Querétaro
Historia

RESEÑA HISTÓRICA

Época prehispánica (1)
El territorio del estado tuvo un papel muy importante en toda la historia mesoamericana. Desde épocas tempranas, alrededor de 500 a.C., hay asentamientos de grupos agrícolas en la región de San Juan del Río y Huimilpan. Al hacer productiva esta zona y explotar recursos como los minerales, los pueblos locales vuelven atractivo el territorio para sus vecinos más poderosos. Esta zona formaba parte de la gran red de intercambio que sustentaba al poder teotihuacano. Cuando se rompe esta estructura, los numerosos pueblos de la región se fortalecen y definen sus elementos principales. En esta etapa de madurez -de 600 a 900 d.C.- hay un aumento de población, una optimización de los recursos, una sobre explotación agrícola y una complejidad social.

A partir del 900 d.C., la región queretana comparte con los pueblos de la franja norteña de Mesoamérica los inicios de un período de grandes movimientos de población que culminan con el abandono de la zona. En un lapso de 300 años, las migraciones constantes hacen de la región una zona de tensión. Estos desplazamientos también coinciden con diferentes momentos de Tula. Vestigios de esta cultura se localizan en varios sitios y el de mayor importancia es el del Cerrito, situado en el valle de Querétaro.

Cuando Tula pierde su hegemonía se da el último gran tránsito de los pueblos de la zona hacia el Centro de México. A partir del siglo XII la zona queretana se estabiliza en dos grupos: los cazadores recolectores y pequeñas aldeas agrícolas comparten el territorio. En el siglo XV se altera esta relación por las presiones de los dos imperios en pugna: el mexica y el tarasco; constituyéndose esta zona como un escenario intermedio entre los dos estados, al compartir elementos de ambos contendientes.

El territorio queretano no es social ni culturalmente homogéneo. La primera gran distinción se da entre los pueblos de la sierra y los de los valles. En los primeros se encuentra una mayor afinidad con las sociedades de la vertiente del Golfo, mientras que los segundos participan más de los elementos propios del Occidente de México y aún del altiplano central. La segunda diferenciación es que dentro de estos territorios existe una regionalización, aunque con una tradición común.

"Se puede decir que la región es mesoamericana en el período Clásico y sufre un cambio paulatino durante el Postclásico; dando cabida a nuevos grupos, probablemente del Norte, como los Pames que practicaban la agricultura en los valles principalmente al momento de la llegada de los españoles. Y la zona serrana es ocupada por los Jonaces, un grupo de cazadores recolectores." (2)

Conquista y Virreinato
La conquista y colonización  por los españoles de la región que hoy conocemos como Querétaro, dio como resultado la fundación del pueblo de Huimilpan en 1529, de San Juan del Río en 1531 y, el mismo año, de Querétaro (3). En este proceso destacó la participación de don Nicolás de San Luis Montañés, descendiente de los reyes de la Gran Provincia de Xilotepec, a la postre Capitán General de Entradas, así como de Fernando de Tapia, Conín, cacique otomí de Xilotepec que se dedicaba al comercio con los pueblos aledaños, por lo que estaba en contacto con los pobladores queretanos (4). La única batalla que se llevó a efecto para someter a los pobladores de la zona fue el 25 de julio de 1531, en el cerro de Sangremal.

“Las crónicas de este hecho son de una proyección fascinante por la forma en que narran cómo fue esta batalla, desde el amanecer hasta el medio día de aquel 25 de julio de 1531, a patadas, pellizcos, caderazos y con tal furia que, habiendo pactado que perderían los nativos de esta tierra, estuvieron a punto de ser los triunfadores, y ante este cambio espectacular, los españoles y los indígenas españolizados recurrieron al auxilio divino por medio de Santiago Apóstol, quien atento a la evangelización de esta espléndida región del Nuevo Mundo, acudió presuroso en su auxilio, produciéndose un eclipse total de sol que espantó a los habitantes de esta región, y más, cuando vieron volando en los cielos al Apóstol cabalgando en el espacio en un caballo blanco, y en lo más alto de la comba del cielo una gran cruz rosada refulgente de luz. Ante este hecho, cesó la batalla rindiéndose como estaba pactado y pidiendo solamente que se les construyera una cruz como la que habían visto en el cielo, y es por ello que en el escudo oficial, no sólo de la ciudad sino ahora de todo el estado de Querétaro, aparece plásticamente representado este hecho” (5)

Escultura de Santiago Apóstol ubicada en la capital.

Otros personajes importantes que además de Conín participaron en la fundación, de la ciudad fue el propio don Nicolás de San Luis Montañés, don Juan Sánchez de Alaniz (que posteriormente diseñó la traza urbana de la ciudad) y fray Jacobo Daciano, de la orden franciscana; quien bautizó a los primeros indígenas Pames que abrazaron el Cristianismo en esta región.

“El siglo XVII puede denominarse como el siglo de la consolidación de Querétaro. La íntima unión de la economía rural y urbana permitió financiar la construcción a gran escala de templos y conventos que albergaron a las diferentes órdenes religiosas que se establecieron en este siglo. La presencia masiva del clero secular se explica por la localización de Querétaro, favorable a la evangelización de las tierras del Norte, y por sus adecuadas condiciones económicas. En octubre de 1655 los vecinos de Querétaro firmaron las Capitulaciones por las que el rey de España elevó a Querétaro al rango de Ciudad. La nueva categoría urbana manifestaba la preponderancia paulatina de la población española, criolla y mestiza sobre la indígena."(6)

Convento de la Santa Cruz.

Las actividades ganadera, agrícola, textil y comercial provocaron durante el siglo XVIII el auge económico y esplendor de Querétaro. “La ganadería reforzó la permanencia de Querétaro como centro comercial, aquí acordaban precios y establecían contratos para todo el centro del país. La producción textil se realizaba en obrajes y trapiches, se fabricaban telas bastas para el mercado local y regional. La producción aumentó a tal punto que, se dice, (...) Querétaro era el principal productor de lanas de la Nueva España y de toda América. El trabajo en obrajes y trapiches llegó a ser la principal actividad urbana, a la que se unió, a fines del s. XVIII, la Real Fábrica de Tabaco, la segunda en importancia en la Nueva España. La actividad minera también tuvo cierta importancia, sobre todo en el mineral de El Doctor, importante productor de plata y azogue".(7)

Cabe indicar que en este proceso histórico, la actividad de los misioneros franciscanos establecidos en Querétaro contribuyó decisivamente a perfilar las estructuras económicas, sociales, políticas y religiosas de los queretanos. Así también, el clero empleó parte de los recursos generados "...en la construcción de templos y monasterios, en la adquisición de pinturas, esculturas, retablos y otros objetos litúrgicos de ornato. Fueron estas obras las que contribuyeron a dar a la ciudad de Querétaro una imagen de riqueza".(8)

“Es en este siglo cuando se define el perfil característico de la imagen urbana de Querétaro, al reconstruirse y edificarse obras de arquitectura que han pervivido a lo largo de los siglos."(9)   Entre dichas obras destacan: la remode lación de la Plaza de Armas; la Casa de Ecala, de los Septién, de los Samaniego, de los Fernández de Jáuregui; el Palacio de la Corregiduría de Letras de Querétaro; así como los templos de la Congregación y San Antonio.(10)

Destaca en este período, por su relevancia arquitectónica y económica, la construcción del Acueducto; obra realizada con el fin de introducir el agua potable a la ciudad de Querétaro.

Acueducto de Querétaro, construido en el Siglo XVIII.

Es a finales de este siglo de auge y crecimiento que, como consecuencia de la férrea resistencia que presentaron a la pacificación y evangelización española los indios nómadas Chichimecas (Jonaces) de la Sierra Gorda, fueron sometidos por las huestes militares españolas al mando de Don José de Escandón; logrando de este modo la pacificación de la región y la implantación de los sistemas novohispanos.

En contraparte, la noble labor cultural, educativa y evangelizadora de los misioneros franciscanos, en la figura de fray Junípero Serra, ha perdurado en la Sierra Gorda hasta nuestros días, como lo demuestra la belleza arquitectónica de las Misiones de Jalpan, Tancoyol, Concá, Tilaco y Landa.

Misión de Concá, Arroyo Seco, Qro.

"El advenimiento del siglo XIX marcó para Querétaro el comienzo de una larga etapa de decadencia. Si bien durante todo el Virreinato la posición geográfica de la ciudad le permitió alcanzar un notable desarrollo, ésta misma fue determinante para detener su evolución cuando el país vivió la inestabilidad política a lo largo de casi todo el siglo, al ser tránsito obligado de los ejércitos que circulaban del centro al norte y viceversa."(11)

"La situación regional coincide con un período de inestabilidad política española que, como se sabe, desembocó en la ocupación francesa y la abdicación de Fernando VII en el año de 1808. La reacción en la Nueva España fue diversa: en Querétaro cobraron impulso las conspiraciones, donde los criollos fueron los principales dirigentes. En la Ciudad de Querétaro se fundó el grupo de iniciadores de la lucha por la Independencia."(12)

“En 1810 en Querétaro surge la aurora de la libertad con el mensaje que doña Josefa Ortíz de Domínguez, Corregidora de Querétaro, envió al capitán Allende y al señor Cura Hidalgo, por medio del sotalcaide don Ignacio Pérez, para informarles que la conspiración había sido descubierta”. (13) A este grupo de notables insurgentes han de añadirse los nombres del Corregidor Don Miguel Domínguez, de los hermanos Emeterio y Epigmenio González, así como el del fraile Felipe Luna.

Monumento dedicado a Doña Josefa Ortiz de Domínguez, heroína mexicana de la Independencia Nacional.

Una vez iniciada la lucha insurgente, Querétaro fue tomado por los realistas. Con el ejército dentro, los queretanos no pudieron participar en la lucha independentista tan activamente como al principio. Los combates se alejaron hacia la zona serrana que se convirtió en el refugio de los insurgentes, quienes no fueron un serio peligro para las tropas realistas aunque sí lograron mantener la inquietud en la región. La Ciudad de Querétaro fue el último bastión realista en caer.(14)

Época Independiente. Siglo XIX
Una vez consumada la Independencia en 1821 y tras un breve Imperio, la República Mexicana y Querétaro se reorganizaron. En el año de 1823, el Dr. Félix Osores Sotomayor, diputado por Querétaro al Congreso Constituyente de la Nación, defendía exitosamente ante el pleno, el derecho y la razón de los queretanos para gozar de un estado libre y soberano; derrotando las propuestas de integrar esta región a los estados de San Luis Potosí y de México.

En el año de 1824 se instaló el Congreso Constituyente estatal y el 25 de agosto de 1825 fue promulgada la primera Constitución política del estado de Querétaro. Se integra el primer gobierno electo de la entidad, cuyo primer gobernador fue Don José María Díezmarina. Al término de su periodo se inició una era de inestabilidad política acorde con la inestabilidad nacional. Las luchas entre liberales y conservadores tuvieron un capítulo local donde los bandos se sucedieron por cortas temporadas en la gubernatura: entre 1824 y 1855 hubo 25 gobernadores.

Sin embargo, durante este período se advirtió una reactivación del sector industrial; situación que propició el establecimiento de la fábrica textil Hércules, del consorcio industrial Casa Rubio, y de las fábricas San Antonio y La Purísima, además de 9 obrajes y 671 trapiches. A esta favorable dinámica contribuyó también la industria tabacalera.

“La minería fue el sector que menor recuperación registró, los minerales más importantes eran los del Doctor, Río Blanco, Maconí y Escanelilla. Había en total 216 minas que producían en su mayoría plata, aunque también había oro, cobre, plomo, azogue y antimonio".(15)

La ciudad de Querétaro fue el escenario histórico donde se efectuó la firma de los tratados de paz, llamados de Guadalupe Hidalgo que dieron fin a la guerra entre México y los Estados Unidos de Norteamérica; mediante los cuales el primero cedió por acuerdo de la Cámara de Senadores más de la mitad de su territorio.

“En 1857 se publica en Querétaro la Constitución liberal (...) El mismo año, se convocó a elecciones para gobernador en las que sale electo el general José Ma. Arteaga quien organizó una coalición de estados -formada por Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro- para defender la Constitución de 1857 en contra del recién aparecido Plan de Tacubaya.”(16)

"En 1861 la inestabilidad cobra nuevo auge debido a la invasión francesa y al establecimiento del Imperio de Maximiliano de Habsburgo. El avance de los republicanos obligó al emperador a abandonar la ciudad de México y dirigirse a Querétaro, último bastión que desde 1863 fue ocupado por las tropas imperialistas. El 14 de marzo de 1867 se inició el Sitio de la ciudad, concluyendo el 15 de mayo del mismo año. Maximiliano fue hecho prisionero, juzgado y fusilado junto con Mejía y Miramón en el Cerro de las Campanas el 19 de junio de 1867. Al triunfo de la República se reunió el Congreso Constituyente local y promulgó la nueva Constitución queretana, acorde a los principios del liberalismo. Se convocó a elecciones y resultó gobernador Julio M. Cervantes".(17)

Capilla del Cerro de las Campanas.

Durante la época de la Reforma, la aplicación del decreto de Nacionalización de los Bienes del Clero en Querétaro, dio lugar a la expropiación de templos y conventos; mientras que los muros de los atrios y algunos otros espacios religiosos fueron derrumbados; las huertas y los atrios fueron subdivididos, lotificados y puestos a la venta pública.(18)   Esta circunstancia, pues, cambió sensiblemente la imagen arquitectónica de la ciudad de Querétaro

El Porfiriato
"En l870 hubo rebeliones y el estado quedó a cargo del Comandante Miguel Esquiluz. La muerte de Juárez provocó nuevos conflictos políticos; poco tiempo después la intranquilidad reaparecía debido a que Lerdo de Tejada se había reelegido como presidente de la República, Porfirio Díaz declaró ilegal la reelección y lanzó su plan de Tuxtepec; José María Iglesias también reclamó para sí la presidencia. Una vez que Díaz hubo derrotado a Lerdo de Tejada se lanzó contra Iglesias quien se había refugiado en Querétaro, donde fue derrotado. El gobernador convocó a elecciones, en las que triunfó el Ing. Francisco González de Cosío, quien permanecería como gobernador durante 27 años, 24 de ellos consecutivos; este personaje representa la era porfiriana de la región y deja el gobierno cuando Díaz hace lo mismo en México. En tanto una nueva Constitución estatal era promulgada, la del 16 de septiembre de l879 que derogó la de 1869, y en la que además se fijan los límites de los seis distritos que formaban Querétaro.

“Antes de finalizar el siglo, la cara de la modernidad había llegado a Querétaro: se instaló agua potable en la ciudad y en San Juan del Río; se construyó un monumento en el Cerro de las Campanas; se estableció la escuela Normal y el observatorio meteorológico; en 1894 se instalaron los primeros teléfonos. Un año antes se había creado la Compañía Hidroeléctrica; también se estableció la primera fábrica de hielo; aumentaron las compañías mineras, los molinos y las fábricas que ya existían se modernizaron; se dice que El Hércules con 3 000 trabajadores era la fábrica textil más grande de todo el país.

Los primeros años del s. XX fueron positivos para la historia de la educación en Querétaro: había aumentado a 54 el número de escuelas primarias, egresaban las primeras generaciones de maestros formados en su propia Normal. El Colegio Civil aumentaba el número de sus asignaturas y profesiones impartidas. Se instaló el Consejo Superior de Salubridad y se realizaron las primeras campañas de vacunación. También se mejoraron los servicios urbanos de transporte y alumbrado público; se instaló el mercado Escobedo. Se promovió a la industria y se introdujeron mejoras a la producción agrícola. Para el año de l877 se asentaban en la región 121 haciendas y 292 ranchos. Las haciendas más pequeñas estaban alrededor de la ciudad de Querétaro, conforme aumentaban en tamaño se iban alejando sobre todo hacia el norte; las del Bajío tenían las mejores tierras".(19)

Antiguo Colegio de San Ignacio y San Francisco Xavier.

"En la capital se complementan las modificaciones y adiciones a la traza urbana, que se iniciaron a mediados del siglo XIX. En 1882 llegan el Ferrocarril Central, a un costado de la Alameda de la capital queretana, y el tranvía urbano tirado por mulas. En 1902 se hace el tendido de las vías de los Ferrocarriles Nacionales y en 1910 las del Ferrocarril Acámbaro-Querétaro. En esta época aparecen en el estado los primeros movimientos proletarios: por sus precarias condiciones de vida surgen las organizaciones mutualistas y los movimientos de protesta, tales como la huelga de 1909 en la fábrica Hércules y el movimiento ferrocarrilero".(20)

La Revolución
"El inicio del siglo XX se caracteriza por la inestabilidad política causada por la Revolución. En Querétaro se sucedieron revueltas en Jalpan y Cadereyta y se realizaron manifestaciones en la capital. El gobernador González de Cosío renunció el 10 de marzo de 1911"(21). Durante el gobierno de Joaquín F. Chicarro, se dio lugar al autoritarismo, abusos y crueldad, ya que éste impuso préstamos y se llevó por la fuerza a campesinos de la región para alistarlos en el ejército huertista. "Con Federico Montes como gobernador, se iniciaron las transformaciones en Querétaro al introducir el control oficial del comercio, la venta de productos básicos a bajo precio; instalar el consejo de salubridad para combatir las epidemias y la escasez de aguas y promulgar la ley de protección a peones. El 2 de febrero de 1916, Venustiano Carranza decretó a la ciudad de Querétaro como capital de la República; fue la sede del Congreso Constituyente para redactar la nueva Constitución Nacional que se promulgó el 5 de febrero de 1917 en el Teatro Iturbide, posteriormente nombrado de la República. En este mismo año se promulgó la nueva Constitución de Querétaro".(22)

Teatro de la República, antes Teatro de Iturbide.

Época Post Revolucionaria. Siglo XX
"En los años que van de 1940 a 1960 se dieron los primeros pasos en el camino de la industrialización contemporánea, creándose una zona fabril al norte de la ciudad capital. Este proceso tuvo como consecuencia en los siguientes treinta años, un incremento de la mancha urbana superior al 400%, con relación al efectuado en más de cuatrocientos años de vida de Querétaro. La población de la ciudad se incrementó de sesenta mil habitantes en la década de mil novecientos sesenta, y a más de seiscientos mil, en la de mil novecientos noventa."(23)

A partir de 1940, en Querétaro se dió un fuerte impulso a la industrialización.

“La obra cultural de la ciudad, tanto la generada durante el Porfiriato como la conservada desde los siglos XVII y XVIII, y el tratamiento urbano especialmente en el área del Centro Histórico, con calles adoquinadas y andadores jardinados, contribuyeron para que en 1996 esta ciudad fuera galardonada con el título de “Patrimonio Cultural de la Humanidad” que otorga la UNESCO. Ese mismo año la ciudad retomó oficialmente el nombre original de Santiago de Querétaro.”(24)

Retablo barroco del Templo de Santa Clara de Asís.

PERSONAJES ILUSTRES

Por ser tan numerosos los hombres ilustres que esta entidad ha dado a México y tan diversas las áreas de la actividad humana en las que Querétaro se ha distinguido a través de sus hijos y de quienes han adoptado esta tierra como propia, se dan a continuación tan sólo los nombres de algunos de ellos, con la advertencia de que la lista no es exhaustiva.

Juan Caballero y Osio
Origen: Querétaro
Actividad o méritos: Benefactor de la ciudad capital, hizo valiosas aportaciones para la construcción de gran cantidad de monumentos arquitectónicos, además de obras educativas y de caridad.
Fecha de nacimiento: 1644.
Fecha de defunción: 11 de abril de 1707.

D. Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila y Caballero de la Orden de Alcántara
Origen: Vasco (Provincia de Álava)
Actividad o méritos: A él se debe en gran parte la construcción del acueducto de la Cañada a Santiago de Querétaro y la introducción del agua potable entre los años de 1726 a 1738.
Fecha de nacimiento: 1670.
Fecha de defunción: 29 de agosto de 1743, en la ciudad de México.

Fray Junípero Serra Ferrer
Origen: Petra de Mallorca, España.
Actividad o méritos: Enviado a la Sierra Gorda donde estableció las Misiones de Jalpan, Landa, Tilaco, Tancoyol y Concá, así como muchas otras al Norte del territorio queretano. El Papa Juan Pablo II lo beatificó el 25 de septiembre de 1988.
Fecha de nacimiento: 1713.
Fecha de defunción: 28 de agosto de 1784.

Josefa Vergara y Hernández
Origen: Querétaro
Actividad o méritos: Logró hacer una gran fortuna que legó para ayudar a los más necesitados y a la niñez de Querétaro. Su obra continúa vigente en nuestros días.
Fecha de nacimiento: 7 de agosto de 1747.
Fecha de defunción: 2 de julio de 1809.

Miguel Domínguez
Origen: Ciudad de México.
Actividad o méritos: Ilustre abogado y Corregidor de Querétaro que apoyó la conspiración de 1810. Por sus avanzadas ideas fue partidario, promotor y autor intelectual de la emancipación americana. En 1823 formó parte del Poder Ejecutivo y en 1824 fue designado magistrado y presidente de la Suprema Corte de Justicia.
Fecha de nacimiento: 1756.
Fecha de defunción: 1830.

Josefa Ortíz de Domínguez
Origen: Probablemente Valladolid de Michoacán, hoy Morelia.
Actividad o méritos: Participó en la conspiración de Querétaro en 1810 que dio inicio a la lucha armada por la independencia de México.
Fecha de nacimiento: 1768.
Fecha de defunción: 2 de marzo de 1829.

Juan Wenceslao de la Barquera
Origen: Querétaro
Actividad o méritos: Apasionado partidario de la causa insurgente. Fue director del Diario de México. Desde 1825 promovió la celebración nacional del "Grito de Dolores" el 16 de septiembre.
Fecha de nacimiento: 1779.
Fecha de defunción: 1840, en la ciudad de México.

Pedro Alcántara Escobedo y Aguilar
Origen: Querétaro.
Actividad o méritos: Médico cirujano, fundador de la primera Escuela de Medicina y Cirugía de México en 1836, en el Convento de los Betlemitas; editó la Farmacopea Mexicana; fue nombrado socio de las Academias Médicas de Madrid y de París; miembro de la Compañía Lancasteriana de Literatura de San Juan de Letrán y del Ateneo Mexicano; diputado y posteriormente, senador de la República.
Fecha de nacimiento: 19 de octubre de 1798.
Fecha de defunción: 28 de enero de 1844 en Jalapa, Veracruz.

José Ma. Arteaga
Origen: Ciudad de México.
Actividad o méritos: Se distinguió como militar en la mitad del siglo XIX, especialmente en el ejército Republicano. Fue gobernador del estado en cuatro ocasiones entre 1857 y 1863.
Fecha de nacimiento: 7 de agosto de 1827.
Fecha de defunción: 21 de octubre de 1865.

Valentín Frías
Origen: Querétaro.
Actividad o méritos: Historiador queretano que supo apreciar el acervo cultural de su ciudad y pudo conjuntar notables documentos orales y escritos para legar sus conocimientos en numerosas publicaciones; lo que lo convirtió en uno de los más notables estudiosos de la historia y las tradiciones de Querétaro.
Fecha de nacimiento: 2 de noviembre de 1862.
Fecha de defunción: 26 de octubre de 1926.

Germán Patiño
Origen: Querétaro.
Actividad o méritos: Fue un artista que, interesado en el patrimonio cultural del estado, logró rescatar de la destrucción gran cantidad de objetos artísticos y culturales. Fundó el Museo Regional de Querétaro y desarrolló actividades en la fotografía y la pintura.
Fecha de nacimiento: 28 de mayo de 1879.
Fecha de defunción: 17 de mayo de 1963.

Fundadores y Conquistadores

Fernando de Tapia "Conín".
Diego de Tapia.
Nicolás de San Luis Montañés.
Hernán Pérez de Bocanegra.
Lic. y Pbro. Juan Sánchez de Alaniz.
Capitán Jerónimo Labra e hijo.
José de Escandón (Coronel y primer Conde de la Sierra Gorda).
Fray Alonso Rengel.
Fray Jacobo Daciano.

Benefactores

D. Fausto Merino.
Pbro. Felipe Sevilla.
D. Trinidad Rivera.
D. Diego Barrientos de Rivera.

Maestros

Andrés Balvanera.
Luis M. Vega.
Próspero Cristóbal Vega y Servín.
Pbro. Nicolás Campa y Centeno.
José Oláez.
Jesús Pozo.
Eutimio Olvera.
Luis F. Pérez.
Daniel Ortíz.
Antonio Servín Losada.
Esperanza Mc Kormick.
Adolfo Lara y Nuñez.
Eduardo Pozas Aguilar.
Benjamín N. Velasco.
Antonio Pérez Alcocer.
Fernando Díaz Ramírez.

Músicos

M. Marcelo Hernández.
Pbro. José Guadalupe Velázquez. (1856-1920): fundó la Escuela de Música Sacra de Querétaro, junto con el músico Don Agustín González (1864-1927).
Fernando Loyola y Fernández Jáuregui.
Pbro. Cirilo Conejo Roldán.
Esperanza Cabrera.

Poetas, literatos y periodistas

Poeta y diplomático, Juan B. Delgado.
Poeta, José Cevallos.
Poeta, geógrafo y periodista, Pablo Cabrera.
Poeta, Manuel Montes Collantes.
Poeta, Pbro. Francisco Alday.
Poeta, Roberto Chellet.
Poeta, Alejo Altamirano.
Poeta y periodista, José Dolores Frías.
Literato y periodista, Luis Vega y Monroy.
Periodista y literato, Carlos Septién García. (1915-1953): periodista (fue director del Periódico “El Universal”). El gobierno español creo una beca que lleva su nombre.
Escritor, periodista y diplomático, Hugo Gutiérrez Vega.
Periodista, Eduardo Balvanera.
Literato, Heriberto Frías.
Maestro, historiador y periodista, J. Guadalupe Ramírez Alvarez.

Médicos

Dr. Leopoldo Río de la Loza (1807-1873).
Dr. José María Barceló.
Dr. José María Vértiz Delgado.
Dr. Ponciano Herrera.

Pintores

Pbro. Tomás Javier de Peralta.
M. Diego Sanabria (s. XVIII).
Pbro. Pedro Noriega.
M. Francisco Arellano.

Arquitectos

José de Bayas Delgado.
Francisco Gudiño.
Ignacio Mariano de las Casas (.?-1773).
Federico Mariscal (1881-1969).
Juan Gómez de Trasmonte.

Escultores

M. Mariano Arce.
M. Mariano Perrusquía.
M. Mariano Montenegro.
M. Diego Almaraz y Guillén.
Fray Sebastián Gallegos.
M. Pedro de Rojas.

Cronistas

Fray Alfonso de La Rea.
Fray Isidro Félix de Espinoza (1677-1755).
Francisco Beaumont.

Otras actividades

Fray Antonio Margil de Jesús, humanista del siglo XVII.
Fray Antonio de Monroy e Híjar (1634-1715); intelectual del siglo XVIII.
Encarnación Cabrera, insurgente en 1810.
Ignacio Pérez, insurgente en 1810.
Epigmenio González, insurgente en 1810.
Félix Osores Sotomayor, político, siglo XIX.
José María Trinidad Ezequiel de Jesús Montes Ledesma, abogado, ministro plenipotenciario ante la Santa Sede y destacado político liberal durante la época de Benito Juárez.
José María Truchuelo, constituyente de 1917.
Florencio Rosas, impulsor del cooperativismo.
José Antonio Septién y de La Llata, político, escultor y ensayista.
Benigno Bustamante y Septién.
Manuel Herrera Sobreira.
C.P. Bernardino Del Razo, descubridor de la partida doble en contabilidad.
Ing. Salvador Herrera Tejeira, inventor.
Dr. Ricardo Pozas Arciniega, sociólogo.

CRONOLOGÍA DE HECHOS HISTÓRICOS
Fecha Acontecimiento
Hacia 500 a.C Asentamientos de grupos agrícolas en la región de San Juan del Río.
Siglo XII La zona queretana se estabilizó en dos grupos: los cazadores recolectores y pequeñas aldeas agrícolas.
1529 Fundación de Huimilpan.
Hacia 1531 Fundación de San Juan del Río y Santiago de Querétaro.
Octubre de 1655 Los vecinos de Querétaro firmaron las Capitulaciones por las que el rey de España elevó a Santiago de Querétaro al rango de ciudad.
1683 Se instituyó el primer centro de propaganda Fide en América
Siglo XVIII La producción textil en obrajes y trapiches llevó a Querétaro a ser el principal productor de lanas de la Nueva España y de toda América. 
Fin del siglo XVIII Se estableció la Real Fábrica de Tabaco, la segunda en importancia en la Nueva España.
Fin del siglo XVIII La actividad minera alcanzó su mayor relevancia económica, ubicándose su principal centro en el mineral de El Doctor, importante productor de plata y azogue.
Fin del siglo XVIII Los indígenas Chichimecas Jonaces y Pames de la Sierra Gorda fueron finalmente sometidos por la intensa acción militar de los ejércitos reales al mando de Don José de Escandón. Se consiguió finalmente el control militar de la Sierra Gorda. 
Fin del siglo XVIII La labor cultural, educativa y evangelizadora de los misioneros franciscanos, en la figura de Fray Junípero Serra, se desarrolló intensamente en la región.
Septiembre de 1810 Fue descubierta la Conspiración de Querétaro y se apresuró el movimiento armado, con el mensaje que doña Josefa Ortíz de Domínguez, Corregidora de Querétaro, envió al Capitán Allende y al señor cura Miguel Hidalgo, por medio del sotalcaide don Ignacio Pérez.
1823 El Dr. Félix Osores Sotomayor defendió exitosamente ante el Congreso Constituyente de la Nación el derecho y la razón de los queretanos para gozar de un Estado Libre y Soberano; derrotando las propuestas de integrar esta región a los estados de San Luis Potosí y de México.
1824 Se instaló el Congreso Constituyente estatal.
25 de agosto de 1825 Fue promulgada la primera Constitución del estado. El primer gobernador electo fue Don José María Díezmarina.
Década de 1840 Establecimiento de la fábrica textil Hércules del consorcio industrial Casa Rubio y de las fábricas de San Antonio y La Purísima.
1848 Se firmaron en la ciudad de Querétaro los Tratados de Guadalupe Hidalgo; dando de este modo fin a la guerra entre México y los Estados Unidos de Norteamérica.
1857 Se publicó en Querétaro la Constitución de 1857. El mismo año fué electo gobernador del estado el general José Ma. Arteaga quien organizó una coalición de estados, formada por Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro, en defensa de dicha Constitución contra el Plan de Tacubaya.
1863 Maximiliano de Habsburgo abandonó la ciudad de México y se dirigió a Querétaro, ocupada por las tropas imperialistas y último bastión del Imperio francés.
1865 El general José Ma. Arteaga fue tomado prisionero por el coronel Ramón Méndez en Santa Ana Acatlán y, en octubre del mismo año, fue fusilado en la ciudad de Uruapan, Michoacán.
1867 El 14 de marzo inició el Sitio de la ciudad de Querétaro por las tropas Republicanas al mando del General Escobedo.
 1867 En el mismo año se refugió en Querétaro el gobierno imperial del Archiduque Maximiliano de Habsburgo, apoyado por el partido Conservador; el 15 de mayo fue derrotado el Imperio y en junio concluyó el Sitio. Maximiliano fue hecho prisionero y fusilado en el Cerro de las Campanas junto con los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía. 
16 de Septiembre de l879 Fue promulgada una nueva Constitución estatal y se fijaron los límites de los seis distritos que formaban Querétaro.
1882 Llegó el Ferrocarril Central a un costado de la Alameda de la capital y se realizó la Primera Exposición Industrial Queretana con más de tres mil expositores.
1883 Se creo la Compañía Hidroeléctrica; se instalaron los primeros teléfonos y se estableció la primera fábrica de hielo.
Fin del siglo XIX Se instaló la red de agua potable en la ciudad capital y en San Juan del Río; se construyó un monumento en el Cerro de las Campanas; se estableció la escuela Normal y el observatorio meteorológico; aumentaron las compañías mineras; los molinos y las fábricas que ya existían se modernizaron.
1902 – 1910 Se efectuó el tendido de las vías y entraron en operación los Ferrocarriles Nacionales de México.
1909 La fábrica Hércules padeció una huelga que refleja los primeros movimientos proletarios a causa de sus precarias condiciones de vida; situación que los llevó a formar las organizaciones mutualistas y realizar movimientos de protesta.
2 de febrero de 1916 Venustiano Carranza decretó a la ciudad de Querétaro capital de la República; siendo la sede del Congreso Constituyente para redactar la nueva Constitución Nacional. Así también promulgó el primer instrumento legal que se expidió en Santiago de Querétaro, tendiente a la preservación del patrimonio cultural, a saber, la Ley sobre Conservación de Monumentos, Edificios, Templos y Objetos Históricos o Artísticos.
5 de febrero de 1917 En el Teatro Iturbide, posteriormente nombrado "de la República", se promulgó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
1940 La industrialización contemporánea en el estado inició a través de la creación de una zona fabril al Norte de la ciudad capital.
1941 La XXXIII Legislatura Constitucional del Estado aprobó la Ley de Conservación de la Ciudad de Querétaro, declarando a la ciudad como Típica y Monumental.
1974 La Junta de Navidad, fundada en la segunda mitad del siglo XIX se transformó en el Patronato de las Fiestas de Querétaro; mismo que subsiste en la actualidad.
1981 El gobierno federal expidió el decreto por el que se declara una Zona de Monumentos Históricos en la ciudad de Querétaro; dicha zona comprendía un área de 4 km², con 203 manzanas y aproximadamente 1 400 edificios con valor histórico, construidos entre los siglos XVI y XIX.
1990 La XLIX Legislatura Constitucional del Estado expidió la Ley de Protección del Patrimonio Cultural del Estado.
1992 La L Legislatura Constitucional del Estado aprobó el Código Urbano del Estado de Querétaro.
1995 El H. Ayuntamiento de Querétaro declaró al Centro Histórico y los barrios tradicionales de la ciudad de Santiago de Querétaro como zona de conservación y expidió el Reglamento para la emisión de Declaratorias de Monumentos y Zonas de Conservación en el Municipio de Querétaro.
1996 La UNESCO declaró a la Ciudad de Santiago de Querétaro Patrimonio Cultural de la Humanidad
(1) Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Crespo y Brambila., “Perspectiva de la arqueología de Querétaro” en Querétaro Prehispánico.
(2) Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Quijada López., “Localización de sitios arqueológicos en la región de Jalpan” en Querétaro Prehispánico.
(3) Septién y Septién, Manuel. Historia de Querétaro: 1a Parte, desde los tiempos prehistóricos hasta el año de 1808. Querétaro. Ediciones Culturales del Gobierno del Estado. 1966. p. 75.
(4) Ídem. pp. 9 - 10.
(5) Loarca, Castillo Eduardo. “Municipio de Querétaro” en Querétaro, visión de sus cronistas. No. 14. México. 1997. p.63.
(6) Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Arvizu., Op. Cit.
(7) Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Zárate., Catálogo Nacional..., p. XVII.
(8) Ibídem. p. XVIII.
(9) Ibídem.
(10) Op. Cit. Loarca, Castillo Eduardo. p. 69-70.
(11) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Zárate., Catálogo Nacional... p. XVIII.
(12) Ibídem.
(13) Op. Cit. Loarca, Castillo Eduardo. p. 14.
(14) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Zárate., Catálogo Nacional...p. XVIII.
(15) Ibíd. p. XIX.
(16) Landa, Fonseca Cecilia. “Querétaro, una historia compartida” p. 168 - 169.
(17) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Zárate., Catálogo Nacional..., p. XIX.
(18) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Arvizu.
(19) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Zárate., Catálogo Nacional..., p. XIX.
(20) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Arvizu.
(21) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Zárate., Catálogo Nacional..., p. XIX.
(22) Ibídem.
(23) Op. Cit. Jiménez, Pineda, Velasco, 1997, apud Arvizu.
(24) Secretaría de Desarrollo Económico. Gobierno del Estado de Querétaro. Anuario Económico, Querétaro, México. 1998.
Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México
Estado de Querétaro.