Tamaulipas
Historia

RESEÑA HISTÓRICA

Corrientes emigrantes, probablemente de origen tolteca o maya dejaron huella de su paso en distintas regiones. La primera raza es la familia huasteca que fue de las más adelantadas por su civilización: También habitó la familia tamaulipeca cuyo nombre tomó una determinada superficie del territorio, que siglos después se aplicó a todo el estado. Estos grupos sumaban, junto con otros, setenta y dos tribus diferentes que fueron las que se asentaron en el territorio que actualmente ocupa el Estado de Tamaulipas.

Semejantes por su espíritu bélico, se gobernaban por medio de cacicazgos, destacándose entre estos grupos indígenas, la de los huastecos, que dominaban desde el Golfo de México hasta el actual estado de San Luis Potosí, hacia el poniente y por el sur colindaba con lo que ahora son Hidalgo y Veracruz. Tomada Tenochtitlán, Hernán Cortés dispuso la conquista de la Huasteca, encomendando esta misión al capitán Gonzalo de Sandoval, quien derrota a los huastecos  en los desfiladeros de Coaxcatlán y los sometió al dominio español. Una vez consumada la conquista hasta el Río Pánuco, esta parte de Tamaulipas fue constituida en provincia con la denominación de dicho río y con capital en la Villa de Tampico.

Fueron trasladadas a esa población algunas familias de españoles, gran número indígenas mexicas y tlaxcaltecas, y más tarde se llevaron grupos de indígenas olives procedentes de la Florida. Muchos de los pueblos que con el dominio español pasaron a formar parte de la gobernación de Pánuco y Tampico y de la Alcaldía de la Villa de los Valles, caían dentro de la demarcación de Tamaulipas. Para humanizar la actitud de los conquistadores, llegó a la huasteca, en la quinta década del siglo XVI, el misionero franciscano fray Andrés de Olmos, políglota en lenguas indígenas.

Conoció la huasteca y se interno al norte del Pánuco, hasta la Florida, que por entonces llegaba imprecisamente al Pánuco o al Palmas, de donde al extremo sur de la sierra cercana llevó un grupo de indios llamados olives por su color aceitunado. Los estableció en misión, a la que llamó Tama Holipa, hacia 1544, misma en la que murió el 8 de octubre de 1571, siendo trasladado su cuerpo a Tampico, Veracruz (Hoy Tampico Alto). Prosiguieron su labor fray Juan de Mesa y los clérigos Luis Gómez y Juan Bautista Mollinedo, quien funda en 1617 las misiones de Tula, Jaumabe con “b”, derivado del nombre de los indios janambres, y no con “v” como aparece en la cartografía del siglo XX.

Los pueblos conquistados fueron puestos en encomienda unos, y quedaron como tributarios de la corona otros. En Tamaulipas, ya no había pueblos huastecos, pero si quedaban las misiones de Tula, Santa Rosa y Santa Clara, que también estuvieron a punto de despoblarse en 1682, porque el misionero tenía en Jaumabe  una concentración de mujeres indias que trabajaban la lechuguilla que recogían sus esposos y demás parientes varones. Es ésta la más lejana referencia a la explotación de esa planta, fue hasta el advenimiento de las fibras duras sintéticas llega a tener gran importancia en la fabricación de cepillos para la boca, los cuales se elaboraban con la “fibra Jaumabe”, incluso para el 90 por ciento del consumo mundial, hasta la quinta década del siglo XX.

Desde que se fundó la colonia dependió en los aspectos político, económico, judicial y militar del virrey y Audiencia de México hasta 1785, año en que se restituyo al virrey la mermada autoridad que se le impuso en 1776 con la Creación de la Comandancia General de las Provincias Internas, las que se dividieron en tres en 1785. La primera de las provincias internas, fue la de Oriente, con jurisdicción sobre Nuevo Santander, Texas, Nuevo León y Coahuila. Dos años más tarde, los comandantes solos gobernaban en lo militar, Nuevo León y Santander pasaron a la autoridad directa del virrey en 1792, a través de la comandancia y subinspección de las tropas milicianas y veteranas radicadas en San Luis Potosí.

La defensa militar de la colonia contra los indios fue organizada por Escandón con 13 escuadras compuestas por un total de 144 individuos y un presidio con 13 plazas, a las que en 1769 se agregaron 118 jinetes de una compañía volante dividida en tres grupos; en 1742 ya era un cuerpo de caballería de frontera del Nuevo Santander, dividido en seis compañías con un total de 360 hombres, mas las milicias y la 10ª. Brigada. Fue hasta la quinta década del siglo XVIII, cuando el gobierno español se percata de la necesidad de emprender de manera sistemática la conquista de la costa del Seno Mexicano, recayendo la responsabilidad de esta tarea, como ya señalamos antes, en José de Escandón, el gran colonizador de Tamaulipas.

José de Escandón llega a Yucatán de 15 años, como cadete de la Compañía de Caballeros Montados Encomendados de la Ciudad de Mérida, participó en la lucha contra los ingleses, a los que desalojó de la laguna de Términos, por cuyo mérito fue ascendido  teniente y destinado a una compañía del regimiento de milicias de la ciudad de Querétaro, donde aprendió a tratar a los indios “como amigos”, “con mano suave”, y como enemigos, “con rigor implacable”.

Pacificador de los pames y jonaces sublevados en Celaya en 1727, de los insurrectos en Real de Minas de Guanajuato, desempeña el mismo papel en Irapuato y en San Miguel el Grande y en Querétaro. Esta tarea apaciguadora de los ánimos indígenas, sirvió de antecedente para encomendarle la misión de conquista, colonización, pacificación y poblamiento de la costa del Seno Mexicano. Con ese propósito, salió de Querétaro con un ejercito en noviembre de 1748.En esa expedición se fundaron muchas villas y se llamó al territorio Provincia del Nuevo Santander. Recorrió varias veces las misiones de la Sierra Gorda e introdujo reformas en su administración.

En su recorrido por la costa del Seno Mexicano, como se conocía a Tamaulipas antes de su colonización, fundo la Villa de Llera (25 de diciembre de 1748); Guemes (1º de enero de 1749); Padilla, el 6 de enero del mismo año; continuando con Santander (hoy Jiménez) que fue la capital. También estableció a Burgos (20 de febrero), Camargo (5 de marzo), Reynosa (14 de marzo), San Fernando (19 de marzo), Altamira (2 de mayo), Horcasitas (11 de mayo) y Santa Barbara, hoy Ocampo (19 de Mayo).

Posteriormente, en marzo de 1750,Escandón levanto Soto la Marina y  Villa de Aguayo (6 de octubre), hoy Ciudad Victoria, Revilla actual Ciudad  Guerrero, fundada el 10 de octubre); Escandón llamada hoy en día Xicotenctal; Hoyos (Hidalgo) y Santillana actual municipio de Abasolo. Poco después se fundo Mier y al Norte del Río Bravo, en 1755, se pobló la Villa de Laredo.

En todo éste periodo, Escandón fundó 22 poblaciones y señaló los límites del Nuevo Santander, quedando comprendido en la Intendencia de San Luis Potosí, al establecerse el Sistema de Intendencia en 1786, perteneciendo en lo militar a la comandancia de las provincias de Oriente, en lo eclesiástico en su mayor parte del obispado de Linares y en el ramo de la justicia a la Audiencia de México.

La colonización de Nuevo Santander se cimentó en una organización política y militar a base de Ayuntamientos, que en las villas eran elegidos por los vecinos anualmente, integrándose con un jurista, un procurador y dos regidores. Dependía la autoridad, en los pueblos, de los capitanes nombrados por Escandón.

A esta estructura administrativa, militar y eclesiástica, no se adaptaron las tribus nómadas tamaulipecas quienes, en más de medio siglo de sojuzgamiento, iniciaron un rápido proceso de desintegración y extinción como grupo étnico. El exterminio de los nativos, el fracaso misional de los franciscanos de Guadalupe, Zacatecas, y la necesidad de revisar la política del conde, orientada por el gobernador Fernando de Palacio, en cuanto al régimen político y distribución de la propiedad rústica, arrojan datos negativos.

Escandón fue substituido por Fernando de Palacio en 1767, sin ser despojado de la gobernatura del Nuevo Santander sometiéndosele a juicio de residencia. Murió en 1770 y se le absolvió de los cargos después de su muerte, revindicándose su memoria con respeto al título de Castilla, quien instaura el Condado de Sierra Gorda. Cuando estalló la revolución de Independencia en 1810, gobernaba la provincia del Nuevo Santander el coronel Manuel Iturbe, quien trata de reunir tropas suficientes para combatir la rebelión.

No obstante, las tropas reunidas se declararon a favor de la Independencia, se apoderaron de la capital (San Carlos) e hicieron huir a Iturbe. Acontecimientos importantes en Nuevo Santander fueron la derrota de los insurgentes Luis Herrera y Blanca, el 12 de abril de 1811, la derrota de Juan de Villerias en Estanque Colorado, el 19 de mayo de ese año. La insurgencia en Tamaulipas tuvo un fuerte brote popular en las zonas de Tula y Palmillas, en donde la insurrección de aguayo toma la forma de una rebelión militar, en tanto que la de Tula  es una genuina revolución.

El 4 de diciembre de 1810, Bernardo Gómez de Lara, más conocido como el “Huacal”, Mateo y Lucas Zúñiga y Martín Gómez de Lara, ocuparon el cuartel de Tula, dominando la situación. Esta ocupación fue temporal, ya que en mayo de 1811, fue reocupada por tropas realistas al mando de Joaquín  de Arredondo. La caída de Tula constituye la primera de una cadena de derrotas, en las que son ejecutados los jefes insurgentes, oriundos de Tula, Bernardo Gómez de Lara, Juan Nepomuceno Jiménez y Juan Bautista de las Casas.

Insurgentes los tres, fueron los hermanos Gutiérrez de Lara, José Bernardo, militar, y José Antonio, presbítero, quien se pusieron a disposición del padre Hidalgo, de Ignacio Allende y de Mariano Jiménez, encargándose a José Antonio contribuir a la causa de la Independencia en las villas del norte de Tamaulipas; en tanto José Bernardo fue nombrado teniente coronel por los caudillos, designándosele embajador de los insurgentes ante el gobierno de Washington.

Francisco Javier Mina conoció en Londres al inquieto fraile regiomontano Servando Teresa de Mier, con quien proyectó una expedición naval militar a México, con el propósito de contribuir a la lucha de Independencia. En mayo de 1816, Mina, fray Servando y 32 oficiales italianos, españoles e ingleses zarparon de Liverpool con destino a América. Los expedicionarios desembarcaron en el lugar conocido actualmente con el nombre de la Pesca, que forma parte del actual municipio de Soto la Marina, el 15 de abril del mismo año.

Mina y sus hombres ocuparon la pequeña población de Soto la Marina localizada corriente arriba del mencionado río instruyendo a autoridades civiles; asimismo se instalo la primera imprenta de Tamaulipas. J. Manuel Bangs, originario de Boston, fue el impresor estando la imprenta bajo la dirección del doctor Joaquín infante, de la Habana. Esta imprenta fue la primera que opero en la zona de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Texas.

Los insurgentes de Soto la Marina dividieron sus fuerzas en dos: correspondiendo una a la habilitación y defensa del fuerte y la plaza. Se asignó a la otra fuerza, la misión de penetrar a profundidad en el territorio de México. La columna que salió de Soto la Marina al mando de Mina, inició su marcha el 24 de mayo de 1817, asaltando la Hacienda del coronel realista Cayetano Quintero, llamado el Cojo, heredad que después fue del General Manuel González. Pasaron a San Luis por la Sierra de Tanchipa para realizar la marcha hasta Guanajuato, donde cayó Mina prisionero en la ranchería de Venadito, siendo fusilado en  el Cerro del Bellaco.

La gesta de Mina se relaciona con la incorporación a sus huestes de 300 tamaulipecos voluntarios de los voluntarios tamaulipecos a la causa insurgente, constituyen importantes hechos de la Revolución de Independencia, y evidentemente integra una página de honor en la historia de Tamaulipas. La proclamación del Plan de Iguala del 24 de febrero de 1821 como derivación del pacto político y militar celebrado entre Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, dio lugar a adhesiones que pusieron fin al poderío colonial. En Nuevo Santander conspiraban por la Independencia en la Villa de Aguayo, desde abril de 1821, Eleno de Vargas, Francisco Guerra, Pedro, Francisco y Miguel de la Garza y José Honorato de la Garza, en cuyo domicilio se hacían las juntas que presidía el alcalde José Antonio Fernández de Córdova.

La conspiración cobró fuerza al recibirse la invitación de Zenón Fernández, quien se adhirió a la causa de Iguala en Río Verde. El alcalde de Aguayo, acompañado por los vecinos de la Villa, invito al gobernador José Ma. Echegaray a secundar el movimiento de Independencia, renunciando a la gobernatura, y designando una junta de notables como gobernador a Felipe de la Garza, empezando así en Tamaulipas una vida soberana y libre.

La independencia se proclamó en nombre del Departamento del Nuevo Santander, aunque por la costumbre se le designaba en documentos oficiales como provincia, siendo facultada para nombrar diputados provinciales y para que gobernara una diputación provincial. Felipe de la Garza gobernó la entidad hasta el 26 de septiembre de 1822, siendo reemplazado por Pedro José Lanuza, por la protesta e intento de rebelión contra el autoritarismo del emperador Iturbide. Fue designado por el congreso constituyente del estado, el coronel José Bernardo Gutiérrez de Lara.

En el Acta Constitutiva de la Federación, expedido el 31 de enero de 1824, firmó como diputado único de Tamaulipas, Pedro Paredes y Serna quien también fue primer senador del estado juntamente con Antonio Quintero. El siete de julio de 1824 se instala en Padilla “El Congreso Constituyente del estado libre, independiente y soberano de las Tamaulipas”, designado gobernador al coronel José Bernardo Gutiérrez de Lara el quince de julio. La división tripartita de los poderes, quedo señalada desde un principio disponiéndose la formación de la constitución del estado y la organización.

La primera Constitución de Tamaulipas se expidió en Ciudad Victoria el 6 de mayo de 1825, siendo promulgada el día siguiente por el vicegobernador en funciones como titular del Poder ejecutivo, señor Enrique Camilo Suárez, ratificando la forma federal de gobierno adoptada previamente por la diputación provincial, los ayuntamientos y la legislatura constituyente. Al promulgarse la Constitución local, se dispuso la creación de una Corte Suprema de Justicia, integrada con tres salas, organismo que se instaló hasta el 29 de enero de 1826 siendo designado Magistrado de la Primera Sala de la Corte, el diputado constituyente José Feliciano Ortiz.

De ésta manera, la vida institucional de Tamaulipas, quedó establecida desde que se adhirió al Pacto Federal en 1823, ratificada al instaurarse el Congreso Constituyente y expedirse la primera Constitución. Como se especificó anteriormente, Agustín de Iturbide fue fusilado en Padilla, habiendo resuelto la legislatura su ejecución en cumplimiento del decreto federal de  prescripción. El fusilamiento se llevó a cabo a las seis de la tarde el 19 de julio de 1824 en la plaza de la pequeña villa tamaulipeca. El congreso nacional aprobó la decisión de la legislatura tamaulipeca sobre Iturbide y así cerró esta situación.

El 29 de enero de 1825 se decretó el traslado del poder público estatal de villa de Padilla a la de Aguayo. Pero a partir del 20 de Abril del mismo año se concedió en definitiva el título de capital con el nombre de Ciudad Victoria, en honor del presidente Guadalupe Victoria. De 1830 a 1848, Tamaulipas afronta los distintos vaivenes de la política nacional, y la lucha entre federalistas y centralistas produjo varias rebeliones en el estado. Durante la guerra con Texas, los separatistas entraron en Matamoros, Laredo y Guerrero; en 1844 Estados Unidos reconoció la independencia de Texas y poco después lo acepto como nuevo estado de la unión.

Como resultado de la guerra con Estados Unidos, el lindero norte de Tamaulipas quedo en el río Bravo, partiéndose el territorio comprendido entre el río y el Nueces. Al proclamarse el Plan de Ayutla, en 1854, Juan José de la Garza y otros liberales tamaulipecos apoyaron la causa y se enfrentaron al gobierno conservador. Luego se agregaron otros liberales que siguieron a la implantación de las leyes de Reforma y a la invasión francesa. Al triunfo de los liberales se promulgó la Constitución de 1857 y dos años después las Leyes de Reforma, el 31 de octubre de 1860; y envió una comunicación al gobernador de la entidad y una circular a los curas de su diócesis ordenándoles que “no administraran el sacramento del matrimonio o bautismo hasta que los interesados mostraran constancia del registro civil”.

Cedía “voluntariamente al gobierno de Tamaulipas, en beneficio del Estado, todas las fincas y capitales de obras que han sido ocupadas por el mismo gobierno desde el 1º. De enero de 1856”. El orden no pudo restablecerse debido al motín iniciado el 28 de marzo de 1861 en Tampico, y la formación de dos partidos políticos, rojos y crinolinos. Un mes después apareció el Club Político de la Reforma, que postulaba para gobernador a Cipriano Guerrero y como contrincante a Jesús de la Garza, se negó a reconocer la victoria.

Se presentó una cruenta lucha que solo fue suspendida por la amenaza de la intervención francesa, ante la cual el gobernador de Nuevo León, Santiago Vidaurri, aceptado como arbitro, designó a Ignacio Comonfort para que formara la primera división del norte. Juan José de la Garza organiza una segunda división, y ambos se dirigieron al centro del país. El partido sernista, que había obtenido algunos triunfos políticos tomó la capital del estado y después  Tampico, por lo que Modesto Ortiz deja el gobierno y decreto a Tamaulipas en estado de sitio el 4 de enero de 1862.

Después de dos años constantes enfrentamientos y pugnas se firmaron convenios entre las fuerzas del gobierno y las que comandaba De la Serna y Cortina, lográndose el restablecimiento del orden público en Tamaulipas. Dado que el gobierno Juarista necesitaba dinero para el sostenimiento de la guerra y que Vidaurri se había pasado al bando invasor, Juárez aceptó apoyo económico del General Cortina, que fue nombrado gobernador y comandante militar. Sin embargo Cortina traiciona a Juárez y entregó la plaza de Matamoros a Enrique Mejía, firmándose un acta de adhesión de dicha ciudad al Imperio.

Durante el reinado de Maximiliano y hasta 1866, fecha en que salieron las últimas fuerzas francesas del estado, Tamaulipas sufrió una encarnizada lucha, sobre todo en su frontera y Tampico. Hacia 1873, el estado de Tamaulipas, estaba dividido para su administración política en cuatro distritos, 11 partidos y 39 municipios. Al triunfo de la rebelión de Tuxtepec y bajo la presidencia del general Porfirio Díaz, Tamaulipas quedo en paz por varios años.

Durante este periodo, Tamaulipas desarrolla un activo comercio internacional basado en el movimiento de mercancías americanas y europeas, el cambio más importante se dio hacia 1880 con el desplazamiento hacia al oeste y su reflejo en el área fronteriza. Inversionistas, empresarios, pioneros y aventureros norteamericanos se internaron en las zonas subpobladas y subexplotadas de México. Con la construcción del ferrocarril se comunicó a los pueblos fronterizos con Monterrey y a esta ciudad con Tampico, este hecho constituyó un estimulo para los inversionistas extranjeros, quienes compraron minas, introdujeron nuevas tecnologías y comenzaron la explotación de carbón, gas y petróleo.

Las leyes emitidas durante el porfiriato facilitaron esta penetración, creándoles grandes distritos irrigados y ranchos ganaderos. Gracias a estas inversiones y a la corriente comercial se desarrollaron las ciudades de la frontera a las que llegaba el ferrocarril, como Matamoros y Nuevo Laredo. El desarrollo industrial del estado fue lento y la economía se basaba en la producción de materias primas, ganado y agricultura. Se construyeron edificios públicos, escuelas, jardines. También se crearon, los grandes latifundios como el Río Bravo, S.A., en el norte, y los de Manuel González en el centro y sur de la entidad. Se fundaron algunas sociedades mutualistas de obreros, como la Alianza Obrero Progresista y la Alianza Guadalupe Mainero, en Ciudad Victoria.

Al final del porfiriato se crearon en Tamaulipas seis escuelas de educación superior y un periódico científico y libertario El Progresista. Al iniciar Madero su revolución el 20 de Noviembre de 1910, se encontraban a su lado los hermanos Francisco y Emilio Vázquez Gómez, originarios de la Ciudad de Tula. La adhesión al maderismo se hizo notable en el estado con la participación del maestro rural Alberto Carrera Torres, que fue de los primeros en desconocer el régimen de Victoriano Huerta. Para las fuerzas constitucionalistas, Matamoros era un centro de gran interés, ya que por su situación fronteriza, les permitía obtener armamento. Lucio Blanco tomo la ciudad el 4 de julio de 1913, y de allí partieron las fuerzas que dominarían primero el noreste y luego el centro del país. En agosto se realizo el primer reparto agrario en el norte, cuando Blanco distribuyo entre los campesinos que conformaban las tierras de Hacienda de los Borregos.

Tampico, donde se encontraban las fuerzas huertistas, fue escenario de un incidente con el gobierno de Estados Unidos, siete soldados y un oficial de ese país fueron obligados a desembarcar de la lancha que enarbolaba la bandera norteamericana, pero inmediatamente se les puso en libertad y se dio una disculpa; sin embargo pretextando ofensas a su bandera. Estados Unidos ocupa el Puerto de Veracruz el 21 de abril de 1914. La economía del estado de Tamaulipas ocupa un lugar importante a nivel nacional, ya que contribuye en forma preponderante a la producción nacional de hidrocarburos y a la producción  agropecuaria. La actividad petrolera que tenia fama le dio a Tamaulipas a principios de siglo, y más específicamente a Tampico, con el auge de la llamada faja de oro, persiste con las refinerías enclavadas en Reynosa y Ciudad Madero. La producción agropecuaria, sobre todo de sorgo, resulta de alto rendimiento para la economía del país.

PERSONAJES ILUSTRES

En la Colonia

Militar y colonizador.
Nació en España.  Llegó a Nueva España a los 15 años, como cadete de la Compañía de Caballeros Montados Encomenderos de la ciudad de Mérida. En 1749, encabezó la conquista y colonización del Seno Mexicano (Tamaulipas), región que se llamó Nuevo Santander, donde gobernó hasta su muerte.

En la Independencia

José Bernardo Gutiérrez de Lara (1780-1843)
Militar y político.
Colaboró en la lucha por la Independencia proporcionando hombres y armas a Miguel Hidago.  Ocupó la villa de Nagcogdoches, el Presidio de la Trinidad y la Bahía del Espíritu Santo. Declaró a Texas independiente de Nueva España el 6 de abril de 1813, con la finalidad de restarle poder al gobierno colonial.  Tomó la plaza de Béjar y aniquiló a Elizondo en Alazán. Al triunfo de la Independencia, el Congreso de Tamaulipas lo nombró gobernador del estado.  Posteriormente fue comandante general de Tamaulipas y comandante general de las Provincias Internas de Oriente.

Reforma e Intervención

Pedro Hinojosa (1822-1903)
Militar y político.
Combatió contra la Invasión Norteamericana en 1847, en las acciones de San Antonio, Texas;  Matamoros;  La Antigua y Tampico. En la guerra de Reforma fue jefe de las fuerzas constitucionalistas en Chihuahua, Durango, Nuevo León y Coahuila.  Gobernador suplente en Chihuahua y Durango. Fue diputado federal durante la presidencia de Benito Juárez. Defendió la ciudad de Puebla durante la Intervención Francesa. Fue gobernador de Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua y del Distrito Federal.  Fue senador al XII Congreso de la Unión y ministro de Guerra y Marina en dos ocasiones, durante el tercer período presidencial de Porfirio Díaz.

Carlos Salazar (1 829-1865)
Militar y político.
Luchó contra la Invasión Norteamericana, apoyó el Plan de Ayutla y participó en la guerra de Reforma. Tomó parte en la batalla del 5 de Mayo. Fue gobernador interino y constitucional de Michoacán. Fue fusilado por los imperialistas en Uruapan, Michoacán.

En la Revolución

Lauro Villar (1849-1923)
Militar.
Combatió en Matamoros y en Querétaro contra la Intervención Francesa y el Imperio de Maximiliano de Habsburgo. Sirvió con lealtad a Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada, Porfirio Díaz, Francisco León de la Barra y Francisco I. Madero, al cual defendió en Palacio Nacional durante la Decena Trágica.

Emilio Väzquez Gómez (1858-1926)
Abogado y militar.
Combatió al porfirismo valiéndose de un folleto llamado “La Reelección Indefinida”. Fue presidente del Centro Antirreeleccionista. Secretario de Gobernación en el gobierno de Francisco León de la Barra, cargo al que renunció por sus ideas antiporfiristas. Se levantó en armas junto con Pascual Orozco. Es autor de la frase:  “Revolución que transa, revolución que se pierde”.

Francisco Vázquez Gómez (1860-1933)
Médico y político.
Médico de cabecera de Porfirio Díaz, partidario de Bernardo Reyes.  Candidato a la vicepresidencia de la república en abril de 1910 por la Convención de los Partidos Nacionales. Antireeleccionista y democrático.  Se exilió con los maderistas en Estados Unidos. Fue secretario de Relaciones Exteriores en el gobierno de Madero. Se opuso al gobierno de Victoriano Huerta, no tomó bandera en la lucha armada y se exilió, regresando a México en 1929.

Luis Caballero (1880-1934)
Militar.
Partidario de Francisco I. Madero. Combatió al gobierno usurpador de Victoriano Huerta. Participó en la toma de Ciudad Victoria, Monterrey y Linares.  Fue gobernador y comandante general de Tamaulipas.

Alberto Carrera Torres (1887-1917)
Profesor normalista y militar.
Miembro del Partido Liberal Mexicano. Participó en la insurrección maderista, se levantó en armas contra Victoriano Huerta. En 1913 expidió la Ley Ejecutiva de Reparto de Tierra, primer ordenamiento legal agrario de la república. Se adhirió a la Convención. Murió fusilado por los carrancistas.

César López de Lara (1890-1960)
Periodista y militar.
Combatió al régimen de Porfirio Díaz por medio del periódico “México Nuevo”. Se unió a la rebelión maderista en 1910. Se opuso a Victoriano Huerta y se unió a los constitucionalistas. Fue jefe del Departamento del Distrito Federal y goernador de Tamaulipas.

Emilio Portes Gil (1891-1978)
Abogado y político.
Defensor de los sindicatos petroleros enfrentados a las compañías extranjeras. Fue diputado federal. Gobernador provisional y constitucional de Tamaulipas. Secretario de Gobernación en el régimen de Plutarco Elías Calles. Fue designado presidente provisional de la república,  en el período de 1928 a 1930. Durante su administración se otorgó la autonomía a la Universidad Nacional de México.

En las Artes, la Ciencia y la Cultura

Celedonio Junco de la Vega (1863-1948)
Escritor y periodista.
Secretario particular del secretario de Hacienda, Ernesto Madero (1911). Colaboró en los diarios “El Espectador”, “El Porvenir” y “El Sol”.  Autor de “Versos”, con prólogo de Juan de Dios Peza y de “Sonetos” con prólogo de José López Portillo y Rojas. Autor de obras teatrales como:  “Todo por el Honor”, “El Retrato de Papá” y “Dar de Beber al Sediento”. Fue miembro de la Academia de la Lengua desde 1917.

Virgilio Garza (1865-1938)
Abogado.
Director de la Escuela de Leyes. Profesor de filosofía del derecho, de historia y de literatura.  Destacó como orador y fue director de la revista “Contemporánea”.

CRONOLOGÍA DE HECHOS HISTÓRICOS
Año
Acontecimiento
1497
El florentino Américo Vespucio recorre las costas del Golfo de México y el ahora estado de Tamaulipas, bautizando los ríos Bravo, Palmas y Pánuco.
1517
Una partida encabezada por Francisco Hernández de Córdoba, es derrotada por los huastecos en la desembocadura del río Pánuco.
1518
Las fuerzas de Francisco de Garay intentan tomar la población de Chila, pero son vencidos por los lugareños.
1522
Hernán Cortés somete a la población de Chila y funda el pueblo de Santiesteban del Puerto.
1544
El fraile Andrés de Olmos funda la misión de indios olives, a la que llama Tama-Holipa;primer asiento de la colonización española en ese territorio.
1588
Luis de Carbajal, gobernador del Nuevo Reino de León, obtiene un permiso para conquistar las tierras al norte del río Pánuco.
1748
Se crea la provincia de Nuevo Santander, cuyo territorio se encuentra situado al sur del río Nueces (que pertenece al actual Texas), al norte de la provincia de Tampico y al este del Nuevo Reino de León.
1750
José de Escandón funda Aguayo (hoy Ciudad Victoria, capital del estado).
1776
Se establece la Comandancia de las Provincias Internas de Oriente;con jurisdicción sobre la colonia Nuevo Santander (hoy estado de Tamaulipas), Texas, Nuevo Reino de León (hoy Nuevo León) y Coahuila.
1787
La colonia Nuevo Santander pasa a depender de la intendencia de San Luis Potosí.
1811
Las milicias insurgentes de Nuevo Santander se internan el 22 de enero en Texas;apoderándose de Béjar y otros territorios, los cuales quedan a disposición del capitán general Mariano Jiménez.
1812
Bernardo Gutiérrez entra a Texas con quinientos hombres;captura al gobernador de la provincia y ocupa Nacogdoches, Trinidad y Bahía del Espíritu Santo.
1817
En abril, las fuerzas al mando de Francisco Javier Mina desembarcan en Soto la Marina.
1823
El 9 de abril, se establece en la colonia Nuevo Santander la primera diputación provincial que hubo en el país.
1824
Agustín de Iturbide es fusilado en la localidad de Padilla, proscrito como traidor y puesto fuera de ley por el Congreso de México.
El 7 de julio, entra en funciones el Primer Congreso Constituyente de Nuevo Santander.
El 19 de julio, jura como jefe superior político de Nuevo Santander, ante el primer Congreso Constituyente, José Bernardo Gutiérrez.
Se publica la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, que incluye el cambio de nombre a la colonia Nuevo Santander por el de Tamaulipas, erigiéndose en estado de la Federación.
1825
El Congreso Local declara capital del estado a la localidad de Aguayo.
El 6 de mayo, el vicegobernador Enrique Camilo Suárez promulga la primera Constitución Política del estado.
1828
El 13 de noviembre, se divide el estado en tres departamentos:Norte, Centro y Sur.
1829
Las fuerzas del español brigadier Isidro Barradas penetran a territorio tamaulipeco, hecho conocido como la Reconquista de México.
1830
El 4 de noviembre, se funda el Instituto Literario y Científico Hidalguiano Tamaulipeco por Francisco Vital Fernández.
1834
Se inicia la guerra contra Texas, en la que se declara a Texas independiente de México en julio de 1835, y sería reconocido por los Estados Unidos de América el 21 de abril de 1844, incorporándose posteriormente como un estado más de la Unión Americana.
1846
El 25 de abril, el jefe político del Distrito Norte, Jesús Cárdenas derrota en Cerritos a una avanzada norteamericana (primer hecho de armas de la Intervención Norteamericana).
1848
El 22 de febrero, Tamaulipas pierde parte de su territorio:desde el río Bravo hasta el río Nueces, como consecuencia del Tratado Guadalupe-Hidalgo, impuesto por los Estados Unidos de América a México.
1861
Ignacio Comonfort asume la gubernatura interina de Tamaulipas, a fin de sofocar la guerra civil local, provocada por los partidos políticos denominados “Rojos” y “Crinolinos”.
1863
Fuerzas de la marina francesa ocupan Tampico.
1864
El ejército imperialista de Tomás Mejía toma Matamoros.
1891
En septiembre, el periodista Catarino E. Garza, opositor al gobierno de Porfirio Díaz, lanza su Plan Revolucionarios;rebelión considerada como antecedente ideológico y militar de la Revolución de 1910.
1913
El general Pablo González toma Matamoros, donde constituye el Ejército del Noreste.
1920
El 24 de abril, se promulga la Constitución Local por el gobernador provisional González Villarreal.
Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México
Estado de Tamaulipas.