Martes 2 de septiembre de 2014
Inicio : Sistemas de Información Municipal : Legislación Básica Local : Quintana Roo : Ley Orgánica Municipal del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo
Recomendar página   Imprime esta página  

LEY ORGANICA MUNICIPAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE QUINTANA ROO

 

TITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

CAPITULO PRIMERO

DEL OBJETO DE LA LEY

 

 

 Artículo 1.- Esta Ley es de interés público por la que se da cumplimiento a los postulados del artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se reglamentan las disposiciones contenidas en el Título Séptimo de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo y tiene por objeto regular la organización y funcionamiento de los Ayuntamientos, de la administración pública y de los demás organismos de colaboración municipales.

 

Artículo 2.- El Municipio Libre, base de la organización política, social y administrativa de la división territorial del Estado de Quintana Roo es una entidad de carácter público; con personalidad jurídica propia en los términos de los artículos 115 Constitucional y 29 fracción II del Código Civil del Estado de Quintana Roo; con patrimonio propio; con las atribuciones, funciones y obligaciones que se enuncian en la Constitución Política de los Estados y de los demás ordenamientos legales del orden Federal, Estatal y los que se dicte el propio Ayuntamiento fundados en la presente Ley.

 

 Artículo 3.- Cada Municipio será administrado por un Ayuntamiento al que le corresponde la representación política y jurídica del Municipio, la administración de los asuntos municipales y el cuidado de los intereses de la comunidad dentro de su circunscripción territorial. Las Autoridades Municipales tienen competencia plena y exclusiva sobre su territorio, población y organización política administrativa, con las limitaciones que les señalen las Leyes.

 

 

CAPITULO SEGUNDO

DE LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

 

 

Artículo 4.- El Estado de Quintana Roo se divide territorialmente en los Municipios que se señalan en el Capítulo II del Título Séptimo de la Constitución Política del Estado, los cuales tienen la extensión, limites y cabeceras que la misma establece.

 

Artículo 5.- La Legislatura del Estado es la única facultada para decretar la creación, cuando se dan los supuestos del artículo 132 de la Constitución del Estado, la supresión o fusión de un Municipio. Para cambiar los límites de los Municipios del Estado y para aprobar los convenios que a este respecto acuerden los Ayuntamientos respectivos. Si el diferendo de límites se convierte en un asunto contencioso, la resolución le compete al Tribunal Superior de Justicia del Estado.

 

Artículo 6.- Los Municipios del Estado contarán con una Cabecera Municipal que será el lugar donde resida el Ayuntamiento, y podrán dividirse además en:

 

a).- Alcaldías; que se constituirán en diversas localidades cuando en razón de su tamaño, nivel de las actividades económicas y localización geográfica así lo determine el Ayuntamiento y se prevea en el Presupuesto de Egresos; b).- Delegaciones; que se constituirán en las villas y pueblos, cuando así lo determine el Ayuntamiento y se prevea en el Presupuesto de Egresos; y

 

c).- Subdelegaciones; que se constituirán en las rancherías y congregaciones, cuando así lo determine el Ayuntamiento y se prevea en el Presupuesto de Egresos. La extensión y límites de cada una de las subdivisiones, se ajustarán al contorno que determine la mancha poblacional y deberán plasmarse en un plano autorizado por el Ayuntamiento Municipal que se actualizará cada dos años.

 

 

 

 

 

 

Artículo 7.- Las comunidades o centros de población de los Municipios tendrán las siguientes denominaciones:

 

a).-Ciudad; cuando cuente con más de 10,000 habitantes o cuando ésta sea cabecera municipal.

 

 b).-Villa; si cuenta con más de 5,000 habitantes.

 

 c).-Pueblo; si cuenta con más de 2,000 habitantes.

 

 d).-Ranchería; si cuenta con más de 500 habitantes.

 

 e).-Congregación; cuando cuente con menos de 500 habitantes.

Cuando una comunidad o centro de población, de conformidad al resultado de los Censos Nacionales, haya llegado al número de habitantes suficientes para modificar su denominación, procederá a través de una junta de vecinos, a solicitarlo al Ayuntamiento de su respectivo Municipio, el cual, de considerar justificada la petición, acordará en pleno la declaración respectiva. En los casos de la denominación de Ciudades, los Ayuntamientos promoverán la certificación de la declaración correspondiente ante la Legislatura del Estado.

 

 

 

 

 

 

CAPITULO TERCERO

DE LOS HABITANTES Y VECINOS DEL MUNICIPIO

 

Artículo 8.- Son habitantes de un Municipio, las personas que transitoria y habitualmente residan en su territorio; considerándose vecinos a los que tengan cuando menos dos años de residencia fija en el mismo. La calidad de vecino se pierde por dejar de reunir los requisitos inicialmente enunciados o por manifestación expresa para residir en otro lugar. La vecindad en un Municipio no se pierde cuando el vecino se traslade a residir a otro lugar en función del desempeño de un cargo de elección popular, público o comisión de carácter oficial.

 

Artículo 9.- Los derechos y obligaciones de los habitantes y de los vecinos de los Municipios que tengan la categoría de ciudadanos, además de los enunciados por la Constitución Política del Estado y las leyes que de ella emanen, serán:

 

I.- Respetar y obedecer a las autoridades Municipales y Estatales legalmente constituidas y cumplir con las leyes, reglamentos y demás disposiciones emanadas de las mismas.

 

II.- Contribuir a los gastos públicos del Municipio conforme a las leyes de la materia.

 

III.- Prestar auxilio a las autoridades cuando sean legalmente requeridos para ello.

 

IV.- Enviar a sus hijos o pupilos en edad escolar, a las escuelas públicas o particulares incorporadas para que obtengan la educación obligatoria.

 

V.- Promover ante el Ayuntamiento, la promulgación, reformas, adiciones o derogaciones de los Reglamentos, Acuerdos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general en el Municipio.

 

VI.- Inscribirse en los padrones o registros de habitantes del Municipio, así como en los expresamente determinados por las Leyes Federales, Estatales y Municipales.

 

VII.- Desempeñar los cargos concejiles, las funciones electorales, las de jurado y las demás que le correspondan de acuerdo a lo instituido por la Constitución Política del Estado y demás Leyes aplicables.

 

VIII.- Atender los llamados que por escrito o por cualquier medio les haga el Ayuntamiento o sus dependencias; y asistir los días y horas designadas, por el Ayuntamiento para recibir instrucción cívica y militar.

 

 IX.- Procurar la conservación y mejoramiento de los servicios públicos municipales, participando con las autoridades en dichas actividades.

 

X.- Proporcionar verazmente y sin demora, los informes y datos estadísticos y de otro genero que les sean solicitados por las autoridades municipales.

 XI.- Contribuir a la limpieza, ornato y conservación del Municipio y del centro de población en que resida.

 

XII.- Preservar y respetar la fisonomía, arquitectura y tradiciones históricas y culturales del Municipio y de sus habitantes.

 

XIII.- Salvaguardar y enriquecer el equilibrio ecológico de los ecosistemas; evitar su contaminación y deterioro, considerándolo como un patrimonio nacional.

 

XIV.- Participar con el Ayuntamiento en la realización de acciones y en la ejecución de obras y servicios públicos de interés colectivo y bienestar social, derivadas de la planeación democrática y participativa.

 

XV.- Votar y ser votados para los cargos de elección popular municipales; y tener preferencia, en igualdad de circunstancias, para el desempeño de empleos, cargos y comisiones del Ayuntamiento y para el otorgamiento de contratos, y concesiones municipales.

 

XVI.- Observar en todos sus actos respecto a la dignidad humana, al derecho y a las buenas costumbres; así como también obtener y conservar un modo honesto de vivir.

 

XVII.- Hacer uso adecuado de los servicios públicos municipales y de las instalaciones destinadas a los mismos.

 

XVIII.- Las demás que impongan las Leyes Federales y Estatales así como las que se determinen en esta Ley, en los Reglamentos y Acuerdos que dicte el Ayuntamiento.

 

TITULO SEGUNDO

DEL GOBIERNO MUNICIPAL

CAPITULO PRIMERO

DE LA ELECCIÓN DEL AYUNTAMIENTO

 

 

 Artículo 10.- Cada Municipio será administrado por un Ayuntamiento cuyos miembros se elegirán por sufragio universal, libre, secreto, directo, personal e intransferible de los ciudadanos del Estado, bajo el sistema electoral mixto de mayoría relativa y de representación proporcional, conforme a lo establecido en el Título Séptimo, Capítulo VI de la Constitución Política del Estado y las disposiciones correlativas contenidas en la ley de la materia.

 

Artículo 11.- El Ayuntamiento es el órgano máximo de Gobierno del Municipio a través del cual el pueblo realiza su voluntad política y la autogestión de los intereses de la comunidad; por lo que no tendrá superior jerárquico alguno. Entre el Ayuntamiento y los Poderes del Estado y de la Federación habrá las relaciones de colaboración y coordinación que establezcan la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del Estado y las leyes que de ellas emanen.

 

 Artículo 12.- El Ayuntamiento se compondrá de un Presidente Municipal, Un Síndico y el número de Regidores que determine la Constitución Política del Estado.

 

Artículo 13.- En los Municipios de la entidad, los Ayuntamientos se integrarán en la forma y términos que prevé la Constitución Política del Estado de Quintana Roo.

 

 Artículo 14.- Los Ayuntamientos residirán en sus respectivas cabeceras Municipales y sus miembros durarán tres años en el ejercicio de su cargo, al término de los cuales se renovará en su totalidad. Para cambiar la residencia del Ayuntamiento de su cabecera Municipal ya sea de manera accidental, temporal o permanente, se requerirá autorización expresa de la Legislatura del Estado, quien calificará los motivos de la solicitud que haga el Ayuntamiento.

 

Artículo 15.- En los términos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de la Particular del Estado, es obligatorio aceptar y ejercer los cargos de elección para ser miembro del Ayuntamiento, en consecuencia ningún ciudadano puede excusarse de servir en ellos salvo impedimento o causa grave que calificará el propio Ayuntamiento. Asimismo se requerirá, para renunciar o separarse de su encargo, de autorización del propio Ayuntamiento, quien calificará la existencia del impedimento o causa grave aducida. Artículo 16.- Para ser miembro de un Ayuntamiento en el Estado se requiere:

 

a)     Ser ciudadano Quintanarroense en ejercicio de sus derechos políticos, con 6 años de residencia en el Estado.

 

b)     Tener 18 años cumplidos de edad el día de la elección tratándose de Regidores; y de 21 años de edad para los demás miembros del Ayuntamiento.

 

c)      Ser persona de reconocida buena conducta y estar en pleno goce de sus derechos políticos.

 

d)     No desempeñar cargo o comisión en los Gobiernos Federal, Estatal o Municipal, con excepción de los docentes, a menos de que se separe de su cargo o comisión con dos meses de anticipación al día de la elección. e) No pertenecer al Estado eclesiástico ni ser ministro de algún culto.

 

Artículo 17.- Los miembros integrantes del Ayuntamiento que hayan estado en ejercicio no podrán ser electos para el período inmediato posterior ni como propietarios ni como suplentes; sin embargo estos últimos si podrán ser electos como propietarios a condición de que durante el período anterior a su postulación no hayan ejercido como propietarios.

 

 Artículo 18.- Los miembros propietarios y los suplentes en ejercicio de los Ayuntamientos, percibirán las remuneraciones que les asignen en el Presupuesto de Egresos Municipales aprobado, quedando impedidos para aceptar empleo, cargo o comisión de Gobierno Federal, Estatal o de alguna dependencia u organismo descentralizado de los mismos, por el que perciban remuneración alguna, salvo los cargos o empleos de docencia o de instituciones de beneficencia.

 

Artículo 19.- El Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Quintana Roo, regulará las acciones de preparación, desarrollo y verificación de los comicios para la renovación de los Ayuntamientos.

 

 

CAPITULO SEGUNDO

DE LA INSTALACIÓN DEL AYUNTAMIENTO

 

 

Artículo 20.- Los Ayuntamientos electos se instalarán en ceremonia pública y solemne el día 1O de Abril del año de la elección. El Presidente entrante rendirá la protesta de Ley en los siguientes términos: "Protesto cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la del Estado de Quintana Roo, las leyes que de ellas emanen y los acuerdos y disposiciones dictadas por este Ayuntamiento, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente Municipal que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Nación, del Estado de Quintana Roo y de este Municipio. Si así no lo hiciere que el pueblo me lo demande". Concluida la protesta, el Presidente Municipal la tomará a los demás miembros del Ayuntamiento bajo la fórmula siguiente: "¿Protestáis cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la del Estado de Quintana Roo, las leyes que de ellas emanen y los acuerdos y disposiciones dictadas por este Ayuntamiento; y desempeñar leal y patrióticamente el cargo que el pueblo os ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Nación, del Estado de Quintana Roo y de este Municipio?". A lo cual el Sindico y los Regidores levantando la mano dirán: "Sí, protesto". El Presidente Municipal agregará: "Si así no lo hiciereis, que el pueblo os lo demande".

 

Artículo 21.- Si en el acto de instalación no estuviere presente el Presidente Municipal, el Ayuntamiento se instalará con el primer Regidor, quien rendirá la protesta y a continuación la tomará a los demás miembros que estén presentes. Concluida la sesión de instalación, el Presidente, o quien haga sus veces, notificará de inmediato a los miembros propietarios ausentes para que asuman su cargo en un plazo no mayor de 15 días. Sí no se presentan transcurrido este plazo, los suplentes entrarán en ejercicio definitivo. En caso de no asistir tampoco los suplentes, se deberá dar aviso al Ejecutivo del Estado para que por su conducto, la Legislatura del Estado proceda a la designación de los miembros del Ayuntamiento que no hubiese tomado posesión.

 

Artículo 22.- En el supuesto de que el Presidente saliente se negara a asistir al acto de instalación del nuevo Ayuntamiento, de todas formas se dará curso a la ceremonia, en cuyo caso se llevará a cabo ante un representante del Ejecutivo y un representante de la Legislatura del Estado.

 

Artículo 23.- Al término de la ceremonia de instalación, el Presidente o el Síndico saliente en su caso, hará entrega al Ayuntamiento, a través del Presidente Municipal entrante, de un acta de entrega-recepción pormenorizada, a la cual se deberá acompañar:

 

a)     Un inventario pormenorizado de los bienes propiedad del Municipio.

 

b)     Los libros de actas de cabildo de los Ayuntamientos anteriores.

 

c)      Los estados financieros correspondientes al último año fiscal de gestión municipal y los que correspondan al primer trimestre del año en que se produce el cambio.

 

d)     Un informe administrativo en que se señalen los principales programas y obras en ejecución, tanto en forma directa, como los derivados de convenios celebrados con el Estado y con la Federación.

 

e)     La demás información que se considere relevante para garantizar una continuidad en la buena marcha de los asuntos municipales.

 

 

Artículo 24.- Instalado el Ayuntamiento, el Presidente Municipal comunicará oficialmente la forma como quedó integrado a la Legislatura del Estado, al Gobernador Constitucional del Estado, al Tribunal Superior de Justicia del Estado, a la Cámara de Diputados y a la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, a la Secretaría de Gobernación dependiente del Ejecutivo Federal y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

CAPITULO TERCERO

DE LAS SESIONES DEL AYUNTAMIENTO

 

Artículo 25.- El Ayuntamiento podrá tener sesiones ordinarias o extraordinarias, públicas o secretas y permanentes, en la forma, términos y condiciones que disponga su Reglamento Interior para cada uno de los casos, pero el número de sesiones ordinarias será cuando menos de dos al mes. Las sesiones del Ayuntamiento serán válidas con la asistencia de más de la mitad de sus miembros, debiendo presidirla el Presidente Municipal. Cuando el Presidente Municipal no asista a la sesión del Ayuntamiento, será suplido por el primer Regidor.

 

Artículo 26.- El Ayuntamiento en la primera sesión ordinaria de cada año, a propuesta del Presidente Municipal, asignará comisiones a los Regidores. En ningún caso podrá acordarse una retribución extraordinaria a los munícipes por el ejercicio de las comisiones encomendadas.

 

Artículo 27.- Los acuerdos del Ayuntamiento se tomarán por mayoría de votos, salvo aquella en que por disposición reglamentaria se exija votación calificada. El Presidente Municipal, o quien haga las veces, tendrá voto de calidad. En el caso de que no asista el número de miembros necesarios para celebrar sesión, se citará nuevamente, como lo establezca el Reglamento Interior, y ésta se llevará a cabo con la presencia del Presidente Municipal, o el Primer Regidor y demás asistentes, salvo en los asuntos en que reglamentariamente se establezca que se requiere una votación calificada.

 

 

Artículo 28.- De cada sesión del Ayuntamiento se levantará por duplicado, un acta circunstanciada en la que se anotará una relación de los asuntos tratados y de los acuerdos del Ayuntamiento. El acta deberá ser firmada por quienes participaron en la sesión y por el Secretario del Ayuntamiento. El original del acta lo conservará el propio Ayuntamiento y el duplicado se enviará anualmente al archivo general del Estado para acrecentar el acervo histórico de la entidad. Las actas originales se foliarán y se encuadernarán trimestralmente, adjuntándose en cada volumen un índice de acuerdos.

 

 

 

Artículo 29.- Cualquier persona podrá solicitar una constancia oficial de los acuerdos del Ayuntamiento, pero en todo caso, para proceder a su expedición, se deberá acreditar el legítimo interés del solicitante.

 

Artículo 30.- Las sesiones del Ayuntamiento se celebrarán en el recinto oficial destinado para tal efecto, a menos que por acuerdo del propio Ayuntamiento se declare de manera temporal otro local como recinto oficial. El propio Ayuntamiento por acuerdo de sus miembros podrá decidir celebrar alguna sesión en forma abierta, a fin de conmemorar algún acontecimiento oficial o cuando a su juicio sea trascendente su realización.

 

CAPITULO CUARTO

DE LAS FACULTADES Y OBLIGACIONES DEL AYUNTAMIENTO

 

Artículo 31.- Corresponde a los Ayuntamientos el ejercicio de facultades y atención de las obligaciones que sean necesarias para conseguir el cabal cumplimiento de las atribuciones que les confieren la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del Estado y las leyes que emanan de ellas.

 

Artículo 32 - Los Ayuntamientos poseerán personalidad jurídica para todos los efectos legales y estarán facultados para:

 

 I.- En materia de gobierno y régimen interior:

 

A)    Enviar proyectos de Ley o Decreto a la Legislatura, en los términos del artículo 68 de la Constitución Política del Estado.

B)    Cumplir y hacer cumplir las leyes, decretos y reglamentos federales, estatales y municipales.

C)    Expedir su Reglamento Interior; los Reglamentos, Acuerdos y demás disposiciones administrativas que sean de la competencia municipal.

D)    Expedir las declaratorias que contengan la división municipal en Delegaciones y Subdelegaciones en la forma y número que estime necesaria.

E).- Convocar, por conducto del Presidente Municipal, a la elección de los integrantes de las Alcaldías Municipales, así como de los Delegados y Subdelegados Municipales que establezca el Ayuntamiento, en los términos dispuestos en la presente Ley; y convocar también a elecciones extraordinarias cuando se trate de cubrir las vacantes de Alcalde y demás miembros de las Alcaldías y de los Ayuntamientos.

E)    Nombrar o remover a propuesta del Presidente Municipal al Secretario y al Tesorero del Ayuntamiento.

F)     Conceder licencias a los Munícipes hasta por 90 días y sancionar a los miembros del Ayuntamiento de acuerdo con su Reglamento Interior.

G)    Realizar las acciones que le competen en relación a lo prescrito por el artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

H)    Tomar las providencias necesarias para hacer cumplir el artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

I)        Cooperar con las Autoridades Federales y Estatales en la ejecución de las normas relativas a salud pública, previsión de seguridad civil educación, población, culto religioso, trabajo y procesos electorales que le atribuyen las Leyes Federales y Estatales correspondientes.

J)      Aprobar los convenios que sobre conflictos de límites celebre el Presidente Municipal y enviarlos a la Legislatura del Estado para su aprobación definitiva.

K)    Fomentar la creación de organismos cívicos y de colaboración municipal y reglamentar su funcionamiento.

L)     Distribuir entre los Regidores las comisiones unitarias permanentes para la atención de los diversos asuntos del Municipio, y de conferirle eventualmente comisiones especificas en relación con los servicios y artículos y atribuciones municipales.

M)   Conceder permisos y licencias para la apertura y operación de comercios, restaurantes, hoteles y centros recreativos en los que se expendan debidas alcohólicas o se ofrezcan espectáculos artísticos y musicales, y en general cualquier local que ofrezca servicios de venta de cerveza con o sin alimentos.

N)    Aceptar donaciones, herencias y legados.

O)    Expedir los Reglamentos que regulen la comercialización y operación de los servicios de inmuebles en tiempo compartido.

Q )Expedir los Reglamentos que regulen aquellas actividades de los habitantes del Municipio cuyo desarrollo sea susceptible de afectar derechos de terceros, alterar la paz pública o provocar afectación al conjunto de la población.

 

R) Fomentar en el Municipio actividades cívicas, culturales, artísticas y deportivas que eleven el nivel de vida de la población.

S) Auxiliar por ministerio de Ley a las autoridades Estatales y Federales en el correcto desempeño de las funciones del Registro Civil, así como resolver las controversias que se susciten en el Municipio sobre vecindad y ciudadanía y expedir las constancias o certificaciones correspondientes.

T) Recurrir al Tribunal Superior de Justicia del Estado cuando los Gobiernos Federal o Estatal expidan leyes o decretos que invadan o vulneren la esfera municipal, para los fines que este Tribunal estime procedente.

U) Aprobar la solicitud de enajenación de bienes municipales, y turnar a la Legislatura del Estado, cuando por Ley se requiera, para que se ratifique.

 V).- Decidir sobre la disolución de las Alcaldías, cuando se demuestre causa grave, calificada por el voto de las dos terceras partes de sus miembros, y siempre que los integrantes de las Alcaldías hayan tenido oportunidad de ser escuchados.

 

 II.- En Materia de Obras y Servicios Públicos y Desarrollo Urbano.

 

A)    Expedir los reglamentos de los servicios públicos.

B)    Solicitar al Ejecutivo del Estado su concurso para el mejor manejo y administración de los servicios públicos de competencia municipal y solicitar que cese dicho concurso cuando a su juicio sea innecesario.

C)    Sancionar los convenios que celebre el Presidente Municipal para coordinarse o asociarse con otros municipios en la prestación de servicios públicos.

D)    Solicitar a la Legislatura del Estado la declaratoria a fin de que una actividad especifica desarrollada dentro de su jurisdicción sea considerada como servicio público municipal.

E)    Aprobar los planes de desarrollo urbano municipal que le sean sometidos a su consideración por el Presidente Municipal.

F)     Decretar la zonificación del municipio y participar en la creación y administración de reservas territoriales y expedir las declaratorias de usos y destinos del suelo a que se refiere el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

G)    Autorizar al Presidente Municipal para que realice los actos necesarios a fin de regular la tenencia de la tierra urbana en el Municipio, y a otorgar licencias y permisos de construcción de conformidad con los reglamentos vigentes.

H)    Ejercer las atribuciones que las leyes señalen en la creación y preservación de zonas de reserva ecológica.

I)        Reglamentar las condiciones a que se deberán someter las concesiones de servicios públicos y determinar cuales de ellos no podrán ser sujetos de concesión a particulares.

J)      Decretar la cancelación de las concesiones de servicios públicos que hayan otorgado a particulares.

K)    Solicitar al Ejecutivo del Estado la expropiación de bienes por causa de utilidad pública siempre y cuando el bien que se vaya a afectar contribuya al desarrollo municipal.

 

III.- En Materia de Hacienda Pública Municipal.

 

A)    Formular el Proyecto de Ley de Ingresos Municipales, el que deberá ser remitido a la Legislatura, para su aprobación.

 

B)    Vigilar la recaudación de los ingresos fiscales que determine la Ley de Ingresos aprobada.

 

C)    Vigilar la recepción de las participantes (sic.) en los impuestos y derechos tanto federales como estatales, que le señalen las leyes respectivas.

 

D)    Remitir a la Legislatura del Estado, dentro de los dos primeros meses del año, la cuenta pública del año fiscal anterior.

 

E)    Dictar normas para la administración del patrimonio municipal el que se compondrá de los bienes de dominio públicos o privado que posea el Municipio a los cuales se refiera la Constitución Política del Estado en los artículos 138 al 143.

 

F)     Formular y aprobar el Presupuesto de Egresos del Municipio atendiendo a la estimación de los Ingresos establecidos en su favor. Asimismo autorizar la ampliación, transferencia y supresión de partidas del Presupuesto de Egresos.

 

G)    Autorizar al Presidente Municipal a que solicite a la Legislatura del Estado la aprobación para contraer obligaciones o contratar y obtener empréstitos, de conformidad con lo estipulado en la Ley de Deuda Pública del Estado, los que en todo caso deberán destinar a inversiones productivas en los términos del artículo 117, fracción VIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

 

 

IV.- En Materia de Desarrollo Económico y Social.

 

A) Autorizar al Presidente Municipal a tener representación en los organismos oficiales federales o estatales que realicen obras dentro de la jurisdicción municipal.

 

B) Aprobar los planes y programas de desarrollo municipal que le sean sometidos por el Presidente Municipal. Asimismo, aprobar la designación de representantes municipales ante Consejos Estatal de Desarrollo.

 

C) Autorizar la asociación del Municipio con otros de la entidad para los efectos a que se refiere el Capítulo III del Titulo Séptimo de la Constitución Política del Estado.

 

D) Aprobar la creación de fideicomisos o empresas municipales, sea que se constituyan por el propio Municipio, o en asociación con autoridades federales o estatales, o con particulares y fijar su objeto y demás condiciones de creación y funcionamiento.

 

E) Aprobar la celebración de los convenios de desarrollo que el Presidente Municipal celebre con Dependencias, Entidades u Organismos Descentralizados del Ejecutivo del Estado o de la Administración Pública Federal.

 

F) Auxiliar a las autoridades Estatales y Federales en la preservación del patrimonio arqueológico, histórico y de los atractivos naturales o turísticos del Municipio así como decretar la suspensión provisional de las obras que a juicio del Presidente Municipal puedan deteriorarlo o destruirlo, o cuando se carezca de la autorización correspondiente para realizarlos.

 

Artículo 33.- A los Ayuntamientos les estará prohibido:

 

A)    Ejercer atribuciones que no sean aquellas propias de la autoridad Municipal.

 

B)    Concesionar a particulares en cualquier forma o circunstancia los servicios de seguridad pública y tránsito.

 

C)    Cobrar impuestos municipales mediante igualdad o establecer contribuciones con cargo a los particulares, diferentes a las contenidas en la Ley de Ingresos Municipal, así como cobrar los impuestos que se encuentran suspensos por Convenio Fiscal con la Federación o con el Estado.

 

D)    Enajenar, gravar, arrendar o dar en posesión por cualquier concepto, bienes del patrimonio municipal en favor de servidores públicos federales, del Estado o miembros del Ayuntamiento o de algún servidor público del Municipio.

 

E)    Fijar sueldos a los munícipes o a los servidores públicos municipales con base en porcentaje sobre los ingresos. Asimismo, rehusar el cumplimiento de las obligaciones que impongan las Leyes Fiscales o autorizar erogaciones sin respaldo presupuestario.

 

F)     Conceder empleos en la administración municipal a los miembros de los propios Ayuntamientos, a sus cónyuges, parientes consanguíneos en la línea recta y parientes en línea colateral hasta el segundo grado o parientes por afinidad.

 

CAPITULO QUINTO

DE LAS FACULTADES Y

OBLIGACIONES DE LOS MIEMBROS

DEL AYUNTAMIENTO

 

 Artículo 34.- El Presidente Municipal tendrá a su cargo la representación del Gobierno del Municipio y la ejecución de las resoluciones del Ayuntamiento, debiendo residir en el Municipio durante el periodo de su encargo.

 

Artículo 35.- El Presidente Municipal tendrá las siguientes facultades y obligaciones:

 

I.- Cumplir y hacer cumplir las leyes, reglamentos y demás disposiciones legales, del orden municipal, Estatal y Federal y conducir las relaciones del Ayuntamiento con los Poderes Estatales y con otros Ayuntamientos del Estado.

 

II.- Ordenar la promulgación y publicación de los Reglamentos, Acuerdos y demás ordenamientos administrativos municipales que deban regir en el Municipio.

 

III.- Presidir las sesiones del Ayuntamiento y ejecutar los acuerdos y decisiones del mismo.

 

IV.- Rendir al Ayuntamiento, en los primeros días del mes de abril de cada año, un informe detallado sobre el estado que guarda la administración pública municipal.

 

 V.- Proponer al Ayuntamiento el número y composición de las diversas comisiones que deberán constituirse en el Ayuntamiento.

 

VI.- Convocar a las juntas de vecinos de Delegaciones y Subdelegaciones Municipales, a fin de que elijan: a sus representantes y fijar las fechas y condiciones en que deba realizarse dicha elección.

 

VII.- Convocar a las sesiones ordinarias y extraordinarias del Ayuntamiento, conforme a su Reglamento Interior y presidir las sesiones del mismo.

 

VIII.- Dirigir las actividades de la administración municipal y vigilar que los servidores públicos y empleados administrativos cumplan con las normas y programas vigentes.

 

IX.- Celebrar a nombre del Ayuntamiento los convenios, contratos y demás actos jurídicos que sean necesarios para el eficaz funcionamiento de la administración municipal, en las condiciones y términos que establezca el Reglamento Interior o los Acuerdos específicos que dicte el Ayuntamiento.

 

X.- Proponer al Ayuntamiento las personas que deban ocupar los puestos de Secretario y Tesorero del mismo.

 

XI.- Nombrar y remover a los funcionarios y empleados de la administración municipal cuya designación no está determinada de otro modo en la Ley.

 

XII.- Imponer directamente por sí mismo, a través de los órganos administrativos municipales competentes, las sanciones que correspondan por violación a los Acuerdos, Reglamentos y demás ordenamientos administrativos municipales.

 

 XIII.- Recaudar los ingresos que se hayan establecido en favor de los municipios por la Ley de Ingresos Municipal o aprobados por la Legislatura del Estado.

 

XIV.- Vigilar que el gasto público municipal se realice conforme al presupuesto de Egresos aprobados por el Ayuntamiento.

 

XV- Ordenar que se desarrollen sistemas contables y administrativos que permitan un mejor control de la ejecución del gasto público municipal que deberá remitirse a la Legislatura del Estado.

 

 

XVI.- Formular y someter a la aprobación del Gobierno del Estado los diversos planes y programas desarrollo urbano, de zonificación, de uso del suelo y de regularización de la tierra urbana en la entidad y participar en representación del ayuntamiento en los Organismos y Comisiones Federales y Estatales creado para tal efecto.

 

XVII.- Vigilar la Correcta aplicación de las normas jurídicas y administrativas municipales de desarrollo urbano e imponer las sanciones por su incumplimiento.

 

XVIII.- Dirigir y vigilar la correcta prestación de los servicios públicos municipales e imponer las sanciones que prevean los Reglamentos respectivos.

 

 XIX.- Organizar y dirigir los cuerpos de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, con las únicas limitaciones que se establecen en el artículo 163, fracción VIII, de la Constitución Política del Estado.

 

 XX.- Otorgar a los particulares concesiones o permisos sobre la prestación de los servicios públicos municipales siempre que no esté expresamente prohibido hacerlo en las condiciones, modalidades y términos que se establecen en los Reglamentos respectivos.

 

XXI.- Solicitar licencia al Ayuntamiento para ausentarse del Municipio por mas de 15 días.

 

XXII.- Mantener las relaciones que prevean los Reglamentos y otras disposiciones administrativas, con los diversos organismos cívicos y de colaboración municipal que exista en el Municipio.

 

XXIII.- Visitar los diversos centros de población del Municipio para conocer sus necesidades y proveer a su resolución.

 

XXIV.- Representar al Ayuntamiento en todos los actos oficiales o delegar esa representación.

 

XXV.- Ejercer las atribuciones que le confieran las Leyes Federales o Estatales.

 

 XXVI. Cooperar con las autoridades Federales y Estatales en la ejecución de normas relativas a salud pública, prevención de seguridad civil, educación, población, trabajo, culto religioso y procesos electorales en la forma y términos que establecen las Leyes correspondientes.

 

XXVII.- Las demás que le señalen los acuerdos, Reglamentos y demás disposiciones administrativas.

 

 

Artículo 36.- Al Síndico Municipal le corresponde las siguientes atribuciones y obligaciones:

 

I.- Vigilar el correcto funcionamiento de la Hacienda Pública Municipal y presidir la comisión de Hacienda del Ayuntamiento.

 

II.- Ser apoderado jurídico del Ayuntamiento ante instancias judiciales en los juicios en el que el Municipio sea parte.

 

III.- Procurar ante autoridades administrativas, la defensa de los intereses municipales; asimismo, intervenir en la formulación del inventario general de bienes del Estado.

 

IV.- Vigilar que la Cuenta Pública Municipal sea realizada en la forma y términos previstos en las disposiciones aplicables y, se remita en tiempo a la Legislatura del Estado.

 

V.- Auxiliar al ministerio público, tanto Federal como Estatal, en el ejercicio de sus facultades constitucionales cuando éstos lo soliciten.

 

VI.- Las demás que le atribuyan la presente Ley, los Reglamentos y Acuerdos del Ayuntamiento.

 

 

Artículo 37.- A los Regidores Municipales les corresponde las siguientes atribuciones y obligaciones:

 

I.- Vigilar la correcta observancia de los Acuerdos y disposiciones del Ayuntamiento.

 

II.- Cumplir las funciones correspondiente a su cargo así como las inherentes a la Comisión de que forma parte, informando al Ayuntamiento de sus gestiones.

 

III.- Vigilar los ramos de la administración que le encomiende al Ayuntamiento, los programas respectivos, y proponer en su caso al Ayuntamiento, las medidas que estime procedentes para mejorar el funcionamiento de la administración municipal.

 

 IV.- Proponer al Ayuntamiento la formulación expedición o reformas en su caso, de los Reglamentos Municipales y demás disposiciones administrativas que deban regir las actividades o servicios públicos municipales.

 

V.- Las demás que le atribuyan la presente Ley los Reglamentos y Acuerdos del Ayuntamiento.

 

CAPITULO QUINTO

DE LAS AUSENCIAS Y FALTAS TEMPORALES

DEL PRESIDENTE MUNICIPAL

 

Artículo 38.- Cuando el Presidente Municipal no asistiere a la sesión del Ayuntamiento, su ausencia será cubierta por el Primer Regidor.

 

Artículo 39.- Las ausencias o faltas temporales del Presidente Municipal que no excedan de 15 días, serán cubiertas por el Secretario del Ayuntamiento.

 

Artículo 40.- Cuando la ausencia o falta temporal fuere mayor de 15 días pero menor de 90 días, el Presidente Municipal deberá solicitar licencia al Ayuntamiento para que éste designe para suplirlo al Primer Regidor.

 

 Artículo 41.- En los casos de falta absoluta del Presidente Municipal, la Legislatura del Estado o la Diputación Permanente en su caso, designará al ciudadano que deba sustituirlo. En todo caso, el designado deberá satisfacer los requisitos del artículo 149 de la Constitución Política del Estado y deberá rendir la protesta de Ley.

 

 

CAPITULO SÉPTIMO

DE LAS COMISIONES DEL AYUNTAMIENTO

 

 Artículo 42.- En la primera sesión posterior a la de instalación del Ayuntamiento, éste a propuesta del Presidente Municipal, procederá a crear las comisiones que estime necesario para el mejor desempeño de sus funciones.

 

Artículo 43.- Las comisiones del Ayuntamiento tendrán por objeto el estudio dictamen y propuestas de solución al Ayuntamiento en pleno, de los problemas de los distintos ramos de la administración municipal. Las comisiones creadas podrán ser modificadas en su número y composición, en cualquier momento, por el acuerdo de la mayoría de los miembros del Ayuntamiento, conforme a lo dispuesto en su Reglamento Interior.

 

Artículo 44.- El Ayuntamiento podrá crear las comisiones que estime necesario, pero en cualquier caso deberá establecer cuando menos las siguientes:

a)     De Hacienda, Patrimonio y Cuenta Pública.

b)     De Gobernación, Espectáculos y Diversiones.

c)      De Obras y Servicios Públicos.

d)     De Seguridad Publica y Tránsito.

e)     De Desarrollo Urbano y Preservación Ecológica.

f ) De Industria y Asuntos Agropecuarios.

f)        De Comercio y Turismo.

g)     De Salud Pública y Asistencia Social.

h)      Educación, Cultura, Deportes y Recreación.

 

Artículo 45.- Atendiendo a la diversidad, en la densidad poblacional, y en la composición social y económica de los Municipios de la entidad y a otros elementos relevantes, se podrán crear otras comisiones a las que se les asignarán las funciones respectivas por el propio Ayuntamiento. Las comisiones se integrarán por el número de miembros que decida el Ayuntamiento y la presidirá el Regidor que él mismo designe, las cuales podrán sesionar por separado y contarán para el desarrollo de sus funciones con los apoyos materiales necesarios que les deberá proporcionar el Presidente Municipal.

 

TITULO III

DE LA SUSPENSIÓN Y DESAPARICIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS;

Y SUSPENSIÓN Y REVOCACIÓN DEL MANDATO DE SUS MIEMBROS

 

CAPITULO PRIMERO

DE LAS CAUSAS Y PROCEDIMIENTO

 

Artículo 46.- Corresponde a la Legislatura del Estados por acuerdo, de cuando menos dos terceras partes de sus miembros, declarar sobre la procedencia de la suspensión de los Ayuntamientos, sobre la desaparición de los mismos y sobre la suspensión o revocación del mandato de sus miembros. Procede la declaratoria de suspensión de un Ayuntamiento en los casos siguientes:

 

I.- Cuando existen entre los miembros del Ayuntamiento conflictos que impidan el normal funcionamiento del mismo, o se hallaren imposibilitados, para desarrollar sus funciones en condiciones normales.

 

 II.- Cuando se realicen por parte de los miembros del Ayuntamiento, actos que atenten contra los principios básicos del orden jurídico municipal estatal o federal, o se vea afectado el desarrollo normal de la vida municipal.

 

III.- Cuando se instaure el procedimiento para la declaratoria de desaparición definitiva del Ayuntamiento, en cuyo caso declarará, de estimarse necesario, la suspensión temporal del mismo.

 

Artículo 47.- Procede la declaratoria de desaparición de algún Ayuntamiento en el Estado, en los siguientes casos:

 

a)     Cuando la mayoría de los munícipes abandonen el cargo y no puedan ser convocados los respectivos suplentes.

 

b)     Cuando el Ayuntamiento viole intencional y sistemáticamente las garantías individuales y sociales de los habitantes del Municipios, o se desconozcan los preceptos de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y de la particular del Estado, en perjuicio de la población del municipio.

 

c) Cuando se pretenda instaurar una forma de Gobierno diferente a la prescrita por la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y la propia del Estado.

 

c)      Cuando el Ayuntamiento realice reiteradamente actos que impliquen una alteración grave a los presupuestos de Egresos, Planes y Programas de Desarrollo aprobado por el propio Ayuntamiento.

 

d)     En los demás casos análogos en que a juicio de la Legislatura del Estado se vea afectado el desarrollo de la vida municipal y que no pueda ser resuelto por el propio Ayuntamiento.

 

 

Artículo 48.- Procede la declaratoria de suspensión de algún miembro del Ayuntamiento en los siguientes casos:

 

a)     Cuando deje de concurrir sin causa justificada, a tres sesiones en forma consecutiva.

 

b)     Cuando el miembro del Ayuntamiento se encuentre en incapacidad física o mental durante un período mayor de tres meses.

 

c)      Cuando se oponga a la emisión o adopción de algún acto u orden municipal en el que el munícipe tenga interés personal y se produzca un conflicto de interés con los del propio Ayuntamiento o del Municipio.

 

d)     Cuando el munícipe se encuentre sujeto a proceso por un delito intencional. En este caso, la suspensión surtirá efecto a partir del momento en que se dicte auto de formal prisión y quedará sin efecto al dictarse en forma ejecutoriada la sentencia absolutoria.

 

 

 Artículo 49.- Procede la revocación del mandato de alguno o algunos de los miembros del Ayuntamiento en los siguientes casos;

 

a)     Cuando sin causa justificada deje de concurrir a 5 sesiones del Ayuntamiento durante el período de un año.

 

b)     Cuando se declare la incapacidad física o mental del miembro del Ayuntamiento.

 

c)      Cuando se dicte en forma ejecutoria sentencia condenatoria por delito intencional.

 

d)     Cuando sistemáticamente cometa actos que implique abusos de autoridad o violación, de los derechos individuales o sociales en contra de los miembros de la comunidad.

 

Artículo 50.- La solicitud de declaración de suspensión o desaparición del Ayuntamiento, o de la suspensión o revocación de alguno o algunos de sus miembros sólo podrán formularla:

 

a)     Los propios ciudadanos del Municipio de que se trate.

 

b)     El Ejecutivo del Estado.

 

c)      Los Diputados Locales.

 

d) Los propios miembros del Ayuntamiento, cuando se trate de los supuestos de los artículos 48 y 49. En cualquiera de los supuestos a que se refiere el presente artículo, el solicitante deberá en todo caso señalar con amplitud suficiente, las causas que a su juicio motive la declaratoria de imposición de sanciones al Ayuntamiento o a alguno de sus miembros. Si a juicio de la propia Legislatura la solicitud no reúne los requisitos de procedencia para que se abra un procedimiento, lo desechará de plano, sin que proceda recurso alguno contra dicha resolución. La Legislatura del Estado en ningún caso dará curso a denuncias anónimas.

 

Artículo 51.- La Legislatura del Estado al aceptar la solicitud a que se refiere el artículo anterior, deberá llamar al miembro del Ayuntamiento de que se trate, o al Presidente Municipal del mismo en el supuesto de que dirija contra el Ayuntamiento en pleno la denuncia respectiva, dándoles a conocer el contenido de la solicitud y la procedencia de la misma, a fin de que manifiesten lo que a su interés convenga.

 

Artículo 52.- Notificados y enterados del contenido de la solicitud, los miembros del Ayuntamiento dispondrán de un plazo de 15 días naturales para dar respuesta a los hechos que se les imputen, para ofrecer y aportar las pruebas que a su juicio convengan a fin de desvirtuar los actos o hechos imputados.

 

Artículo 53.- La Legislatura del Estado, dentro de los 15 días hábiles siguientes, dictará la resolución que a su juicio sea procedente, sin que contra ella proceda recurso legal alguno; asimismo, comunicará desde luego a los interesados el contenido de la misma y lo propio hará con los Poderes Ejecutivo y Judicial del Estado, para los efectos conducentes.

 

 Artículo 54.- La Legislatura del Estado podrá llamar al suplente, en el supuesto de la suspensión o revocación del mandato de alguno o algunos de los miembros del Ayuntamiento, salvo que haya incurrido en las mismas violaciones que motivaron la remoción del titular, en cuyo caso designará de entre los vecinos del municipio a quien deba sustituirlo. En todo caso el sustituto deberá cubrir los mismos requisitos establecidos para ser electo titular.

 

 

 

 

Artículo 55.- En el supuesto de la declaratoria de suspensión o desaparición del Ayuntamiento en pleno, se seguirá el procedimiento siguiente:

 

A)    Si se tratare de una suspensión provisional del Ayuntamiento, la Legislatura designará un consejo municipal de igual número de miembros que el Ayuntamiento suspendido, a fin de que atienda las funciones del Ayuntamiento. El Consejo Municipal así designado actuará durante el tiempo que dure la suspensión.

 

B)    Si la resolución que se dictare fuere la desaparición del Ayuntamiento y esta ocurre dentro del primer año del ejercicio del mismo, la Legislatura designará un consejo provisional de igual número de miembros al Ayuntamiento desaparecido, el que deberá convocar a elecciones extraordinarias dentro de los 90 días siguientes a la instalación del propio consejo.

 

C)    Si la desaparición del Ayuntamiento se declara dentro de los últimos dos años del período el cual debió regir el Ayuntamiento, la Legislatura del Estado designará de entre los ciudadanos del municipio que cubran los requisitos, a un consejo municipal con igual número de miembros, el cual deberá concluir el periodo respectivo, sustituyendo aquél. De entre los miembros del propio consejo municipal se designará al que debe fungir como Presidente Municipal. Las resoluciones a que se refieren los artículos anteriores deberán, para ser válidas, ser tomadas siempre cuando menos, por las dos terceras partes de la Legislatura del Estado.

 

 

 Artículo 56.- La declaratoria de suspensión, sea de alguno o de algunos miembros del Ayuntamiento o del Ayuntamiento en pleno, se decretará por la Legislatura del Estado por las causas, a que se refieren los artículos 46 y 48 y se deberá limitar a suspender provisionalmente al o a los miembros del Ayuntamiento de que se trate y a la designación de quienes deban sustituirlos temporalmente. La suspensión podrá decretarse hasta por un periodo máximo de seis meses, atendiendo a la gravedad de los hechos que la motivaron, a juicio de la propia Legislatura del Estado.

 

Artículo 57.- Cumplido el período de suspensión impuesto al miembro del Ayuntamiento o el Ayuntamiento suspendido, retomarán sus responsabilidades nuevamente apercibidos por la propia Legislatura que en caso de reincidencia se procederá a su revocación desaparición definitiva.

 

Artículo 58.- En el supuesto de revocación de mandato de alguno de los miembros o desaparición del Ayuntamiento, la Legislatura sólo se limitará a designar a quienes en forma provisional o permanente, deban concluir el período. Las sanciones a que se refieren los artículos anteriores, se entienden sin perjuicio de cualquier otra acción que proceda contra los miembros del Ayuntamiento, en el supuesto de que exista responsabilidad oficial o de otro tipo.

 

 

 

 

CAPITULO SEGUNDO

DE LOS CONSEJOS MUNICIPALES

 

Artículo 59.- Las personas que por cualquier causa suplan a los integrantes del Ayuntamiento, deberán llenar los mismos requisitos exigidos para ser miembro del Ayuntamiento por la Constitución Política del Estado.

 

Artículo 60.- El Consejo Municipal será presidido por quien designé la Legislatura y las funciones del Síndico las ejercerá quien sea designado por la propia Legislatura.

 

Artículo 61.- El Consejo Municipal que se designe, tendrá las mismas atribuciones y funciones que corresponden al Ayuntamiento. Quienes formen parte del Consejo Municipal, bajo cualquiera de los anteriores supuestos, no podrá ser elegido en el próximo Ayuntamiento.

 

 

 

TITULO IV

DE LAS DISPOSICIONES JURÍDICAS

DEL AYUNTAMIENTO

CAPITULO PRIMERO

DE LOS REGLAMENTOS MUNICIPALES

 

Artículo 62.- Los Ayuntamientos están facultados para elaborar y expedir los Acuerdos, Reglamentos, Circulares y otras disposiciones administrativas de observancia general. Para la expedición de los Reglamentos Municipales, el Ayuntamiento deberá tomar en consideración las bases normativas a que se refiere la Constitución Política del Estado en el artículo 16O, fracción III y las que se señalan en esta misma Ley.

 

Artículo 63.- Los Acuerdos y Reglamentos Municipales son aquellos ordenamientos jurídicos que emite y promulga el Ayuntamiento y que deben de ser de carácter abstracto y general, con el objeto de establecer las normas de organización y funcionamiento del Ayuntamiento y de sus dependencias administrativas; así como establecer y regular los servicios públicos y reglamentar las actividades de los particulares que afecten la vida en común.

 

Artículo 64.- En uso de sus facultades los Ayuntamientos podrán expedir y promulgar los siguientes Reglamentos Municipales:

 

I.- Los Reglamentos que regulan, la organización y funcionamiento interior del Ayuntamiento, los cuales contendrán las normas básicas para:

 

a)     La instalación del Ayuntamiento.

 

b)     Las atribuciones y obligaciones de los miembros del Ayuntamiento y del Secretario del mismo.

 

c)      La forma de desarrollar las sesiones.

 

d)     Las discusiones y forma de votación de los acuerdos del Ayuntamiento.

 

e)     La creación de las comisiones del Ayuntamiento y de las responsabilidades de las mismas

 

f)        Las demás disposiciones que sean necesarias para el eficaz funcionamiento del Ayuntamiento.

 

 

 

II.- Los Reglamentos que establezcan y regulen la estructura y funciones de las dependencias de la administración municipal y de los organismos auxiliares de la misma.

 

III.- Los Reglamentos que tienden a asegurar la creación, funcionamiento y administración de los servicios públicos municipales.

 

IV.- Los que se refieren a las facultades que en materia de Desarrollo Urbano, Vivienda y Ecología se les atribuyen al municipio.

 

V.- Los demás Reglamentos que tiendan a asegurar que las actividades de los habitantes del Municipio se desarrollen en un marco de respeto al derecho, la paz pública y la tranquilidad de los habitantes, que propicie el desarrollo normal de la vida comunitaria.

 

Artículo 65.- Para la expedición de los Reglamentos a que se refiere el artículo anterior, los Ayuntamientos se deberán sujetar a las siguientes bases normativas:

 

a)     No podrán expedir Reglamento alguno que no corresponda a la jurisdicción y competencia que a cada municipio le señala la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la particular del Estado.

 

b)     No podrán expedir Reglamentos que contravengan a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a la del Estado de Quintana Roo o a las leyes federales y estatales, o que se refieran a materias de la exclusiva competencia de esos órganos de gobierno.

 

c)      Los Reglamentos no deberán contener disposiciones que violen o menoscaben las garantías individuales o sociales de los habitantes del municipio.

 

d)     Los Reglamentos Municipales no podrán contener normas que por disposición de algún ordenamiento Federal, Estatal o Municipal, deban ser reguladas por una Ley.

 

e)     No podrán contener normas que deroguen total o parcialmente una Ley Estatal o Federal.

 

f)        Los reglamentos para ser válidos, deberán ser aprobados por la mayoría de los miembros del Ayuntamiento y deberán ser publicados en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado y dados a conocer por otros medios a la población del municipio, en la forma y términos que se dicta en la presente Ley.

 

 

Artículo 66.- Los Reglamentos expedidos por el Ayuntamiento en contravención a las anteriores bases, podrán ser atacados de nulidad por los propios habitantes del municipio o por el Ejecutivo del Estado, quienes se dirigirán por escrito a la Legislatura del Estado para que sea éste la que analice los razonamientos expuestos, y de encontrarlos fundados, exhorte al Ayuntamiento de que trate, para que proceda de inmediato a la derogación, adición, modificación o abrogación del ordenamiento atacado.

 

Artículo 67.- En el supuesto de que el Ayuntamiento estime que el Reglamento aludido fue expedido conforme a las bases normativas antes citadas, se dará conocimiento al Tribunal Superior de Justicia del Estado, para que sea este quien decida en definitiva sobre la validez de los Reglamentos impugnados. Para modificar los Reglamentos Municipales se deberá seguir el mismo procedimiento que para su creación.

 

CAPITULO SEGUNDO

OTRAS DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS

 

Artículo 68.- Los Ayuntamientos podrán de igual forma expedir Acuerdos, Circulares, oficios y demás disposiciones administrativas en asuntos de su estricta competencia, que contengan normas de carácter específico o en su caso que se refieran a la regulación de los asuntos internos del Ayuntamiento o de la administración municipal, los cuales no se requerirán bases normativas de la Legislatura para la plena validez de dichas disposiciones.

 

TITULO QUINTO

DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES

CAPITULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 69.- Los Ayuntamientos del Estado podrán establecer, organizar y reglamentar los servicios públicos a que se refieren la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la particular del Estado y los que establezcan otras disposiciones legales.

 

Artículo 70.- Por servicio público se entenderá al conjunto de actividades organizadas por el Ayuntamiento, tendientes a satisfacer en forma regular y permanente, necesidades colectivas de la población. El desarrollo de dichas actividades estará sujeto al régimen jurídico que establezcan las leyes, reglamentos, o el propio Ayuntamiento en el ámbito de su competencia.

 

Artículo 71.- Los municipios del Estado establecerán los servicios públicos municipales siguientes:

 

a)     Agua Potable y Alcantarillado.

b)     Alumbrado Público.

c)      Limpia.

d)     Mercados y Centrales de Abasto.

e)     Rastros.

f)        Calles, Parques y Jardines.

 

g)     Seguridad Pública y Tránsito.

 

h)      Embellecimiento y Conservación de los lugares de interés turístico, histórico y arqueológico.

 

i)        El establecimiento y mantenimiento de Centros Recreativos, Culturales y Deportivos; y

 

j)        El mantenimiento de los servicios destinados a preservar y mejorar la salud pública. Artículo 72.- Atendiendo a la diversidad socioeconómica, territorial y a la capacidad administrativa y financiera del municipio, la Legislatura del Estado podrá establecer otros servicios públicos municipales.

 

Artículo 73.- La determinación de que un servicio público corresponde al ámbito municipal obligará al Ayuntamiento a procurar su establecimiento y operación, así como la determinación del presupuesto necesario para su prestación. Los servicios públicos así prestados, serán administrados bajo la supervisión del Presidente Municipal o de la dependencia que éste designe con la intervención que conforme al Reglamento interior que corresponda al Ayuntamiento.

 

Artículo 74.- Los servicios públicos a que se refiere esta Ley, podrán ser prestados con la intervención del Estado y de sus dependencias, cuando las condiciones económicas, administrativas y financieras de los municipios no sean suficientes para garantizar su eficaz prestación. Esta intervención del Estado se dará a solicitud del Presidente Municipal, previo acuerdo del Ayuntamiento y mediante el Convenio respectivo. En el propio convenio se expresará el servicio o los servicios en que estime necesaria la intervención del Estado, así como los plazos, términos y condiciones financieras y económicas en que el municipio solicite el concurso del Estado.

 

Artículo 75.- El Ejecutivo del Estado, al conocer la solicitud del municipio, decidirá en los diez días siguientes sobre la procedencia de la misma y determinará las condiciones a que deba sujetarse su intervención, así como las dependencias del propio ejecutivo que deban prestar el concurso. Las condiciones a que se refieren los artículos anteriores se establecerán en el convenio respectivo que al efecto deberán celebrar ambas autoridades.

 

Artículo 76.- El concurso del Estado se dará preferentemente en los servicios de Agua Potable y Alcantarillado, Seguridad Pública y Tránsito y en aquellos que por su alcance e importancia tiendan a satisfacer las necesidades más apremiantes de la población, o cuando el Estado posea atribuciones en la ejecución de los servicios municipales.

 

Artículo 77.- Cuando el Ejecutivo del Estado estime que su intervención es necesaria para garantizar la eficaz prestación del servicio público y no haya sido solicitada por el Ayuntamiento respectivo, aquel podrá solicitar a la Legislatura del Estado, fundando y motivando su solicitud, que decrete la necesidad de su intervención. La Legislatura del Estado, antes de proceder a la declaratoria de aceptación o negativa de dicha solicitud, dará vista al Ayuntamiento o ayuntamientos afectados, a fin de que manifiesten dentro de los diez días siguientes lo que a su interés convenga. La Legislatura del Estado, con base en los elementos aportados por ambas partes, resolverá en definitiva sobre la procedencia.

 

Artículo 78.- En los supuestos a que se refieren los artículos anteriores, la declaratoria de la Legislatura sobre la procedencia del concurso Estatal no podrá exceder del término constitucional de un Ayuntamiento.

 

Artículo 79.- En la capital del Estado o en aquel que de manera temporal se declare como sede de la residencia del Ejecutivo del Estado, a éste le corresponderá el mando de la fuerza pública.

 

CAPITULO SEGUNDO

DE LAS CONCESIONES DE SERVICIOS PÚBLICOS

MUNICIPALES

 

Artículo 80.- Los servicios públicos municipales con excepción de los de Seguridad Pública y Tránsito, podrán ser materia de concesión a particulares mediante contratos sujetos a las siguientes bases: I.- Determinación de la masa de bienes que deberá afectarse a la prestación del servicio por el concesionario. II.- Señalar las medidas que deberá tomar el concesionario para asegurar el buen funcionamiento, continuidad y permanencia del servicio público y las sanciones por incumplimiento.

 

III.- Determinar el régimen especial a que deberá someterse la concesión y el concesionario, fijando el término de la concesión, las causas de caducidad o pérdida anticipada de la misma, la forma de vigilancia o de la prestación del servicio a cargo del Ayuntamiento, la prestación del servicio y el pago de los impuestos v derechos correspondientes.

 

 IV.- Fijar las condiciones bajo los cuales los usuarios puedan aprovechar el servicio.

 

 V.- Determinar las tarifas, procedimientos de modificación y contraprestaciones que deberá cubrir el beneficiado.

 

VI.- Establecer el procedimiento administrativo conducente para oír al concesionario y a todo interesado, en los asuntos que importen reclamación o afectación de los derechos que genere la concesión o el servicio público.

 

VII.- Determinar la fianza o garantía que deberá otorgar el concesionario para responder de la eficaz prestación del servicio público. Para la celebración de los contratos de concesión se deberá en todo caso contar con la aprobación del propio Ayuntamiento y de la Legislatura del Estado.

 

Artículo 81.- Las concesiones para la prestación de los servicios públicos no podrán en ningún caso otorgarse a:

 

I.- Los miembros del Ayuntamiento.

 

 II.- A los Servidores Públicos o empleados municipales ni a sus cónyuges o parientes consanguíneos, por afinidad o civil hasta en segundo grado.

 

III.- A particulares a quienes haya sido revocada o cancelada otra concesión por cualquier causa.

 

Artículo 82.- El Ayuntamiento podrá rescindir o decretar la caducidad de las concesiones en los siguientes casos:

 

I.- Cuando no cumplan las normas contenidas en el contrato de concesión respectivo.

 

II.- Cuando el servicio no se preste en forma continua, regular y a satisfacción de los usuarios, o se alteren las tarifas arbitrariamente.

 

 III.- Cuando el concesionario no esté en capacidad técnica, material o legal para garantizar la eficacia del servicio.

 

IV.- Cuando se constate que el concesionario, por cualquier motivo, no conserva los bienes o instalaciones destinadas a prestar el servicio en buen estado, en perjuicio del usuario. Artículo 83.- En el caso de los supuestos a que se refiere el artículo anterior, el Ayuntamiento, antes de proceder a la rescisión o cancelación de la concesión, concederá al concesionario el derecho de audiencia para que éste alegue lo que a su derecho convenga, luego de lo cual dictara la resolución.

 

Artículo 84.- De conformidad con las Leyes y Reglamentos de la materia, el Ayuntamiento promoverá la intervención de la empresa prestadora del servicio público de que se trate, nombrando su interventor, quien deberá cuidar de que se continúe prestando el servicio en las condiciones de eficacia requerida

 

Artículo 85.- Anualmente, el Ayuntamiento deberá fijar y publicar en la segunda quincena del mes de diciembre, las tarifas o precios de los servicios públicos municipales concesionados, en el Periodo Oficial del Estado, en uno de los de mayor circulación en la entidad y hacerlo en el de la propia localidad. Si el primero de enero no se ha hecho la publicación de que habla el artículo anterior, se entenderá que los precios y tarifas continuarán con los mismos valores anteriores y el servicio continuará impartiéndose en la misma forma convenida.

 

Artículo 86.- Los precios y tarifas de los servicios públicos se revisarán a solicitud del concesionario, cuando a su juicio los aprobados ya no garanticen el equilibrio financiero, en perjuicio del propio concesionario.

 

Artículo 87.- Las concesiones se otorgarán preferentemente a los ciudadanos y vecinos del municipio; y se otorgarán en subasta pública debiendo publicarse las bases por dos ocasiones en los órganos de difusión a que se refiere el artículo 85.

 

Artículo 88.- El Ayuntamiento posee en todo tiempo la facultad de decretar la municipalización de los servicios públicos de su competencia o acordar la prohibición de su concesión a particulares. En los casos en que la prestación de los servicios públicos se requiera de la ejecución de obras públicas, el Ayuntamiento procederá a realizarlas, sea en forma directa o a través de adjudicación de contratos de obras públicas a particulares, de acuerdo con las normas reglamentarias de la materia, de conformidad con el Presupuesto de Egresos aprobado.

 

CAPITULO TERCERO

DE LA COORDINACIÓN Y ASOCIACIÓN MUNICIPALES

 

 

Artículo 89.- Los Municipios del Estado, podrán coordinarse y asociarse para la consecución de sus respectivos objetivos de desarrollo económico, social y cultural en común y para

 

: a) Crear y organizar empresas destinadas a asegurar las más eficaz prestación de servicios públicos que les corresponda.

 

b) Realizar programas de desarrollo o de obras públicas en coordinación.

 

d)     Realizar en forma conjunta o coordinada planes y programas de planeación y desarrollo urbano.

 

e)     Establecer cuerpos de asistencia técnica y de capacitación de sus servidores públicos.

 

f)        Analizar y estudiar problemas locales comunes.

 

g)     Las demás que tengan por objeto la ejecución y consecución de sus objetivos o contribuya al mejoramiento de sus respectivas administraciones.

 

 Artículo 90.- La coordinación en los Municipios se dará, siempre y cuando no implique la creación de un organismo público o privado que haga factible la realización de los fines de la coordinación y en ningún caso implicará subordinación de los Ayuntamientos a las ordenes dictadas por otro Ayuntamiento o autoridad estatal o federal. Dicha coordinación se hará por la voluntad única de los Ayuntamientos de cada municipio y se determinará de la misma manera.

 

Artículo 91.- La asociación se dará cuando sea necesaria, la creación o establecimiento de un organismo diferente a los propios Ayuntamientos, cualquiera que sea la forma jurídica que adopte, el cual tendrá siempre por objeto conseguir los fines u objetivos de la asociación municipal, los que en ningún caso podrán tener carácter político. Para la creación de una asociación de municipios se requiere contar con la aprobación de la Legislatura del Estado, la que a su vez determinará las competencias y atribuciones que al Ejecutivo del Estado correspondan en la propia asociación. Asimismo, la propia Legislatura al expedir la ley o decreto respectivo, determinará a los municipios que habrán de asociarse, el objeto de la asociación, la duración de la misma, la forma de financiarla, así como las demás condiciones que a juicio de la propia Legislatura sean necesarias para garantizar tanto la autonomía de los municipios como la salvaguarda del interés del Estado y la Federación.

 

CAPITULO IV

DE LA COLABORACIÓN ENTRE

EL MUNICIPIO, EL ESTADO Y LA FEDERACIÓN

 

Artículo 92.- El Ayuntamiento facultará al Presidente Municipal a celebrar convenios de coordinación y colaboración con el Ejecutivo del Estado, con el fin de realizar programas de desarrollo económico, social o cualquiera otros que tiendan al logro de objetivos de beneficio colectivo. De igual forma el Ayuntamiento facultará al Presidente Municipal a participar conjuntamente con el Ejecutivo del Estado, en la ejecución y operación de obras y la prestación de servicios públicos en los convenios de coordinación que celebre el Ejecutivo del Estado Federal y sus dependencias y entidades.

 

Artículo 93.- El Ayuntamiento a propuesta del Presidente Municipal y previo acuerdo con el Ejecutivo del Estado nombrará representantes en los organismos oficiales que realicen obras dentro de su circunscripción territorial. Los representantes ante los nombrará el propio Ayuntamiento a propuesta del Presidente Municipal.

 

 Artículo 94.- Los Ayuntamientos podrán solicitar al Ejecutivo del Estado les proporcione asistencia técnica o asesoría en las materias técnicas que se requiera a fin de cumplir con sus atribuciones y obligaciones. Asimismo, el Ejecutivo del Estado apoyará a los Ayuntamientos en la tramitación de asuntos que deban resolver fuera del Estado.

 

TITULO SEXTO

DE LA HACIENDA PÚBLICA MUNICIPAL

CAPITULO PRIMERO

DE LOS INGRESOS MUNICIPALES

 

Artículo 95.- Es facultad de la Legislatura decretar las leyes de Hacienda y de Ingresos Municipales pero, en todo caso, las contribuciones señaladas por la Legislatura serán las suficientes para atender las necesidades municipales.

 

Artículo 96.- Los Ayuntamientos administrarán libremente su Hacienda, la cual se formará de:

 

 I.- Los bienes muebles e inmuebles, ya sea que se destine al servicio público o uso común y los propios del Municipio.

 

II.- Los impuestos, derechos, productos, aprovechamientos y demás ingresos fiscales que en su favor establezca la Legislatura del Estado en las respectivas leyes de ingresos y demás relativas.

 

 III.- Las participaciones que por disposición de las leyes fiscales respectivas les corresponden sobre el rendimiento de los impuestos y demás contribuciones federales y estatales.

 

IV.- Los ingresos derivados de la prestación de servicios públicos, de la explotación de sus bienes y del ejercicio de las atribuciones propias del Ayuntamiento.

 

V.- Las provenientes de empréstitos obtenidos de conformidad con la presente Ley.

 

Vl.- Las demás que por cualquier causa o título legal ingresen al Municipio.

 

Artículo 97.- Los Ayuntamientos no podrán establecer ni conceder exenciones o subsidios, respecto de los ingresos derivados de sus facultades impositivas, en favor de personas físicas o morales ni de Instituciones Oficiales o Privadas. Sólo estarán exentos del pago de los impuestos y derechos respectivos, los bienes del dominio público de los Gobiernos Federal, Estatal y Municipal.

 

Artículo 98.- Los Ayuntamientos del Estado no reconocerán exención alguna que de impuestos que se encuentre establecida en contravención a lo dispuesto por la fracción IV del artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por Leyes Federales o Estatales.

 

Artículo 99.- Las participaciones que sobre impuestos Federales y Estatales correspondan al Municipio, serán cubiertas al Ayuntamiento con arreglo a las bases, montos y plazos, que anualmente se determinen por la Legislatura del Estado.

 

Artículo 100.- Para garantizar la eficaz administración de la Hacienda Municipal, el Ayuntamiento a través del Presidente Municipal, podrá solicitar al Ejecutivo Estatal, la celebración de convenios para que éste se haga cargo de algunas de las funciones relacionadas con los ingresos fiscales municipales. El propio Ayuntamiento facultará al Presidente Municipal para que celebre los convenios de referencia, en el que se contendrá las bases, plazos y demás condiciones de dicha coordinación.

 

 

 

CAPITULO SEGUNDO

DEL PATRIMONIO MUNICIPAL

 

Artículo 101.- Los municipios del Estado podrán poseer un patrimonio propio el que se formará de los bienes de dominio público o privado que por cualquier título posea o que adquiera, los cuales son:

 

I.- Bienes de dominio público:

a).- Los de uso común;

 b).- Los inmuebles destinados a un servicio público;

c).- Los muebles normalmente insustituibles como son los expedientes de las oficinas, archivos, libros raros, piezas históricas o arqueológicas, obras de arte y otros análogos, que no sean de dominio de la Federación o del Estado. II.- Bienes de dominio privado: Los que le pertenecen en propiedad y los que en lo futuro ingresen a su patrimonio, no previstos en el artículo anterior.

 

Artículo 102.- Los bienes del dominio público municipal son inalienables, imprescriptibles e inembargables y no están sujetos a acción reivindicatoria o de posesión definitiva o interina, mientras no varíe su situación jurídica, la cual sólo podrá modificarse por Decreto de la Legislatura del Estado. Artículo 103.- Todas las enajenaciones, concesiones de uso o usufructo y arrendamiento de bienes propios del municipio se harán mediante subasta pública y con aprobación del Ayuntamiento. El plazo de los contratos de arrendamiento que celebren los Ayuntamientos no excederán del término de sus respectivos ejercicios constitucionales. En todo lo no previsto en el presente Capítulo, se aplicará lo dispuesto por las leyes fiscales y demás disposiciones aplicables vigentes en el Estado.

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO TERCERO

DEL GASTO PÚBLICO MUNICIPAL

 

Artículo 104.- Corresponde a los Ayuntamiento la aprobación, ejercicio y vigilancia del Presupuesto de Egresos Municipales.

 

Artículo 105.- La formulación del presupuesto de Egresos Municipal se hará bajo las siguientes bases:

 

 I.- Tendrá como limitaciones, la previsión de ingresos disponible para el año fiscal en el que deba regir.

 

II.- Deberá ser aprobado para un año fiscal, que siempre corresponderá al año natural.

 

III.- Deberá comprender todos los egresos que por cualquier concepto realicen las autoridades municipales. IV.- Cualquier modificación al presupuesto de Egresos se hará previa aprobación del Ayuntamiento, con base en las modificaciones aprobadas por la Legislatura del Estado al Presupuesto de Ingresos.

 

Artículo 106.- El Proyecto de Presupuesto de Egresos será elaborado por el Presidente Municipal con la colaboración de los órganos administrativos que de él dependan y se enviará al Ayuntamiento a más tardar el día ultimo de noviembre de cada año.

 

Artículo 107.- Para la aprobación del Presupuesto se requerirá el voto favorable de la mayoría de los miembros del Ayuntamiento y a través de la Comisión de Hacienda y del Síndico correspondiente, vigilará que el ejercicio del gasto público se realice conforme al Presupuesto de Egresos aprobados.

 

Artículo 108.- El ejercicio del presupuesto se realizará por el Presidente Municipal a través de los organismos que de él dependen, y conforme a los Reglamentos, métodos y procedimientos administrativos que se aprueben por el Ayuntamiento. No podrá efectuarse ningún gasto que no esté comprendido en el Presupuesto de Egresos aprobado.

 

Artículo 109.- El presidente Municipal enviará al Ayuntamiento con la periodicidad que el mismo establezca, un informe del estado de avance de los Ingresos y Egresos del Municipio. Y al cierre del ejercicio fiscal anual, el Presidente Mundial ordenará se formule un informe consolidado de los Ingresos y Egresos del año, con base en el cual se formulará la Cuenta Pública del Municipio.

 

 

Artículo 110.- Formulada la Cuenta Pública del Municipio, conforme al catálogo de cuentas aprobado por la Contaduría Mayor del Congreso, se hará del conocimiento del Ayuntamiento, quien de aprobarla, la enviará a la Legislatura del Estado para su aprobación definitiva dentro del primer trimestre del año en curso.

 

Artículo 111.- Si del examen de la Cuenta Pública que realice la Legislatura del Estado, aparecieran discrepancias en el ejercicio del presupuesto, la Legislatura lo hará del conocimiento del propio Ayuntamiento para que manifiesten lo que a su juicio proceda. Y en caso de no justificar a satisfacción de la propia Legislatura las discrepancias encontradas, ésta lo hará del conocimiento del Ejecutivo para los efectos de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos y Empleados Municipales.

 

TITULO VII

DEL DESARROLLO URBANO MUNICIPAL

CAPITULO UNICO DEL DESARROLLO URBANO MUNICIPAL

 

Artículo 112.- En los términos de las fracciones V y VI del artículo 115 de la Constitución General de la República y demás disposiciones federales y estatales en la misma, el Ayuntamiento tendrá facultad para:

 

I.- Formular, aprobar y administrar los planes de desarrollo urbano municipal.

 

II.- Decretar los usos, destinos y provisiones del suelo urbano dentro de su jurisdicción.

 

III.- Participar, conjuntamente con los organismos y dependencias del Estado que el propio determine, en las reservas territoriales y ecológicas del Municipio.

 

IV.- Decretar los límites de la zona urbana de los diversos centros de población del Municipio y cuidar el equilibrio ecológico del Municipio.

 

V.- Regular la tendencia de la tierra urbana de los diversos centros de población del Municipio y participar con las dependencias y organismos de los Gobiernos Federales y Estatales en la regulación de la tierra rural del Municipio.

 

VI.- Expedir y aplicar en el ámbito de su competencia, los reglamentos y disposiciones, asentamientos humanos y en regular el desarrollo urbano municipal.

 

VII.- Celebrar convenios de colaboración con los Gobiernos Federal y Estatal y con otros Ayuntamientos de la Entidad, para el eficaz cumplimiento de los planes y programas de desarrollo urbano municipal.

 

VIII.- Participar en la definición de políticas y programas de vivienda que determinen las autoridades y organismos, tanto federales, como estatales.

 

IX.- Solicitar al Ejecutivo del Estado la expropiación de los bienes necesarios para el cumplimiento de los planes y programas de desarrollo urbano.

 

X.- Las demás que le señalen las leyes y reglamentos de la materia, más las especificas que le otorgue la Legislatura. En el ejercicio de las facultades a que se refieren los incisos anteriores, al Ejecutivo del Estado y a sus dependencias, corresponderán las atribuciones que la Legislatura Federal y la Estatal sobre esa materia les señalen.

 

Artículo 113.- Los planes de Desarrollo Urbano Municipal comprenderán:

 

a)     La determinación de los límites de los Centros de Población del Municipio.

 

b)     La determinación de Zonas de Reservas Territoriales del Municipio.

 

c)      La zonificación, incluyendo los usos, destinos y provisiones del suelo.

 

d)     La vialidad y el equipamiento municipal.

 

e)     Los planes Directores de los Centros de Población del Municipio.

 

 f ) Los planes parciales de los Centros de Población que comprenda el Municipio y su integración a los planes y Programas de Desarrollo Urbano Municipal.

 

f)        Las demás disposiciones que se estimen necesarias para el cumplimiento de sus objetivos.

 

 

 

Artículo 114.- Cuando dos o más centros urbanos situados en el Territorio de dos o más municipios, formen o tiendan a formar una continuidad demográfica, corresponde al Ejecutivo del Estado decretar la zona conurbada, así como determinar la parte de los municipios que dicha zona deberá comprender, y las facultades que a sus ayuntamientos deberán competer.

 

TITULO OCTAVO

DE LA ADMINISTRACION MUNICIPAL

CAPITULO PRIMERO

DE LAS DEPENDENCIAS ADMINISTRATIVAS

 

Artículo 115.- Para el despacho y el cumplimiento de las atribuciones y obligaciones del Municipio, el Ayuntamiento tendrá, además de la presidencia Municipal, como Órgano responsable de la Administración Pública Municipal, las unidades administrativas auxiliares siguientes:

 

I.- Secretaría del Ayuntamiento.

 

II.- Tesorería Municipal.

 

III.- Alcaldías, Delegaciones y Subdelegaciones.

 

IV.- Dirección de Seguridad Pública y Tránsito.

 

 V.- Las demás Dependencias que el Ayuntamiento establezca en el Reglamento respectivo. El Presidente Municipal, Síndico y Regidores están impedidos para ejercer los cargos a que se refieren las fracciones anteriores y para ocupar cualquier otro cargo administrativo.

 

Artículo 116.- Atendiendo a las necesidades de los Municipios del Estado, los respectivos Ayuntamientos podrán crear las unidades administrativas necesarias para el despacho de los asuntos administrativos y conferirle las obligaciones y atribuciones que estime conveniente; dichas unidades auxiliarán en sus funciones al Presidente Municipal del cual dependerán. El propio Ayuntamiento podrá distribuir y asignar las atribuciones y obligaciones de las dependencias entre las unidades administrativas en ejercicio.

 

CAPITULO SEGUNDO

DEL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO

 

 Artículo 117.- Para ser Secretario del Ayuntamiento se requiere:

 

 I.- Ser mexicano por nacimiento y ciudadano quintanarroense, en pleno ejercicio de sus derechos.

 

 II.- Tener experiencia administrativa y reconocida honestidad a juicio del Ayuntamiento.

 

III.- No pertenecer al estado eclesiástico ni ser ministro de algún culto, y

 

 IV.- No estar impedido, conforme a las disposiciones contenidas en esta Ley.

 

 

 

Artículo 118.- Son facultades y obligaciones del Secretario del Ayuntamiento:

 

I.- Asistir a las sesiones del Ayuntamiento con voz informativa, y levantar las actas correspondientes en la forma que establezca el Reglamento Interior.

 

II.- Cumplir y hacer cumplir en la esfera de su competencia, el Reglamento Interior y demás disposiciones que dicte el Ayuntamiento.

 

 III.- Despachar los asuntos administrativos que le atribuya el Ayuntamiento y atender los asuntos que el Presidente Municipal le encomiende.

 

 IV.- Expedir los documentos, certificaciones y constancias que acuerde el Ayuntamiento y el Presidente Municipal.

 

V.- Autorizar, por conducto del Oficial del Registro Civil en la jurisdicción del Municipio, la expedición de las actas del estado civil de las personas; y expedir los certificados correspondientes.

 

VI.- Asesorar a las Alcaldías, Delegaciones y Subdelegaciones Municipales en los asuntos relativos a su función.

 

VII.- Organizar la junta local de reclutamiento.

 

VIII.- Inscribir en el registro de la municipalidad a los ciudadanos con sus propiedades, industrias, profesión y ocupación.

 

IX.- Compilar las disposiciones jurídicas que tengan vigencia en el Municipio y vigilar que se apliquen.

 

X.- Las demás que resulten compatibles al ejercicio de cargo y que le confieren las leyes, reglamentos y demás disposiciones vigentes. El Secretario será suplido en sus ausencias temporales por la persona que designe el Ayuntamiento, a propuesta del Presidente Municipal.

 

CAPITULO TERCERO

DEL TESORERO MUNICIPAL

 

Artículo 119.- El Tesorero Municipal tiene a su cargo la administración de la Hacienda Pública Municipal; y para desempeñarlo requiere;

 

I.- Ser mexicano por nacimiento y ciudadano Quintanarroense, en pleno ejercicio de sus derechos.

 

II.- Ser de notoria buena conducta.

 

III.- Tener los conocimientos suficientes para el desempeño del cargo, a juicio del Presidente Municipal y del Ayuntamiento.

 

IV.- No pertenecer al estado eclesiástico ni ser ministro de algún culto.

 

V.- No estar impedido, conforme a las disposiciones contenidas en esta Ley.

 

VI.- Otorgar la caución que le fije el Ayuntamiento.

 

Artículo 120.- Son facultades del Tesorero:

 

I.- Cumplir y hacer cumplir la Ley de Hacienda Municipal, la Ley de Ingresos Municipales y demás disposiciones legales dentro de la esfera de su competencia.

 

II.- Elaborar y proponer al Presidente Municipal los proyectos de Leyes, Reglamentos y demás disposiciones que se requieran para el manejo de los asuntos tributarios del Municipio.

 

III.- Recaudar los impuestos, derechos, productos y aprovechamientos que correspondan al Municipio, de conformidad con la Ley de Ingresos Municipales, así como las participaciones que por ley o convenio le correspondan al municipio en el rendimiento de impuestos federales y estatales.

 

 IV.- Vigilar el cumplimiento de las leyes, reglamentos y demás disposiciones fiscales aplicables.

 

V.- Llevar al corriente el Padrón Municipal y practicar revisiones y auditorías a causantes.

 

VI.- Formular mensualmente el estado de origen y aplicación de los recursos municipales.

 

VII.- Ejercer la facultad económico-coactiva conforme a las leyes y reglamentos vigentes.

 

 VIII.- Cuidar que los empleados que manejen fondos del Municipio caucionen debidamente su manejo.

 

IX.- Planear y proyectar los presupuestos anuales de ingresos y egresos y presentarlos al Ayuntamiento a través del Presidente Municipal.

 

X.- Ejercer el Presupuesto de Egresos y ejecutar los pagos de acuerdo con los programas y presupuestos aprobados y proponer al Ayuntamiento las transferencias de partidas.

 

XI.- Organizar y llevar la contabilidad del Municipio y las estadísticas financieras del mismo.

 

XII.- Presentar al Ayuntamiento, dentro de los primeros quince días de cada mes, la cuenta del mes anterior para su glosa.

 

XIII.- Proponer al Presidente municipal el nombramiento o remoción de los empleados a su cargo.

 

XIV.- Formar y conservar el inventario detallado de los muebles y útiles propiedad del Municipio.

 

XV.- Llevar un registro de todos los bienes inmuebles afectados a un servicio público, y de los propios del Municipio.

 

XVI.- Las demás que le confieren las leyes y reglamentos y los específicos que le confiera el Ayuntamiento.

 

 

CAPITULO CUARTO

DE LA DIRECCIÓN DE SEGURIDAD PÚBLICA Y TRÁNSITO

 

 Artículo 121.- En cada Municipio funcionarán los cuerpos de Seguridad Pública y Transito que tendrán a su cargo los servicios de protección social y tránsito de vehículos. El Gobernador del Estado y los Presidentes Municipales coordinarán las funciones de sus respectivos cuerpos de Seguridad Pública y Tránsito por conducto de sus Titulares, conforme a las disposiciones constitucionales, la Ley y reglamentos de la materia.

 

Artículo 122.- Los Cuerpos de Seguridad Pública y Tránsito se integrarán con un Titular nombrado por el Ayuntamiento, para cada uno, o para ambos, a propuesta del Presidente Municipal y el personal que se determine en el Presupuesto de Egresos. El Gobernador del Estado podrá solicitar la remoción del Titular o de cualquier integrante de los cuerpos de Seguridad Pública y Tránsito que no cumplan con sus obligaciones o quienes con su actitud puedan poner en peligro la tranquilidad del Estado; y en casos graves solicitar a la Legislatura la facultad contenida en la fracción XXXII del artículo 75 de la Constitución Local.

 

Artículo 123.- Son facultades y obligaciones de los Cuerpos de Seguridad Pública y Tránsito;

 

I.- Mantener la seguridad y orden público en el Municipio.

 

II.- Adoptar las medidas necesarias para prevenir la comisión de delitos y proteger la vida, salud y derechos de los habitantes.

III.- Auxiliar a las autoridades estatales y federales en la persecución de delincuentes, cuando así lo soliciten.

 

 IV.- Imponer las sanciones a las personas que infrinjan los reglamentos de policía.

 

 V.- Vigilar el tránsito de vehículos y peatones en el Municipio.

 

VI.- Imponer multas por violación a los Reglamentos de Tránsito.

 

VII.- Planear, dirigir y controlar la revisión de automóviles y vehículos automotores.

 

VIII.- Instrumentar con señalamientos el tránsito de vehículos y peatones del Municipio.

 

IX.- Administrar y vigilar los Cuerpos de Rehabilitación Municipal.

 

X.- Auxiliar al Ministerio Público en la investigación y persecución de los delitos y en la aprehensión de los criminales cuando lo soliciten.

 

XI.- Celebrar convenios con las dependencias estatales afines, para la capacitación de los cuerpos de Seguridad Municipal. Estos convenios requerirán de la aprobación del Presidente Municipal o del Ayuntamiento en casos especiales.

 

XII.- Las demás que le señalen las leyes o reglamentos vigentes o les encargue el Ayuntamiento.

 

CAPITULO QUINTO

DE LAS ALCALDÍAS

 

Artículo 124.- Las Alcaldías son Órganos Descentralizados, auxiliares de la Administración Municipal, que dependerán directamente del Ayuntamiento, con las facultades y atribuciones que les sean concedidas en el ámbito de su jurisdicción y con el presupuesto que el propio Ayuntamiento les señale en los términos que establece la presenta ley.

 

Artículo 125.- Las Alcaldías se integrarán con un Alcalde, un Tesorero y hasta tres concejales. El Alcalde tendrá la representación Legal del Órgano y presidirá sus sesiones, las que se realizarán cuando menos una vez al mes. Los acuerdos se tomarán por mayoría de votos. El reglamento que al efecto expida el Ayuntamiento señalará las facultades y deberes de cada miembro de las Alcaldías, la frecuencia de las sesiones, los procedimientos para emitir sus acuerdos y su cumplimiento.

 

Artículo 126.- Los Ayuntamientos, al acordar la creación de la Alcaldías, determinarán las facultades de las mismas, las que tendrán a su cargo el desempeño de tareas administrativas descentralizadas, de conformidad con lo dispuesto por esta ley.

 

Artículo 127.- Las facultades y obligaciones de las Alcaldías serán las que el Ayuntamiento les confiera, y comprenderán, entre otras, las siguientes funciones:

 

I.- Cumplir y hacer cumplir las Disposiciones legales y Reglamentarias dentro de la esfera de su competencia y jurisdicción.

 

II.- Ejecutar las acciones necesarias para dar cumplimiento a los acuerdos y resoluciones del Ayuntamiento en su circunscripción territorial.

 

III.- Cuidar el orden público y tránsito.

 

IV.- Informar al Ayuntamiento, por conducto del Presidente Municipal, de todos los asuntos relacionados con su encargo.

 

V.- Desempeñarse como conciliador y árbitro en controversias entre ciudadanos, cuando se lo pidan los interesados.

 

VI.- Vigilar la correcta prestación de los Servicios Públicos que le encomiende el Ayuntamiento.

 

VII.- Actuar como Oficial del Registro Civil, en lo casos, forma y términos que la ley establece.

 

VIII.- Elaborar y mantener actualizado el censo de los contribuyentes de su Circunscripción, y actuar como auxiliares de la Hacienda Municipal, en las condiciones y términos que previamente acuerde el Ayuntamiento.

 

IX.- Inscribir a los vecinos residentes en el Registro de Ciudadanos y mantenerlo actualizado, en el cual manifestarán sus propiedades, industrias, profesión u ocupación y hacerlo del conocimiento del Ayuntamiento.

 

X.- Celebrar los contratos o convenios, que previamente autorice el Ayuntamiento, para el fiel cumplimiento de las obligaciones y funciones que la presente ley y el Ayuntamiento le confieran.

 

XI.- Auxiliar a las autoridades de la Federación, del Estado y del propio Municipio en el desempeño de sus respectivas atribuciones.

 

XII.- Coadyuvar en programas de alfabetización, de limpieza e higiene y de conservación de las vialidades y caminos de su jurisdicción.

 

XIII.- Promover ante el Ayuntamiento la realización de inversiones para la ejecución de obras públicas dentro de su jurisdicción;

 

XIV.- Procurar la participación de los habitantes de su jurisdicción en el planteamiento y solución de sus problemas y para el mejor desempeño de sus funciones.

 

XV.- Las demás que se señalen en el Reglamento Interior que les apruebe el Ayuntamiento y en los acuerdos específicos del mismo.

 

Artículo 128.- Además de las funciones establecidas en el artículo 127 de esta ley, las Alcaldías tendrán como atribuciones especificas:

 

A).- Administrar y mejorar la calidad de los servicios públicos de: - Alumbrado; - Limpia; - Panteones; - Mercados; - Rastro; - Calles; - Parques; y - Jardines;

 

B).- Procurar el aprovechamiento, la preservación y la conservación de centros recreativos, culturales y deportivos, y de los lugares de interés turístico, histórico, arqueológico y ecológico;

 

C).- Preservar la seguridad pública y el tránsito en los términos acordados por el Ayuntamiento;

D).- Las demás que por acuerdo les delegue el Ayuntamiento.

 

Artículo 129.- Las Alcaldías concesionarán bajo su responsabilidad, los servicios públicos enunciados en el inciso A) del artículo anterior, mediante concursos y contratos debidamente aprobadas por el Ayuntamiento respectivo. En estos casos, no se requerirá la aprobación de la Legislatura del Estado.

 

Artículo 130.- Las Alcaldías contratarán para el mejor desempeño de su gestión, los apoyos y la asesoría jurídica, contable y administrativa que requieran, en los términos que apruebe el Ayuntamiento, así como el personal indispensable que el propio Ayuntamiento les apruebe en el Presupuesto de Egresos.

 

Artículo 131.- Los miembros de las Alcaldías serán electos en forma directa en asambleas de vecinos de las comunidades correspondientes. La convocatoria, que será expedida por el Presidente Municipal dentro de las primeros 120 días de su gestión, señalará las términos, modalidades y formas de organización de la elección. Una vez electos, los miembros de las Alcaldías durarán en sus funciones el mismo período para el que fue electo el Ayuntamiento, debiendo permanecer en sus cargos hasta que entren en funciones los nuevos miembros electos. Los miembros de las Alcaldías no podrán ser reelectos para el periodo inmediato, cualquiera que haya sido el tiempo de su ejercicio.

 

Artículo 132.- Para ser miembro de una Alcaldía se requiere, además de haber cumplido 21 años de edad y un mínimo de tres años de residencia en la localidad de que se trate, reunir los mismos requisitos que ésta Ley exige para ser miembro del Ayuntamiento.

 

Artículo 133.- Las Alcaldías presentarán al Ayuntamiento respectivo, por conducto del Presidente Municipal, su Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Egresos para su incorporación a los Presupuestos Anuales del Ayuntamiento.

 

Artículo 134.- El Ayuntamiento determinará el monto de las asignaciones presupuestales fijas que correspondan a las Alcaldías tomando como base los siguientes conceptos:

 

A).- La recaudación de los impuestos predial y de traslado de dominio dentro de la jurisdicción de la Alcaldía;

 

B).- La parte proporcional que les corresponda en los términos de su población, tomando como referencia los Egresos Municipales per- capita del año inmediato anterior;

 

C).- Los cobros que como contraprestaciones fiscales, en su jurisdicción deban percibir las Alcaldías por los servicios que presten;

 

D).- El apoyo extraordinario que les asigne el Ayuntamiento Municipal;

E).- El apoyo extraordinario que les asigne el Gobierno del Estado por conducto del Ayuntamiento;

 

F).- Los demás ingresos lícitos que obtengan para la realización de los fines que les señala la presente ley.

 

Artículo 135.- Las Alcaldías presentarán al Ayuntamiento, por conducto del Presidente Municipal, informes administrativos semestrales que serán sometidos a la consideración del Cabildo para su correspondiente aprobación, y que se difundirán en la localidad. La Contraloría Municipal vigilará la correcta aplicación de los recursos asignados a las Alcaldías.

 

CAPITULO SEXTO

DE LOS DELEGADOS Y

SUBDELEGADOS MUNICIPALES

 

Artículo 136.- En las ciudades, villas o pueblos que no sean cabeceras municipales se elegirán Delegados, y en las rancherías y congregaciones Subdelegados, que tendrán a su cargo el desempeño de las tareas administrativas encomendadas por esta Ley.

 

Artículo 137.- Las Delegaciones y Subdelegaciones Municipales serán órganos desconcentrados de la Administración Municipal y como tales dependerán del Presidente Municipal, ejercerán las facultades y atribuciones que a aquél corresponden en el ámbito territorial que le sea asignado y contarán con el personal y presupuestos que el Ayuntamiento les señale.

 

Artículo 138.- Los Delegados y Subdelegados Municipales serán electos en forma directa en las asambleas de vecinos de las comunidades correspondientes las cuales serán convocadas por el Presidente Municipal dentro de los primeros 180 días de su gestión. Las asambleas de vecinos serán presididas por el representantes oficial que al efecto nombre el Presidente Municipal. Cada Ayuntamiento deberá acordar previamente la creación de Delegaciones y Subdelegaciones, sus jurisdicciones, facultades, y obligaciones, así como su correspondiente inclusión con el Presupuesto de Egresos. El Delegado o Subdelegado, deberá reunir los mismos requisitos que esta Ley exige para ser miembros del Ayuntamiento.

 

Artículo 139.- Las facultades y obligaciones del Delegado o Subdelegado Municipal serán los que el Ayuntamiento les confiera, las cuales serán:

 

 I.- Cumplir y hacer cumplir las disposiciones legales dentro de la esfera de su competencia.

 

 II.- Ejecutar las resoluciones del Ayuntamiento en su circunscripción territorial.

 

III.- Informar al Presidente Municipal de todos los asuntos relacionados con su cargo.

 

IV.- Vigilar el orden público.

 

V.- Actuar como Oficial del Registro Civil, en los casos, forma y términos que la Ley establece.

 

VI.- Promover el establecimiento de servicios públicos.

 

VII.- Elaborar el censo de los contribuyentes de su circunscripción, y actuar como auxiliares de la Hacienda Municipal previa aprobación del Ayuntamiento.

 

VIII. Inscribir a los ciudadanos en el Registro, en el cual manifestarán sus propiedades, industrias, profesión u ocupación y hacer del conocimiento del Presidente Municipal.

 

IX.- Actuar como conciliador en los conflictos que se le presenten.

 

X.- Auxiliar a las autoridades federales, del Estado y del Municipio en el desempeño de sus atribuciones.

 

XI.- Colaborar en las campañas de alfabetización, de limpieza e higiene y de conservación de los caminos y vialidad de su centro de población.

 

XII.- Procurar todo aquello que tienda a realizar el bienestar de la comunidad; y

 

XIII.- Las demás que le señalen el reglamento interior o los acuerdos del Ayuntamiento.

 

 

Artículo 140.- Los Delegados y Subdelegados Municipales ejercerán las atribuciones a que se refieren los artículos anteriores por acuerdo del Presidente Municipal respectivo, del que dependerán administrativamente.

 

CAPITULO SÉPTIMO

DE LAS RELACIONES LABORALES

 

Artículo 141.- Las relaciones laborales de los municipios y sus trabajadores, se regirán por la Ley de los Trabajadores al Servicio de los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado de Quintana Roo.

 

CAPITULO OCTAVO

ORGANOS DE PARTICIPACIÓN Y COLABORACIÓN CIUDADANA.

 

 Artículo 142.- Este Capítulo regula las formas de participación y colaboración ciudadana que se instrumentarán en los centros de población de los Municipios del Estado, con el propósito de fortalecer el régimen de democracia participativa, vincular permanentemente a gobernantes y gobernados y propiciar la colaboración directa y efectiva de los ciudadanos en la ejecución de programas de obras y servicios públicos.

 

Artículo 143.- Los Ayuntamientos podrán establecer, con el fin mencionado en el artículo anterior, los siguientes órganos de participación y colaboración ciudadana. A)Consejo Consultivo, B)Comités de Participación Ciudadana, C) Comités de Vecinos.

 

CONSEJO CONSULTIVO

 

Artículo 144.- El Consejo Consultivo podrá integrarse en cada localidad de los Municipios del Estado será un órgano de consulta del Presidente Municipal cuya finalidad primordial es el estudio de análisis de los asuntos que sean puestos a su consideración y la presentación al Presidente Municipal de alternativas viables para el mejor desarrollo de la comunidad así como para la solución de los problemas que eventualmente surjan en la propia localidad.

 

Artículo 145.- El Consejo Consultivo tendrá las siguientes funciones: A) Examinar las cuestiones que el Presidente Municipal le someta para su análisis, presentación de opinión y alternativas de decisión. B) Expresar al Presidente Municipal sus puntos de vista sobre los planes y programas de desarrollo municipal y específicamente aquellos que se refieran a la localidad a la cual sirven. C) Sugerir al Presidente Municipal la realización de estudios sobre aspectos de la vida municipal que le proporcionen datos y antecedentes sobre los problemas a resolver y agreguen elementos útiles para la toma de decisiones. D) Someter a consideración del Presidente Municipal las medidas que los miembros del Consejo consideren oportunas a fin de mejorar y modernizar la administración pública municipal. E) Estudiar y analizar las situaciones peculiares de la localidad que, a juicio del Consejo, deban prevenirse con anticipación y externar su opinión al Presidente Municipal, acompañada de propuestas de solución para la atención de la problemática planteada, si alguna de las medidas sugeridas implican la intervención de otros niveles de gobierno, el Consejo podrá sugerir alternativas de acción para estos casos. F) Aquellos que específicamente le señale el Presidente Municipal,

 

Artículo 146.- El Presidente Municipal recibirá opiniones, sugerencias y propuestas que le presente el Consejo Consultivo en calidad de alternativas y las tomará en cuenta como recomendaciones valiosas en el ejercicio de sus responsabilidades sin estar vinculado obligatoriamente a tales recomendaciones.

 

Artículo 147.- El Consejo Consultivo se integrará con un mínimo de 6 a un máximo de 12 miembros, tendrá una vigencia máxima de tres años y contará con un Presidente y un Secretario, electos por el propio Consejo, quienes durarán en su cargo un año y podrán ser reelectos cuando así lo decida la mayoría del Consejo,

 

Artículo 148.- El Presidente Municipal decidirá el número de integrantes de cada Consejo y otorgará la distinción ciudadana a quienes deban constituirlo. Los cargos serán honoríficos, gratuitos y a título personal, con independencia de la asociaciones, Cámaras o grupos constituidos a que en ese momento pertenezca el miembro del Consejo. En todo caso los integrantes del Consejo deberán residir en la localidad, no desempeñar algún cargo público, ser personas de reconocida calidad moral y destacarse por su espíritu de cooperación y colaboración en los asuntos comunitarios.

 

 

Artículo 149.- El Consejo Consultivo se reunirá mediante convocatoria del Presidente Municipal y sesionará cuando menos una vez al mes en el Palacio Municipal o en la Delegación de la localidad respectiva, el Consejo podrá celebrar reuniones de trabajo en otro lugar, cuando así se requiera por la índole de los asuntos a tratar.

 

Artículo 150.- El Presidente del Consejo Consultivo dialogará con el Presidente Municipal a fin de determinar el orden del día para las reuniones del Consejo y el Secretario a cargo de los citatorios correspondientes, de las minutas de las reuniones, de proporcionar a los miembros del Consejo los documentos que se requieran así como del registro, archivo y conservación de las actuaciones del Consejo.

 

 

Artículo 151.- El Presidente del Consejo conducirá las reuniones, asegurando que los puntos de vista de sus integrantes sean libremente expresados y escuchados, atendiendo en todo momento a la eficacia del Consejo, a fin de que éste órgano consultivo auxilie en forma debida al Presidente Municipal, proporcionándole oportunamente la asesoría que solicite.

 

Artículo 152.- Los periodos de tres años de los Consejos Consultivos corresponderán a los trienios de las administraciones municipales y cada Presidente Municipal al entrar en funciones podrán integrar los Consejos correspondientes. Sin embargo el Consejo Consultivo en funciones al inicio de su nueva administración municipal, permanecerá en su cargo el tiempo necesario para entregar los documentos y archivos relativos y sobre todo, proporcionar información y antecedentes generales sobre todos aquellos asuntos que sean de interés para el Presidente entrante.

 

Artículo 153.- Los integrantes del Consejo Consultivo dejarán de formar parte de él y serán sustituidos por quienes designe el Presidente Municipal en los siguientes casos:

 

A)    Cuando no resida ya en la localidad respectiva; B) Cuando por razones personales decida renunciar a su cargo; C) Cuando reciba algún nombramiento para un cargo público, sea o no de elección popular; D) Cuando por razones graves amerite ser relevado del cargo.

 

 

COMITÉS DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA

 

Artículo 154.- Los Comités de Participación Ciudadana son grupos específicamente integrados para organizar y hacer efectiva y directa la participación ciudadana en la ejecución de obras públicas o en la prestación de servicios a la comunidad.

 

 

 

Artículo 155.- Los Comités de Participación Ciudadana se integrarán previa aprobación del Cabildo, serán temporales y su duración estará determinada por el programa a realizar, al termino del cual, concluirán sus funciones.

 

 Artículo 156.- La integración de los Comités podrá ser sugerida por asociaciones y grupos ya organizados, por cualesquiera de los tres niveles de gobierno o bien por ciudadanos interesados en la realización concreta de una obra o en la prestación de algunos de los servicios públicos de la localidad. Cada Comité tendrá, salvo lo previsto por el artículo 149, entre 6 y 8 miembros y uno de ellos lo presidirá, haciéndose responsable de la acción conjunta del Comité.

 

Artículo 157.- Las actividades de los Comités serán normadas por un convenio de Participación Ciudadana, mediante el cual se concertarán, las acciones a realizar. Este convenio será signado por los miembros del Comité, por el Presidente Municipal y por el representante de cada una de las instancias de gobierno que aporten recursos para la realización del programa concertado.

 

Artículo 158.- En el convenio de Participación Ciudadana se definirán con precisión las acciones a que se compromete cada una de las partes, en todo caso, el gobierno municipal y el gobierno estatal dentro de sus respectivas competencias, prestaran al Comité la asesoría técnica que requiera, lo auxiliarán en los trámites legales y oficiales que sean necesarios para la realización del programa y efectuarán las gestiones requeridas ante las autoridades competentes.

 

Artículo 159. El contenido de la Participación Ciudadana será plasmado en el convenio y podrá consistir en una aportación de mano de obra, de materiales de construcción, de estudios técnicos o financieros, de cooperación económica, de actividades de supervisión y vigilancia, de control de adquisiciones y pagos, de registro de los avances y cumplimiento del programa o de la obra, de intervención en la selección de los contratistas, y en general, cualquier otro tipo de colaboración que sea convenida.

 

Artículo 160.- El origen y la forma de distribución del presupuesto que se asigne a las obras y programas que se realicen a través de un Comité de Participación Ciudadana, deberán especificarse en el convenio y será responsabilidad de todas las partes que sean aplicados en la forma prevista.

 

 Artículo 161.- Cuando la materia del convenio de Participación Ciudadana se relacione con la seguridad pública de la localidad, el Comité se integrará con un mínimo de 8 miembros y contará además del Presidente con un Secretario que lleve un control documental de las acciones del Comité en estos casos, el gobierno municipal designará un representante con conocimientos y experiencia en la materia que vincule el Comité con el área de seguridad pública municipal.

 

 

COMITÉS DE VECINOS

 

Artículo 162.- Los Comités de Vecinos son órganos de colaboración ciudadana que podrán instalarse en las localidades de los municipios con el fin de propiciar una permanente comunicación entre gobernantes y gobernados, vinculando su intervención en los asuntos comunitarios.

 

Artículo 163.- Los Comités de Vecinos se integrarán, respetando en todo caso, las peculiaridades de cada municipio por barrios, manzanas, colonias, sectores, ejidos y rancherías y cada Ayuntamiento podrá determinar su temporalidad, el número de sus integrantes y las normas de funcionamiento.

 

Artículo 164.- La integración de estos órganos de Participación Ciudadana deberá facilitar los procesos de consulta popular permanente y propiciar una democracia más participativa, creando conciencia comunitaria de la responsabilidad conjunta de gobernantes y gobernados respecto a la buena marcha de la vida colectiva.

 

Artículo 165.- Los Comités de Vecinos tendrán como una de sus funciones primordiales el contribuir al mejoramiento de los servicios públicos en el área de su demarcación. Para ello, ejercerán una permanente vigilancia comunicando a la autoridad municipal cualquier irregularidad en sus funcionamientos al mismo tiempo harán propuestas para extender los servicios o bien para mejorar su calidad.

 

Artículo 166.- Cuando estas propuestas impliquen acciones o programas específicos o bien conduzcan a la realización de una obra o a la prestación de un servicio la participación de los vecinos será encauzada a través de un Comité de Participación Ciudadana en los términos de los artículos 154 a 161 de esta misma Ley.

 

 Artículo 167.- Los Comités de Vecinos tendrán asimismo la función de promover la mutua ayuda entre los residentes de su zona, previendo también la forma de organizarse en caso de emergencias urbanas, incendios, ciclones y en general cualquier desastre que afecte la vida comunitaria.

 

 CAPITULO NOVENO

CRONISTA DE LA CIUDAD

 

Artículo 168.- Para conservar, promover, investigar y difundir el acervo histórico y cultural de las comunidades del municipio, el Ayuntamiento designará, a propuesta del presidente municipal a un cronista de la ciudad, el cual tendrá las siguientes funciones:

 

I.- Llevar el registro de los sucesos notables de su comunidad.

 

II.- Investigar, conservar, exponer y promover las manifestaciones de la cultura local.

 

III.- Elaborar el inventario de monumentos arqueológicos y artísticos que se encuentren en el territorio del municipio.

 

IV.- Proponer al Ayuntamiento los nombres para los nuevos centros de población, colonias, calles, parques, escuelas y en general lugares públicos, basándose en razones históricas o culturales.

 

V.- Proponer la adopción del escudo y lema de su comunidad.

 

 VI.- Opinar sobre la preservación, restauración y modificación de monumentos históricos, edificios, jardines, calles o plazas, con objeto de que conserven su valor histórico o cultural.

 

VII.- Promover el rescate documental de la historia de la ciudad.

 

VIII.- Integrar colecciones bibliográficas, fotográficas, fílmicas y museográficas.

 

 IX.- Publicar y difundir trabajos e investigaciones de carácter histórico, artístico o cultural de interés para la comunidad. Los ayuntamientos proporcionarán, de acuerdo a las previsiones del presupuesto de egresos, los recursos de los materiales y equipos para el buen desempeño de las funciones de los cronistas. El cargo de cronista de la ciudad será honorífico y vitalicio y solo podrá ser removido por acuerdo del Ayuntamiento por incumplimiento de sus obligaciones, desavecindarse del municipio por mas de seis meses consecutivas o por renuncia.

 

TITULO NOVENO

DE LAS GARANTÍAS, RECURSOS, RESPONSABILIDADES

Y SANCIONES

 

CAPITULO PRIMERO

DE LAS GARANTÍAS Y RECURSOS

 

 Artículo 169.- Contra los acuerdos del Ayuntamiento, relativo a calificaciones y sanciones por faltas a los reglamentos, procederá el recurso de reconsideración, el cual será interpuesto por el afectado dentro de los tres días siguientes a aquél en que se le haya notificado. Tratándose de multas por faltas a los reglamentos, sólo se dará curso a la reconsideración si comprueba haber depositado en la Tesorería Municipal el importe de aquellas en calidad de garantía, hasta en tanto no se resuelve el recurso interpuesto.

 

Artículo 170.- El Ayuntamiento, en cada sesión que celebre, conocerá de los recursos interpuestos; y considerando las razones del recurrente, procederá a confirmar, revocar, o modificar el acuerdo o calificación recurrida, haciéndolo del conocimiento del interesado en un plazo no mayor de 3 días. El Secretario del Ayuntamiento recibirá los recursos y de inmediato los hará del conocimiento del Presidente Municipal. En caso de urgencia, el Presidente Municipal al conocer los recursos, podrá convocar a sesiones extraordinarias.

 

CAPITULO SEGUNDO

DE LAS RESPONSABILIDADES

DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS Y

EMPLEADOS MUNICIPALES

 

 

Artículo 171.- Son Servidores Públicos Municipales: El Presidente Municipal, Síndico, Regidores, Secretario y Tesorero del Ayuntamiento, Titulares de los Cuerpos de Seguridad Publica y Tránsito, de Readaptación Social y Titulares de las Unidades Administrativas y de los Servicios Públicos, los miembros de las Alcaldías, Delegados, Subdelegados Municipales y los Servidores Públicos de Confianza del Ayuntamiento. Los Servidores Públicos Municipales serán responsables de los delitos, actos, omisiones o faltas oficiales que cometan en el ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas. En estos casos, se aplicará lo dispuesto por la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Quintana Roo.

 

Artículo 172.- Las faltas de los miembros del Ayuntamiento podrán ser sancionadas por el Ejecutivo del Estado con la aprobación de la Legislatura.

 

CAPITULO TERCERO

DE LAS SANCIONES

 

 

Artículo 173.- Las faltas a los acuerdos y reglamentos, deberán ser calificadas o sancionadas por el servidor público designado por el Ayuntamiento, dentro de las 24 horas siguientes a la detención del infractor o del aseguramiento del instrumento y objeto de infracción.

 

Artículo 174.- Los Presidentes Municipales se sujetarán a las disposiciones contenidas en el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos y en el artículo 29 de la Constitución Política del Estado, en relación a la fijación de multas o arrestos por las faltas cometidas de que habla el artículo anterior.

 

Artículo 175.- Las infracciones a los acuerdos y reglamentos municipales que no tengan establecidas sanciones, se sancionarán con:

 

I.- Amonestación.

 

II.- Multas:

 

A)    De uno a tres días de salario mínimo vigente el día de la infracción.

 

B)    De cuatro a 50 días de salario mínimo vigente el día de la infracción, si ésta se trata de empresas contaminantes, expendios de bebidas alcohólicas o concesionarios de servicios públicos. Las multas impuestas por motivos fiscales, no será conmutable por arresto.

 

III.- Arresto no mayor de 36 horas.

 

IV.- Suspención temporal de obras y actividades no autorizadas; o cancelación del permiso, licencia o concesiónes.

 

V.- Clausura.

 

VI.- Pago al Municipio del daño causado, sin perjuicio de las demás sanciones que procedan conforme a las leyes.

 

Artículo 176. Los Ayuntamientos, para asegurar el cumplimiento de las leyes y evitar los daños inminentes o los ya perjudiciales, pueden adoptar y mandar ejercitar de inmediato contra los responsables, las medidas de seguridad siguientes:

 

I.- Suspensión inmediata de los actos, trabajos u obras amenazantes, y en su caso, su eliminación o demolición.

 

 II.- Desocupación o desalojo de personas y cosas de lugares públicos y bienes inmuebles de dominio público o privado del Municipio.

 

III.- Cualesquiera que tiendan a proteger de inmediato a las personas los bienes y la seguridad pública, en los casos de extrema urgencia.

 

Artículo 177.- Podrán imponerse al infractor simultáneamente las sanciones y medidas de seguridad que establezca las leyes, sin perjuicio de la responsabilidad penal en la que incurriere.

 

TRANSITORIOS:

 

 Primero.- La presente Ley entrará en vigor tres días después de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

 

Segundo.- Se abroga la Ley orgánica Municipal de fecha 26 de Mayo de 1975 y publicada el 1° de Junio de 1975 en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, así como también los Reglamentos Municipales expedidos con fundamento en ella.

 

Tercero.- En tanto no se opongan a las disposiciones de la presente Ley y no se expidan los correspondientes reglamentos, quedaran en vigor los actuales.

 

 

Cuarto.- Los recursos interpuestos contra Acuerdos de los Ayuntamientos que se hayan promovido antes de entrar en vigor la presente Ley, se substanciarán y decidirán conforme las reglas de la Ley que se abroga.

 

 

SALÓN DE SESIONES DEL PODER LEGISLATIVO, EN LA CIUDAD DE CHETUMAL, QUINTANA ROO, A LOS CINCO DÍAS DEL MES DE JUNIO DE MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y SEIS DIPUTADO PRESIDENTE: DIPUTADA SECRETARIA: JOSÉ F. CASTILLO CAZOLA. LIGIA L. ALVAREZ MANZANO.

 

Recomendar página   Imprime esta página  

¿Cómo puedo ...? Ayuda para navegar
Si tienes alguna pregunta o comentarios respecto a este sitio, comunícate con nosotros
al Tel.: +52 (55) 5062.2000 o escríbenos a:
inafed.webmaster@segob.gob.mx
Copyright 2004 por e-Local. Todos los derechos reservados. INAFED -SEGOB