Tequisquiapan
NOMENCLATURA
Denominación Toponimia
Tequisquiapan

Palabra de origen náhuatl que significa "€œlugar de tequesquite"€, ya que está formado por las palabras tequexquitl:  tequesquite;  apan: lugar. Pedro Martínez de Salazar y Pacheco nos dice en el informe que manda al Virrey Conde de Revillagigedo en 1793. 1

Tequisquiapan en término mexicano quiere decir tierra baja tequexquitosa, donde abunda el salitre que se hace visible a la vista (sic), y viendo así tierra baja de suelo de Tequisquiapan y abundan muchos parajes de su centro, fuera de él y en sus riveras esta materia, de ahí viene el nombre de Tequisquiapan"€.

ESCUDO
Tequisquiapan escudo

El mes de junio de 1989, en el marco de la Feria Nacional del Queso y el Vino, se llevó a cabo el certamen para elegir un escudo que identificara al municipio de Tequisquiapan; dicho escudo debía de reunir lo más representativo de la historia, geografía y tradiciones del lugar. Por cumplir con estas características el escudo ganador fue el que se convirtió en el blasón oficial de Tequisquiapan. 

El Sol:  Símbolo de la vida.

El cuerno de la abundancia: Aparece representado por una canasta de vara, cuyo tejido es artesanal  y tiene la forma de cuerno; esta imagen significa el tipo de trabajo que da sustento a un núcleo importante de familias de artesanos y comerciantes del pueblo.

La uva:  Fruta   distintiva de los huertos familiares de la región, tradición de años que se conserva gracias a las condiciones naturales que hacen de Tequisquiapan  una tierra ideal para este cultivo.

El río: La historia de Tequisquiapan ha tenido una relación muy profunda desde su origen con el agua; sus habitantes han encontrado en el río la fuente de vida, como se puede observar en la rica vegetación en donde destacan los grandes árboles que enmarcan su cauce. Lo cruza un puente labrado en cantera, de tipo románico, que representa la creatividad del hombre en el trabajo. Este motivo simboliza la tradición y cultura de los Tequisquiapenses.

La Parroquia de Santa María de la Asunción: Representa la fuerza moral que sustenta la vida cotidiana de la mayoría de la gente del pueblo que profesa el catolicismo; herencia ancestral de los misioneros españoles en el siglo XVI y que permanece vigente en nuestro tiempo.

HISTORIA
Reseña Histórica

Época Prehispánica

Probablemente la presencia del hombre en el territorio del actual Estado de Querétaro se remonte a un período de tiempo ubicado entre el 1500 y 2500 a.C., según los datos que arrojaron los estudios de los restos óseos  descubiertos en la cueva de San Nicolás, lugar situado en un cerro de Tequisquiapan que limita con el municipio de San Juan del Río. En dichos restos se advierten los rasgos de hombres de mediana estatura de cabeza alargada, que corresponden al tipo característico de los que pueden ser considerados los primeros pobladores del territorio de Querétaro, los cuales todavía no conocían la agricultura ni la cerámica y pertenecían al tipo humano que atravesó el estrecho de Behring.

Otros hallazgos en la misma cueva presentan características diferentes. Los antropólogos consideran que estos restos óseos podrían tener tres mil años de diferencia con los descritos en el párrafo anterior; los restos más recientes se encontraron asociados con cerámica y elementos pertenecientes al inicio de la actividad agrícola, semejantes a la de otras regiones; lo que permite suponer que en tiempos cercanos al Preclásico Mesoamericano hubo cierta influencia con los habitantes de Ranas, cuyos pobladores tenían características y costumbres semejantes a la de los Huastecos del Golfo de México.

Aunque con una probable diferencia de 3000 años, los restos óseos encontrados en Ranas representan a pobladores muy posteriores, con características y costumbres de los Huastecos de la región del Golfo de México y representan otras proporciones antropomórficas. Sin embargo, otros esqueletos de la cueva de San Nicolás por sus rasgos antropológicos, pueden ser considerados de una época cercana al periodo Preclásico, ya que están asociados a elementos cerámicos pertenecientes al inicio de la actividad agrícola. 2

Primeros pobladores

Desde muchos años antes que los conquistadores españoles pisaran tierra en este continente, el suelo de Tequisquiapan era habitado por indios Otomíes en el límite territorial Oriente del municipio, lindando con el actual Estado de Hidalgo y con los Chichimecas en el resto del territorio; predominando los asentamientos en las comunidades situadas al Sur y al  Poniente de la Cabecera Municipal. La  fertilidad de las vegas que se ensanchan al Oriente y al Poniente del río; la generosidad de los manantiales de aguas tibias cristalinas; la belleza exuberante de los árboles de gran follaje, convertidos en centinelas del trayecto caprichoso del caudaloso río; la gran variedad de árboles frutales que en forma silvestre se daban en estas tierras enriquecidas por el aluvión y los limos que dejaban las crecientes al desbordarse el  río en temporada de lluvias. Todos estos motivos hicieron desde siempre a Tequisquiapan como el lugar idóneo buscado por el hombre.

La fama que había adquirido esta porción de tierra del actual Estado de Querétaro, traspasó la frontera del territorio Chichimeca, propiciando desde aquellos remotos tiempos, la afluencia de visitantes importantes que tenían conocimiento de las virtudes de las aguas termales que brotaban en abundancia de los manantiales, a las cuales se les atribuyeron dones curativos.

El baño medicinal que curaba, relajaba el cuerpo y la mente de las personas, se hacía en el temaxcal, espacio con forma de media naranja, semejante al horno rústico de pan, construido en el sitio donde brotaba el manantial, se le agregaba hierbas medicinales para la cura del mal. De esta forma el agua conservaba su temperatura máxima y hacía más placentero el baño medicinal. Así, pues, en este lugar se sudaba copiosamente por los efectos que ejercía el agua caliente, almacenando vapor en abundancia; el cual escapaba por un espacio reducido que servía de entrada a la persona que lo disfrutaba placenteramente.  "€œEl Temaxcal se conserva en estado ruinoso en el lado Noreste de la alberca La Pila, a un costado de lo que era el vertedor de demasías"€.

En el pueblo se realizaban importantes reuniones de caciques indígenas, quienes se reunían para acordar pactos políticos, dirimir querellas y realizar trueques de tipo comercial. Se dice que asistían con la convicción de que al sentarse a dialogar en este lugar, invadidos por la tranquilidad y la belleza del mismo, los inspiraría la buena voluntad para negociar y dirimir dificultades, pudiendo además realizar el mejor trato comercial.

Época Colonial

El asentamiento indígena antes de la conquista era de indios Chichimecas y Otomíes. A la llegada de los españoles a la región, éstos establecieron una alianza con el cacicazgo Otomí de Xilotepec para que coadyuvaran en la conquista y poblamiento de los territorios que se encontraban al Norte de donde tenían asentados sus reales los caciques Otomíes. Las fundaciones comenzaron desde San Jerónimo Aculco, San Miguel Canvayn, Alfaxaxuca, Santiago Tecozautla, Gueychiapa, San Juan del Río, Santa María Tequisquiapan y San Juan de los Xarros. Estos pueblos "€œen tiempos de la gentilidad se encontraban poblados de naturales, los cuales fueron evangelizados por los misioneros españoles, ayudados en todo por los caciques Otomíes"€. 3

La fundación de Tequisquiapan se dio en forma pacífica. Los indios Chichimecas que eran los menos, convivían en paz con los Otomíes que representaban la mayoría; lo que ayudó a que se viviera con relativa tranquilidad.  Sin embargo,  en otros lugares no lejanos a Tequisquiapan seguía la resistencia Chichimeca, siendo hasta doscientos años después, con la caída del último baluarte de la resistencia indígena en la famosa batalla del cerro de la Media Luna de la Sierra Gorda Queretana, cuando el General Escandón acabó con  la resistencia Chichimeca Pame en la región. 

Cédula de Fundación

"€œEsta población fue fundada el año de mil quinientos cincuenta y uno, por cédulas Reales de Carlos V y firmadas por el Virrey de la Nueva España D. Luis de Velasco y realizada por el conquistador indígena Don Nicolás de San Luis Montañez, el veinticuatro de julio de 1551, acompañado de sus caudillos y capitanes D. Alonso de Guzmán, D. Alonso de Granados, D. Ángel de Villafaña y el Padre D. Juan Bautista.  Se congregaron al despuntar el alba los indios Chichimecas y Otomíes en el lugar señalado para la fundación; se plantó una cruz y se formó con un montón de piedras y cubierto con yerbas y flores, un altar, donde el Padre Juan Bautista celebró el santo sacrificio de la misa como acto oficial de la fundación"€.

"€œD. Nicolás de San Luis Montañéz, vestido de la manera más vistosa y extraña para los indios, se dirigió a ellos, amonestándolos cumplir con fidelidad el vasallaje ofrecido al rey, encargándoles el estudio de la doctrina cristiana, así como de levantar su templo en el lugar en que por primera vez, se acababa de celebrar el sacrificio incruento"€

"€œEnseguida, el capitán D. Domingo Moreno, tomó en la mano un cordel y una vara de medir de cuatro varas castellanas, y diciendo: "€œEn el nombre de la Santísima Trinidad, Dios Padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios Todopoderoso y de su santísima madre la Virgen María y de sus majestades"€, comenzó a medir las quinientas varas de  donde está la Santísima Cruz que es el asiento y fundación de este Pueblo y sale por los cuatro vientos a saber: Por el norte, sur, oriente y poniente"€.

"€œComo lo dijo lo efectuó, tras de los cuales hizo la elección de autoridades, resultando por voto de los indios como Gobernador D. Bartolomé de Guzmán, D. Juan Quijano y Fiscal Mayor de la Doctrina D. Miguel de Bárcena. Los tres indios caciques y principales de este nuevo pueblo. 4

Tras la pacificación de la región y luego del repartimiento de tierras entre españoles y otomíes evangelizados, por espacio de tres siglos en el territorio hubo un intenso desarrollo agrícola y pecuario en ranchos y haciendas. Como contraparte los cronistas y los testimonios documentales consignan que creció el malestar y las inconformidades principalmente entre la población indígena, que además de despojos y humillaciones era objeto de explotación.

Con estos antecedentes, durante el siglo XIX y con motivo de la Guerra de Independencia, en Tequisquiapan se registró una serie de sublevaciones en las haciendas. En realidad, la población indígena que vivía como peón y sujeta a tiendas de raya tenía razones suficientes para levantarse, más a raíz de que surgieron algunos caudillos insurgentes en la región.

De la Independencia, de la Reforma, de la Intervención Francesa y del Porfiriato los cronistas transmiten muy poca información sobre sus repercusiones en Tequisquiapan. Sobre la Revolución de 1910, lo que se consigna es que por este lugar transitaron ejércitos villistas, carrancistas y obregonistas, sin que se haya registrado alguna batalla en el territorio municipal. Al paso de dichos ejércitos, el  temor de las familias se dio por los abusos cometidos a través del saqueo y robo de animales para las tropas, así como por la leva que se llevó a cabo con o sin consentimiento de hombres y mujeres.  Más allá de eso, no se registran hechos históricos o personajes de relevancia que pudieran haber participado en este movimiento.

Posterior a esa coyuntura histórica revolucionaria, se anota un hecho trascendente registrado en 1920 como consecuencia de la efervescencia e inestabilidad política que se vivía en la capital del Estado de Querétaro; lo cual ocasionó que se cambiaran los poderes del Estado en forma provisional a Tequisquiapan.

En cuanto a la evolución de la vida político - administrativa del municipio, lo que se consigna es que durante el Virreinato en 1861, alcanzó la calidad de Partido bajo el nombre de Santa María de la Asunción de Tequisquiapan, y por decreto del Congreso del Estado cambió de categoría y nombre, pasando a ser la Villa Mateus de Tequisquiapan. Luego la demarcación adquirió la calidad de municipio libre y autónomo en 1939.
 

Kiosko del zócalo

Personajes Ilustres
Personaje Actividades relevantes
Profr. Rafael Zamorano (1854-1914) Dedicó su vida a la docencia. A él se debe el impulso dado a la Educación Primaria. También promovió la construcción del Puente Nuevo.
Lic. Manuel Mateos  Mártir de los hechos acaecidos en Tacubaya el 11 de abril de 1859. Fue Secretario de Gobierno y murió fusilado por el sanguinario Márquez.
Telésforo Trejo Uribe (1927-1996)| Destacado impulsor de los servicios públicos como: agua potable, urbanización y drenaje. Fue Presidente Municipal en tres ocasiones.
Aurora Ugalde  Destacó por sus acciones de beneficencia social tales como el terreno para el panteón municipal. Fue pionera en la comercialización de las artesanías y promotora de festividades locales.
Guadalupe de Velasco Michaus y Miguel Michaus Cervantes Con el apoyo de su esposo, escritor y poeta, repartió parte de sus propiedades territoriales para que ahí construyeran sus casas los indígenas.
Antonio de Luzundia Construyó una gran pila en un lugar donde existe un venero de agua vitrolosa para uso de los lugareños. También sirve para el funcionamiento de un molino. Hombre generoso con la gente humilde, murió en Huichapan, Hidalgo. 
Jorge Jones Hernández Personajes que promovieron de forma permanente el desarrollo educativo y cultural de la población. Fueron ellos quienes lograron que la Educación Secundaria se concretara en el municipio.
Lourdes Campos Hernández
Ezequiel García Martínez
Alberto Moreno Mejía
Elvira Nieto
Natalia Chávez Ramírez
Cronología de Hechos Históricos
Fecha Acontecimiento
1551 Por Cédula Real se funda Santa María de la Asunción y de las Aguas Calientes, hoy Tequisquiapan
1656 El municipio toma el nombre definitivo de Tequisquiapan.
1861 Bajo el gobierno del Gral. José María Arteaga, por decreto del Congreso del Estado se elevó su categoría a la de Villa y recibió el nombre de Villa de Mateos Tequisquiapan.
1883 Inició sus funciones la oficina de Correos.
1902 Fue inaugurada la estación de Bernal por el Presidente Porfirio Díaz.
1908 Fue inaugurado el Templo dedicado a Santa María de la Asunción.
1910 Fue inaugurada la Presa Centenario.
1920 Por manifiesto del Gobernador Constitucional Salvador Argáin, Tequisquiapan fue sede temporal de los poderes del Estado.
1930 Se inició la operación de telefonía.
1939 El 30 de junio se creo formalmente el municipio de Tequisquiapan.
MEDIO FÍSICO
Localización
Municipio Tequisquiapan

El territorio del municipio de Tequisquiapan se encuentra ubicado en la parte Norte, a los 20° 39"€™ y en el extremo Sur a los 20° 39"€™ de latitud Norte. La región más oriental se localiza a los 99° 50"€™ mientras que sus límites occidentales están a los 100° 05"€™ de longitud. La Cabecera Municipal se localiza a los 20° 31"€™ 00"€™"€™ de latitud Norte y 95° 52"€™ 30"€™"€™ de longitud Oeste.
 

Límites
Al Norte con los municipios de Colón y Ezequiel Montes.
Al Sur con el municipio de San Juan del Río.
Al Este con el municipio de Ezequiel Montes y el Estado de Hidalgo.
Al Oeste con los municipios de Pedro Escobedo y Colón.

Extensión

El Municipio de Tequisquiapan se localiza en la parte Sureste del Estado de Querétaro Cuenta con una superficie de 343.6 kilómetros cuadrados y representa el 2.3% de la superficie del Estado.

Orografía El territorio de Tequisquiapan se encuentra situado en la altiplanicie mexicana, en las estribaciones australes de la Sierra Gorda, y donde se localizan zonas relativamente planas que forman pequeños valles y planicies que se han convertido en áreas de cultivo.
Hidrografía

Por el Sur del territorio entra la corriente superficial del río San Juan, nombre que toma a su paso por la localidad de San Juan del Río; este caudal alimenta la Presa Centenario, sigue su curso al Noreste a la Presa Paso de Tablas, límite con el Estado de Hidalgo. En este sitio se aprovechaba el caudal hidráulico para producir energía eléctrica, lugar donde se encuentra instalada una planta hidroeléctrica fuera de uso. Río abajo se une al río moctezuma y desemboca en el Golfo de México. 5

Geología y Geohidrología

Por las características tan especiales del subsuelo de Tequisquiapan consideramos de interés ampliar la información geológica de la región, a efecto de comprender por qué afloran corrientes subterráneas en forma de manantiales en las partes bajas del margen Noroeste y Suroeste del río San Juan.

En la mayor parte de la región afloran rocas ígneas extrusivas y sedimentarias continentales recientes. Las rocas ígneas extrusivas son riolitos y basaltos, con sus correspondientes derivados piroclásticos, o sea, compuestos formados bajo la acción del calor.

La mayor parte de las elevaciones estás formadas por riolitos poco compactas y generalmente de textura porfírica, de color rosado que observan un fuerte fracturamiento.  Las fracturas se presentan generalmente rellenas por cuarzo y en ocasiones por vesículas de cuarzo y ópalos.

En locaciones aledañas como el cerro de San Nicolás, se localizan capas alternadas de riolitas y perlitas, siendo los derrames de riolitas los que se presentan con mayor intensidad, en proporción de 10 a 15 metros y de  2 a 4 de perlita, observándose en todas las rocas un fuerte fracturamiento. 

Sobre el área en que se encuentra situada la población, se extiende un intenso derrame de perlita que parte del cerro de San José y que se continúa por el curso del río San Juan y atraviesa la población de Tequisquiapan.

Todas estas rocas son de color gris lustroso y con abundantes vesículas y esferulitas de textura vitrofísica, que tienen por componentes principales vidrios perlíticos con esferulitas de oroclasa y algunos fenocristales de feldespatos ácidos; también estas rocas presentan un intenso fracturamiento, localizándose las fracturas mayores de NO a SE, y las fracturas de menor grado se presentan perpendiculares a las anteriores.

La localización de una falla en el Cerro de San José, con rumbo SO 10° NE, hace que el Cerro forme un escalón con desplazamientos hacia el Norte. Por donde corre el río San Juan, lo más probable es que exista otra falla; el marcado cambio de temperatura que presentan las aguas subterráneas a uno y otro lado del cauce del río, así como la brusca terminación del derrame de perlita y el encajonamiento del río, son evidencias de la existencia de dicha falla.

Las rocas que forman la serranía más elevada de la región localizada al Oriente del valle, están formadas de basaltos. Son rocas que varían de color negro a rojizo, con textura vesicular y poco compacta. Al pie de las serranías se localizan cantos rodados de andesitas; por  tanto, es de considerar que esta roca debe aflorar en algunas partes de los cerros aledaños.

También son de considerable abundancia los afloramientos de tobas riolíticas, pues cubre la mayor parte de las tierras bajas y gran extensión de laderas de los cerros. Frente al barrio de la Magdalena, sobre el río San Juan, se presenta el afloramiento de mayor importancia, representado por un fuerte frentón formado por el curso del río que se localiza hacia el Este del área estudiada.

Las principales formaciones acuíferas están localizadas en tobas riolíticas permeables de carácter arenoso y rocas sedimentarias recientes. Productos derivados principalmente de riolitas y en menor escala de tobas y basaltos, forman las rocas sedimentarias continentales en esta región. Estos depósitos afloran en los cauces de los ríos y arroyos formados por arcillas, arenas y gravas.

En pozos de varios lugares aledaños, las tobas y sedimentos continentales forman un espesor de más de 250 metros, por lo que es de considerarse que sean sumamente abundantes a profundidad, habiendo quedado sepultados por derrames  posteriores de riolitas 6

Clima

El clima de Tequisquiapan es templado, con dos épocas bien definidas al año. La precipitación pluvial se da en los meses de junio a octubre, en tanto que la temporada de secas comprende los meses de noviembre a abril, en mayo lluvias aisladas. El índice promedio de precipitación pluvial es de 78 días con una media anual de 511.8 mm. Los veranos son cálidos y el invierno no muy extremoso, ya que la temperatura media anual es de 17.5 °C. Los vientos dominantes son en dirección Noreste Suroeste. Las heladas se presentan en los meses de octubre a febrero y esporádicamente en marzo y fines de septiembre. El índice promedio es de 18 días al año. 7

Promedio de precipitación pluvial

En el año 2003, el promedio anual se rebasó en forma considerable hasta alcanzar los 600 mm.

Principales Ecosistemas

Flora

La vegetación en el municipio es la propia del clima templado. En la zona montañosa crecen árboles de baja y mediana altura que no requieren de agua o humedad abundante: pirul, mezquite, palobobo, capulín, órganos, garambullo y arbustos. La flora importante se logra en las partes bajas que acumulan humedad por influencia del río; en estas zonas crecen: nogal, sauz, fresno, sabino y frutales como el durazno, granada, el aguacate, chabacano, limón, lima, guayaba, granada e higo. En este municipio el cultivo de la vid tiene un gran potencial, ya que una superficie considerable de la región es apta para su desarrollo. 8

Fauna

El medio físico ha sufrido transformaciones a través del tiempo. En las últimas décadas se han dejado sentir cambios climatológicos importantes. La temporada de lluvias ya no es tan definida como generalmente lo era cuatro décadas atrás, según comentarios de personas que a la fecha cuentan con más de 70 años de edad. Esto y el crecimiento demográfico no únicamente en la Cabecera Municipal sino en las principales comunidades han sido factores decisivos para que algunas especies de la fauna silvestre hayan desaparecido y otras más se encuentren en peligro de extinción.  Especies como el leoncillo (león americano) y el puma se han extinguido en esta zona. Por su parte, animales como el venado, el coyote, la lechuza, el águila y aguililla, la zorra y los patos que se detenían en su peregrinaje invernal en la presa Centenario, ahora se dejan ver de manera esporádica debido a la contaminación del agua que almacena el vaso de dicha presa. La fauna actual se integra con las especies adaptadas a las características propias de la región; tal es el caso del conejo, liebre, zorrillo, ardilla, tejón y tlacuache. 

De las especies voladoras se citan: urraca, gorrión, torcaza, dominico, paloma silvestre y pájaro común. Las luciérnagas que antes abundaban y constituían un bello espectáculo natural, desaparecieron al igual que el pájaro carpintero.

Entre los reptiles aún se encuentran la víbora de cascabel, el hocico de puerco, la coralillo, la chirrionera, el alicante, la agujilla y la culebra de agua. 9

Fruticultura

El cultivo de la vid merece un comentario especial por lo que significó para Tequisquiapan durante casi tres décadas. A principios de la década de 1960, en el mes de abril del año de 1961 se sembraron las primeras 120 000 plantas en 80 hectáreas. Estas plantas fueron desembarcadas en el puerto de Veracruz procedentes de Francia, para los cultivos de la Martelli. El año siguiente se incrementó el cultivo con 200 000 plantas hasta alcanzar 600 000 en 40 hectáreas. El lugar, San José Buenavista, fue previamente seleccionado para sembrar los viñedos en este municipio. Pionera en la zona, la industria vitivinícola Sofimar, filial de la prestigiada firma Martelli, introdujo las variedades de uvas conocidas como: ungi blanc, propia para la elaboración del brandy, de la cavernet sauvignon, y granache para obtener los vinos de mesa como el tinto, blanco y rosado. 10

Minería

Los recursos mineros del municipio que se explotan son los yacimientos minerales no metálicos. El ópalo y caolín son los más importantes. Los yacimientos de ópalo con mayor renombre se encuentran al Suroeste de la Cabecera Municipal en la pequeña cordillera de la comunidad de La Trinidad. Las características geográficas de dicha zona son propicias para la producción del ópalo. Las minas El Iris, La Carbonera, La Esperanza y El Rendón han producido piedras de gran valor por su tamaño, limpieza y gama de colores. Los nombres que identifican al ópalo son las variantes en cuanto al color de las vesículas. En el girasol predominan el amarillo, el  verde y el rojo apagado.  En el de fuego predomina el rojo encendido. En el Jilopano predominan el azul, el verde y el amarillo. En la Cachatanga predomina el amarillo. En la Geida predominan el morado con el blanco.

El caolín, recurso no metálico, se localiza en los yacimientos que están al Noreste de la Cabecera Municipal, en las comunidades de el Sombrerete y Los Charcos. El Caolín es una arcilla caliza, materia prima que sirve para la fabricación de cerámica de gran calidad como pueden ser piezas arquitectónicas, piezas pétreas para recubrimientos de muros y pisos, para la elaboración de productos medicinales y la fabricación del cemento. 11

Recursos naturales El ópalo se extrae de minas localizadas en la comunidad de La Trinidad, piedra semipreciosa de excelente calidad que ha dado reconocimiento a estas tierras a nivel internacional. Otros recursos son los  mantos acuíferos de agua termal en toda la región  y cuerpos de agua superficial como son la presa Centenario y la presa Paso de Tablas.
Características y Uso de Suelo

La topografía se caracteriza por ser terreno plano a ligeramente ondulado, con suelos de tipo feozem a vertisol, de textura media y fina respectivamente, compuesta con arena y arcilla; además de sedimentos terciarios que se encuentran intercalados con riolitos y basaltos, formando capas de suelo que determinan la existencia de mantos acuíferos de agua termal. 

En el municipio se destinan para superficie agrícola 11 078 ha., equivalentes al 4.3% del total de la superficie estatal. De éstas, 4 867 ha. cuentan con disponibilidad de riego y 6 211 ha., son de temporal. Los ejidos con mayor disponibilidad de riego son: Tequisquiapan con 915 ha., y la Fuente con 843 ha.

La colonia agrícola y ganadera de La Laja y Urecho en su superficie destinada a la agricultura, no dispone de riego pues la totalidad está considerada de temporal.

Los principales cultivos cíclicos en las superficies con riego son: maíz, chile, sorgo y avena forrajera; mientras que los cultivos perennes más importantes que se siembran se componen básicamente de alfalfa y uva. Por cuanto a los principales cultivos sembrados en la superficie de temporal, destacan por su importancia: frijol, maíz intercalado con frijol y calabaza.

PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO
para más información visita el Sistema Nacional de Información Municipal del INAFED
INFRAESTRUCTURA SOCIAL Y DE COMUNICACIONES
para más información visita el Sistema Nacional de Información Municipal del INAFED
Actividad económica
para más información visita el Sistema Nacional de Información Municipal del INAFED
Atractivos Culturales y Turísticos
Monumentos Históricos

En el Centro Cultural se realizan exposiciones de: pintura, manualidades, recitales, música, talleres del tejido de vara y repujado. Este Centro cuenta con una extensa biblioteca.

También destacan por su valor histórico y arquitectónico: La parroquia de Santa María de la Asunción, el kiosco y el Puente Nuevo de arquitectura románica. En el Barrio de la Magdalena y San Juan se localizan la mayoría de las capillas de indios. 
 

Templo parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, erigido en 1794

También se distinguen obras de arte como: La escultura de la Virgen de la Asunción, Patrona del lugar y el Cristo Camino al Calvario, obras de impresionante belleza; esculpidas en los siglos XVIII y XIX respectivamente. 20

Fiestas, Danzas y Tradiciones

Las fiestas populares en el municipio son las siguientes:

Día primero del año. Misa, exposición del Santísimo todo el día, para que los fieles den gracias y pidan por el nuevo año que principia.

Febrero 2. Se llevan a la iglesia los niños Dios y se celebra misa de función; se levanta el nacimiento y se celebran las fiestas costeadas por los que tuvieron en suerte, sacar el muñeco de la rosca de reyes.

Semana Santa. Fecha movible que se celebra en el mes de marzo o abril. Las celebraciones inician el miércoles con el Prendimiento y lavatorio de pies de los apóstoles. El viernes se escenifica  en vivo el Vía Crucis, con actores que se han preparado con anterioridad. Inicia en la plaza principal, frente a la parroquia y continúa por las calles que llevan al Monte Calvario; sitio donde culmina el recorrido con el acto de La Crucifixión. Después Jesús es venerado en su caja de cristal, flanqueada por los cargueros de nuestro padre Jesús que portan como distintivo una corona de espinas en la cabeza. El Sábado de Gloria se queman los judas y diablos con júbilo popular. En acto litúrgico se bendicen el agua y el fuego. El Domingo de Resurrección es un día de gran fiesta y alegría en el gremio católico, corolario de los festejos de la Semana Santa.

Mayo 3. Este día se llevan a cabo los festejos de la Santa Cruz, en el barrio de San Juan. La fiesta se prepara casi con un año de anticipación; se distribuyen las diferentes comisiones entre los diputados de la festividad. Se ensaya con antelación la danza  de "€œMoros y Cristianos"€, que se presenta el día tres como parte importante del festejo.

Mayo 15. Día de San Isidro Labrador, se acostumbra llevar la imagen de nuestro Padre Jesús en una gran procesión que parte de la parroquia  de Santa María de la Asunción a la capilla de El Llano. Esta celebración se realiza con la intención de pedir al creador la buena cosecha. Se lleva la imagen al llano, por ser el lugar donde se localizan las tierras de labor de los campesinos de Tequisquiapan.

Última semana de mayo y primera de junio. Feria Nacional del Queso y el Vino. A esta feria concurren expositores de quesos y vinos de todo el país. El centro de la feria se ubica en el jardín principal, donde diversos locales concursan con ingeniosas decoraciones. En el foro central se presentan espectáculos de danza, teatro y música, y se corona a la reina de la feria el día de la inauguración. Durante los diez días que dura la feria, se ofrecen eventos para todos los gustos como: corridas de toros, conferencias alusivas al arte culinario, muestra gastronómica, charreadas, palenque y competencias deportivas. La feria finaliza con una impresionante quema de fuegos pirotécnicos.

Junio 24. El aniversario de la fundación de Tequisquiapan se realiza en el Barrio de la Magdalena, lugar donde se celebró la misa de fundación. En dicho lugar se realiza una representación teatral que escenifica el acto de fundación, en esta representación los personajes se presentan vestidos como en el siglo XVI. Para finalizar la fiesta se queman cohetes, se realizan peregrinaciones, se instalan juegos  mecánicos, se ponen puestos de todo tipo de vendimias, se realiza el abanderamiento de las danzas, primeras comuniones, quema del castillo y misa de fundación.
7
Agosto 15. Fiesta de la patrona del pueblo de Tequisquiapan, Santa María de la Asunción. En este día concurren las familias de todas las comunidades del municipio, a ofrendar y pedir a la virgen. Se hacen presentes las danzas tradicionales desde temprana hora, y durante todo el día danzan incansablemente. En esta festividad meramente religiosa se realizan confirmaciones, primeras comuniones y misa de función, ambientadas por una banda de música que toca en el kiosco de la plaza principal; terminando por la noche con la quema de castillo.

Septiembre 8. Festejo en el Barrio de la Magdalena en honor a Santa María Magdalena, patrona del barrio. Hay confirmaciones, juegos populares como palo encebado, feria de juegos mecánicos, puestos con vendimias de enchiladas, gorditas, atole, tamales y frutas de temporada; por la noche se disfruta en grande la quema de fuegos pirotécnicos.

Septiembre 13. Visita a la capilla del Cerro Grande. Este día se acostumbra subir al Cerro Grande, algunos lo hacen desde un día antes para estar a tiempo en la misa que se celebra este día en la capilla que se encuentra ubicada en la parte más alta del cerro. Los que se van un día antes, se pasan la noche en la capilla cantando unos cánticos monótonos y plañideros. Al otro día, después de la misa, se acostumbra hacer día de campo y al término de la comida se emprende el descenso. No se ha logrado precisar la antigüedad de esta costumbre ni tampoco el significado pero es una costumbre local no sólo de Tequisquiapan sino también de algunas comunidades vecinas como Santa Rosa Xajay, El Cerrito, Bordo Blanco y San Nicolás.

Noviembre 2. Día de los Fieles difuntos. Se arreglan las tumbas con flores, se hacen responsos por los finados y se celebra misa en el panteón. En el Jardín principal se lleva a cabo un concurso de ofrendas en el que participan las escuelas del lugar y dependencias de carácter cultural y social. En barrios, comunidades y algunos hogares de la Cabecera Municipal se preparan altares con ofrendas a los seres queridos que se han ido de este mundo.

Diciembre 12.  Fiesta en honor a la Santísima Virgen de Guadalupe. Comienza desde la víspera con la presencia de bandas de música. La iglesia se adorna con banderas de diferentes países y con profusión de flores. Muy temprano se llevan "€œmañanitas"€ a la Virgen, que entona algún mariachi y grupos musicales del lugar. A las doce es la misa de la función a la que se acostumbra llevar a los niños vestidos de Juan Diego y a las niñas de "€œinditas"€. También se acostumbra llevar a bendecir las imágenes de la Virgen de Guadalupe. Desde temprana hora los grupos de danzantes o "€œchinchines"€ visitan a la Virgen y luego salen de la iglesia para danzar en el jardín durante todo el día. Por la noche se quema el castillo y se da por terminada la fiesta.

Diciembre 16. Inicio de la celebración de "€œposadas"€. Esto consiste en una procesión del carro de la Posada por las principales calles del pueblo, presidido por un "€œmisterio"€ San José, La Virgen y El Niñito. A los santos Peregrinos los personifican las personas que se agregan a la procesión. Se pide posada a la manera tradicional; se adornan las calles con campanas hechas de papel de china de diferentes colores; se regala ponche, atole, tamales, naranjas, tejocotes, cacahuates, mandarinas, cañas y colaciones; y se rompen piñatas en la calle que tocó el día de posada. Esto se repite durante los ocho días previos a la Natividad.

Diciembre 24. Es tradicional que por la noche desfilen por las calles del pueblo, carros alegóricos, alusivos a pasajes bíblicos con escenificaciones previamente ensayadas con muchos días de anticipación por jóvenes y niños de ambos sexos. Una vez que se termina el recorrido, las familias se recogen a sus casas a degustar la cena de navidad.

Diciembre 27. Día de San Juan Apóstol. Es éste día del Santo Patrono del Barrio de San Juan; las festividades tienen lugar en la capilla de la Cruz Verde. Desde la víspera se escucha el estruendo de la cohetería que aún el mismo día de la fiesta no deja de tronar. Por su parte, la banda de música de viento inicia desde temprana hora y continúa tocando durante todo el día. Luego inician las peregrinaciones de diferentes puntos del barrio, presididas por la imagen del Santo venerado, y terminan en el lugar del festejo. Por la noche se realiza la quema de fuegos pirotécnicos y concluyen la fiesta. 21

Tradiciones

Cruces de ánimas

Los nativos de los barrios suelen tener cruces en su adoratorio o altares familiares. Estas cruces presiden la ofrenda el día dos de noviembre y cada cruz representa a un finado; cada difunto tiene su propia cruz. Hay unas muy elaboradas y ornamentadas pero la mayoría son sencillas, de madera. Estas cruces son distintivas de las capillas de indios que se localizan en mayor número  en los barrios de San Juan y la Magdalena.

Bendición de las Palmas

Tradición muy arraigada en el gremio católico que se celebra el domingo de Ramos, con la que inicia la Semana Santa. Se elaboran diferentes tipos de bordados con la palma; luego las prendas son llevadas al templo para que sean bendecidas y posteriormente son colocadas en la parte interior de las puertas de las casas. La creencia dice que las palmas benditas resguardan la casa de todo mal; se acostumbra también quemar la palma cuando se advierte alguna amenaza de tipo meteorológico; tormentas, fuego y  vientos muy fuertes.

Culto a los muertos

El primero de noviembre se recuerda a los muertos chiquitos "€œAngelitos"€ y el dos de noviembre a los muertos adultos. Los preparativos comienzan días antes de los festejos. El panteón municipal se limpia de toda hierba que ha crecido durante la temporada de lluvias: las familias limpian y ponen flores en las tumbas de sus difuntos e instalan la ofrenda en sus casas. La costumbre de la ofrenda o "€œaltar"€ como también se le llama, la realizan principalmente las gentes de los barrios y las comunidades. En la Cabecera Municipal se trata de rescatar esta tradición a través del concurso de ofrendas que promueve el Ayuntamiento, en donde participan los centros educativos, agrupaciones sociales y particulares. La iniciativa del Ayuntamiento empieza a dar resultados positivos pues la juventud de Tequisquiapan al participar, se ha venido reencontrando con una valiosa tradición.

Leyendas

Los Duendecillos

Hay diferentes historias sobre duendecillos traviesos y juguetones que gustan de divertirse haciendo desatinar a la gente. Éstos pueden aparecerse casi en cualquier lugar y casi siempre andan en grupo, y sus acciones inician al entrar la noche. Una narración que versa sobre este asunto es la siguiente:

"€œDicen que había un hombre que aún siendo casado era muy enamorado. Así que entre otras tenía una querida en  Los Tepetates, Barrio de San Juan. Una noche lluviosa decidió  visitarla, tomando el camino de los Pirules (hoy paseo de los Pirules) y cuando ya casi salía de esta calle, se le aparecieron unos hombrecitos que le impedían el paso. El hombre infiel se molestó mucho y tratando de abrirse paso los insultaba con vituperios que sólo encendían el ánimo de los duendecillos; quienes decidieron darle una ejemplar lección. Se treparon en grupo sobre él y comenzaron a golpearlo, lo tiraron al suelo fangoso y arremetieron con más fuerza contra el infortunado hombre, de tal suerte que lo dejaron como espantajo; todo moreteado, con la ropa desgarrada y enlodado hasta los cabellos. Después de haber recibido tal felpa, éste Don Juan no volvió por esos lugares"€. 23

La Llorona 

De entre las leyendas y relatos más comunes resalta la de la Llorona que se aparece en el río a los trasnochadores. Dicen que en ese lugar se ve a una mujer muy atractiva, lavando ropa pero en cuanto alguien se acerca a ella, ven su rostro horrible, semejante al de un animal deforme; y que al ser vista deja escapar tales alaridos que le pone de punta los cabellos al más valiente.

Cuentan que la Llorona fue una mujer que ahogó a sus hijos y por tal motivo fue condenada a penar por el mundo en una búsqueda infructuosa de sus vástagos. Por eso se le ve sobre todo en los lugares donde hay agua. Su triste llorar va acompañado de la frase ¡Aaay mis hijos! 

El chan del agua

En el siglo pasado, a finales de los años treinta, llegó a Tequisquiapan una humilde familia con el afán de encontrar mejores condiciones de vida. La familia estaba integraba por Doña Maura Morales, su esposo Don Serafín y su hija Julia. Eligieron un pequeño espacio en lo que se conocía en tiempos pasados como el  portal de Don Pancho. Ahí improvisaban una  mesita para exponer a la venta los dulces que elaboraban. La venta se realizaba por las tardes y levantaban su puesto después de las nueve de la noche, cuando la gente se recogía en sus casas. Era costumbre de ellas, al terminar la vendimia, ir a bañarse al Piojo, un lugar exclusivo para mujeres y utilizado para bañarse y lavar la ropa. Un día que se encontraban disfrutando de las delicias del baño, por el desagüe del estanque salió repentinamente un enorme animal con cara de chango, quien sentándose en uno de los lavaderos se les quedó viendo fijamente. Asustadas, salieron las mujeres casi desnudas del lugar para no volver jamás a esas horas de la noche. Al día siguiente fue la noticia del día en el Portal, contándole a la gente que se les había aparecido un animal horrible con cara de chango. Al paso del tiempo, la gente aún cuenta la narración del Chan del agua. 24

Don Celedonio Gómez. Un personaje de leyenda.

Don Celedonio Gómez fue un personaje de Tequisquiapan en los años veinte. Fue un hombre muy rico que llegó a poseer más de cien hectáreas. Precisamente con el objeto de dotar a sus tierras de agua realizó una obra hidráulica de gran importancia para su tiempo: Un ducto subterráneo al que la gente del pueblo llamaba "€œlumbreras"€. Dicho ducto llevaba el agua desde la presa Centenario hasta sus terrenos ubicados en la Magdalena en el lugar conocido como la Vega.

Su riqueza y personalidad seguramente influyeron para que se hiciera de él una leyenda. Cuentan los más versados en el asunto que don Celedonio tenía pacto con el diablo, pues acompañado de un sirviente y varias mulas se dirigía a Espíndola (cerro ubicado entre los límites de Tequisquiapan y San Juan del Río) y en este lugar entraba a una cueva en la que era recibido por unos hombres vestidos de charro con un atuendo negro; quienes ponían por condición para entrar el dejar afuera las imágenes, medallas o escapularios que los visitantes pudieran traer. Ya dentro, cargaban las mulas con oro y regresaban a la casa de Don Celedonio, quien por este hecho siempre tenía mucho dinero. Asimismo, cuentan que realizaba en su casa reuniones para sus amigos, con grandes festines nocturnos. Estas reuniones se caracterizaban por el hecho de que todos vestían de negro y comían alimentos sin sal, además, ningún sirviente o pariente podía estar presente, sólo Don Celedonio y sus amigos.  Se dice que cuando Don Celedonio murió, el demonio se lo llevó en cuerpo y alma. Su cuerpo desapareció del ataúd y en su lugar sólo se vio salir una serpiente. Como había que guardar las apariencias, los parientes llenaron el ataúd con arena de tal suerte que el peso de ésta semejara al del difunto, y fue así como simularon trasladarlo al panteón. 25

Las Brujas del Llano

En los años treinta del siglo XX, en plena efervescencia del movimiento Cristero, la parroquia de Tequisquiapan fue cerrada al culto por algún tiempo. Las familias que buscaban algún servicio religioso, se vieron en la necesidad de ir a otro lugar. Se cuenta  que en una madrugada fría del mes de diciembre, una familia de Tequisquiapan salió con destino a Cadereyta para el  bautizo de un niño;  se trasladaron los padres y  padrinos en una carreta tirada por mulas, conducida por Don Román Chávez Frías, persona que prestaba estos servicios en aquellos tiempos. Llegaron a Cadereyta sin contratiempo y se realizó el bautizo del niño. El sacerdote celebró la ceremonia en forma privada, por las circunstancias  difíciles  que se vivían  debido al cierre de  templos. Cumplido el cometido,  salieron en santa paz del templo parroquial. Era la  hora de comer y  la comitiva se dirigió a una fondita, invitados por los padrinos. Ahí pidieron una ollita con pulque y brindaron alegremente; la comida  fue sencilla y sabrosa con tortillas hechas a mano. 

Satisfechos con los tragos y la sabrosa comida,  les llegó la hora de regresar a casa.  Salieron de la fondita haciendo comentarios sobre lo satisfactorio que había resultado el viaje a Cadereyta. Tan contentos estaban  que no se dieron cuenta que se les había hecho tarde y difícilmente harían el viaje de regreso con luz del día. Don Román los conminó a subirse a la carreta para tomar camino con celeridad, buscando con ello que el tránsito nocturno que necesariamente tendrían que hacer, les afectara lo menos posible. Las mulas fueron las paganas al fin de cuentas: tuvieron que jalar la carreta a un trote más rápido que el que se les exigió en el viaje de ida. La tarde pardeaba cuando apenas cruzaban a la altura del pueblo de Ezequiel Montes; la noche los sorprendió cruzando la ranchería del Ciervo y el cuidado en la conducción del carro tuvo que hacerse más precavido por el camino de tierra nada parejo y hasta pedregoso, en algunos tramos. El relajamiento y el cansancio natural del viaje habían hecho presa del conductor y los pasajeros, quienes transitaban callados pero atentos a una posible eventualidad que pudiera presentarse en la obscura noche. De pronto, la comitiva se sintió invadida de una extraña sensación, como si algo invisible los acosara  El carro avanzaba con pesadez, los animales estaban  inquietos y llegó el momento en que de plano se resistieron  a caminar y lo hicieron por la presión que el conductor ejerció en ellos.  De pronto, se dieron cuenta que unas lucecitas como luciérnagas danzaban alrededor de las orejas de las bestias, y a los pasajeros los invadió el miedo.  Al ver parajes desconocidos, el conductor se dio cuenta que había perdido el camino cuando ya estaba muy entrada la noche. Con todo esto, hombres y mujeres empezaron a rezar y las mulas sufrieron las consecuencias siendo molestadas con más furia por las brujas.

Los rezos y oraciones de los viajeros brotaron de su angustia y continuaron implorando a los santos de su devoción, pidiendo que terminara la pesadilla que estaban padeciendo desde hacía ya muchas horas.   Tal fue el fervor de imploración que desaparecieron las chispas de luz de las orejas de las bestias, señal de que las brujas habían dejado de molestar.  A partir de ese momento, las mulas se dieron una gran sacudida y recobraron su agilidad. Don Román, conductor de la carreta, les dijo a sus pasajeros: gracias a Dios que las Brujas ya nos dejaron en paz.....Todo volvió a la calma y, poco tiempo después, reencontró el camino perdido. Al despuntar el alba, familiares y padrinos que habían ido a Cadereyta a realizar el bautizo del infante, asustados y desvelados, regresaron sanos y salvos a Tequisquiapan. 26

Los Duendes del Agua

En una noche cálida del mes de mayo de los años cincuentas, dos compadres que vivían en el barrio de San Juan, se encontraron el día señalado en la pulquería que atendía Don José González en la plazuela Cuauhtémoc; la cual era muy concurrida, por esos tiempos, por quienes gustaban de entrarle con singular alegría a la bebida nacional que produce el maguey de esta región queretana: el pulque, también llamado "€œcara blanca"€, "€œneutle"€, "€œnéctar de los Dioses"€, "€œmuchachero"€, etc.

Sería como la una y media de la tarde cuando los dos alegres compadres, poniendo como pretexto el intenso calor que hacía acordaron darse una refrescadita comprándole a Don Pepe dos grandes jarros llenos del apetitoso pulque, que  se ofrecía en tan singular expendio. El bullicio de los parroquianos que en gran número libaban en la pulquería, fue aumentado conforme transcurrían las horas; unos charlando amigablemente, otros discutiendo, otros jugando a la rayuela, y sin faltar los que preferían la baraja jugando la brisca y el conquián. El tiempo transcurría ligero en ese coloquio de expresiones que manifestaban los tomadores que permanecieron hasta ya entrada la noche. Nuestros personajes por consecuencia lógica, después de haber repetido una y otra vez las generosas raciones de pulque, ya habían cambiado de nombre, se embriagaron. Llegó la  hora en que el negocio tenía que cerrar y Don Pepe convenció a los que ya no tan alegres compadres, más bien necios compadres, a que se fueran a sus casas. Ya era muy tarde y la noche muy obscura. En esos tiempos la iluminación en las calles era muy raquítica, un foquito de poca intensidad de luz colgando de los postes en cada esquina y en las calles largas, la oscuridad se hacía total. Abrazados y trastabillando iniciaron el difícil recorrido de regreso a sus casas. En el trayecto había que cruzar el río, sorteando con equilibrio las piedras escalonadas del lecho del río; lo cual para ellos, resultaba muy complicado en tales condiciones. No les quedaba otra alternativa más que bajarse la borrachera a como diera lugar, so pena de exponerse a una buena mojada de agua fría. 

Ante esta circunstancia, uno de los compadres le dice al otro: -"€œChón, mejor vamos a hecharnos un baño para que se nos baje la borrachera."€ Lo cual aceptó Pancho. Acto seguido se desviaron de su ruta para meterse al estanque de los lavaderos de la Huerta Grande; lugar que se llenaba con las derramas de los manantiales de los baños de la Purísima. Cuando ya estaban preparados para darse el chapuzón, trastabillaron y cayeron a las tibias aguas del estanque. Embrujados de contento por lo sabroso del baño, retozaban atarantados aún por su borrachera cuando de pronto, exaltado y sorprendido por lo que veía Pancho exclamó a gritos: 
-"€œ¡Mira!, ¡Mira compadre a esos pinches enanos que andan brincando las piedras!"€ 
-"€œÓnde compadre"€. Respondió Chon. 
-"€œAllí mero. Míralos, míralos"€. Insistió Pancho. 
-"€œ¡Ah jijos, de veras!"€ Afirmó Chon.

Despavoridos como estaban, salieron del agua y se medio vistieron sin secarse. Entonces, como almas que lleva el diablo por el susto, tomaron el camino de regreso a sus casas pero antes cruzaron corriendo el río sin importarles el agua fría. Días después, ellos mismos en la pulquería platicaban lo que les pasó en aquel día de juerga, en el barrio de San Juan. 27

Música

La más popular composición dedicada a Tequisquiapan la hizo Don Luis Mireles González, en abril de 1948, a la que puso por nombre "€œTequis Querido"€. Don Luis no era oriundo de Tequisquiapan pero dejó plasmado en este corrido el gran cariño que profesó a la tierra donde vivió la mayor parte de su vida. Esta canción alcanzó alto grado de popularidad y fue interpretada en su tiempo por artistas de la talla de Pedro Infante, acompañado por David Ugalde, en el famoso barquito del hotel Relox, en una de las muchas tertulias que se hacían en este lugar. Ahí se congregaban artistas, toreros y grandes personalidades de la política que tenían amistad con la familia Perrusquía Alcocer.

El profesor Juan Hernández López igual que don Luis Mireles, sin ser oriundo de este lugar le compuso a Tequisquiapan una canción y escribió en pentagrama la música de la canción "€œTequis Querido"€. Este personaje, oriundo del municipio de Villa Corregidora, Querétaro, trabajó como maestro durante varios años en Tequisquiapan. Por su parte, el profesor Antonio Padilla H. compuso la "€œmarcha - corrido"€ en el año de 1947, obsequio que entregó al C. Román Chávez Ramírez, Presidente Municipal y al c. Francisco Alday, amigos del autor.

"€œTEQUIS  QUERIDO"€
Corrido

Quiero cantarte Tequis querido,
pueblito lleno de ensoñación
y a tus mujeres que son tan lindas,
que son tan dignas de admiración.
Cuando amanece en este pueblito,
cuando lo alumbra ese grande sol.
Son las mañanas esplendorosas,
en este Tequis bendito de Dios.

Esa calzada tan rete chula,
más bien parece que es un vergel,
luego los baños de aguas termales
que a los turistas hacen volver.

De sus muchachas ya ni se diga,
cuando el domingo van a pasear.
Son lindas flores que andan vestidas
como angelitos para adorar.

"€œEl Salitrillo"€ joya escondida,
entre mezquites y un cielo azul.
Cada uno de ellos es un testigo,
de algún romance que ahí pasó.

Ya me despido Tequis del alma,
yo no quisiera irme jamás,
pues tú lo sabes cómo te quiero
como si fueras mi tierra natal.

Composición de:  Luis Mireles González.
 

"€œPOR QUÉ QUIERO A  TEQUIS"€

Tequis, pueblito hermoso
rinconcito adorado.
Yo canto jubiloso
tus bondades, tu primor.

Y a todo mundo digo
que tus lindos manantiales,
de Dios son un regalo
para esta población.

Son tus calles de ensueño provinciano,
tu calzada de "€œchopos"€ un primor;
Tus riberas con sauces que galanos,
nos invitan a la "€œgloria del amor"€.

Los sabinos te adornan con sus hojas
y perfuman tu ambiente musical.
En tus campos por millares brotan flores
que engrandecen tu belleza singular.
 

Tus mujeres con carita de "€œcielo"€
sus ojitos un par de estrellas son.
Su boquita, cual blondas de capullo,
sus mejillas rosadas de rubor.

Tequisquiapan, pueblito queretano.
De la tierra, bellísimo jirón.
Yo te quiero, te adoro, yo te amo;
porque en ti sentí la "€œdicha del amor"€.

Composición de:  Profr. Juan Hernández López.

Artesanías

La comercialización de artículos artesanales y muebles típicos representa actualmente una fuente importante de captación económica del municipio de Tequisquiapan.

Artesanías típicas de la región

Las piezas que trabajaron los artesanos y que dieron inicio histórico a esta actividad lo fueron básicamente las canastas de diferentes tamaños elaboradas a base de la vara de Sauz, con la forma clásica de la canasta de uso doméstico. La comercialización de las canastas se exportaba a la ciudad de México, utilizando el ferrocarril como medio de transporte y posteriormente el autobús de pasajeros. La forma tan ingeniosa que se usaba para ensamblar cada pieza y formar los atados listos para su embarque, lo realizaban personas duchas en este menester.  Los atados tenían que agrupar el mayor número  posible  de canastas para que realmente fuera negocio, ya que tenía que ocupar un volumen más considerable de espacio en el transporte. De ahí que resultara de suma importancia el acomodo que se le diera a la mercancía. Las diferentes formas que adquirían dichos atados serían dignas representaciones arquitectónicas para que cualquier escultor les tomara de modelo y fueran esculpidas en verdaderas obras de arte.

Al correr del tiempo el ingenio del artesano y la adopción de nuevos materiales ha enriquecido la variedad de las piezas artesanales que se elaboran actualmente. La vara del sauz, el bejuco, el ratán, la raíz, madera de pino, materiales sintéticos, piel, telas estampadas y otros, son elementos que usan los artesanos actuales para elaborar todo tipo de muebles, lámparas, canastas y demás artículos de uso decorativo y cotidiano en la casa.

Los expendios comerciales han proliferado por doquier. La fama que han adquirido las artesanías de Tequisquiapan a través del tiempo, ha propiciado el auge de esta industria. Las familias dedicadas a este negocio, tanto las que fabrican como las que expenden, han aumentado considerablemente, por lo que este renglón ha pasado a ocupar uno de los rangos de ingresos económicos más importantes del comercio local, al grado que esta industria ha rebasado la vocación turística que por el agua de sus manantiales tenía Tequisquiapan.

Gastronomía

Alimentos

Los alimentos típicos tradicionales varían según la hora del día y el festejo en que los sirven al comensal. Por la mañana se acostumbra en el desayuno; si es festejo de primera comunión: atole de frutas de temporada, chocolate, leche, tamales de chile y azúcar, fruta de temporada,  pan de dulce y  pastel.

Los platillos que distinguen a Tequisquiapan son: barbacoa de chivo o carnero y consomé del mismo; menudo y sangre  guisada; mole queretano que tiende a picante con piezas de pollo o guajolote (éste último es más común en las comunidades); arroz con menudencias de pollo o guajolote; carnitas de cerdo (puerco), chicharrón esponjado, frijoles voladores (alubia), gorditas y tostadas de maíz quebrado; así como tortillas de maíz pintadas de diferentes colores, distintivas en los festejos importantes de la familia, bodas, cumpleaños o fiestas religiosas.

Por la noche en la cena o merienda se repiten algunos alimentos que se acostumbran por la mañana, como atole, chocolate y tamales, agregando buñuelos azucarados con canela, buñuelos blancos para bañarse con miel de piloncillo, enchiladas rojas  bañadas con queso rallado o desmenuzado y adornadas con hojas de lechuga, zanahoria y papas fritas.

Otros platillos que se consumen a cualquier hora del día son: gorditas martajadas con chile verde o rojo; gorditas de harina de trigo con piloncillo, cocidas en comal con piedras de hormiguero; cocoles chorreados con piloncillo; así como puerquitos, campechanas, polvorones, tostadas de trigo y de maíz.

Dulces

Los dulces tradicionales en el municipio son las charamuscas de diferentes formas, colores y sabores; las pepitorias que son del tamaño de una tortilla chiquita, con pepitas de semilla de calabaza con miel de piloncillo; los dulces de leche, jamoncillo, ate de membrillo y de guayaba; y burritos de maíz con  piloncillo. Algo muy significativo de Tequisquiapan son las campechanas y los cocoles, repostería muy buscada por el visitante.

Bebidas

Las bebidas más comunes son el pulque blanco y los curados de frutas de tuna. El aguardiente de caña era bebida común y corriente hasta la década de los sesentas; lo traían procedente de los alambiques de la Sierra Gorda. En la actualidade las bebidas son las comunes de la época: cerveza, brandy, ron, tequila. Coñac y whisky. Los vinos de mesa  son de escaso consumo.

Centros Turísticos

La belleza de sus calles, su gastronomía, sus aguas termales, sus artesanías y su excelente clima templado, hacen de Tequisquiapan un lugar muy atractivo para el turista.

Posada del Virrey, hotel con yacimientos naturales de agua

El espacio recreativo de mayor relevancia es el parque ecológico y recreativo "€œLa Pila"€ el cual, además de sus manantiales, cuenta con amplias zonas  arboladas y áreas verdes que sirven para improvisar un buen día de campo y descanso recreativo.

Del mismo modo, la estancia en Tequisquiapan es más agradable cuando el visitante acude a los balnearios: El Oasis, Thermas del Rey, Fidel Velásquez y La Vega. 

Para pernoctar, existen posadas como Tequisquiapan, San Francisco del Virrey y hoteles como Maridelfi, Relox, del Río, Las Cavas y las Delicias. Todos ellos proporcionan al visitante solaz recreo, tranquilidad y un tonificante y reparador descanso.

Otros sitios atractivos para disfrutar de un día de campo son: El Portón, La Recámara y El Salitrillo.

GOBIERNO
Principales Localidades

Tequisquiapan

Su principal actividad económica es el turismo. Su infraestructura hotelera se compone de 30 hoteles y cuenta con 780 habitaciones que van de una a cinco estrellas. Entre sus principales atractivos se encuentran el templo de Santa María de la Asunción que data de 1874, el club de golf, con un campo de 18 hoyos y su artesanía (cestería tejida a mano, muebles de ratán y pino). El número de habitantes aproximado es de 53 000. Se encuentra ubicado en la parte Sur de la entidad, a 58 kilómetros de capital del Estado.

Zócalo o plaza principal de Tequisquiapan, Qro.

San Nicolás

Su actividad preponderante es la producción de tabique para la construcción, seguido por las actividades de tipo agrícola. La distancia aproximada a la Cabecera Municipal es de 8 kilómetros por carretera asfaltada y tiene una población aproximada de 3 840 habitantes.

La Fuente

Su principal actividad es la agricultura, donde destacan los cultivos de chile, maíz, tomate y frijol. Tiene una población aproximada de 3 221 habitantes y una distancia de 21 kilómetros a la Cabecera Municipal.

La Trinidad

Es una población que se encuentra, por carretera asfaltada, a 15 kilómetros de la Cabecera Municipal. Sus principales actividades son la explotación de ópalo de buena calidad y la agricultura, donde destacan los cultivos de maíz y frijol.

Caracterización de Ayuntamiento

1 Presidente Municipal
8 Regidores (1 síndico )
5 Regidores de representación proporcional (1 síndico)
Principales Comisiones del Ayuntamiento.

Principales Comisiones del H. Ayuntamiento

Comisión de Hacienda
Comisión de Gobernación y Protección Civil
Comisión de Obras Públicas y Desarrollo Urbano
Comisión de Policía y Tránsito
Comisión de Ecología
Comisión de Turismo, Industria y Desarrollo Económico
Comisión de Comercio
Comisión de Beneficiencia y Asistencia Social
Comisión de Educación y Cultura
Comisión de Salud y Previsión Social
Comisión de Servicios Públicos
Comisión de Deporte, Recreación y Juventud
Comisión de Desarrollo Agropecuario y Forestal

Organización y Estructura de la Administración Pública Municipal

La Administración Pública Municipal se encuentra integrada por las siguientes dependencias: Secretaría del Ayuntamiento, Tesorería Municipal, Oficialía Mayor, Desarrollo Social, Desarrollo Urbano, Obras Públicas, Servicios Municipales, Desarrollo Agropecuario y Turismo.

organigrama Tequisquiapan

Presidente Municipal

Dar publicidad a las leyes, reglamentos y decretos de carácter federal, estatal y municipal, y a las diversas disposiciones de observancia general; cumplir y hacer cumplir las disposiciones contenidas en las leyes y reglamentos federales, estatales y municipales y aplicar en su caso, las sanciones correspondientes;  convocar a sesiones ordinarias y extraordinarias del Cabildo, declararlas formalmente instaladas y clausurarlas en los términos del reglamento respectivo; proponer al Ayuntamiento la designación de los servidores de la Administración Pública Municipal; autorizar las erogaciones del Ayuntamiento en los términos del Presupuesto de Egresos; vigilar la correcta recaudación de los ingresos municipales; enviar a la Legislatura el informe de los estados financieros relacionados con el ejercicio presupuestal; celebrar los actos, convenios y contratos necesarios para el mejor desempeño de las funciones municipales y la eficaz prestación de los servicios. 

Secretaría del Ayuntamiento

Tener a su cargo el cuidado y dirección inmediata de la oficina y el archivo del Ayuntamiento; citar por escrito a los miembros del Ayuntamiento a las sesiones de Cabildo, mencionando en el citatorio, el lugar, día y hora de la sesión, previo acuerdo del Presidente Municipal; estar presente en todas las sesiones del Ayuntamiento, sólo con voz informativa y levantar las actas al término de cada una de ellas; expedir las copias, credenciales, nombramientos y demás certificaciones acordadas por el Ayuntamiento; suscribir todos los documentos oficiales emanados del Ayuntamiento o del Presidente Municipal y demás miembros; organizar y mantener actualizada la colección de leyes, decretos, reglamentos, periódicos oficiales del Estado, circulares y órdenes relativas a los distintos ramos de la Administración Pública Municipal; atender lo relativo a la remisión de acuerdos del Ayuntamiento que requieran la aprobación o conocimiento de la Legislatura o del Ejecutivo del Estado.

Tesorería Municipal

Llevar a cabo, en coordinación con las instancias y órganos implicados, la implementación de mecanismos y lineamientos relativos a la detección de fuentes de ingresos, así como la mejor forma de aplicarlos; integrar y ejercer el presupuesto de egresos; llevar la contabilidad de la Hacienda Municipal; autorizar y controlar la expedición de licencias de funcionamiento de comercios, talleres e industrias.

Oficialía Mayor

Proporcionar de manera eficaz y oportuna a las dependencias y entidades que integran la Administración Pública Municipal, los recursos humanos, materiales y administrativos necesarios para optimizar y desarrollar eficientemente sus funciones.

Dirección de Desarrollo Social

Promover el mayor bienestar de la sociedad mediante una planeación, programación y ejecución de la obra y acciones de beneficio social; realizando una promoción efectiva de la participación de la ciudadanía.

Dirección de Desarrollo Urbano

Regular el crecimiento urbano municipal; vigilar, ordenar y normar el crecimiento urbano del centro de población conforme a los planes y programas de desarrollo urbano municipal, estatal y federal; realizar proyectos tendientes al mejoramiento del desarrollo urbano; establecer las políticas y procedimientos tendientes a que la propiedad inmueble cumpla con su función social; determinar los espacios destinados a las vías públicas, parques, jardines y zonas de esparcimiento, así como las normas técnicas relativas a su diseño, operación y modificación; definir las zonas, edificaciones o elementos que formen el patrimonio cultural urbano para preservarlo, restablecerlo y asignarle un uso conveniente; preservar, conservar, restablecer y mejorar el medio ambiente y prevenir la contaminación del agua, suelo y atmósfera.

Dirección de Obras Públicas

Proyectar y construir obras; proporcionar mantenimiento correctivo y preventivo a drenes pluviales y vialidades, así como expedir las licencias y permisos de construcción municipales.

Dirección de Servicios Municipales

Planear, programar, coordinar y proporcionar de manera eficiente, oportuna y con calidad los servicios públicos que presta el municipio a la ciudadanía; optimizando los recursos disponibles e involucrando la participación de la ciudadanía en acciones de prevención y mantenimiento.

Dirección de Desarrollo Agropecuario

Planear, programar, ejecutar, dar seguimiento y evaluar, con base en los objetivos y prioridades del Plan de Desarrollo Municipal, la actividad agrícola, pecuaria, piscícola y forestal del municipio, mediante la implantación de programas y proyectos concertados institucional y socialmente que favorezcan el empleo y el desarrollo agropecuario integral en el municipio.

Dirección de Turismo

Promover de manera coordinada con las dependencias estatales y federales, así como con los organismos privados y sociales el desarrollo de la actividad turística en el municipio.28

Autoridades Auxiliares

Denominación y Número:  2 Delegados y 16 Subdelegados municipales.

Nombramiento: Se lleva a cabo mediante la conformación de una comisión especial integrada por regidores; quienes realizan convocatoria para la elección democrática y a través del voto directo y secreto de los ciudadanos de las comunidades.

Funciones: Administrar y operar eficientemente los servicios públicos municipales en coordinación con las dependencias del Municipio; participar coordinadamente con los responsables de las áreas del Municipio en formulación de planes y programas que contribuyan al desarrollo comunitario integral; preservar el orden público y promover la participación plural y democrática de las organizaciones sociales y comunitarias en el Consejo Municipal de Participación Social.

Regionalización Política

Los distritos electorales en el municipio son:

Local: XI
Federal: 01

Reglamentación Municipal

El Municipio de Tequisquiapan cuenta con los siguientes reglamentos:

  • Reglamento de Policía y Gobierno Municipal, publicado el 23 de junio de 1988.
  • Reglamento Interior del Ayuntamiento, publicado el 18 de agosto de 1988.
  • Reglamento de Atención al Turista, publicado el 10 de septiembre de 1992.
  • Reglamento de Patrimonio Municipal, publicado el 10 de septiembre de 1992.
  • Reglamento de Anuncios, publicado el 10 de septiembre de 1992.
Cronología de los Presidentes Municipales
Nombre Periodo Partido Político
C. Pánfilo Ríos Nieto 1939-1940 PRM
C. Rosauro Carbajal Ugalde 1940-1943 PRM
C. Ricardo Lizardi Olloqui 1943-1946 PRM
C. Román Chávez Ramírez 1946-1948 PRI
C. Pedro Romero Madaleno (Interino) 1948-1949 PRI
C. Alejandro Ugalde Romero 1949-1952 PRI
C. Carlos M. Gregg 1952-1955 PRI
C. Ricardo Lizardi Olloqui 1955-1958 PRI
C. Telésforo Trejo Uribe 1958-1960 PRI
C. Alberto Moreno Mejía (Interino) 1960-1961 PRI
C. Salvador Michaus Marroquín 1961-1964 PRI
C. José De Antuñano Enciso 1964-1967 PRI
C. Salvador Michaus Marroquín 1967-1970 PRI
C. Telésforo Trejo Uribe 1970-1973 PRI
C. Jesús Ugalde Ferrusco (Interino) 1973 PRI
C. José Antonio Pérez Mendoza 1973-1976 PRI
C. Francisco Alday Olvera 1976-1977 PRI
C. J. Juan Michell Gtz. (Junta de Gobierno) 1977-1979 PRI
C. Carlos Hernández Ortiz 1979-1982 PRI
C. José Antonio García 1982-1985 PRI
C. Telésforo Trejo Uribe 1985-1988 PRI
C. Salvador Olvera Pacheco 1988-1991 PRI
Ing. Orlando Ugalde Camacho 1991-1994 PRI
Profra. Ma. De La Luz Nieto (Interino) 1994 PRI
Arq. Rodolfo González Olloqui 1994-1997 PRI
Lic. José Antonio Mejía Lira 1997-2000 PRI
C. Andrés Trejo Valencia 2000-2003 PRI
Dr. Guillermo Herrera Trejo 2003-2006 PRD
Noe Zaragoza Trejo 2006-2009 PRD
Raul Orihuela González 2009-2012 PAN
Luis Antonio Macias Trejo 2012-2015 PRI
BIBLIOGRAFÍA
  1. Pedro Martínez de Salazar, R. Historia, Vol.72, Exp. 9 Art. 3 9-1793
  2. Gabriel Rincón Frías, Breve historia  de Querétaro, Gobierno del Estado de Querétaro, U.A.Q. INEA 1986
  3. A.G.N., Vol 1783, F.26, Diego Mendoza Moctezuma.
  4. San Juan del Río, Geografía e Historia, Rafael Ayala Echavarri.
  5. Tesis profesional de Jesús Landaverde Chávez
  6. Tesis profesional de Jesús Landaverde Chávez
  7. Tesis profesional de Jesús Landaverde Chávez
  8. Querétaro visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan
  9. Querétaro visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan
  10. Querétaro visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan
  11. Querétaro visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan
  12. INEGI; Censo 2000
  13. INEGI; Censo 2000
  14. INEGI; Censo 2000
  15. INEGI; Censo 2000
  16. INEGI; Censo 2000
  17. Plan de Desarrollo Municipal 2000-2003.
  18. INEGI; Censo 2000
  19. Enciclopedia Tequisquiapan 2003.
  20. Querétaro Visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan.
  21. Querétaro Visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan.
  22. Querétaro Visión de sus Cronistas, Municipio de Tequisquiapan.
  23. Colaboración de la Lic. Virginia Hernández.
  24. Colaboración de Natalia Chávez Ramírez.
  25. Colaboración de la Lic. Virginia Hernández.
  26. Ya"€™yofo N° 49
  27. Ya"€™yofo N° 47
  28. Información proporcionada en la Secretaría General del Ayuntamiento de Tequisquiapan.
CRÉDITOS

H. Ayuntamiento de Tequisquiapan.

Coordinación General:
Lic. Héctor González Ruiz,
Coordinador Estatal de Desarrollo Municipal (CEDEM)

Coordinación Institucional:
Dr. Guillermo Herrera Trejo
Presidente Municipal de Tequisquiapan

Investigación:
Ing. Jesús Landaverde Chávez
Cronista Municipal

Revisión Técnica y Corrección de Estilo:
Lic. Abel Morales Benítez
Ing. Minerva Margarita Garduño Mazy

Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México
Estado de Querétaro.