclan de manera superficial o definitiva con tres elementos fundamentales: el aire, el agua y el suelo. Si se considera la importancia de estos, puede tomarse conciencia del peligro que la contaminación ambiental significa para el futuro del género humano.

Los contaminantes naturales y artificiales más nocivos son los siguientes: (Ver cuadro)

 3.  PROGRAMA MUNICIPAL PARA LA PROTECCIÓN ECOLÓGICA Y AL MEDIO AMBIENTE

El equilibrio ambiental y la conservación ecológica del territorio municipal también es materia de administración por parte de los ayuntamientos. Estos dos aspectos fundamentales trascienden desde su origen en las condiciones del medio ambiente de los poblados y ciudades.

Ante esta situación, la pregunta a formularse es sencilla: ¿Qué acciones deberá emprender el ayuntamiento para conservar y salvaguardar el sano equilibrio y la adecuada protección ecológica de su territorio? Para responder a ello se requiere, en primera instancia, tener claramente identificados los objetivos que se persiguen con el control de la contaminación ambiental, para que así, la búsqueda de soluciones se realice creativamente, aprovechando las facultades legales y administrativas que tiene la autoridad municipal.

Para elaborar el programa municipal, es conveniente considerar los siguientes rubros:

                        1. Diagnóstico.               4. Estrategias

                        2. Objetivos                    5. Líneas de acción

                        3. Metas

 3.1. Diagnóstico

Consiste en conocer el estado real en que se encuentra el medio ambiente en el municipio, para establecer las acciones que deberán aplicarse.

3.2. Objetivos

El programa municipal tendrá como objetivos básicos los siguientes:

a) Salvaguardar el equilibrio armónico entre el medio ambiente y los recursos naturales municipales.

b) Prevenir y combatir la contaminación ambiental desde sus orígenes o fuentes que lo producen.

c) Proteger la salud humana y de las especies naturales del municipio.

d) Contrarrestar el crecimiento anárquico de los centros de población.

e) Propiciar una conciencia ciudadana en favor de la protección ecológica del municipio.

3.3. Metas

Presentamos a ustedes sugerencias sobre metas, las cuales pueden ser adecuadas de conformidad a las necesidades  que prevalecen en el municipio.

• Formar un comité de vigilancia sobre la protección ecológica y del medio ambiente.

• Motivar a las asociaciones y grupos sociales del municipio para preservar y mejorar el medio ambiente.

• Sembrar árboles en las comunidades cada año.

• Construir una área verde en cada comunidad que carezca de ella.

• Propiciar la instalación de equipos anticontaminantes en la industria que la requiera.

• Promover campañas de limpieza en el municipio cada semestre.

3.4. Estrategias

Una vez definidos los objetivos que persigue el Programa, es necesario definir las estrategias que se pueden llevar a cabo dentro del municipio:

            3.4.1 Estrategia de Planeación.

            3.4.2 Estrategia de Prevención.

            3.4.3 Estrategia de Control.

            3.4.4 Estrategia de Gestión.

3.4.1 Estrategia de Planeación

Comprende la aplicación de los siguientes aspectos:

• Concertar y promover internamente las acciones con respecto al medio ambiente.

• Elaborar un sistema de información municipal sobre medio ambiente.

• Propiciar el adecuado aprovechamiento de los recursos naturales comprendidos en el territorio.

• Garantizar la conservación de los recursos, evitando su agotamiento y deterioro.

• Propiciar el uso diversificado del suelo.

3.4.2 Estrategia de Prevención

Esta estrategia consiste en la aplicación de las recomendaciones que emanan de los instrumentos técnicos para la ejecución de medidas preventivas y correctivas, ya sea en las actividades socioeconómicas establecidas o las que estén en proyecto, tales recomendaciones pueden referirse a:

• La instalación de equipos anticontaminantes en las industrias.

• La aplicación de condiciones particulares de descarga de aguas residuales.

• La implementación de los sistemas domiciliarios más viables para el manejo de aguas residuales de acuerdo a las características locales.

• El diseño de actividades de educación ambiental dirigidas a la población.

• El registro de descargas de aguas residuales y el inventario de fuentes emisoras de contaminación.

• La instalación de sistemas de tratamiento de aguas residuales.

• El establecimiento de sistemas de reciclaje y disposición final de los residuos sólidos.

• La sustitución paulatina del uso de agroquímicos contaminantes por otras opciones de agroecología.

• Limpieza y mantenimiento permanente de los sistemas municipales de alcantarillado.

3.4.3 Estrategia de Control

Consiste en la aplicación de los instrumentos de supervisión y vigilancia, así como de evaluación del impacto ambiental para verificar el cumplimiento de la normatividad establecida por la Federación y de los reglamentos expedidos por el Estado y el Municipio.

3.4.4 Estrategia de Gestión

En ella se definen los mecanismos a través de los cuales el municipio podrá ejecutar las acciones propuestas para el control y prevención de la contaminación y conseguir los apoyos técnicos y financieros  para las mismas. Dos aspectos son los que conforman esta estrategia: la organización del Ayuntamiento y la relación de éste con otras dependencias y grupos sociales y privados.

La unidad operativa debe tener clara su relación con el resto de las direcciones y unidades del Ayuntamiento para lograr la coordinación de acciones tales como:

• El mejoramiento de los sistemas de limpia a cargo de unidades operativas ya establecidas con el fin de inducir las prácticas adecuadas de reciclaje y disposición final de desechos.

• Las funciones de inspección y vigilancia de los residuos sólidos generados en el rastro, mercado, parques públicos y panteones.

• Coordinar con la Oficina de Agua Potable y Alcantarillado o su equivalente para llevar a   cabo el registro de descargas de aguas municipales y para controlar la apertura de nuevos pozos, así como las recomendaciones para el mantenimiento de las redes y sistemas de conducción, manejo, tratamiento y reutilización de las aguas residuales.

• Concertar con los prestadores de transporte público y la oficina municipal encargada del tránsito vehicular, para la realización de programas de verificación y certificación.

• Canalizar las denuncias realizadas por la comunidad para que el departamento municipal   correspondiente, atienda los problemas derivados de la contaminación ambiental.

• Coordinar con la unidad encargada del desarrollo urbano para llevar a cabo la reubicación   de empresas contaminantes y para evitar el establecimiento de asentamientos irregulares donde esto pueda representar un peligro potencial de contaminación de mantos freáticos.

• Participar con la instancia municipal encargada de la promoción del desarrollo social o cultural para la elaboración y ejecución del programa de educación ambiental.

3.5. Líneas de Acción

De acuerdo a las facultades legales y administrativas con que cuenta el municipio para la protección ecológica y el medio ambiente en su territorio, podrán llevar a cabo las siguientes acciones: (Ver cuadro)

4.  SISTEMA MUNICIPAL DE GESTIÓN AMBIENTAL

Es un conjunto de elementos administrativos y normativos que llevan a cabo la planeación, instrumentación, control, evaluación y seguimiento de las acciones de protección y conservación del medio ambiente en el municipio; y esta conformada por:

4.1. La Comisión de Protección Ambiental o Comisión de Ecología.

4.2. El Comité Municipal de Ecología.

4.3. La Unidad Operativa de protección ambiental.

4.1 Comisión de protección ambiental o Comisión de ecología.

Se entiende como un conjunto de facultades que el ayuntamiento le asigna a un Regidor para instrumentar, coordinar y evaluar las gestiones ambientales.

Funciones:

• Elaborar y someter a consideración del Cabildo, un programa para resolver problemas ambientales.

• Proponer al Cabildo, la reglamentación correspondiente.

• Propiciar una conciencia ciudadana en favor de la protección ecológica.

• Proponer al Ayuntamiento, la realización de convenios de colaboración, asesoría y servicio social con instituciones de educación superior.

• Revisar periódicamente las metas alcanzadas y los productos de trabajo de la unidad operativa.

4.2. Comité municipal de ecología.

Este se constituye a través de la participación social, con los sectores  público, social y privado y esta conformado preferentemente por asociaciones civiles, grupos ecologistas, empresarios y prestadores de servicios, el cual será presidido por el C. Presidente Municipal.

Funciones:

• Fortalecer la participación organizada de la sociedad en el municipio, en la atención de problemas ambientales.

• Participar en la integración de programas ecológicos municipales.

• Elaborar material informativo sobre problemas ecológicos.

• Participar en acciones de reforestación.

• Asesorar en aspectos ambientales al presidente municipal.

• Organizar y canalizar ante la autoridad municipal, la acción popular para combatir o disminuir la contaminación ambiental.

• Hacer un listado de los problemas específicos.

• Integrar investigaciones y diagnósticos sobre las condiciones del medio ambiente.

• Coordinar la instrumentación del programa con el ayuntamiento.

• Organizar grupos de vigilancia que analicen e identifiquen las fuentes de contaminantes y participen en campañas de educación ecológica.

4.3. Unidad Operativa de Protección Ambiental.

Es el departamento o área administrativa encargada de ejecutar las acciones contempladas en el “Programa Municipal de Protección al Medio Ambiente”, y su tamaño y estructura estarán en función de la capacidad organizativa, el perfil demográfico y el grado de problemas ambientales identificados en el municipio.

Funciones:

• Integrar el diagnóstico ambiental del municipio.

• Registrar las acciones emprendidas y sus alcances.

• Organizar y promover estudios e investigaciones.

• Conocer la organización social del municipio para implementar acciones de educación ambiental.

• Participar con las autoridades estatales y federales en la vigilancia y cumplimiento de los   preceptos legales en la materia.

• Proponer modificaciones a la reglamentación existente.

• Ejecutar o coordinar tareas directas de protección o restauración ambiental, tales como: reforestación, manejo adecuado de los residuos sólidos, control del uso del suelo, administración y vigilancia de áreas naturales protegidas, entre otras.

• Atender o canalizar a las instancias correspondientes, las denuncias efectuadas por la ciudadanía.

• Formular el informe anual de la situación que guarda el medio ambiente en el municipio.

• Organizar actividades de información y difusión de la reglamentación municipal especializada en la materia.

• Colaborar con los responsables de los servicios públicos municipales en la realización del programa operativo.

• Establecer contacto estrecho y permanente con la comunidad para la identificación de problemas que ocasionan la contaminación ambiental.

• Promover ante el Ayuntamiento, las medidas preventivas y correctivas sobre contaminación ambiental.

• Colaborar con los responsables de las obras públicas en la difusión de los reglamentos de construcción y planes de desarrollo urbano.

• Ejecutar acciones para el mejoramiento del ornato municipal, reforestación, limpieza, remozamiento y construcción de áreas verdes.

• Organizar y difundir los cursos, campañas y eventos de educación y orientación ecológica entre la población municipal.

Las ventajas de contar con una organización participativa en el control de la contaminación ambiental y protección ecológica son muchas, de entre las cuales destacan la operación responsable y comprometida de los miembros del consejo y unidad operativa; la canalización de recursos técnicos, humanos, materiales y financieros; una mayor capacidad del municipio para atender problemas ambientales y una mayor conciencia ecológica en la comunidad.

Es importante destacar que en los municipios del país se está promoviendo la instrumentación de sistemas locales de protección civil, que se orienta a proteger a las localidades y sus habitantes ante las eventualidades de un desastre. La organización propuesta en esta guía, corresponde a estructuras similares de dichos sistemas, por lo que sería conveniente, en el caso de que éste exista en algunos municipios, que sus autoridades integren al consejo municipal de protección civil y su unidad operativa las funciones que ya hemos descrito en materia de control de la contaminación ambiental y de protección ecológica.

5.  COORDINACIÓN DE ACCIONES

Para conseguir una mayor participación de los gobiernos municipales en el mejoramiento ambiental y la protección ecológica existen, a nivel federal y estatal, dependencias, entidades, organismos e instituciones como son: la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaría de Salud, que a través de expedición de normas legales y técnicas y mediante disposiciones administrativas realizan funciones propias de la materia.

Con este apoyo, el Ayuntamiento puede fortalecer sus posibilidades de promover acciones conjuntas de dichas instancias para obtener mejores resultados.

Con el objeto de contar con la colaboración de estas entidades, los medios que regularmente se utilizan son los acuerdos y convenios celebrados entre el Ayuntamiento y los representantes legales de las mismas, de los cuales se deriva una coordinación de acciones y una responsabilidad compartida o corresponsabilidad. (Ver cuadro)

5.1 Los Recursos Municipales Humanos, Administrativos y Técnicos en el Control de la Contaminación Ambiental y la Protección Ecológica.

La escasez de recursos en muchos ayuntamientos del país no permite la adquisición de costosos equipos de análisis y diagnóstico de contaminantes ni la instalación de puestos de monitoreo y rastreo de sustancias tóxicas en el municipio; sin embargo, puede considerarse como una alternativa el apoyo directo que proporciona la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Social y el aprovechamiento absoluto de todos los recursos existentes en el municipio de acuerdo con un criterio práctico y creativo.

De estos recursos pueden ser de gran utilidad los que a continuación se mencionan.

5.1.1. Recursos Humanos

Provienen de la misma administración municipal y de la organización del Consejo de Protección Ecológica y su Unidad Operativa.

De los cuales se señalan los de mayor relación en la materia, como son:

Personal municipal técnico:

Trabajadores de obras y servicios públicos, inspectores y recaudadores fiscales, policías, autoridades auxiliares y promotores sociales.

Personal municipal de vigilancia:

Presidente municipal, regidores y funcionarios.

Agentes ecologistas:

Representantes del consejo.

Comisionados y colaboradores ecologistas:

Miembros de la unidad operativa.

5.1.2. Recursos Administrativos.

La organización para el control de la contaminación ambiental y la protección ecológica requiere del ejercicio decidido y responsable de las atribuciones y facultades que tiene el ayuntamiento. Con ello, la autoridad municipal está en posibilidades de tomar medidas para fortalecer su organización administrativa a través de las siguientes acciones:

• La reorganización de sus áreas operativas relacionadas con materias ecológicas: servicios públicos, obras públicas y promoción social.

• El ejercicio de su facultad reglamentaria de la expedición de normas complementarias dentro de su margen de competencias.

• La celebración de acuerdos y convenios con instancias estatales, federales y organismos especializados, para desarrollar acciones conjuntas en el control de la contaminación ambiental y la protección ecológica.

5.1.3. Recursos Técnicos

En este rubro se agrupa el conjunto de instalaciones, equipo, maquinaria y recursos materiales del Ayuntamiento, que pueden aprovecharse simultáneamente en el cumplimiento de tareas regulares y en aquéllas orientadas al control de contaminantes y la protección ecológica. Su utilización dependerá de los requerimientos de las acciones definidas por la autoridad municipal, el Consejo de Protección Ecológica y su unidad operativa.

De estos recursos destacan:

• Instalaciones de servicios públicos, agua potable, drenaje, muros de contención, canales, caminos, tiraderos de basura, rastros, etc.

• Incineradores, extintores, fumigadores, plantas de tratamientos de aguas residuales, etc.

• Maquinaria pesada para el tratamiento de desechos sólidos: aplanadoras, excavadoras, tractores, vehículos de carga, etc.

5.2 El Control de la Contaminación Ambiental y la Protección Ecológica en la Planeación del Desarrollo Urbano.

El principal instrumento para ordenar y controlar adecuadamente el crecimiento de los centros de población es el Plan de Desarrollo Urbano Municipal. Este documento integra una serie de previsiones, orientaciones, programas y acciones encaminadas a normar y regular el desarrollo urbano en el municipio.

Mediante el plan la autoridad municipal señala cuales son los lugares propicios para que en las localidades se establezcan conjuntos habitacionales, industrias, comercios, servicios públicos, vialidades, áreas verdes y demás instalaciones urbanas.

El objetivo central de los planes de desarrollo urbano municipal es promover el crecimiento armónico, sostenido y racional de los centros de población, preservando el equilibrio, entre el conjunto urbano y el medio ambiente y protegiendo la ecología del lugar. De aquí se desprende que en los programas derivados del plan se toman como referencia las condiciones ambientales existentes y la situación que guardan los recursos ecológicos para poder definir políticas de desarrollo urbano que contribuyan a evitar problemas de contaminación.

En este sentido, el plan define las provisiones, usos, reservas y destinos del suelo, regula estratégicamente la oferta de terrenos para fines diversos, establece las acciones para evitar los asentamientos humanos irregulares y propone la instalación de industrias en áreas que no ofrezcan peligro a la población.

Con el apoyo de este instrumento normativo, el ayuntamiento puede regular y controlar el desarrollo urbano del municipio, posibilitando con ello una mejor atención a los problemas de la contaminación ambiental y al mejoramiento ecológico.

6.  NORMAS TÉCNICAS PARA LA PROTECCIÓN AMBIENTAL

Comprenden el conjunto de indicadores especializados que se orientan a fijar límites permisibles de contaminación y establecer criterios para dirigir las acciones de protección ecológica.

6.1. Normas Ambientales.

Establecen los aspectos técnicos que regulan la calidad del medio ambiente en los municipios, tales como: el nivel tolerable de la contaminación del aire, agua y suelo y la utilización de métodos modernos para el tratamiento de desechos sólidos.

Para que el Ayuntamiento esté capacitado en la aplicación de normas ambientales, es necesario que sus autoridades se apoyen en los siguientes instrumentos:

·       La legislación ecológica y ambiental.

·       El monitoreo o diagnóstico de las condiciones ambientales del municipio.

·       Un modelo ambiental donde se prevean alternativas para el control de la contaminación.

Las medidas reglamentarias que el Ayuntamiento puede promover para el cumplimiento de las normas ambientales son, entre otras, las que a continuación se enumeran:

·       La responsabilidad de los vecinos para depositar la basura dentro de los recolectores municipales.

·       La prohibición de tirar o arrojar sustancias tóxicas a los arroyos, ríos, canales y manantiales del municipio.

·       La prohibición de quemar basura y desechos en los domicilios o lugares públicos.

·       La protección de los alimentos y artículos de consumo básico en los mercados.

·       La regulación del ruido y emisión de gases producidos por vehículos y aparatos electromecánicos.

·       La responsabilidad de los vecinos de reforestar sus aceras y patios.

·       La prohibición del uso inmoderado de cohetes y explosivos en celebraciones populares.

·       La protección reglamentaria de las vedas y preservación de la flora y fauna.

6.2. Normas de Emisiones.

Son aquéllas que determinan las cantidades mínimas de un contaminante que pueden ser retenidas o asimiladas sin peligro por el agua, aire y suelo. Generalmente, estas normas se prevén en las leyes y reglamentos federales y estatales; en este caso, el ayuntamiento podrá solicitar la ayuda de la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Social, para realizar un estudio de la calidad del agua y aire principalmente, a través de los cuales, se podrá detectar el estado de contaminación de estos elementos en los centros de población del municipio.

6.3. Aspectos Técnicos.

Se refieren básicamente a los resultados del monitoreo que constituye una técnica de medición de la calidad del medio ambiente a través del uso de aparatos científicos. El monitoreo puede solicitarse a la Delegación Estatal de la SEDESOL, que cuenta con el personal y equipo especializado para realizar este tipo de estudios o bien a las universidades, instituciones regionales de educación superior y a los centros de investigación especializados en la materia.

El monitoreo se utiliza para algunas funciones específicas, entre ellas las siguientes:

• Valorar la calidad del aire, agua y suelo.

• Evaluar la presencia de contaminantes en el medio ambiente.

• Determinar los efectos de la contaminación sobre los seres humanos y otras especies vivas.

• Establecer normas preventivas.

• Desarrollar métodos que disminuyan la contaminación.

• Determinar las situaciones de emergencia y los métodos para atenderlas.

• Orientar las políticas de control ambiental y protección ecológica.

6.4. Opciones Técnicas

Con la asesoría de especialistas y con el apoyo del Consejo Municipal de Protección Ecológica, el Ayuntamiento tiene mayores posibilidades para establecer, orientar y promover ante otras autoridades las opciones técnicas que puedan contribuir al control de la contaminación ambiental y a la protección ecológica; dentro de estas opciones se encuentran las que siguen:

• El tratamiento de residuos para hacerlos menos dañinos al medio ambiente.

• Fijar lugares y horarios para la descarga de sustancias tóxicas en las redes de desagüe del           municipio.

• Reforestar el territorio municipal.

• Instalar plantas de tratamiento de aguas residuales.

• Promover la creación de zonas industriales, alejadas convenientemente de los centros urbanos.

7.  FUENTES DE FINANCIAMIENTO

Como se ha visto, el control de la contaminación ambiental y la protección ecológica constituyen una nueva responsabilidad para los gobiernos municipales. Por ello, el Ayuntamiento deberá procurarse recursos financieros marginales que le permitan emprender acciones concretas en esta materia, o bien conseguir la asesoría y apoyo técnico ante las dependencias y organismos federales y estatales que tengan competencia en estos aspectos.

En este sentido, las autoridades municipales pueden definir un conjunto de acciones que les permita atender los problemas que se presenten en el municipio, dentro de las cuales destacan por su importancia:

·       La previsión de recursos presupuestarios para la construcción de obras públicas básicas (redes de drenaje, agua potable, mercados, rastros, panteones) o bien, para mejorar su operación.

·       La identificación de fuentes de financiamiento para programas y proyectos de control de la contaminación ambiental y la protección ecológica en el seno del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEM).

·       Proponer ante los comités sectorial y regional del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (COPLADE), los programas y proyectos de acciones para el control de la contaminación ambiental y protección ecológica, a fin de que sean incluidos en el Convenio de Desarrollo Social (CODESOL).

·       Negociar los servicios de asesoría y apoyo técnico con la Delegación Estatal de la Secretaría de Desarrollo Social, para la realización de obras públicas que contribuyan a preservar la ecología municipal.

·       Concertar con instituciones crediticias y fideicomisos, como el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), entre otros, para la realización de estudios y proyectos de obras y servicios que contribuyan al control de la contaminación ambiental y la protección ecológica.

Solicitar a los grupos representativos de los sectores social y privado de la comunidad, la aportación de recursos financieros y materiales para la realización de obras de saneamiento ambiental y protección ecológica.